Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
27Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Michel Serres, La Comunicación

Michel Serres, La Comunicación

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 897|Likes:
Published by Aníbal Rossi

More info:

Published by: Aníbal Rossi on Nov 13, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as RTF, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/21/2013

pdf

text

original

 
La comunicaciónMICHEL SERRES
SEGUNDA PARTE: VIAJES, TRADUCCIONES, INTERCAMBIOS.CAPITULO 1. DE EREHWON AL ANTRO DEL CÍCLOPE.*
GEOMETRÍA DE LO INCOMUNICABLE: LA LOCURA
 Michel Foucault papor clínico en su "Enfermedad mental y personalidad". Hele aquí historiador, en su "Locura y sinrazón en la época clásica"(1). Se trata sin embargo, y de muchasmaneras, de una historia insólita, o recreada.Este libro marca un hito: por su método, su construcción, su técnica de elaboración de un"conjunto histórico" demasiado complejo para que las dimensiones de un análisis crítico puedantener el menor sitio. Conviene pues para empezar saludar los méritos de la conciencia erudita, afalta de poder volver de nuevo sobre ella. Que se juzgue si no el montón de hechos exploradossobre el terreno de la locura; tres siglos de experiencia -fin de la Edad Media y Renacimiento,siglos XVII y XVIII, hasta la pretendida liberación de los alienados de Bitre- sonminuciosamente estudiados a escala europea. La extensión de la encuesta no es solamentecronológica y geográfica, es sobre todo cultural. El autor, lejos de limitarse a los monumentosque implican una relación con lo psiquiátrico (deberíamos decir a la arqueoloa de lapsiquiatría, dando al término arqueología su sentido filosófico más potente), recorre por elcontrario todos los horizontes imaginables donde la sombra de la sinrazón puede haber dejadoalguna traza. Allí donde se muestren una alusión, un grito, una imagen, una súplica, unacaricatura, la atención despierta, y el análisis continúa, lúcido y profundo. De todo ello, lamajestad de una odisea que conduce al lector desde las viejas leproserías en ruinas hasta losbordes donde la Nave de los locos aparece, desde la iconografía medieval a las imágenes deEpinal del asilo de Tuke, desde los furores trágicos de Oreste hasta el extraño diálogo del"Sobrino de Rameau", desde los decretos de Colbert hasta las decisiones revolucionarias. Losniveles más diferentes de la actividad cultural en general son juzgados dignos de investigación:de ahí lo compacto del conjunto histórico puesto al día.A partir de aquí, todo el problema es de organización, de arquitectura, de estructuración. A losméritos de la conciencia erudita se añaden las claridades de la consciencia filosófica, de lasíntesis histórica, de la aproximación atenta y ferviente a las realidades latentes de la sinrazón.A falta pues de poder tomar esta obra en la pluralidad de sus análisis concretos, vamos aintentar comprenderla siguiendo el movimiento por el cual el autor domina esta pluralidad. Así tendremos alguna idea de la dimensión de este dominio.Partimos del lenguaje, de la escritura, de la técnica lingüística de Michel Foucault. Incluso suestilo nos ha parecido producir las estructuras a la vez más inmediatas y más profundas queorganizan la obra y su objeto.
Estas estructuras son, evidentemente, de naturaleza"geométrica"; cubren el conjunto histórico considerado de una red muy fina de dualidades: essuficiente por tanto hacer variar estas estructuras "binarias" a través de todos los niveles posibles de experiencia
** (niveles cuyo número acabamos de indicar) para obtener una figuradel "organon" riguroso que preside la construcción del libro.Está claro que un análisis así no puede dar al lector más que una débil idea de una obra que,además de su objeto y organización, se sitúa conscientemente en la confluencia de las másricas inspiraciones: están aquí reunidos el Michelet de "La Bruja", el Nietzsche de "El Origen",las intuiciones subterráneas de Sade, la luces poéticas y lingüísticas de Char y de Artaud, por nocitar más que unos pocos, inspiraciones todas ellas que conspiran hacia una construcción lógicade la que -se nos perdonará- no daremos más que lo elemental.I
Hablar de la locura demanda que se elija un lenguaje
. Esta decisión encierra todos los
1
 
