Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Samuel Ramos Vida Artística intro

Samuel Ramos Vida Artística intro

Ratings: (0)|Views: 753|Likes:
Published by Román

More info:

Published by: Román on Jan 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2013

pdf

text

original

 
INTRODUCCIÓN
EL CONCEPTO
DE>LA
ESTÉTICA
La
reflexión
sobrelos problemas de lo
bello
y el
arte
se
encuentra
ya en
el
pensamiento griegoy noestádeltodo ausentede la
filosofía
medieval,
ni de los
pensadores
de los
primeros siglos
de la
edadmoderna.
Pero
esas
meditaciones no constituían una disciplina sepa-rada,
sino
que se hallaban integradas en el conjunto de la
filosofía
sin que se supiera a
punto
fijo
en quélugardeésta debían colocarse.
La
estética se constituye como ciencia especial hasta el siglo
xvnr
porobra
de
Alejandro Baumgarten,
discípulo
de
Christian
Wolf.
1
Baum-
garten
denomina estética a una ciencia que a semejanza de la lógica
racional
sería
una
especie
de lógica de la
representación
sensible.Ahora bien; influido por una idea de Leibnítz, piensa Baumgarten que
así
como
la
perfección
del
conocimiento
racional
es la
verdad,
la
perfección
de la
representación sensible
es la
belleza. Ésta
se
convierte,
por lo
tanto,
en el
objeto fundamental
de la
nueva ciencia llamadaestética. A pesar de que la obra de Baumgarten no tiene que vermuchocoa elverdadero problemade labelleza,sudesignaciónseimpuso,
al
fin, para
nombrar,
no la
ciencia
de la
sensibilidad comocorresponde a su etimología, sino la ciencia que se ocupa exclusiva-mente
de los
problemas
del
arre
y de lo
bello.
El uso del
vocablo
se
ha generalizado, y hoy todo el mundo le da
esta
última significación.
En su
sentido
técnico,
estética
es una ciencia
filosófica
que
pretende
tratar
su objeto con el mismo rigor metódico con que la lógica o laética tratan
el
suyo.
1
El
libro
deBaumgarten tiene
el
titulo
de
Acsthetica,
publicado
en
17SO,
palabraque
por
primera
vez
se
utiliza
para
significaruna
ciencia especial sobre
la belleza.
Muchos
años
antes
Juan
Bautista
Vico,
en
172Í,
al
publicar
suprimera
Scienza
Nnova
desarrollaba
ideas
sobre
la
naturaleza
de la
poesía,
que según Benedetto
Croce
(Estética,
trad.
española,
2* ed.
1926,
p.
2JO
y
ss.)
equivalen
a un
descu-
brimiento
de la ciencia
estética.
 
