Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
33Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Documento 1. La adultez emergente

Documento 1. La adultez emergente

Ratings: (0)|Views: 3,530 |Likes:
Published by iesppcrea
Documento 1. La adultez emergente. Master Valencia. Desarrollo en la Adultez
Documento 1. La adultez emergente. Master Valencia. Desarrollo en la Adultez

More info:

Published by: iesppcrea on Jan 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/17/2013

pdf

text

original

 
IV CONGRESO INTERNACIONAL DE PSICOLOGÍA Y EDUCACIÓN “CALIDADEDUCATIVA”
Almería, 30 Marzo- 2 Abril 2004
“LA ADULTEZ EMERGENTE: ¿UNA NUEVA FASE EN EL CICLO VITAL?”
Autores:
Torres Jiménez, FranciscaZacarés González, Juan JoséIntroducción
“En nuestras sociedades está aumentando la incongruencia entre la maduración biológica yrelacional de la juventud y los ritmos de paso hacia la sociedad adulta”. Ésta es parte de la tesis propuestaen el último informe del INJUVE en nuestro país
 
(Martín Serrano y Velarde, 2001, p.17). Efectivamente,se hace cada vez más evidente que la adolescencia se prolonga, y que ni siquiera desde esta prolongaciónse pasa directamente al periodo de la adultez, sino que existen una serie de pasos intermedioscaracterísticos de sociedades occidentales e industrializadas. Se habla incluso de una moratoria psicosocial concedida no ya al adolescente, sino al “adulto joven”, durante la cual, a través de laexperimentación de roles, el individuo puede llegar a encontrar su espacio propio dentro de su sociedad,de modo que quede definitivamente conformada su propia identidad.Arnett
 
(2000) define un espacio evolutivo de transición entre la adolescencia y la adultez, situadocronológicamente entre los 18 y los 25 años (aunque puede hacerse extensivo hasta los 30). Arnettdenomina a este “nuevo” (en cuanto que distinto) periodo evolutivo
“adultez emergente”,
argumentandoque no nos hallamos ya en la adolescencia, pero tampoco en la adultez (ni siquiera la adultez temprana), ydefiende que es teórica y empíricamente diferenciable de estos dos momentos evolutivos. Concretamente,ubica a los adultos emergentes, “habiendo abandonado la dependencia de la niñez y la adolescencia, y sinhaber entrado aún en las responsabilidades normativas permanentes de la adultez” (Ibid., p.469). Losrasgos diferenciales y característicos de esta fase se resumen en la tabla 1.
Tabla 1. - Caracterización de la nueva fase de la “adultez emergente”Los “adultos emergentes” se diferencian delos adolescentes por...Características propias de la “adultezemergente”
1)
Su foco más de
 preparación
s intensivo para el logro delestatus adulto
2)
Su mayo
conciencia deevaluación
según criteriosculturales o personales respecto asi se es o no “adulto”
3)
Su mayo
independencia
respecto a su familia, se viva o no
a)
Se sitúa
entre los 18 y 25 años
(aunque puede hacerse extensiva hastalos 30 años según los contextossocioculturales)
b)
 Heterogeneidad, diversidad einestabilidad 
en situaciones vitales
c)
 Autopercepción de “sí, pero no”(ambivalencia):
no se perciben ni comoadolescentes ni como adultos
1
 
 bajo el mismo techo
4)
Su presencia tan sólo en
algunas culturas y sociedadesoccidentales
industrializadas que postponen la entrada en la adultez
d)
Ofrece las mayores oportunidades para la
exploración de opciones realesde identidad 
en los ámbitos del amor, eltrabajo y la visión del mundo
e)
Presencia de
conductas de riesgo
como reflejo de la búsqueda deexperiencias antes de la entrada en rolesadultosParece, pues, que, puede definirse a esta etapa como un momento de transición hacia la adultez,siendo esta transición claramente percibida por los propios adultos emergentes. Si nos encontramos anteun periodo cuyo culmen es la consecución de la etapa adulta, ¿qué es, entonces, lo que determinará queya se ha alcanzado este objetivo? ¿Cuáles serían los criterios que definirían el momento evolutivo de laadultez?Siguiendo a Zacarés
 
