Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
TEXTOS-KUHFUSS34

TEXTOS-KUHFUSS34

Ratings: (0)|Views: 242|Likes:
Published by Cedade Valencia
Uploaded from Google Docs
Uploaded from Google Docs

More info:

Published by: Cedade Valencia on Dec 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/23/2011

pdf

text

original

 
 
 
 TEXTOS DEL NUMERO DE CEDADE DEDICADOA FRIEDRICH KUHFUSS
 
Nº 27, Junio 1971
EL PRIMER CAMARADA
 El camarada Friedrich Kuhfuss ha muerto, al fin, en el mediodía del 7 de junio, cuandoaún una ingente cantidad de planes y proyectos bullían en su cabeza, cuando, segúnsus palabras de hace escasamente un mes, "ahora empezábamos a luchar".Hacía años ya que el camarada Kuhfuss militaba en CEDADE; estaba ya desde antesde su fundación. Recuerdo claramente aquellas horas pasadas en el "bunker deVictor", en las cuales algunos camaradas, los primeros, apretados, escuchábamosatentamente sus palabras conforme iba desenmascarando ante nuestros ojos lacomplicada trama mundial sionista, aclarando conceptos, respondiendo dudas, y,sobre todo, ante todo, -esto es lo que más le debemos- animándonos a proseguir lalucha que, para todos nosotros, y movidos por él, se ha convertido ya en la justificación de una vida.Creado ya CEDADE, nos reuníamos los miembros de la Sección Juvenil, para oirlehablar, para participar de su entusiasmo, de su optimismo, de su incansable invitacióna no cejar. A su edad, era más joven que todos nosotros, mas decidido, másemprendedor. Jamás una palabra de desaliento salió de sus labios, jamás pudimosleer cansancio en su rostro, jamás su voluntad deja de responder a esa única,obsesionante idea: ¡VENCER!, jamás, ni aun cuan do el dolor sacudía todo su cuerpodudó que la victoria sería nuestra. ¡Nosotros tampoco!.Hacía ya tres años que su cuerpo se arrastraba por los hospitales, que la ciática y elcáncer le atormentaban con profundos dolores, que sufría enormemente. Ha si do unaagonía lenta. No podía pagarse un medico, seguramente por no ser uno de esos"burgueses" comodones que tanto despreciaba ... como consecuencia, no siempre eraatendido como deseara. Se escapo del hospital, y, en su casa, gracias a su poderosavoluntad, pudo recuperarse. Ni la necesidad de acudir cada día al trabajo (a pesar dela enfermedad y de sus cumplidos 70 años), ni el frio sentido año tras año en un áticosin calefacción ni estufa, ni tan siquiera la falta de cuidados (salvo por parte de suesposa), pudo contra la voluntad de este hombre admirable, de nuestro primercamarada, del mejor.Aun entonces, pocos meses antes de morir, nos relataba sus proyectos: libros quedebería escribir y nosotros editar, actos a organizar, conferencias a pronunciar, todoello hasta desenmascarar la gran farsa del capitalismo. Finalmente, el cáncer, que ibaroyéndole el cuerpo, lanzó su ataque final. En la Residencia de la Seguridad Social hapasado sus dos últimos meses, en la más absoluta soledad. La última vez quepudimos verle con dominio sobre sí mismo, en la habitación que compartía con otroscinco enfermos, nos animo de nuevo, con palabras entrecortadas, a proseguir la lucha,a no desfallecer, y nos aseguro que el triunfo premiarla nuestros esfuerzos. Después,cuantas veces he vuelto a visitarle, ninguna palabra ha salido de sus labios; ya nopodía. Se hallaba pálido, tremendamente pálido, la boca abierta, sin carne entre piel yhuesos, y, al cogerle la mano, entreabría dificultosamente los ojos, y un apenasperceptible sonido salía de su boca, mientras la presión de sus dedos sobre los míosse hacía algo más intensa .. tan solo un par de camaradas acompañábamos a suesposa en estos últimos días.¡Donde estaban tantos amigos, tantos camaradas de lucha, donde los que le habíanacompañado en las actividades, dónde los que compartían su ideario y su combate?Este había alegado que tenía mucho que estudiar .... ¡los exámenes, ya se sabe! ;aquel que estaba muy ocupado, pero que tal vez intentarla pasar un día ... ; el de masallá tenía que salir de viaje ... ninguno ha acudido. Tan solo uno ha permanecido fiel junto al Maestro, junto al Primero.Ahora ya es tarde. Ya no existe.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->