SAMUEL
RAMOS
ÁMBITO
DE LA
ESTÉTICA
Tradicionalmente,
la
estética,
desde
Platón,
se
ocupa
del
problema
filosófico
de lo
bello, unas veces
en la
naturaleza,
otras
en el
arte.Pero
el
pensamiento contemporáneo tiende
a
circunscribir
el
ámbito
de la
estética
ala
reflexión
filosófica
sobre
el
fenómeno
del
arte
en
toda
su
amplitud
que
comprende también
el
problema
de lo
bello.Esto
no
excluye
la
consideración
de lo
bello
en la
naturaleza,
aun
cuando como asunto complementario
y de
secundaria importancia.
En
efecto,
no se
puede
desconocer
que el
arte llena
una
porción con-
siderable
del
mundo
de la
cultura
y
este hecho
se
impone
a la
atención
de la
filosofía
con un
interés mucho
mayor
que el
tema sobre
lo
bello
natural.
El
arte
es un
producto
de la
actividad espiritual
del
hombre
y
debe
ser
considerado ante todo como
un
fenómeno
de la
cultura,
no
como
un
fenómeno natural.
La
estética
debe
proponerse,
pues,
como
su
objeto peculiar,
el
fenómeno
del
arte, entendiendo
por
este
nombre todo cuanto
sucede
en
este vasto dominio
de laexistencia
humana, individual
y
social,
que
designamos
con la
expre-sión
de
vicía
artística.
Dentro
de
este
concepto
quedan
incluidas
todas
las
actividades humanas
que se
refieren
al
arte,
lo
mismo
la
creación
que la
contemplación artística,
la
interpretación,
la
crítica
de
arte,
etcétera. Naturalmente todas
estas
actividades
se
refieren
a un
con-junto
de
obras
que
llamamos artísticas
y se
sobrentiende
que la
esté-tica, examina también,
de
modo preferente
a
estas
obras,
en
cuanto
que son
hechos dados
en
nuestra realidad humana.
El
fenómeno
del
arte
se
ofrece
en una
dualidad
de
elementos
que
son,
por una
parte
un
sujeto
artístico,
que
puede
ser
creador, espectador, intérprete
o
crítico
y por la
otra
un
objeto
real
que es la
obra
de
arte.
Las
notas
esenciales
del
fenómeno estético deben
buscarse
entonces
en las
varia-
das
relaciones
que se
entablan entre estos
dos
polos:
el
sujeto
del arte
y la
obra
artística.Pero
esindudable
también
que la
esencia
del
arte
no
podrá
ser
ple-namente descubierta mientras
no se
determine
lo más
exactamente
posible
qué
relaciones
existen
entre
las
actividadesartísticas
y la
vida
humana
en su
realidad
total.
2
2
Debe
reconocerse que la estética no ha
llegado todavía
a organizar
sistemática-
mente
algunas disciplinas
aisladas
que
en
verdad
deben
integrarse
en
una
soln
ciencia,
tanto
porlaunidad del
tema, como
por la
unidad
en
sus
fines
de
conoci-miento.
Se
puede
considerarquela
estética
se
limitaa la
consideración
de
los
principios
particulares
sobre cuestiones
de
lo
bello, mientras que
las
ideas
SUCglüfll
de
la
reflexión sobre
las
bellas
artes
en
concreto se reúnen
bajo
la
denominación
tlü
FILOSOFÍADE
LA
VIDA
ARTÍSTICA
MÉTODO
Y
PROBLEMAS
DE LA
ESTÉTICA
Lo que hoy
llamamos estética,
es
decir,
la
reflexión
filosófica
en
torno
al
arte
y a la
belleza, nació
en el
seno
de la
metafísica
de
Platón
y
sólo
hasta el siglo
