Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
38Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
von_Balthasar_Corazón del mundo

von_Balthasar_Corazón del mundo

Ratings: (0)|Views: 687|Likes:
Published by Alejandro Gallardo

More info:

Published by: Alejandro Gallardo on Jan 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/17/2014

pdf

text

original

 
 Corazón del mundo
Hans Urs von Balthasar
Título Original: Das Herz der Welt
1945
 Ediciones Encuentro - MadridSegunda Edición 1999
 
 
EL REINOI
¡Cárcel de finitud! También el hombre, como todo ser, ha nacido en laprisión; el alma, el cuerpo, el pensamiento, su vislumbre, su deseo: todo en éltiene sus límites, él mismo es limitación palpable, todo es esto, no aquello, distinto,separado de lo demás. Todos miran hacia lo que es extraño desde las enrejadasventanas de los sentidos; y aun cuando su espíritu vuele a través de los espacioscomo un pájaro: él nunca será este espacio, y el surco que deja al pasar sedisuelve una vez más y no deja rastro alguno permanente. ¡Qué distancia tangrande de una cosa a la que le está próxima! Y si llegan a amarse y se hacencaso de una isla a la otra, si tratan de intercambiar su soledad y engañarsemutuamente interpretándola como unidad: con cuánto más dolor les sorprende ladesilusión, pues palpan las barreras invisibles, las frías paredes de cristal contralas que se arrojan como pájaros enjaulados. Nadie puede romper su abandono,nadie sabe quién es el otro. El hombre se limita a presentir a la mujer, el niño alhombre, quizá con menos seguridad que el hombre presiente al animal. Las cosasson extrañas entre sí, y aun cuando se encuentren bastante cerca y secomplementen como los colores, como el agua y la roca, como el sol y la nube,aun cuando juntamente realicen la armonía tonal del universo: lo polícromo pagael precio de la más amarga separación. El mero hecho de existir un individuo es yarenuncia. Roto el límpido espejo, la imagen infinita se esparce por todo el mundo,el mundo queda convertido en un montón de residuos. Pero de todos modos cadauna de las ruinas es todavía algo precioso; de cada uno de los fragmentos parteun rayo del misterio original; en cada uno de los bienes creados se percibe un bieninfinito, una promesa de más, el quizá de un riesgo, un halago, tan dulce, que anteese violento placer se nos detienen los pulsos al situarse desnuda y desvestida delenvoltorio de ceniza que es la costumbre y dejarse ver de este modo ante nuestramirada por un momento: llenándonos de una felicidad maravillosa, sin límites. Elsello del origen, el beso de lo original, la garantía de la unidad perdida. El meollode la felicidad es siempre impalpable pero sigue siendo constantementemisterioso; si corremos tras ella, no la podemos alcanzar; ella mantiene en lamano la manzana de Adán, no el fruto infinito del árbol de la vida. La imagencelestial se desliza sonriendo tristemente, se apaga, se disuelve en el aire. Lo quese apareció como sin límites vuelve ahora a mostrar sus barreras concretas, ytanto el buscador como lo buscado, se deslizan ambos hacia una estrecha prisión.Y nuevamente nos encontramos frente a todo, siendo parte de una parte, y lo quetenemos es algo que compartimos con todo lo demás, ni las sacudidas ni laslágrimas rompen los muros de la cárcel.Pero mira: existe esa realidad fluctuante, que se deslizaincomprensiblemente, el tiempo. Es la barca invisible que va de orilla a orilla. Unvuelo de una cosa a la otra. Monta sobre el tiempo, éste empieza a correr, te lleva,
 
no sabes cómo, no sabes a dónde, el suelo firme que hay bajo tus pies se muevey vacila, el camino firme se convierte en deslizante y vivo, comienza a fluir como elmaravilloso curso de un río, las orillas se transforman y cambian - ahora sonbosques, más tarde se trata de amplios campos, de ciudades de hombres -, lacorriente misma cambia de forma y se transforma a cada momento; de pronto sedesliza como un suave susurro, de repente se eriza formando grandes cataratas, ytermina por amansarse y convertirse en un lago tranquilo: ahora el movimiento seha hecho imperceptible, y a lo largo de la orilla el agua vuelve a encresparseformando olas hasta que una vez más el ímpetu del centro de las aguas llegahasta las orillas.El espacio es frío y rígido, pero el tiempo es vivo; el espacio separa, pero eltiempo lleva todo hasta todo. El tiempo no corre fuera de ti, tú no nadas como untronco que se desliza sobre el agua, el tiempo fluye a través de ti, tú mismo fluyes.Tú eres el río. ¿Te sientes triste? Confía en el tiempo: pronto reirás. ¿Ríes? Nomantendrás por siempre tu risa: pronto llorarás. El tiempo te lleva de sentimientoen sentimiento, de este estado a otro estado, de la vigilia al sueño y del sueño unavez más a la vigilia. No puedes caminar largo tiempo, nuevamente te pones adescansar, te cansas, sientes hambre, tienes que sentarte, comes, te levantasnuevamente, y comienzas una vez más a caminar. Sufres: desde lejos, como algoinalcanzable contemplas la acción que quieres emprender; pero siempre tearrastra la corriente y una mañana llega por fin la hora de la acción. Tú eres unniño, y nunca, piensas, te sustraerás a la debilidad de la infancia, que te encierraentre cuatro muros sin ventanas. Pero mira, tus muros mismos son movedizos ycuarteables y todo tu ser se transforma modelándose en un joven. De tu mismoseno surgen manantiales ocultos en ti, y un día el mundo brotará en torno a ti.Poco a poco el tiempo te lleva de curva en curva, perspectivas, horizontes pasande largo ante tu mirada: empiezas a vivir la transformación, empiezas a descifraruna aventura desmesurada. Experimentas una dirección, sientes una partida,olfateas el mar. Y ves que lo que cambia en ti es lo mismo que cambia en todo loque hay en torno a ti: todo punto, por el que tú pasas rozando, está asimismo enmovimiento. Un torbellino se debate sobre él desde todas partes, toda su largahistoria se desata sobre él, pero al igual que tú, tampoco él sabe donde terminaesa historia. Miras al cielo: los soles giran altos, pero en conexión con sussistemas de planetas, como racimos de uvas, ruedan deslizándose hacia lasdistancias creadas de antemano y hacia los espacios inescrutables. Túdesintegras los átomos: forman éstos un enjambre más confuso que un dispersomontón de hormigas. Tú buscas un apoyo y una ley estable en el centro denuestra tierra, pero también ésta es puro acontecer e historia, nadie puedepredecirte de antemano y contar con las nubes de la próxima semana.Es cierto que existe una ley, pero se trata de la misteriosa ley del cambio,cuyo único fundamento está en aquél que cambia. No puedes llevar el río a laorilla seca, para capturar como un pez la ley de su fluir. Y sólo en el agua puedesaprender a nadar. Los sabios que existen entre los hombres tratan de buscar elfundamento de la existencia, pero no pueden hacer otra cosa que descubrir unaola de esa corriente; en su pintura el fluir se ha hecho rígido, y sólo resultaverdadera si nuevamente abandonan la imagen al cambio y al movimiento. Losque sintieron avidez emprendieron muchas cosas, y arrojaron rocas al mar, para

Activity (38)

You've already reviewed this. Edit your review.
Jordi Pifarré Amenós added this note
Agraït
1 thousand reads
1 hundred reads
sevavi liked this
dziwak liked this
verochi_36 liked this
verochi_36 liked this
Luis Frank Ram liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->