Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
18Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Dialectica de la libertad en Hegel

Dialectica de la libertad en Hegel

Ratings: (0)|Views: 3,536|Likes:
Published by Norberto Emmerich
El punto de partida hegeliano supone admitir dos grandes enunciaciones generales: que todo cuanto existe es el espíritu y que la esencia del espíritu es la libertad con lo que Hegel representa un estadio importante en el desenvolvimiento de la idea de libertad.
El punto de partida hegeliano supone admitir dos grandes enunciaciones generales: que todo cuanto existe es el espíritu y que la esencia del espíritu es la libertad con lo que Hegel representa un estadio importante en el desenvolvimiento de la idea de libertad.

More info:

Published by: Norberto Emmerich on Dec 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/12/2013

pdf

text

original

 
Dialéctica de la libertad en Hegel
Dr. Norberto EmmerichEl punto de partida hegeliano supone admitir dos grandes enunciaciones generales: quetodo cuanto existe es el espíritu y que la esencia del espíritu es la libertad con lo que Hegelrepresenta un estadio importante en el desenvolvimiento de la idea de libertad
[Valcarcél1992, 19]
.A Hegel le preocupa el desarrollo, la liberación del hombre, pero siempre ve a éste en elúnico ámbito en el que puede ser plenamente tal, la sociedad, que necesariamente es política. Es necesario entender lo político no como meramente político sino como lo perteneciente a la polis, a la sociedad en cuanto ámbito en el cual el hombre puededesarrollarse plenamente. En este sentido podemos afirmar que lo primario en Hegel es su proyecto político. Alemania ya no es un Estado, este es el problema con que Hegel inicia su preocupación. La totalidad ética se ha disuelto, no hay constitución, el alemán se ha vueltohacia sí mismo y se ha aislado. Hegel llama la atención sobre esa pretendida libertad que nose basaba en una constitución colectiva sino en la lucha de todos contra todos
[Dri 1994, 33]
.A la hora de iniciar el trabajo sobre este tema debemos puntualizar dos cosas:1.Hegel tiene una conceptualización global de la cual es dicil extraer un tema particular y diseccionarlo separadamente de la lógica total de su pensamiento. Hegelenfocaba todos los fenómenos históricos desde el punto de vista de su evolución,considerándolos como momentos, elementos, fases, en un único proceso creativo,acumulativo, progresivo e incesante de llegar a ser 
[Novack 1988, 24]
.2.Hegel expresa conceptos espeficos sobre la libertad incluidos dentro de suconcepción del Estado, tomado como ámbito de realización de la libertad individualen la totalidad social.Si optáramos por sólo exponer lo que expresamente Hegel dice sobre la realización de lalibertad en el Estado estaríamos repitiendo conceptos relativamente conocidos y discutibles,referidos más a una concepción específicamente “política” de Hegel que a su
constructo
filosófico. Esforzarnos por superar las dificultades que plantea la simplicidad de esta puntualización nos permite rastrear el trayecto de la libertad tanto en la historia como en elcomplejo pensamiento de Hegel.Como resultado de este esfuerzo rescatamos tres momentos de la macrodialéctica de lalibertad: subjetivo, objetivo y absoluto.1.La libertad subjetiva, la libertad como autoconciencia. Es el elemento que inaugurala aparición de la modernidad, a la que algunos autores llaman libertad negativa olibertad de los modernos
1
y a la que Hegel vincula con la sociedad civil.2.La libertad objetiva, la libertad como autorrealización, sólo posible de ejercerse enel Estado. Otros autores llaman a esto libertad positiva
2
 o libertad de los antiguos.
1
El concepto de “libertad de los antiguos” y “libertad de los modernos” pertenece a Benjamín Constant.
2
Debe advertirse que “libertad positiva” y “libertad negativa” son conceptos que corresponden epistemológi-camente a estadios intermedios de la perspectiva hegeliana, aunque son estadios finales en otras perspectivas.
1
 
