Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
50AniversarioCerro

50AniversarioCerro

Ratings: (0)|Views: 63|Likes:

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Matías Rodríguez Cárdenas on Jan 10, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2012

pdf

text

original

 
Cincuenta AniversarioCincuenta Aniversariodel Colegiodel Colegio
 
Cerro de San JuanCerro de San Juan
Las informaciones sobre la enseñanza en Coria del Río, durante el
siglo XIX 
, son escasas y dispersas. En 1.836 fue creada, con grandesdificultades del consistorio coriano, una plaza de maestro para enseñar debalde en la primera escuela pública de niños de la localidad
(“Escuelanº1”
), situada en el edificio que actualmente ocupa nuestro Ayuntamiento(1). Más tarde se inauguraba otra para niñas, también con fondos públicos(2), que se establecerá contigua a la Biblioteca Municipal y algunos localesde enseñanza privada para atender a unos doscientos escolares.El
siglo XX 
se iniciaba en este ambiente generalizado de absentismoescolar heredado de la centuria anterior. Hasta que en 1925 se crea una
“Escuela de párvulos”
en una vivienda situada al principio de la “cuestadel Cerro de San Juan”, dirigida por doña
Josefa Navarro 
. La dictaduradel general Primo de Rivera acabó con un balance de cinco escuelas, tresde niños, una de niñas y otra de párvulos, para un millar de escolaresreconocidos (3).En abril de 1931 la
2ª República 
p
 
rotagonizó un auge instructivo sinprecedentes en nuestra localidad, abrió un total de nueve escuelas parauna población infantil censada realmente en más de dos mil quinientosescolar. A finales de 1935 consiguió una subvención gubernativa paraconstruir un edificio escolar en la zona del “Carrascalejo” –aledaños delPrado- (con 12 grados), que agrupara la dispersión de locales municipales oarrendados en lamentables condiciones para uso escolar, por todo el cascourbano, y malograda debido al desenlace de
la guerra civil 
(
 
4).Hubo que esperar hasta 1946 para ver levantarse un centroeducativo en Coria del Río, el
“Grupo Escolar Cervantes
, destinado
 
inicialmente a niñas (con ocho unidades), sobre los cimientos de la “Casadel Pueblode la defenestrada sindical anarquista CNT (5). El osiguiente empezó a funcionar con seis clases, cuatro para niños (260alumnos) y dos de párvulos (100 alumnos).
1
 
Desde entonces se inicia un largo recorrido de abandono, desidia yprofunda regresión en el terreno educativo por parte de las autoridadeslocales y nacionales del régimen autoritario del general Franco, quesumergen la poblacn escolar coriana en un masivo y desoladorabsentismo, con su consecuente incremento de analfabetismo. Trece añostranscurrieron para hacerse realidad la inauguración del colegio
“HipólitoLobato”,
e
 
n 1959 (con ocho unidades), coincidiendo con la llegada del “PlanNacional de Estabilización Económica”, que liberalizó nuestra deprimidaeconomía “patria” y dio fin a una penosa etapa histórica de exterminio,pobreza y aislamiento (6).Tres os más tarde, cuando las profundas necesidades deescolarización seguían creciendo de manera tan alarmante, en unalocalidad con un elevado y progresivo incremento de población (7), seinauguró, en 1962, el colegio
“Cerro
 
de San Juan”.
Emplazado escalerasarriba del reconocido parvulario de doña Josefa (8) y en unos antiguosalmacenes de orozuz (regaliz), testigos de la sacrificada existencia del jornalerismo coriano; con dieciséis unidades, ampliadas posteriormente aveintidós (9).Durante el verano de 1961 se realizaron las obras de transformación y adaptación en “grupo escolar de grado medio” (10) o
“Colegio LibreAdoptado”
(11), de los dos almacenes de orozuz emplazados en forma de
 
ángulo recto y orientados, uno de sus extremos –el edificio principal y degestión- hacia el norte (paralelamente al curso del río Guadalquivir) y elotro, acortado en su prolongación para permitir el acceso desde la“escalera” del Cerro (calle San Juan), hacia el oeste. Fueron necesariasintensas labores de construcción (12) sobre una obra rudimentaria queencuentra sus orígenes en los años finales de la dictadura de Primo deRivera (1928) (13) y se ve reconvertida hasta la actualidad enindispensable centro educativo.Este logro municipal sea englobado en la gigantesca campapropagandística que supuso la conmemoración de los 25 Años de Paz enEspaña (1964) –a pesar de no coincidir en la fecha-, junto a las tresnuevas unidades del
“Fallo”
(
“Escuelas graduadas de Sta. Teresa”
) yotras seis en “Cuatro Caminos” o Barriada Antonio Mellado (edificio dedos plantas, posteriormente renombrado como
“Colegio
 
Nacional de SanJosé”
(14)). En febrero de 1964, la administración educativa hizo unbalance muy productivo del aliviado panorama escolar en el municipio. El
2
 
Cerro de San Juan despuntaba con seis nuevas edificaciones junto a lasdieciséis aulas de reciente creación (15).El vertiginoso ascenso inicial en la creación de espacios escolaresfue ralentizándose bruscamente, después de ocho nuevas unidades en“Cuatro Caminos” y otras tantas en
“Blanca Paloma”
(1965) (16). Sólo en1967 hubo ocho unidades más en “Cuatro Caminos” y en 1969 seis queañadir al “Cerro de San Juan”, lo que le convertía, administrativamente,no sólo en el de mayor concentración local de alumnado, sino en otro“Colegio Nacional”, abandonando su calidad de “Agrupación Escolar Mixta”o de “Colegio Libre Adoptado”.El “Colegio Nacional Comarcal Cerro de San Juan”, de privilegiadoespacio histórico-cultural, se convirtió en centro neurálgico de laenseñanza coriana, por su elevada oferta de escolarización y su céntricaubicación dentro del casco urbano; añadiendo la singular característica deser “comarcal”, al impartir la segunda enseñanza de grado elemental, en sucalidad de “colegio libre adoptado” (1961-68) y de recoger, por tanto, a unalumnado foráneo, alentador, aunque escasamente cubierto desde laspoblaciones aledañas y sin satisfacer a toda la demanda local.A principios de los setenta (17), la mayoría de estas construccionesescolares ya presentaban un “estado deficiente” de conservación. Entreellos, el colegio del Cerro, asumía con resignación graves anomalías en suinfraestructura, como la falta de agua en sus dependencias, debido a sualtura, hasta el extremo de que los alumnos –según el director del centro-se veían “obligados a hacer sus necesidades al aire libre”.Hoy la realidad escolar es bien distinta pero éste es, el desconocidoparecido de nuestro confuso recorrido histórico por la enseñanza en Coriadel Río.
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->