Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
31Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Novenario de Difuntos ! ORIGINAL

Novenario de Difuntos ! ORIGINAL

Ratings: (0)|Views: 22,001|Likes:
Published by César O. Catbias

More info:

Published by: César O. Catbias on Dec 20, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/20/2013

pdf

text

original

 
PARROQUIA SANTUARIO DE LA NATIVIDAD DE MARÍA NOVENARIO PARA ORAR POR LOS DIFUNTOSCÉSAR O. CATARINO CASARRUBIAS natix.org.mx
Del Concilio Vaticano II
"Durante su peregrinación temporal, todohombre experimenta múltiples limitaciones; sesiente, sin embargo ilimitado y llamado a una vidasuperior. Pero algunos esperan del solo esfuerzohumano la verdadera y plena liberación de lahumanidad. Y no faltan quienes, quedesesperando de poder dar a la vida un sentido,alaban la insolencia de cuantos afirman que estavida carece de sentido.Sin embargo, ante la evolución del mundo, soncada día más numerosos quienes se plantean lasmás fundamentales preguntas: ¿Qué es elhombre? ¿Cuál es el sentido del dolor, del mal, dela muerte que, a pesar de tantos progresoslogrados, subsisten todavía? ¿Qué hay después deesta vida temporal?La Iglesia cree que Cristo, muerto y resucitado portodos, da al hombre su luz y su fuerza pararesponder las más torturantes preguntas. No hasido dado bajo el cielo a la humanidad otronombre en el que podamos salvarnos.Igualmente cree la Iglesia que la clave, el centro yel fin de toda historia humana se hallan en suSeñor y Maestro. Afirma además que, bajo lasuperficie de lo cambiante hay muchas cosaspermanentes, que tienen su último fundamentoen Cristo, imagen de Dios invisible, primogénitode toda la creación".
(Constitución Sobre la Iglesia en el mundo actual, No. 10)
 
La fe, los amigos y el tiempo
Cuando muere un ser querido, los cristianosacostumbramos reunirnos para orar por quienesterminaron su vida temporal y para consolarnosen la esperanza. Pero no todos los gruposhumanos celebran de idéntica manera elacontecimiento de la muerte.En la mayoría de los países, el llanto y loslamentos expresan el dolor ante la ausencia dequienes se marcharon adelante. En otros lugares,sin embargo, las lágrimas se remplazan porcelebraciones festivas, acompañadas de convitesy danzas: Alguien de nuestro clan ha empezado avivir con los antepasados y conviene entoncesalegrarnos.Los discípulos de Cristo aprendimos, iluminadospor la resurrección del Maestro, a celebrar de unmodo propio, el hecho de la muerte. "Porque lavida de los que en Ti creemos, Señor, no termina,sino que se trasforma y la deshacerse nuestramorada terrenal, adquirimos una mansión eternaen el cielo".Pero además de la fe, los amigos y el tiempotienen el poder de suavizar nuestra pena.Un verdadero amigo nos apoya, animándonos aseguir adelante. Y el tiempo cura, poco a poco,todas las heridas del alma.Vale entonces pensar, delante del Señor y encompañía de quienes nos aman que morir esempezar a vivir otra vida. Decía san Agustín: "Noshiciste, Señor para ti y nuestro corazón estaráinquieto hasta que descanse en ti".
Novenario por los difuntos
Hermanos:Si creemos que Jesucristo murió y resucitó,confiemos también en que Dios, nuestro Padre,ha tomado consigo a nuestro(a) hermano(a), quese ha dormido en su misericordia.Este acontecimiento nos invita además a seguircaminando en la fe, manteniendo viva nuestracon Dios, vivir según los mandamientos del Señor,para que la muerte no nos sorprenda como unladrón, según dice san Pablo.No vivamos en tinieblas. Seamos más bien hijosde la luz y vigilemos esperando la visita del Señor.
 
