Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FUNDAMENTOS DE TEOSOFIA - C. Jinarajadasa

FUNDAMENTOS DE TEOSOFIA - C. Jinarajadasa

Ratings: (0)|Views: 26|Likes:
Published by Jacantti
FUNDAMENTOS DE TEOSOFÍA
First Principles of Theosophy (1912)

C. Jinarajadasa
PRÓLOGO Este libro es el resultado de una serie de conferencias dadas en Chicago, en 1909. Entonces se hizo una tentativa de exponer la Teosofía a grandes auditorios con la ayuda de diagramas. Se prepararon clisés y se proyectaron con linterna sobre una pantalla, y se vió que había una gran ventaja para el auditorio en tener a la vista los diagramas mientras oía al conferenciante en la disertación de su tema. Inmediata
FUNDAMENTOS DE TEOSOFÍA
First Principles of Theosophy (1912)

C. Jinarajadasa
PRÓLOGO Este libro es el resultado de una serie de conferencias dadas en Chicago, en 1909. Entonces se hizo una tentativa de exponer la Teosofía a grandes auditorios con la ayuda de diagramas. Se prepararon clisés y se proyectaron con linterna sobre una pantalla, y se vió que había una gran ventaja para el auditorio en tener a la vista los diagramas mientras oía al conferenciante en la disertación de su tema. Inmediata

More info:

Published by: Jacantti on Jan 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/28/2014

pdf

text

original

 
1
FUNDAMENTOS DE TEOSOFÍA
First Principles of Theosophy(1912)
C. Jinarajadasa
PRÓLOGO
Este libro es el resultado de una serie de conferencias dadas en Chicago, en 1909.Entonces se hizo una tentativa de exponer la Teosofía a grandes auditorios con la ayudade diagramas. Se prepararon clisés y se proyectaron con linterna sobre una pantalla, y sevió que había una gran ventaja para el auditorio en tener a la vista los diagramasmientras oía al conferenciante en la disertación de su tema.Inmediatamente después de terminar la serie, tuve la intención de escribir lasconferencias para su publicación. De los diagramas se prepararon en seguida las planchas, y los tres primeros capítulos aparecieron en 1910, en The TheosophicMessenger, órgano de la Sección Americana de la Sociedad Teosófica. El haber necesitado once años para terminar los doce capítulos restantes indica cómo entreconferencias, correspondencia, trabajo literario y viajes ocupan toda la vida del obreroteosófico. No me pesa, sin embargo, la demora en completar la obra, porque los añostranscurridos han profundizado mi comprensión de la Teosofia y me han capacitado para dar una exposición más plena de la materia.Varios teósofos han tenido la generosidad de cooperar conmingo en el plan de esta obra;y a quien entre ellos debo mayor gratitud es Mr. Ralph E. Packard, quien en 1909 hizoen Chicago los diagramas originales para los clisés de la linterna.La mitad de los diagramas de este libro fueron preparados por él. Durante tres meses,noche por noche, después de terminar su labor diaria como dibujante de una oficinaferroviaria, estuvo trabajando en dibujar los diagramas según mis diseños.A Mr. Claude F. Bragdon debo dos diagramas, figs. 67 y 78.Los dibujos de los Sólidos Platónicos, figs. 81 y 104, se sacaron de los hermososmodelos hechos por mister G. E. Hemus de Auckland y fueron cuidadosamentefotografiados para mi por Mr. Ragnar Lindberg, de la misma ciudad. Las figs. 87,88 y 103 fueron dibujadas por Mr. E. Warner, de Sydney, y la 82 se la debo a donManuel Treviño, de Madrid.Quedo obligado a varias publicaciones por algunos diagramas. Debo la fig. 5 a FirstCourse in Zoology, de T. W. Galloway; las 14 y 15, a Knowledge and Scientific News;las 21-24, a Atlantis, de Scott-Elliott (cuyos originales fueron dibujados, sin embargo, por C. W. Leadbeater, después de haber consultado los anales ocultos); la 48, aSplendour of the Heavens, de Hutchinson; la 94, a los editores de los cuadros de laMitología India de Ravi Varma; la 105, a Mineralogía Generale, de L. Bombicci(Milán), y la 107, a Country Life.Debo las gracias a la Sección Americana de la S. T. por haberme facilitado por conductor del Dr. Weller Van Hook, Secretario general de la misma en 1907-1911,sesenta y cinco de las planchas empleadas en el libro y que originariamente fueron
 
2
 preparadas para su publicación en The Theosophic Messenger. Ninguno de misdiagramas es propiedad, y puede reimprimirlos cualquiera como están o modificándoloscomo mejor le parezca.El índice de esta cuarta edición (1928), ha sido preparado por el señor P. Pavri, a quiendoy cordiales gracias por su trabajo.C.J.
 
