Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Benítez Rubio, Fco. Javier - Shinto

Benítez Rubio, Fco. Javier - Shinto

Ratings: (0)|Views: 230 |Likes:

Este trabajo es un intento de acercamiento a esta sabiduría poco conocida, pasar por la superficie de esta antiquísima forma de entender la realidad divina y humana.El Shinto ha sobrevivido desde tiempos remotos hasta la actualidad, pero con el transcurso de los siglos ha experimentado innumerables adaptaciones y transformaciones.

Este trabajo es un intento de acercamiento a esta sabiduría poco conocida, pasar por la superficie de esta antiquísima forma de entender la realidad divina y humana.El Shinto ha sobrevivido desde tiempos remotos hasta la actualidad, pero con el transcurso de los siglos ha experimentado innumerables adaptaciones y transformaciones.

More info:

Published by: Fco Javier Benítez Rubio on Jan 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/07/2013

pdf

text

original

 
 
SHINTO
LA SABIDURÍA AUTÓCTONADE JAPÓN
FCO. JAVIER BENÍTEZ RUBIO
 
Shinto. La sabiduría autóctona de Japón
Fco. Javier Benítez Rubio
 
2
 
www.losmomentosencontrados.blogspot.com
Capitulo 1 
1
Hajimari
En el comienzo
En el comienzo, los cielos y la tierra eran uno. El cielo era una masa de coléricas nubes negras y el mar era nada más que un hervidero, un turbio pantano. La vida tal y como la conocemos no existía.Un día, de entre las nubes, surgió un remolino, que fue creciendo; los truenos retumbaban y una terrible lluvia comenzó a caer. Llovió noche   y día durante semanas y meses, como si fuera a estar así siempre.Al fin la lluvia cesó, y los cielos y la tierra estaban separados. De entre las aguas y el lodo los dioses comenzaron a aparecer, como jóvenes briznas de hierba brotaron de la tierra.Así es como el mundo comenzó.
El Shinto no tuvo en su origen ni libros sagrados donde se revela la Verdad, niestructura sacerdotal jerárquica ni dogmas que lo controlen ideológicamente. No esproducto de la revelación de ideas ni el engendro de algún hecho históricotrascendente. No se conecta ni a un fundador, ni a grandes maestros desarrolladores.En su origen carece de escrituras, dogmas y credos. Nada de esto encontramos en elShinto. El culto, los rituales, los festivales y los santuarios son los lugares, tantofísicos como abstractos, donde se manifiesta la religión. Sin embargo, como ocurrecon el hinduismo, millones de personas, en el pasado y en el presente lo consideranuna manera de vivir y sentir singular y única, que se manifiesta en una culturatradicional perfectamente definible y de gran riqueza, y en muchos y variadas formasde culto, populares, familiares y nacionales. Ha sobrevivido desde tiempos remotoshasta la actualidad, pero con el transcurso de los siglos ha experimentadoinnumerables adaptaciones y transformaciones.En este trabajo intentaré acercarme a esta sabiduría poco conocida, quizásarañar suavemente la superficie de esta antiquísima forma de entender la realidaddivina y humana.
 
Shinto. La sabiduría autóctona de Japón
Fco. Javier Benítez Rubio
 
3
 
www.losmomentosencontrados.blogspot.com
Capitulo 2
 
Sozo
El nacimiento de una naciónLos últimos de los dioses en salir del caos fueron Izanagi y la diosa Izanami. Desde el puente de los arcoíris de Takamagahara,más allá de donde los otros dioses vivían, ellos agitaron el mar con una lanza. Cuando ellos retiraron la lanza, las gotas de lodo que ibancayendo de ella crearon el más hermoso grupo de islas. Izanagi e Izanami fueron a vivir a esa tierra y se casaron. Allí, Izanami dio aluz numerosos dioses, incluyendo a los vientos, al mar, las montañas y la tierra.
EL CONTEXTO GEOHISTÓRICO DEL SHINTO.
Geografía 
 Japón consta de cuatro grandes islas: Hokkaidō, la más septentrional, Honshū,la isla principal, Shikoku, y Kyūshū, la más meridional,
además de numerosaspequeñas islas cercanas. Limita al norte con el mar de Ojotsk, al este con el océanoPacífico, al sur con el océano Pacífico y el mar de la China Oriental, y al oeste con elestrecho de Corea y el mar del Japón (mar Oriental). Las islas de Japón son lascimas de una enorme cadena de montañas que en su origen formó parte delcontinente asiático, del cual se separó durante el cenozoico. Japón tiene un paisajede montañas altas y valles profundos, con muchas llanuras pequeñas y frondososbosques. Debido a la secuencia alternante de montaña y valle y a que la mayoría delsuelo es rocoso, la superficie cultivable es muy pequeña, aunque muy fértil. Aunque Japón tiene abundantes cursos de agua
 — 
prácticamente cada valle tiene unacorriente de agua
 — 
no hay grandes ríos navegables. Las montañas de Japón son elrasgo más notable de su topografía. Las cordilleras montañosas se extienden por lasislas de norte a sur. Las principales cadenas radian otras más pequeñas que seextienden lateralmente o corren paralelas a la cordillera principal y a menudodescienden a la costa, donde forman bahías y puertos.En definitiva, las condiciones geoclimáticas del archipiélago nipón hicieron deaquellas tierras un lugar apto y fértil para la vida, hasta el punto que no se conocenen la historia del Japón ni grandes hambrunas ni grandes impactos demográficos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->