Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Carlos Aguilar Blanc - Terrorismo y Derechos Humanos en La Guerra Contra El Terror_2005

Carlos Aguilar Blanc - Terrorismo y Derechos Humanos en La Guerra Contra El Terror_2005

Ratings: (0)|Views: 26 |Likes:
Published by cha_bro
Carlos Aguilar Blanc, Guantanamo, terrorismo, Terrorism, Derechos Humanos, Human Rights, guerra antiterrorista, war on terror, teoría de la guerra, guerra contra el terror, derecho internacional, filosofía del derecho
Carlos Aguilar Blanc, Guantanamo, terrorismo, Terrorism, Derechos Humanos, Human Rights, guerra antiterrorista, war on terror, teoría de la guerra, guerra contra el terror, derecho internacional, filosofía del derecho

More info:

Published by: cha_bro on Jan 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/07/2014

pdf

text

original

 
Capítulo UndécimoTerrorismo y Derechos Humanos en la“Guerra Contra el Terror” 
Carlos Aguilar Blanc
 Prof. de Teoría del Derecho y Teoría y Práctica de los Derechos HumanosUniversidad Pablo de Olavide, Sevilla, España
 
Terrorismo y derechos humanos parecen en principio dos conceptos antitéticos,no obstante en sus orígenes y en su evolución histórica comparten un pasado históricocomún y no exento de contradicciones. Un somero acercamiento lingüístico a la palabra“Terror” y a algunas de sus derivadas en lengua española, como “Terrorismo” o“aterrorizar”. Para Caro Baroja resulta claro que la palabra “Terror” es enteramentelatina, ya el
 Diccionario de autoridades,
de tiempos de Felipe V daba dos ejemplos deello y el mismísimo Cervantes alude al terror.
1
 El primer dato que conocemos del uso de la palabra “Terrorista” en nuestraliteratura es el de Fernández de Moratín
2
quien en el año 1821 hace uso de la palabra“terroristas” en el sentido revolucionario. Será después de la revolución francesa cuandoel termino “terrorismo” será incluido en el suplemento del diccionario de la academiafrancesa de 1798 en referencia al periodo revolucionario comúnmente conocido como“El Terror”. Por su parte la palabra “terrorista” hará su aparición en los diccionarios delengua española de la primera mitad del siglo XIX
3
.El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española nos dice que “terror”deriva del latín terror, -oris. Y nos ofrece un primer significado del termino
“miedo muyintenso”
; como tercer significado nos da el de
“método expeditivo de justiciarevolucionaria y contrarrevolucionaria.
Por antonom
., época, durante la Revolución francesa, en que este método era frecuente”
.
4
 El diccionario Oxford de la mente nos indica que los orígenes del término seencuentran en la noción de temblar y le da al término el significado de
“el miedoespecifico a que ocurra un acontecimiento o acción nefastos”
. Parece que el terror seacomoda a una categoría de respuestas instintivas que los seres humanos compartimoscon la mayoría de los mamíferos. Experimentos con chimpancés en los que se mostrabaa estos animales imágenes de chimpancés con la cabeza o miembros amputadossuscitaban respuestas instintivas de agitación extrema. El miedo a la violencia infringidase encuentra en la base del proceso de terror 
5
. En este sentido la “guerra contra el terror”sería algo así como la guerra contra el estrés o la guerra contra el hambre. En segundolugar, el término terror, puede aludir entre otros significados, al terror político o Terror 
1
Vid. CARO BAROJA, Julio: “El terror desde un punto de vista historico” en
Terror y terrorismo
.Ed. Plaza y Janés/Cambio 16. Barcelona. 1989. pgs. 16 a 17.
2
FERNÁNDEZ DE MORATÍN, Leandro: en
Obras postumas,
II, pág. 344. Carta XXVII. Madrid,1867. Obra citada por CARO BAROJA, J. en
Terror y terrorismo
. Op. Cit. pg. 18
3
Vid. CARO BAROJA, J.: en
Terror y terrorismo
. Op. Cit. pgs. 18 y 19
4
Vid. REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA:
“Diccionario de la Lengua española”
 Vigésima Segunda Edición. Ed. Espasa Calpe. Madrid. 2001. pg. 2165
5
Vid. GREGORY, Richard L. en
 Diccionario Oxford de la mente,
Alianza Editorial, Madrid, 1995, pg. 1121.
186
 
