Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Sombras y Cizallas #8

Sombras y Cizallas #8

Ratings: (0)|Views: 9 |Likes:
Published by fernando

More info:

Published by: fernando on Jan 03, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/06/2013

pdf

text

original

 
El movimiento deacción directa por la libe-ración animal en laPenínsula Ibérica parecehaber tomado una visión estratégicaseria. Los mejores resultados se dan cuando distintos gru-pos enfocan sus acciones contra un mismo objetivo y secompenetran quienes atuan legalmente con quienes lohacen ilegalmente. Pero el movimiento por la liberaciónanimal en el estado español, si somos realistas, no es sufi-cientemente fuerte para empezar una campaña contra unobjetivo propio. Por ello hemos escogido de forma expon-tánea y autónoma sumarnos a campañas internacionales.En estas campañas sí que podemos aportar una granayuda y ya lo estamos haciendo, cada unx con sus méto-dos.Es especialmente sorprendente como los grupos e indi- vidualidades de acción directa están golpeando a empre-sas relacionadas con HLS desde finales del 2004. Pero elaño 2005 no tiene precedentes en la corta historia delmovimento en la Península. Este año la compañía UPS hasido atacada en más de 40 ocasiones por todo el estado.Otras muchas compañías relacionadas con HLS y laindustria de la vivisección en general han sido atacadascon sparys, piedras, pegamento, cizallas y gasolina. El año2006 ha comenzado con la liberación de 28 beagles desti-nados a la vivisección en la Universidad Complutense deMadirid y cócteles molotov contra un mail box de UPS.Este tipo de acciones muestra a los vivisectores que los"actos vandálicos" están bien pensados y que quienes losllevan a cabo están dispuestos a ir muy lejos. Es evidenteque las multinacionales farmaceúticas se han dado cuentade ello y algunas, como Roche, han respondido intentan-do amedrentar a los activistas clausurando una página web. Estos actos desesperados que las multinacionalesempiezan a llevar a cabo tras el rumbo que está tomandoel movimiento sólo demuestran que ahora las cosasempiezan a ir por el camino adecuado y que se les estádando donde les duele.Nosotros hemos querido sumarnos a lo que está ocu-rriendo apoyando las acciones con un número dedicado alos ataques a la industria de la vivisección. Por tanto no esningún secreto que este número va destinado a animar alxs compañerxs a que sigan adelante, con más fuerza quenunca, luchando contra centros de exterminio como HLS.
 E
 
 Ed
 
 di
 
 it
 
 to
 
 or
 
 ri
 
 ia
 
 al
 
  l
 
Nota legal
Quienes realizamos esta revista no pretendemos incitar a nadie a que cometa ningún acto ilegal.No nos hacemos responsables de lasmalas interpretaciones que las mentes calenturientas de lxs lectores puedan hacer.
 
DEDICATORIA:
 A todas las personas que cuando ven un video de anima-les viviseccionados no cierran los ojos, cierran los puñospara golpear. A todas las personas que transforman sus lágrimas enacción y la sangre en gasolina. A todas las personas que hacen de la liberación animaluna guerra cotidiana.
 Agradecimiento:
queremos dar las gracias una vez más a www.accionvega-na.org por colgar nuestra revista en la página. Asimimsmo damos las gracias a quienes la fotocopian y ladifunden. Por último damos las gracias a todos lxs cola- boradores que han escrito algún artículo para nosotrxs.
   S  o  m   b  r  a  s  y  c   i  z  a   l   l  a  s   E  s  p  e  c   i  a   l  a  n   t   i  v   i  v   i  s  e  c  c   i   ó  n
 
