Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Resumen - Carolina Carman (2010) "En torno al Centenario (1890-1920): la búsqueda de nuevas aproximaciones"

Resumen - Carolina Carman (2010) "En torno al Centenario (1890-1920): la búsqueda de nuevas aproximaciones"

Ratings: (0)|Views: 37|Likes:
Published by ReySalmon
Capítulo 3 de Doscientos Años pensando la revolución de mayo
Capítulo 3 de Doscientos Años pensando la revolución de mayo

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: ReySalmon on Jan 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2012

pdf

text

original

 
1
Carolina Carman
(2010)EN TORNO AL CENTENARIO (1890-1920): LA BÚSQUEDA DE NUEVAS APROXIMACIONES
Entre 1880 y las primeras décadas del siglo XX la historiografía argentina atravesó un período de transición entre la etapafundacional y la emergencia, hacia 1920, de la autodenominada
Nueva Escuela Histórica
, considerada como la primera escuela dehistoriadores profesionales del país. El período anterior, en cambio, se caracteriza, por una parte, por un proceso de incipienteformación de un campo historiográfico y por otra, por la aparición de una serie de nuevas propuestas para el estudio del pasado. Elconjunto de indagaciones sobre el pasado propio de este período y la heterogeneidad de la producción historiográfica, deben ser comprendidos en un contexto signado por profundos cambios sociales, políticos y económicos, que es el que inaugura la Argentinade 1880. Tres grandes tensiones, producidas a partir de estos cambios constituirán la agenda de problemas de la elite política eintelectual en esta etapa: la cuestión social, la cuestión política y la cuestión nacional. Al encontrarse en campo historiográfico en un proceso formativo, la actividad de los historiadores no estaba completamente diferenciada del campo intelectual en un sentidoamplio y se encontraba, a su vez, intrínsecamente vinculada al mundo de la política. Todos los autores reseñados en el capítulo sedesempeñaban en diversos ámbitos de la vida pública como actores políticos, legisladores y/o como funcionarios del Estado. Esta particularidad grupal constituye una marca importante porque incide en sus interpretaciones sobre el pasado nacional. Dentro delcampo intelectual de la Argentina finisecular, ocupa un lugar significativo el grupo de escritores, historiadores y ensayistas el que
Oscar Terán
(2000) ha caracterizado como exponentes de la ³cultura científica´. Es decir, aquellos que creían que sólo la cienciaera capaz de otorgar legitimidad a las ideas y que, por lo tanto, en su tarea de indagación del pasado, propusieron interpretaciones basadas en los aportes de las nuevas ciencias sociales y se esforzaron por apartarse del relato político y de la historia de los grandeshombres como ejes explicativos del pasado nacional. Este nuevo clima de ideas se vincula con los intereses políticos de la elitegobernante, ya que la sociología era pensada por entonces como una ciencia capaz de otorgar soluciones para la recomposición delorden social. Por esa razón, muchos de estos intelectuales formaron parte de la llamada
elite reformista
, grupo de intelectuales yfuncionarios estatales que buscaron, a través de los aportes de las ciencias sociales, encontrar soluciones a diversos problemasvinculados con el trabajo, la salubridad y la educación. En cuanto a su labor como historiadores es clara la voluntad de encontrar, por medio de herramientas científicas, leyes sistemáticas capaces de explicar el pasado nacional. Desde diferentes vertientes de lasociología, una más cercana a la psicología de masas y la otra a una interpretación de corte biologicista y materialista, la miradacientífica y evolucionista del pasado está fuertemente presente en tanto en
Ramos Mejía
como en
Ingenieros.
También
Juan B.Justo
, desde una lectura materialista ensaya un análisis cientificista del pasado que le permite pensar a la emancipación como unarevolución burguesa y rescatar de tal proceso la preeminencia de los factores económicos. Por su parte,
Joaquín V. González
, se propone reemplazar a los factores personales por leyes sociales, éticas y psicológicas en las explicaciones del pasado.Si bien los temas presentan una fuerte continuidad con los que ocuparon a sus predecesores, dos en particular son dignos de destacar debido a que ellos dieron lugar a la aparición de nuevas preguntas y a renovados aportes. Una de esas preguntas es la relativa a la participación de los diversos actores sociales en el proceso emancipatorio. Desde diferentes miradas, varios de los autores llevan a un primer plano la participación de los sectores populares en la revolución.En directa vinculación con la cuestión nacional y con el fenómeno de recuperación del hispanismo en América Latina, que ennuestro país se profundiza hacia el Centenario de la Revolución de Mayo, algunos de los autores discutieron los aportes del legadohispánico a la historia y a la formación de la nacionalidad. Este es uno de los aspectos más novedosos de la historiografía del períodoya que la anterior, por lo general, había tendido a presentar la Revolución de Mayo como el momento de inauguración de lanacionalidad argentina frente a un pasado colonial considerado atrasado y oscuro. En esta línea de recuperación del hispanismo seencuentra González, quien busca reconciliar los legados del período colonial y del período independiente. Por otra parte, esta ideava de la mano con la recuperación de los aportes de las provincias del interior en la emancipación. Tal vez sea la obra de
Rojas
laque cierra este período historiográfico, ya que sus reflexiones combinan elementos propios de una tradición laica, liberal ydemocrática, hasta entonces hegemónica, con un análisis más de corte esencialista y espiritualista que se irá profundizando a partir del centenario para encontrar su máxima expresión política e intelectual a comienzos de los años 30, en directa relación con la crisisdel liberalismo.I.
 