 Fundamentos y nuevos retos de los derechos humanos en un mundo en cambio
 de Estado, es decir al uso del miedo como procedimiento para el mantenimiento en el poder, por parte de aquellos que en esos momentos lo detentan.Sin embargo hay autores que sostienen que desde un punto de vista sociológicoel “terror” es distinto del “temor”, este extremo nos parece totalmente correcto, ya queno fue lo mismo el “
Gran Miedo”
que recorrió Francia en el año 1789 que el “
Terror  Jacobino”
de 1793
6
. No debe extrañarnos esta aparente contradicción; la discusión sesitúa en diferentes planos de investigación: de una parte el estrictamente psicológico yde otra el sociológico político.El terror fue la base de la tiranía en Roma, recuérdense los gobiernos de Mario ySila. El terror ha sido usado como un medio para acceder al poder; cuando al uso delmismo le ha seguido su conquista efectiva decimos que se ha producido una“revolución”; cuando por el contrario la violencia y el terror son sometidos o sofocadosdesde el poder decimos que lo que se produjo fue una “rebelión” una “revuelta popular”o una “insurrección”. Llamamos la atención sobre este extremo ya que algún paralelismo a esto se dará respecto al fenómeno terrorista.
1. DEL TERRORISMO
Los actos terroristas son por su propia naturaleza difíciles de analizar ycomprender; el terrorismo es un hecho que provoca sentimientos encontrados yrepuestas emocionales muy diferentes y de gran intensidad. A nadie se le escapa laradical y diferente percepción que produjeron los atentados terroristas del 11 deseptiembre de 2001 entre la ciudadanía norteamericana y los habitantes de algunos países de la región conocida como Oriente Medio; ello pese a que se nos haya lanzadoel mensaje, con una machaconería e insistencia políticamente correcta (qué duda cabe),de que el mundo musulmán condenó el terrorismo sin equivoco alguno. Lo cierto es quesi observamos la situación retrospectivamente, pensaremos que efectivamente hubo personas musulmanas que vieron sacudidas sus conciencias con la misma intensidadque cualquier parisino o londinense cristiano, ateo o agnóstico; no obstante ello no nosimpedirá concluir, a menos que queramos ponernos una opaca venda sobre los ojos,que hubo otras que vitorearon jubilosamente tan macabros y espantosos actos. Se nosdijo que la CNN emitió imágenes de archivo sensacionalistas que eran extemporáneas almomento en que las poblaciones citadas tuvieron noticias de tan luctuosos hechos. Secomprenden las razones de la puesta en marcha de dicha contracampaña informativa afin de evitar actos injustificados de violencia contra personas musulmanas del todoinocentes, pero lo cierto es que hubo júbilo y vítores entre muchas personas practicantesdel credo islámico, y muchos colectivos musulmanes se alegraron de que los atentadosse cometieran y tuvieran éxito en sus objetivos. Los terroristas no salen de la nada y sinningún tipo de apoyo; pueden tener una base mayor o menor de apoyo, pero un grupoterrorista sin cierto apoyo social tiene poca vida como tal.¿Cómo es posible que hechos tan atroces sean celebrados por unas personas?¿Tal celebración es patrimonio exclusivo del mundo musulmán? No, no lo es, losterroristas por mucho que a algunos les pueda sorprender siempre han tenido y es detemer que tendrán sus defensores en todo tiempo y lugar, al margen de la profesión
6
Vid. CALVERT, Peter: “El terror en la teoría de la revolución” en O’SULLIVAN, Noel y otros:
Terrosismo ideología y revolución
Alianza Editorial. Madrid, 1987. Para este autor el “terror” es el usosistematico del temor en circusntancias revolucionarias para ayudar al establecimiento de un nuevogobierno.
187
 