PARROQUIA SANTUARIO DE LA NATIVIDAD DE MARÍA NOVENARIO PARA ORAR POR LOS DIFUNTOSCÉSAR O. CATARINO CASARRUBIAS natix.org.mx
Unámonos ahora en la oración, e imploremos ladivina misericordia para nuestro hermano(a) queha muerto.Oración para todos los díasPadre de misericordia y Dios de todo consuelo, Tútrasformas en aurora de una nueva vida laoscuridad de la muerte; mira a estos hijos tuyosque hoy lloramos la ausencia de una hermananuestra.Tu Hijo, nuestro Señor, al morir, destruyó nuestramuerte y, al resucitar, nos dio una nueva vida;concédenos que, al final de esta vida presente,podamos ir a su encuentro y, junto con nuestrosdifuntos, nos reunamos en tu reino, allí donde Túmismo secarás nuestras lágrimas.Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
Día primero
 Aquel día primero
Del santo Evangelio según San Juan, capítulo 20.
"El primer día de la semana, María Magdalena fueal sepulcro al amanecer y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr a donde estaba SimónPedro y el otro discípulo y les dice: Se han llevadodel sepulcro al Señor y nos sabemos dónde le han puesto".
 Todo esto ocurrió el primer día de la semana,explicaba San Juan a las primeras comunidadescristianas. Nosotros diríamos: El primer día de laSalvación, el primer día de la Iglesia, el primero dela nueva historia.María Magdalena va al sepulcro al amanecer, lasmujeres se encaminan al huerto para ungirnuevamente el cuerpo de Jesús. Pedro y Juancorren muy temprano hacia donde han sepultadoal Maestro. Al medio día, unos amigos del Señoremprenden el regreso hacia Emaús, tristes ydescorazonados. Otros se pasan el día en una casade Jerusalén, a puerta cerrada, entre la desilusióny la esperanza.Todo ha sido trágico en estas últimas jornadas: lacrucifixión del Maestro. El miedo y la huída de losdiscípulos. La negación de Pedro. La oscuridad deaquella tarde de mes de Nizán, cuando los judíospreparaban la Pascua. Un pequeño grupo deamigos amortaja deprisa el cuerpo del Señor, paraguardarlo en un sepulcro ajeno. Luego lasamenazas de la guardia. El desconcierto de todos,aún de los más creyentes.Muchos de nosotros pudiéramos también señalar,sobre este oscuro esquema, etapas de nuestrapropia vida: Alguna vez se nos ha muerto el líder.Hemos visto fracasar nuestros planes. Nos hanfallado los amigos. La muerte nos ha pisado lostalones. Diversas circunstancias nos colocaroncontra la pared. Las sombras nos borraron elhorizonte.Porque los cristianos no somos de otra especie.Somos hombres falibles y sufrientes, pobresviajeros, y todo lo humano nos pesa a lasespaldas. Pero, a la vez, somos distintos porqueJesús ha resucitado del sepulcro.Entonces María Magdalena encuentra alJardinero. A las mujeres les habla un joven queparece un ángel. Pedro y Juan entran el sepulcrovacío y, enrollado en un sitio aparte, ven alsudario que había envuelto la cabeza del Señor.Los viajeros de Emaús le reconocen en el partirdel pan. Y esa tarde, estando las puertas cerradas,Jesús se pone en medio de los temerososdiscípulos y les enciende la fe en el corazón.Nosotros creemos en Jesucristo y, apoyados en Él,esperamos contra toda esperanza. Porque Cristoha vencido el pecado y la muerte.Todo puede morir: Los pájaros, las flores, la luz, elgozo y la mañana. Pero todo regresa y todo setransforma. Retorna la vida a los nidos. Revientanotra vez los retoños en la era. Vuelve a correr labrisa entre los cerros. Brilla una nueva luz. Renaceel gozo. Regresa la alborada. Y podemos escribirnuevamente sobre nuestro diario personal:"Aquel día primero de la semana, todo empezó aser distinto".
 
PARROQUIA SANTUARIO DE LA NATIVIDAD DE MARÍA NOVENARIO PARA ORAR POR LOS DIFUNTOSCÉSAR O. CATARINO CASARRUBIAS natix.org.mx
Oremos:A ti levantamos nuestros ojos, Señor que habitasen el cielo. Escucha nuestras oraciones y tenpiedad de tu siervo [N] que, mientras vivía en elmundo, esperó en tu misericordia.Por Cristo Nuestro Señor. Amén.Para reavivar la esperanzaEs una obligación seguir amando al hermano quese marchó adelante. Ahora, con un amor másgeneroso, que no espera retribución a cortoplazo. Con un amor más excelente, que ya noexige signos materiales.Este hermano distante proyecta su amor hacianosotros desde otra dimensión, desde la vidaperfecta. Lo podremos sentir a nuestro ladodándonos de mañana los buenos días. Lodescubriremos a cada rato, en la intimidad de losrecuerdos. Adivinaremos su presencia junto a lamesa familiar.Contaremos con su compañía en lasincertidumbres y en los peligros. Él ya goza deDios y tiene facultades para apoyar nuestrosesfuerzos. Porque él ya alcanzó la plenitud, Yahora nos prepara un lugar en donde gozaremostodos juntos de la familia inmortal de los cielos.V/. Concédele Señor el descanso eterno.R/. Y brille para el la luz perpetua.V/. Que el alma de nuestro hermano y todos losfieles difuntos, por la misericordia de Diosdescansen en paz.R/. Amén.V/. Y la bendición de Dios todoamoroso, Padre,Hijo y Espíritu Santo, descienda sobre nosotros ypermanezca para siempre.R/. Amén

Activity (31)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Iveth Navarro liked this
Ginette Pirela liked this
jmayalal3502 liked this
Stephanie Reyes liked this
amandoelsaber liked this
Gloria Morales liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->