problemas. Se puede hablar a propósito de la sinrazón, se puede dejar hablar a lo irracionalmismo.Se utiliza, en el primer caso,
los idiomas de la denegación y del recubrimiento
. Así se hace apropósito de una tierra extranjera, de un viaje en Erehwon, de un animal de costumbresextrañas, de un pensamiento peligroso o de una cosa naturalizada.
El objeto se encuentraentonces apresado tras el haz de un lenguaje perspectivo en cuyo centro está la verdad 
, en laboca del sujeto que recita. Este último está comprendido, y no aquello de que habla. Lorazonable está comprendido, y habla del loco según sus propias normas:
el loco está negado;está excluido de las normas mismas del lenguaje de que es objeto
.Por el contrario, es posible
tomar la lengua autóctona de eso de que se habla
. El que escuchadebe entonces pasar por
traducciones y desciframientos
convenientes. Esto supone suposibilidad, que todo lenguaje humano implique una
cifra
que le transponga a otro lenguaje, loque es verdad en general. Pero, en el límite, esta cifra parece desvanecerse si la lenguaproferida está fuera de las reglas de este juego racional que hace posible las traducciones:nadie podría comprender a aquel que hablara a los pájaros si se expresara realmente según supropio canto. El idioma elegido expresa pues a lo más cercano de qué habla, pero éste no tienemás que sentido insensato si se trata de delirio. El loco habla finalmente de sí mismo, peroclama a sus locuras en el desierto. Todo esto es cierto en el caso particular del sueño.Primeros momentos de elección, primer dilema.
Michel Foucault tiene el valor de elegir lasegunda vía y sus dificultades. Busca -y descubre- las llaves del lenguaje de la locura, comoFreud encuentra las del sueño, y de la misma manera: dejando hablar 
. Así son negados loslenguajes de la denegación y del recubrimiento; el positivismo, sus definiciones y clasificacio-nes, sus árboles genealógicos y su jardín de especies, todo su sistema lingüístico aplicado sobrela realidad de la locura, son rechazados.
La actitud racionalista ante el problema de la sinrazónaparece como un repudio de su verdad profunda: traduce lo irracional en las normas de larazón y pierde así su sentido autóctono
. El punto de vista de una sintaxis sobre un discursoincomprensible es un contrasentido; sólo rodea espejismos: a partir de ahora hay que dar lapalabra a quien jamás ha sido escuchado, incluso si la coherencia de su verbo es loca. Vamos aver que esta decisión implica dificultades mayores, pero ya está comprendida una parte de lahistoria de la locura; durante tres siglos de miseria, se ha hablado de un mudo; y aquí restablece su lenguaje abolido, aquí se pone a hablar de sí mismo y sobre sí mismo.La palabra ha sido pues dada -sin duda por primera vez- a quien ella había siempre rechazado.(Las condiciones de este don harán aparecer, por una notable simetría, las crueles motivacionesde la negación: retengamos esta idea de
simetría en espejo
, una de las claves de la obra). Perocómo dejar hablar a un hombre tapiado en el mutismo desde el comienzo de la historia, unhombre que no sabría expresarse más que por un verbo incomunicable?. ¿Cómo descubrir elmás transparente de los espejos para que toda la pantalla sea suprimida ante el demente? Pero,por otra parte, suponiendo que el autor tenga éxito en su empresa, la transparencia no dejaráver, no focalizará más que delirio y sinsentido.
Hay que ir entonces al límite de las doscualidades del lenguaje, al mite de la transparencia y al mite de la opacidad, paraexperimentar la verdad de la sinrazón según estructuras que le son propias y por tantoexpresivas y comunicables
. Hay que poner una pantalla y suprimirla, tejerla translúcida ycompacta. Hay que descifrar, se podría decir, las ecuaciones de la luz negra.Por esto el libro de Michel Foucault era una obra imposible de escribir, salvo por un milagro quedesarrolló estas dos necesidades. Aquí está, no obstante, escrito, ante nosotros. Debemosdescubrir lo que le ha hecho posible, el milagro de su escritura, si queremos entrar en elmundo, literalmente inaudito, que nos indica.He aquí, nos parece,
uno de los secretos de este lenguaje. Michel Foucault ha elegido escribir suobra en el lenguaje de la geometría
. Pero la geometría tomada, si se puede decir, en estadonaciente, en el momento preciso en que es todavía estética y ya formal, en el momento en quesu forma de expresión es aún concreta, pero ya altamente rigurosa, en que su densidad sepresenta en un casi-vacío conceptual. Si se consideran, en efecto, los términos y vocablos, elestilo, la lógica, el "organon" de la obra, se verá de forma evidente que has sido extraídos deuna meditación ceñida a las cualidades primeras del
espacio, a los fenómenos inmediatos de lasituación
. Si nos dedicamos a un análisis del contenido, a una cuenta atenta de los vocablos
 