xvnr
se
constituyó
en una
disciplina filosófica
in-
dependiente. No es de
extrañar
que
haya permanecido
aún en
el
siglo
pasado
anclada
en la
metafísica.
El
concepto
del
arte
y de lobello,
en
este
tipo
de
estética,
se
deduce
de una
previa concepción
del
mundo
y de la
vida
a fin de
incorporarlos dentro
de la
arqui-tectura metafísica. Cuando
cae
esta
metafísica
cae
también
la
con-
cepción
estética.
Lo
característico
de
esta estética metafísica
es que
los
valores artísticos quedan
más o
menos bajo
la
dependencia
de
otros valores extraños, como
el
bien
o la
verdad.
De
este
modo
sedesconoce la
sustantividad
de la
función artística. Pero esta manera
de
pensar
no
impide
que se
conceda
al
arte
una
alta dignidad
en la
vida espiritual, como ocurre
en la
filosofía
alemana
del
romanti-
cismo. Sin
embargo,
el
impulso
más
fecundo para
la
estética proce-
de
de
aquella
filosofía
que ha
reconocido
el
valor autónomo
del
artey la
belleza.
Tal
sucede
por
ejemplo
con el
pensamiento
de
Kant,
que al
investigar sobre
el
principio
en que se
funda
la
validez
de los
juicios
de
gusto encuentra
las
notas
que
diferencian
a la
belleza,
de
lo
útil,
de lo
agradable,
de lo
moral,
del
conocimiento, etcétera.Ningún
filósofo,
hasta
líant,
había
señalado
con
tanto
rigor
el
carác-
ter
autónomo
de la
esfera
de lo
bello
así
como
su
dignidad,
reserván-
filosofla
del
arte.
Muy
aparte
de
estas disciplinas
se
colocan
las
ciencias
particularesque
estudian
la
realidad
del
arte
desde
el
punto
de vista
histórico, psicológico,social,
etcétera.
Aun
cuando
de
hecho
existen
estas divisiones,
sobre todo por lo
que respecta al
trabajo
de los
investigadores, debo
decir que
en mi
opinión
es muy
difícil
trazar
límites
precisos
entre
la
estética
y la
filosofía
del
arte,puesto
qu&dentro
de
cada
una
de
ellas
se
tiene
que
hacer
constante referencia
a las
ideas.
que
pertenecen a la
otra.
En lo que
toca
a las
ciencias particulares
sobre
el
arte,,
hay que
decir
quenecesitan
aproximarse
a las
correspondientes disciplinas
filosóficas,
porque aquéllas
requierendecontinuola
aplicación
decriterios
estéticos, casi
tanto-como
la
estética
necesita
informarse
de los
datos empíricos
que
tales
ciencias
sumi-
nistran. ¿Cómo
es
posible hacer psicología
del
arte sin la norma estética qu&
permita
la selección e
identificación
de los procesos que
caen
dentro
de su
dominio?-
Por
otro lado,
¿cómo
puede
desarrollarse
una estética que
ignore
los
procesos
psíqui-
cosdel
arte?
En
virtud
de
esas
consideraciones el
autor
de
este
libro
ha
querido,
utilizar todos estos materiales desarrollándolos
en una
exposición
continua,en
Ja
que sería
inoportuno
e
innecesario
para
la
comprensión estar
haciendo
a
cada paso
distinciones,
como
por
ejemplo:
esto es psicología,
esto
es
estética,
esto es
filosofía
del
arte,etcétera.
Mi
intención
ha
sido
ofrecer una
amplia
perspectiva en
que>
aparezcan
todos
los
aspectos de las
cuestiones
estéticas.
 