(1999) no podemos, hoy día, plantear un criterio único para determinarlo,sino que se impone adoptar una perspectiva en la que la entrada a la adultez se considere progresiva ymultifacética. De este modo, aunque tradicionalmente en muchas culturas el acceso a la edad adulta havenido determinado atendiendo básicamente a
criterios psicosociales
, que incluían las transicionesevolutivas y circunstanciales propias del adulto (véase, por ejemplo, la significatividad del matrimoniocomo marcador último de la llegada a la adultez en diversos tiempos y culturas, o la importancia delacceso al mundo laboral), cabe considerar otros criterios marcadores del inicio de la adultez (Moore,1987; Scheer, Unger y Brown, 1996; Schlegel, 1998):-
criterios biológicos
: referidos a la finalización definitiva de los cambios físicos.-
criterios cronológico-legales
: por ejemplo, la mayoría de edad legal a los 18 años en nuestro país, y que supone que a partir de entonces estamos facultados para tomar una serie de decisiones quehasta entonces se nos vetaban.-
criterios socioeconómicos
: la autosuficiencia económica y una vivienda distinta a la del hogar familiar son dos criterios que se combinan de manera diversa para trazar el largo camino hacia la plenaindependencia económica. Los datos del último Informe “Juventud en España” son reveladores en esesentido (Martín Serrano y Velarde, 2001): en 1999 sólo el 50% de los jóvenes españoles entre 26 y 29años vivía fuera del domicilio familiar (eran el 75% en 1990) mientras que la situación de total autonomíaeconómica se daba sólo entre el 18% de aquellos que estaban entre los 15 y 29 años.-
criterios psicológicos
: referidos al proceso hacia la madurez psicológica y el esfuerzo por ellogro de una identidad personal. También el propio criterio subjetivo de “sentirse adulto” se podríanincluir como referente experiencial de este período.
2
 
De hecho, y especialmente en las sociedades occidentales y más industrializadas, los sujetos que podrían ser considerados “adultos emergentes” rechazan el matrimonio y otras transiciones de rolessociales “definidas por otroscomo indicadores únicos, últimos o esenciales de la adultez, y lo hacen afavor de criterios individualísiticos, que no tienen tanto que ver con lo social, sino con lo que Arnett(1998) denomina
“cualidades de carácter”,
y que afectan, una vez más, al proceso de búsqueda deidentidad y vinculan el estatus adulto con lo psicológico y moral del sujeto. La adultez emergente puedeser entonces considerada como tiempo adecuado para ir adquiriendo (¿formando y aprendiendo?) esaserie de “cualidades de carácter” que en definitiva conducirán al sujeto a la fundamentación, consecucióny desarrollo de su identidad de adulto.Un estudio representativo a este respecto (Arnett, 1998) revela que, para los jóvenes de la culturamayoritaria americana, en el contexto histórico y social actual, los criterios más representativosconsiderados marcadores del acceso a la edad adulta son los que hacen referencia al hecho de “ser independientes y autónomos”. En concreto, los tres criterios más nombrados son la aceptación de la propia responsabilidad, el decidir sobre los propios valores y creencias independientemente de los padresy otras influencias y el ser económicamente independiente. La independencia y autonomía suponenconfianza en uno mismo, lo que ya nos introduce en el conjunto de recursos personales de tipo psicológico que llamamos “madurez personal” (Whiting, 1998; Zacarés y Serra, 1998). Consideramosque las características que Arnett propone para los jóvenes norteamericanos actuales resultan tambiénválidas en nuestro ámbito, aunque también será necesario estar atentos a los matices diferenciales que losdiferentes contextos culturales aportan a la definición psicosocial de la adultez. De hecho, la influencia dela cultura no resulta irrelevante en este tema, como muestra un reciente estudio con jóvenes universitarioschinos (Nelson, Badger y Wu, 2004). Sus resultados reflejan la predominancia de valores comunitariossobre otros de naturaleza más individualista a la hora de considerar los marcadores de la adultez. Nos proponemos realizar por ello un examen exploratorio de los criterios definitorios del acceso a la adultezen jóvenes españoles utilizando como marco de comparación los datos norteamericanos de Arnett (1998).
Método
Muestra
. Nuestro estudio piloto se ha llevado a cabo en una muestra de 74 estudiantesuniversitarios (31 mujeres y 43 varones), cuyas edades oscilaban entre los 18 y 29 años de edad, con unamedia de 21.83 años (DT= 2.54), Todos ellos eran solteros.
 Instrumentos
. Se utilizó un cuestionario adaptado de Arnett (1998) mediante el que se abordarondos aspectos. En primer lugar se preguntaba a los sujetos sobre la percepción del propio estatus adulto:“¿Crees que has alcanzado ya la adultez?”. Las respuestas posibles eran “sí”, “no”, “sí en algunosaspectos, no en otros”. En segundo lugar se presentaba a los participantes una lista de posibles criterios deadultez, solicitando que señalasen mediante un formato de respuesta dicotómico (Sí/No), cuáles de dichoscriterios eran necesarios para considerar que una persona ya es adulta. A la hora de presentar los ítems, semantuvo el orden del ranking de resultados de Arnett, puesto que no nos constaba el orden de los criterios
3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->