repetidos, nos daremos cuenta de la importancia que tienen las palabras:
espacio, vacío, límite,situación, división, separación, cierre
... De igual modo, los razonamientos, veremos ejemplos deello, reproducen frecuentemente descripciones puras de
 posición
. Y, de hecho, los problemas dela sinrazón son perfectamente expresables sen tal red lingüística y gica. Porque laexperiencia más maciza e históricamente más estable,
la ley de bronce de la sinrazón es precisamente la de la segregación de la demencia en un espacio cerrado, aislado, cerrado,separado. Encierro, segregación son las experiencias de hecho, las leyes históricas; resulta deello una excomunión tal que prohibe pronto el intercambio y el diálogo
. En consecuencia, laforma de la lengua aquí escogida se aproxima muy rápido a una explicación del silencio de loslocos. El estilo espacial que expresa la experiencia fundamental de
la cuarentena
llega a ser elestilo de
las condiciones de posibilidad de este silencio. La exclusión de todo lenguaje está dichaaquí en el lenguaje de una teoría abstracta de las exclusiones puras
. Era difícil resolver demanera tan rigurosa un nudo tan apretado de necesidades contradictorias. El que, más tarde,las lenguas de la denegación y del recubrimiento queden explicadas por esta misma teoría, es loque veremos.Pero, antes de continuar, conviene insistir de nuevo en estas estructuras "geométricas". Porquela historia de la locura va a seguir, con una singular fidelidad, estos lineamientos espaciales. Sepuede decir que
en el origen se da un espacio único, estructurado de manera caótica
; tanindefinible como el espacio marino donde navega la "Stultifera Navis". El loco está ahí, en todaspartes, siempre tan vecino, tan cercano como se quiera de sí mismo, representando, con elpobre, el miserable y el desheredado, el Reino de todas las esperanzas, es decir, un mundo - unante-mundo - tan cerca y tan lejos como se quiera de este mundo.
La experiencia de la locurase confunde entonces con la de la vecindad inmediata de todos los puntos del espacio posibles;y tambiém con la de la fusión del mundo y de los ante-mundos.
Si bien hay, en un sentido, dosespacios, no hacen más que uno por la virtud de la ubicuidad, de la representación inmanentede la agonía del Cristo y del escándalo de la Cruz. La frontera, el límite, la separación, el azoguedel espejo están fundidos y presentes en todos los puntos: forman el
sistema de todas lasvecindades posibles
. Pero resulta que, de pronto, el espacio de la locura va a estructurarse deuna forma nueva. La finura de un sistema infinito de proximidades y de reconocimientos
va aser sustituído por la grosería de una separación espacial en dos términos: de una parte, laregión de todas las razones y de todas las victorias; de otra parte, el país donde estoy seguroque jamás iré, por mi valor y mi energía espiritual, tenga la tentación que tenga
. Y, como diría
Descartes, como el otro está allá, y yo estoy seguro de ser diferente de él, yo estoy en laverdad 
. En lo sucesivo, la estructuración espacial es adquirida por s de dos siglos,aproximadamente. Del mismo modo que se acorrala a las bestias salvajes, se encarcela a loscriminales, existe un dominio separado donde los condenados expían sus faltas, de igualmanera los insensatos comienzan a padecer la cuarentena y la desgracia. A partir de aquí laatención del autor y del lector va a estar focalizada justo en el vértigo sobre la naturaleza, lafunción y la orientación de esta
frontera infranqueable entre los dos dominios así separados
.Toda la historia de la locura va a estar contenida en las diferentes respuestas a estascuestiones:- ¿Cuál es la
naturaleza de la separación
entre estos dos espacios?- ¿Cuál es la
naturaleza del límite
que los separa?- ¿Cuál es la
estructura particular de cada uno de estos espacios, y, más precisamente, laestructura del espacio "rechazado" 
? ¿Existe alguna relación, una forma de simetría entre estosdos dominios? ¿Hay una influencia del mismo estilo del espacio "libre" sobre la forma como elsujeto de este espacio estructura el espacio "rechazado"? En otros términos, ¿el repudio revelaun tipo de libertad, un tipo de razón? ¿Es posible, finalmente, descubrir una estructuración delespacio "rechazado" por el sujeto "rechazado" mismo, en otros términos, hacer del reino de losesclavos una tierra de libertad?Se comprende entonces cómo los problemas del
lenguaje y de gica
recaen, en MichelFoucault, sobre la comprensión de la historia, y por qué éste saluda, al inicio de su libro, elmétodo de Dumézil. En efecto, la historia de la locura no será nunca aquí comprendida comouna nesis de las categoas psiquiátricas, como una squeda en la edad clásica depremoniciones de las ideas positivas; no se seguirá la curva recurrente de una evolución guiadapor los pensamientos médicos contemporáneos. Se describen más bien
las variaciones de las
3

Activity (27)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Mer Rubini liked this
Erdosain Xxi liked this
floresjopia4027 liked this
wamma liked this
Jacobo Cleto liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->