220
SAMUELRAMOS
dolé
un
lugar aparte dentro
de la
filosofía,
al
mismo
nivel
que la
lógica
y la
ética.En el siglo
xix,
como reacción contra los
excesos de
la metafísicaespeculativa
del
romanticismo alemán, Gustavo Teodoro Fechner pre-tende convertir
la
estética
en una
ciencia positiva independiente,
su-
jeta a los métodos de las ciencias de la naturaleza. Es lo que llama
)
"estética
desde abajo",
en
contraposición
a la
"estética desde arriba",
7
que es la
puramente especulativa.
El
propósito
de
Fechner consiste
.en
someter
los
hechos
del
arte
a un
riguroso método experimental.En el fondo Fechner redujo la estética a una rama de la psicología
jque
investiga los procesos del alma, provocados por el arte. De mane-jra semejante, otros pensadores de la centuria pasada han investigado
I
el
arte
en
relación
con
círculos
de
fenómenos, tales como
los
bioló-gicos
y
sociológicos.Desde
fines
delsiglo pasado apareceunaseriede
trabajos
quepre-tenden estudiar aisladamente ciertas manifestaciones
especiales
delarte y que sus autores separan de la estética general,
denominán-
dola
ciencia
del
arte
(knnstwissenschaft).
Esta ciencia
del
arte
tiene,,
sus antecedentes
más
remotos
en la
Poética
de
Aristóteles,
y
posterior-mente
en
obras como
el
Laocoonte
de
Lessing,
o las
investigacionesde
"Winkelmann. En
nuestra época esta dirección está representadapor hombres como Semper,
"Wolfflin,
Riegl, \Vorringer,'
etcétera.Estasinvestigaciones, a diferencia de la estética psicológica y
subje-
jivj^jnuestran
una
dirección
objetiva,
parten
del
examen
de la
obrade arte en su peculiaridad concreta. Estudian separadamente la pin-
tura,
la
música,
la
literatura, etcétera,
o aun se
circunscriben
a una
época
o
.a
un
estilo:
el
arte griego,
el
arte
gótico, etcétera. Justa-mente
se
llama ciencia
por la
particularidad
de su
objeto,
de sus mé-
todos
y
principios
explicativos
que no
pretende hacer valer como
lina
estética general. "Worringer llega
a
sostener
que la
llamada esté-tica general
es, en
realidad,
una
estética
del
arte clásico.
A
querer
.o
no,
egta cien^in
d
"'•*•"
:r
nplica
jiña
serie
de
principios
estéticos,algunos derivados de la
investigación
misma, que rebasan los limites
particulares
desü
aplicación
y que
pueden valer para toda
estética,
como sucede ya en los descubrimientos de Aristóteles al investigar
la
tragedia griega.En el campo de la
filosofía
el descubrimiento de la nueva
esfera
de
los
valores (axíología) tiene también gran resonancia para
la
estética, que en algunas de sus direcciones se aplica al examen y deter-minación de los valores del arte, a semejanza de lo que se ha hecho.enotros dominios
filosóficos,
como
por
ejemplo
en la
ética.
FILOSOFÍADE LA
VIDA
ARTÍSTICA 221
No
obstante
la
unilateralidad
de
cada
una de las
tendencias antes
señaladas,
es innegable que todas
ellas
han sido de gran valor parala estética,
la
cual dispone
hoy de un
inmenso material
de
datos,como seguramente
no ha
tenido
en
ninguna
de sus
anteriores épocas.
Tal vez el más
arduo problema
de la
estética
es
recoger, interpretar
y
ordenar sistemáticamente esta riquísima documentación
que
ahoraencuentra
en
torno
suyo.
De
todo
lo
anterior
se
desprende
que la
estética
ha
usado
de
diferentes métodos,
que
son:
I
9
el
metafísica
especulativo,
que
consiste
en
partir
de una
concepción
filosófica
del
mundo
e
incluir
en
ella
el
arte, como
una
pieza
del
sistema. Estaestética
se
ocupa preferentemente
del
problema
de lo
bello
y lo
con-
sidera
en
conexión
con
otras entidades
del
mundo espiritual, comolo verdadero
y lo
bueno.
La
doctrina estética
se
funda
en los
postu-
lados
metafísicos
del
sistema
y
tiene
en
consecuencia
un
carácter
heterónomo.
2
9
El
método
trascendental
de
Kaht
y los
neokantianosque parte de la conciencia artística para indagar las condiciones quehacen posible
el
arte,
y los
fundamentos
de la
validez
de los
juicios
y
normas estéticas.
En
este lugar puede citarse como ejemplos, ade-más de la
Crítica
del
juicio
de
Kant,
la
Estética
normativa
de
Joñas
Cohn.
3
9
El
método
empírico
de
Fechner,
que
hace
de la
estética
una
ciencia positiva,
de
dirección principalmente subjetiva
y
psicoló-
gica.
4
9
La
ciencia
del
arte
(kunstwissenschaft}
que estudia a la obrade arte en sus manifestaciones concretas y pretende averiguar
cuál
esla esencia particular
de
cada
una de
ellas. Ejemplo:
la
esencia
del
gótico,
del
barroco,
del
primitivo,
etcétera..
8
Puestoque laestética tienequedefinirelconceptodelarte,sugran problema radica
en la
multiplicidad
de
formas históricas
que
apenasparecen tener algo
de
común
entre
sí. Las
formas
del
artevarían
con los
pueblos,
las
épocas,
las
culturas,
los
lugares;
en un
mis-
mo
lugar
y en el
mismo
tiempo
el
arte varía
de
individuo
a
individuo.
Los valores artísticos
tienen
alzas
y
bajas,
a
veces
en
cortos
inter-
3
El
método que
consideramos
como
único
válido
en
estética
es el que
busca
la
esencia
general o la ley
general
del
fenómeno
estéticoen la
realidad
mismadel
.
arte.
Pero
sería
erróneo
tratar
de
conseguir este resultado
por
medio
de la
inducción,
a
semejanza
de lo que se
hace
en las ciencias de
la
naturaleza. Tal
intento
implicaría
tener
de
antemano
el conocimiento de
la
esencia
del
arte
para
poder seleccionarlos hechos que se observan. No hay
otra
manera de descubrir
esa
esencia o
ley
general, quemediantela
intuición
logradaen presencia de un
proceso
estético
par-
ticular.
Esto no quiere decir que
aquélla pueda
lograrse
fácilmente,
pues
sólo
poseyendo
el
sujeto
una
preparación
especial
y
sabiendo colocar
al
objeto
en
con-
diciones
adecuadas,escuando
puede lograrse
laintuición de la
esencia
(véase
Moritz
Geíger,
Estética,
traducción española,
p.
149).

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->