3
INTRODUCCIÓN
Teosofía es la sabiduría adquirida por el estudio de la evolución de la vida y la forma.Existe ya esta sabiduría, porque durante largas edades se han dedicado a este estudioinvestigadores versados en los misterios de la naturaleza, llamados Maestros de laSabiduría: almas que, habiendo traspasado la etapa humana, gozan ya de la inmediatasuperior, la de Adepto.La Suma de conocimientos acumulada por la investigación y la experiencia de una serieno interrumpida de Adeptos es la Teosofía.El hombre al alcanzar el adeptado deja de ser meramente uno de tantos en el proceso dela evolución, y entra en las funciones de Maestro y Director de ella bajo lasuperintendencia de una gran Conciencia que en Teosofía se llama el Logos. Comocooperador con el Logos, se halla ya capacitado para ver la Naturaleza desde su puntode vista y, hasta cierto punto, para examinarla, no en calidad de criatura, sino con suCriador. Este examen se llama hoy Teosofía.Estos Maestros de la Sabiduría, agentes del Logos, dirigen el proceso evolutivo en todassus fases, actuando cada uno en su especial departamento de la evolución de la vida y dela forma. Constituyen lo que se llama la Gran Jerarquía o Gran Fraternidad Blanca.Ellos son los que guían la construcción y destrucción de las formas por mar y tierra; losque dirigen el encumbramiento y la decadencia de las naciones, dotándolas de laSabiduría Antigua, a cada una en la medida necesaria para su bienestar y adecuada parasu capacidad de asimilación.Esta sabiduría se da unas veces por vía indirecta; esto es, por conducto de los pesquisidores del conocimiento, a quienes, inspirándolos, invisibles, guían hacia losdescubrimientos, y otras directamente como revelación. Ambos procedimientos puedenobservarse hoy en el siglo veinte. Por el indirecto, los Maestros de la Sabiduría, quetienen a su cargo la evolución de todo lo que vive, suministran la Sabiduría, la cienciade los hechos, dirigiendo e inspirando ocultamente a los obreros de la ciencia, y por eldirecto, en un cuerpo de conocimientos que se llama Teosofía.La Teosofía es, pues, en cierto modo, una revelación; pero es una revelación deconocimiento por los que lo han adquirido ya a los que aun no lo han alcanzado. Al principio se presenta como hipótesis, y sólo por el experimento y la experiencia seconvierte en conocimiento personal.La Teosofía no nos proporciona: hoy pleno conocimiento de todos los hechos. Sólo participamos del poco detallado de algunos hechos y leyes, suficiente para incitamos alestudio y a la investigación, pero que deja aún innumerables huecos que llenar. Se vanllenando por individuos que trabajan junto a nosotros; pero la porción de conocimientoque nosotros poseemos con relación a la que aun está por descubrir o revelar es comouna gota en el Océano. No obstante, lo poco que poseemos tiene un encanto maravillosoy revela donde quiera nueva inspiración y belleza.La Teosofía de nuestros días, la literatura teosófica moderna, trata principalmente de laevolución de la Vida; pero el conocimiento de la evolución de las Formas, acumuladoen todos los aspectos de la Ciencia moderna, constituye igualmente una parte de laSabiduría Antigua. En ambas hay huecos que llenar, pero una mirada atenta las revelacomo complementarias.En esta exposición de la Teosofía, como en toda labor científica, hay dos elementos quedeslindar. Un escritor expone hechos aceptados por todos o por la mayoria de losinvestigadores científicos; pero también puede incluir el fruto del trabajo de unos pocoso del suyo propio, que requiere confirmación o revisión; y por inconsciencia o por faltade preparación científica puede no separar estos dos elementos. Del mismo modo, aun

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Jacantti liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->