En el movimiento por la liberaciónanimal hay dos tipos de activistas.Por un lado están los que se limitan air a un par de manifestaciones al año,hacer alguna cosa cuando otrostoman la iniciativa y poco más. Porotro lado están los activistas que real-mente creen en lo que hacen y queestán dispuestos a darlo todo por laliberación animal. No es bueno clasi-ficar a las personas pero cuando esta-mos en guerra (y algunos esto noslo tomamos como una guerra con-tra la explotación) es bueno sabercon quien estamos luchando y quépodemos esperar de esa persona. Alguien que se plantea su activis-mo como lo que he dicho antes, unpar de manifestaciones, sacar unarevistilla cada muchos meses, orga-nizar un comedor, romper el esca-parate de una peletería una vez alaño y poco más, no comprende latensión diaria a la que están some-tidos los compañeros que se locurran de verdad, especialmenteaquellos que saben que cualquierdía puede entrar la policía en sucasa y llevarlo a la cárcel por una buena temporada.Las personas que no se lo tomantan en serio crean muchos proble-mas sobre los que sí lo hacen. Esfácil que les hagan sentir completa-mente frustradas cuando año trasaño tienen que tirar constantemen-te del resto para hacer las cosas;Cuando todo el mundo en las reunio-nes da por hecho que ellos van a pre-pararlo todo, o cuando en una acciónsiempre es el mismo el que hace lainvestigación o da la idea de golpear aun objetivo concreto. Este tipo decosas queman mucho y desgraciada-mente, a veces, en lugar de consolidaruniones entre los activistas más com-prometidos y olvidarse del resto, lacrispación hace que entre los propiosactivistas comprometidos se rompanrelaciones.Un peligro extremo que generanlas personas que no se toman real-mente en serio esta lucha se da en eltema de la acción directa. Es comúnque hagan insinuaciones sobre lo quehacen otras personas, se comportancomo policías preguntando quien hahecho esto y quien ha hecho lo otro y por último, si por algún casual soninterrogados, serán los primeros enhablar. Estas personas raras veceshacen acciones que puedan implicarcondenas largas, suelen limitarse apequeños sabotajes para acallar laconciencia, pero su actitud supone ungrave peligro sobre los activistas quesí están dispuestos a dar una respues-ta contundente a la dominación ani-mal.Los efectos negativos de estos "acti- vistas" deberíamos intentar minimi-zarlos siempre que sea posible. Enprimer lugar deberíamos aprender aidentificarles. Si ves que una personacritica mucho sobre lo que hacenotros, pero no hace nada, o que notiene iniciativa y necesita otra perso-na para que le diga "vamos a haceresto", o que ven al FLA como un par-che en la cazadora y no como un com-promiso de todos, ten cuidado.Mi consejo es que si vas a llevar acabo un proyecto abierto como unamanifestación, no esperes gran cosade ellos, o piensa que si trabajan enserio un par de veces al año ya se sien-ten satisfechos. No gastes tus energí-as tirando de ellos y sobre todo nodejes que su pasividad afecte a tuestado de ánimo.En cuanto a las acciones más com-prometedoras, lo mejor que se puedehacer es tenerlos lo más alejadosposible, incluso para sellar una cerra-dura. Antes de juntarte con una per-sona, asegúrate de que está a la alturade las circunstancias y que por nadadel mundo va a contar nada a nadie.Si tienes dudas sobre una personaque te propone hacer algo, dile que noes tu tipo de lucha, si esa persona estárealmente interesada en la acciónseguirá adelante o buscará una solu-ción alternativa para no depender deti. Si esta persona no está dispuesta aactuar sola, es que no tiene muchointerés. Pero si ves que sigue adelantea pesar de las dificultades, posible-mente deberías replantearte la res-puesta en la próxima acción.
C
 
Cu
 
u d
 
 da
 
a d
 
 do
 
oc
 
co
 
o
 
q
 
qu
 
u e
 
 e
 
 
 t  e
 
 ej ju
 
u
 
 t 
 
 t a
 
as
 
s
 
Es bueno que los activistas del FLA y de otros grupos afi-nes de acción directa empiecen haciendo acciones peque-ñas. Esto da confianza a los activistas y sirve como puente hacia cosas más gran-des. Pero a veces las personas se asientanen la comodidad de los pequeños sabotajes y eso, aunque no sea realmente peligrosopara estas personas, puede serlo para losanimales que se trata de defender.Cuando se plantea una acción determina-da hay que pensar en la importancia quetiene el objetivo y la forma con la que se lepuede hacer más daño. A veces las condi-ciones requieren que se utilicen métodos más serios queunas simples pintadas y unas cerraduras selladas.Especialmente cuando nos encontramos enuna campaña, es importante que los activis-tas no se dejen vencer por el miedo y aprobe-chen las oportunidades. Nunca se ha ganadouna campaña con pequeños actos de sabotaje y eso hay que tenerlo en cuenta si queremosprosperar en las nuestras.Las acciones contundentes no solo creanun impacto mucho mayor en los objetivos,sino que además animan a otras personas allevalas a cabo.
P
 
PA
 
AS
 
SO
 
Oa
 
ap
 
pa
 
as
 
so
 
o
 S  o m b  r  a s  y c i  z a l   l   a s  E s  p e c i   a l   a n t  i   v i   v i   s  e c c i   ó  n

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->