J
UAN BAUTISTA
J
USTO
 La teoría científica de la historia y la política argentinas
(1898). Puede advertirse en ese breve artículo que la intención de
J
usto esresaltar el rol predominante que tuvieron los factores económicos en la Revolución de Mayo. Dos ideas centrales atraviesan el relatode
J
usto. En primer lugar, plantea quela minoría que protagonizó la revolución (sin ninguna participación relevante de las clases populares) tuvo únicamente como objetivo proclamar el libre comercio e impulsar el desarrollo económico del país. En segundotérmino, los sucesos revolucionarios son calificados sin atenuantes como un movimiento burgués.
 Selección de fragmentos
³ («) Pero si el pueblo no estaba preparado para tomar una parte consciente en la lucha por la independencia, y no hizo en ellamás que seguir los designios de la clase dominante, le sobraba disposición para levantarse contra ésta en defensa de su modotradicional de vida. Así nacieron las guerras civiles que a partir de 1815 asolaron el país.´
 
2
³No obstante su carácter netamente burgués, la Revolución de Mayo tuvo para las clases inferiores grandes consecuencias, hechaabstracción de lo que significa para la producción y el consumo nacionales la libertad de comercio.´³Lo dicho basta para probar que la base de la historia argentina ha sido la evolución económica; que ésta explica sus fasesluminosas como sus fases sombrías; que las agrupaciones políticas de acción más eficientes en la historia argentina son las que hanrepresentado un interés económico más general y más bien entendido.´
 II.
 
J
OSÉ MARÍA RAMOS ME
J
ÍA
 Las Multitudes Argentinas
(1899). Originalmente pensada como prólogo a la obra que luego sería
 Rosas y su tiempo
(1907), elobjeto inicial (las multitudes en la época de Rosas) se vio desbordado y terminó dando lugar a una reinterpretación general del pasado nacional a través de un sujeto colectivo: la multitud. El estudio de la multitud se entronca con la preocupación por lagobernabilidad y el orden, muy en el clima positivista de fines del siglo XIX, que abandonó la prioridad de la problemática de losderechos individuales. En su recorrido por la historia argentina, Ramos Mejía observa multitudes que se diferencian entre sí, la de laemancipación es romántica, la de la ³tiranía´ rosista es agresiva y la del momento en que escribe se caracteriza por su pasividad.
 Selección de fragmentos
³Del seno de la muchedumbre sale, pues, la fuerza trascendental de la
revuelta
y de la desobediencia, agente de las iniciativas y dela acción eficaz en todos los primeros acontecimientos de la emancipación.´³la revolución argentina es la más pletogenética de todas las revoluciones del Nuevo Mundo. Nadie la encarna o representa personalmente, como sucede en el otro lado de América. Mueren los hombres o se transforman los sistemas, surgen y desaparecenlas formas del gobierno, pero la revolución no sigue ningún paralelismo con ellos: la multitud argentina es quien la representa y laencarna, y la realiza hasta desagotarse en el perimer período, para dejar el campo a otra multitud o a otro período de sus mismavida que realiza otra obra de grandeza brutal e infecunda: la anarquía, Rosas, y las tiranías satélites.´
III.
 
PAUL GROUSSAC
 Santiago de Liniers, Conde de Buenos Aires, 1753-1810
(1907). Groussac no sólo incorpora al grupo de protagonistas de larevolución a algunas figuras soslayadas o poco reconocidas por la historiografía liberal, sino que sostiene que los verdaderos héroesde la Revolución de Mayo fueron las masas anónimas. Por otra parte, sus obras intentan romper con el modelo del ³relato nacional´como mito de origen propio de esa corriente historiográfica. En
antiago de Liniers, Conde de Buenos Aires
, Groussac intentarecuperar la figura de Liniers y, al mismo tiempo, reconciliar su legado con el de las personalidades reivindicadas por lahistoriografía liberal.
 Selección de fragmentos
³Al engrandecer, pues, el levantamiento de Mayo, no yerra el sentimiento popular; sólo que, obedeciendo al antropomorfismoinvencible que ha creado las mitologías y las épicas leyendas, personifica en algunos hombres vacilantes y falibles, apoderadosinconscientes del destino, las energías y virtudes del alma nacional.´
IV.
 
J
OAQUÍN VÍCTOR GONZÁLEZ
 E 
l juicio del siglo ó Cien años de historia argentina
(1913). El ensayo da cuenta de la necesidad de establecer una ley que expliqueel devenir histórico, en consonancia con la visión positivista de la época, en un análisis que intenta ir más allá de las individualidadesy los móviles ocasionales. Desde su punto de vista, la ley fundamental que recorre la historia argentina es la disputa interna y lalucha facciosa. Excusa la violencia revolucionaria a partir de la prolongada dominación colonial. Su ideal de repúblicaconstitucionalista y su postura liberal reformista y laica se pueden rastrear a lo largo de la obra.
 Selección de fragmentos
³en el examen de los males que más hondamente trabajaron el alma de la Revolución Argentina, a punto de ponerla no pocas vecesen riesgo de naufragio, hay un elemento morboso que obra en sus seno desde el primer instante, desde el corazón mismo de la Juntade Mayo, que asume la dirección de la guerra, y cuyo génesis debemos buscar en los más remotos orígenes: es la discordia, fundadaen rivalidades personales o en antagonismos latentes, de regiones o de facciones («).´
 V.
 
RICARDO RO
J
AS
 La Argentinidad.
 E 
nsayo histórico sobre nuestra conciencia nacional en la gesta de emancipación 1810-1816 
(1916). Comoindica
F
ernando Devoto
(1999), el núcleo del libro consiste en ³exponer el desarrollo de la idea democrática que rompía a la vezcon la oligarquía colonial y con el patriciado reaccionario, y que, al hacerlo, elaboraba un ³pragmatismo laico´ como ³filosofía de laargentinidad´´. A través de la obra, Rojas presentaba la revolución de independencia no sólo desde Buenos Aires, sino desde una

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->