3.La libertad absoluta, la “ironíadel espíritu, el concepto dialéctico que cierra el“círculo” mediante una ‘realización’ histórica ideal.El primer momento de la dialéctica de la libertad es la
libertad subjetiva
, que debe ser complejizada y realizada, mediante su propio desarrollo:1.En un primer momento la libertad es concebida como “interés particular”, la búsqueda de los propios fines, sean éstos altruistas o egoístas.2.En un segundo momento, aparece la antítesis, la dominación total, la ausencia dedeterminaciones, la muerte.3.En el momento final, resultado del combate a muerte entre el yo y el otro, surge lalibertad como posibilidad de ser concebida “individualmente”. El sujeto está preparado para interactuar con otros sujetos porque ha pasado del mundo de lascosas al mundo de las personas.La segunda concepción de la libertad, que llamamos
libertad objetiva,
tiene su propiadialéctica que, desarrollada en la historia hará madurar el componente objetivo de lalibertad realizada:1.En un primer momento surge una concepción “formal” de la libertad, el sujeto quese define por el “deseo” de libertad. Es el momento de la persona, que realiza sulibertad en la propiedad
[Pérez Jaime 2003, 420]
.2.En un segundo momento aparecen los deseos de autosatisfacción. Es el momentodel individuo, que se realiza en la sociedad civil.3.Un tercer momento es la “realizaciónde esta libertad, que lo podrá seefectivamente ejercida en el Estado. Es el momento del ciudadano.Este ciudadano tendrá incorporado, merced a este desarrollo dialéctico, el componentetotalizador, el sentido de pertenencia a una entidad de alcance suprapersonal.Esta concepción de la libertad todavía es contingente, referida a un período particular;todavía no es una concepción “histórica” en sentido hegeliano, no da cuenta de cómo elespíritu desarrolla la libertad humana en el devenir. La historia está repleta de ironía y tieneuna lógica objetiva total que desorienta a sus más poderosos partícipes y organizaciones.Aunque los jefes de Estado apliquen políticas precisas y los pueblos y los individuosconscientemente persigan sus propios objetivos, la realidad histórica no se corresponde consus propios planes. El curso y el resultado de la historia están determinados por necesidadesinternas independientes de la voluntad y la conciencia de cualquiera de sus agentesinstitucionales o personales
[Novack 1988, 25]
. La concepción de libertad que corresponde aesa particular forma de despliegue del “espíritu” histórico inaugura el momento deaparición de la dialéctica de la
libertad absoluta
:1.el caos: representado en la historia por la totalidad romántica del siglo XIX. Es el predominio del sentimiento (nacional).2.la necesidad: el racionalismo de la Ilustracn. Es el predominio de la razónabstracta.3.la libertad racional, que consagra el resurgimiento de una razón emotiva.
2
 
Visto este “esqueleto” de la dialéctica de la libertad queda claro que nuestro trabajo versarásobre el desarrollo de la idea de libertad en la filosoa hegeliana, derivada de suconceptualizacn global sobre el mundo. Evitaremos así centrarnos en lo que‘expresamente’ dice Hegel sobre la libertad, viendo en esos conceptos específicos (sobre lalibertad objetiva) una estación de paso en su razonamiento y utilizando suconceptualización general como un “método” para deducir de la globalidad de su obra unaconcepción de libertad.Hacerlo así nos parece más “hegeliano” y útil ya que el “espíritu” se expresa en la historiaacorde al desarrollo concreto de cada peodo. Lo que Hegel pudo haber dichoexpresamente sobre la libertad era correspondiente a la primera mitad del siglo XIX, elmomento que le tocó vivir. Su conceptualización no podía sino expresar lo que la realidadya había mostrado en su totalidad hasta ese momento. Los conceptos hegelianos son aptos para 1831; sólo pueden resultar de utilidad para nosotros si utilizamos a Hegel como“método”. Rescatado este método podremos discutir con Isaiah Berlin y su acusación de“traidor a la libertad”. Podremos concluir con una síntesis que revalorice el aportehumanista hegeliano, vital para la comprensión y actuación a comienzos del siglo XXI.
1º momento de la dialéctica de la libertad: la libertad subjetiva
El correlato histórico de la aparición de la libertad subjetiva indica el paso del feudalismo alcapitalismo, del medioevo a la modernidad. Es el momento del nacimiento de lo particular,debido a la separación del productor con relación a los medios de producción. Hasta ahí losindividuos nunca se veían a sí mismos fuera de las estructuras orgánicas que los contenían(familia patriarcal, feudo, iglesia, gremio, polis). Hegel ve positiva esta particularidad
.
La historia ya no se considera un punto de desviación del ideal griego. Mas bien, al ir en pos de la comprensión de la libertad que permitía la sociedad moderna, Hegel llega aconcebir la historia como un desarrollo finalmente benigno, un avance respecto a las primeras etapas. “
 El derecho de la particularidad del sujeto a encontrarse satisfecho o el derecho de la libertad subjetiva, constituye un punto central y de inflexión en la diferenciaentre la antigüedad y la época moderna
[Hegel 1993, 124]
. El particular como tal, elindividual como tal, independiente de su familia, polis o feudo, tiene derecho a su propiasatisfacción. Se trata de la libertad subjetiva, logro moderno que deberá dialectizarse con lalibertad objetiva, sólo posible en el Estado
 
[Dri 2000, 223]
. La aparición del particular es elfenómeno histórico que señala la diferencia entre la antigüedad y la modernidad y será elresultado final, la síntesis de la dialéctica de la libertad subjetiva.Lo que luego será razón todavía es mero entendimiento, concebido como aquella “razón”específica que “no es otra cosa que el cálculo de todo y de cada uno para el beneficio de lasingularidad (el individuo) de acuerdo “al poner fines propios”; se trata del simple “interés particular”. Estas formulaciones peyorativas se refieren a cualquier elección individual defines, es decir al simple hecho de “poner fines propios” en general, sean estos egoístas oaltruistas en el sentido tradicional. En el centro de la crítica está el liberalismo, con su“principio de los átomos” y de la “voluntad individual”.
3

Activity (18)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
servicente5344 liked this
Rocio Giudici liked this
Lucia Ramirez liked this
andres_ortiz liked this
Scarlet Santana liked this
Izrael M Lara liked this
Santiago Móran liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->