Terrorismo y Derechos Humano en la “Guerra Contra el Terror”. Carlos Aguilar Blanc
religiosa de sus defensores. Se ha dicho no sin razón que
el que para unos es unterrorista es para otros un luchador por la libertad.
Esta afirmación essociológicamente cierta, así es; de ese modo pueden verse divididos los sentimientos populares; lo que hay que decir también es que pese a que subjetivamente la afirmaciónes válida, si buscamos elementos críticos que nos alumbren ante tan paradójica situaciónllegaremos a la conclusión de que el terrorista nunca, y repito nunca, puede seconsiderado un verdadero luchador por la libertad ya que la naturaleza misma delterrorismo es contraria a la idea de libertad.La confusión existente no obedece a causas patológicas ni a nada que se les parezca. La historia de las ideas está llena de justificaciones racionales del uso de laviolencia y la historia reciente nos muestra cómo aquellos que antes eran calificadoscomo terroristas, o que realmente lo eran, luego pasan a ser héroes nacionales, Jefes deEstado e incluso son galardonados con el Premio Nóbel de la Paz, valgan como ejemplode lo dicho las vidas de dos conocidas personalidades públicas como Menahem Beguiny Yasser Arafat.
7
 
1.1 UNA PROPUESTA DE DEFINICIÓN 
El terrorismo es un hecho de naturaleza compleja; durante los últimos cincuentaaños ha ido adquiriendo un protagonismo creciente que ha recorrido un camino parejo alde los medios de comunicación de masas; es lo lógico dada la propia dinámica internadel acto terrorista. Al mismo tiempo que nuestras sociedades se han ido convirtiendo ensociedades mediáticas el terrorismo se ha ido convirtiendo en uno de los términos clavesde nuestra cultura, y es que el terrorismo es un acto de comunicación, un atroz acto decomunicación, pero un acto de comunicación a fin de cuentas.Todos nosotros sabemos que es un acto terrorista, lo difícil es sin embargodefinirlo; nos sucede como a San Agustín con la noción de tiempo. Si nadie nos lo pregunta todos sabemos qué es un acto terrorista cuando lo vemos, e incluso sabemosdiferenciarlo de un simple asesinato común, pero definirlo y diferenciarlo de otrasformas cercanas de violencia armada, eso ya quizás no lo sepamos hacer. El terrorismose ha convertido en un concepto clave y central de la cultura de nuestro tiempo. Estetipo de conceptos aconsejan el uso de definiciones
explicativas
8
; estas definicionesintentan recoger los usos semánticos generalmente atribuidos a un determinado términolingüístico a la par que tratan de formular un concepto que sea adecuado u operativocara a al futuro y a las exigencias que del termino lingüístico se derivan en undeterminado contexto cultural o sociológico. De este modo evitaremos caer en un sinfínde definiciones acerca de lo que cada cual interpreta que es el terrorismo, camino que si bien puede resultarnos interesante a aquellos que nos interesen estas materias, sinembargo no nos llevará a resolver los problemas que se nos presentan al no llegar a unconcepto unívoco y operativo que permita la puesta en marcha de respuestas políticas,militares o sociológicas frente al desarrollo de las actividades terroristas; una buenamuestra de la aparición incesante de estas definiciones aportadas por la doctrinacientífica con sus enriquecedores matices conceptuales puede encontrarse en el
7
Vid. AGUILAR BLANC, Carlos: ¿Terrorismo o Terror Global? en
 Repensar la Democracia
, Ed.Aconcagua, 2004.
8
Vid. SCARPELLI, Uberto “
Cos’ é il positivismo giuridico”.
Editorial Comunitá. Milán. 1965. pg.12.
188

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
klausgunther05 liked this
Hilador liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->