Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
8Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Luche y Vuelve

Luche y Vuelve

Ratings: (0)|Views: 3,335|Likes:
Published by sebadetoma
Un intento de comprender los turbulentos setentas en la Argentina a partir de una entrevista a un ex Montonero.
Un intento de comprender los turbulentos setentas en la Argentina a partir de una entrevista a un ex Montonero.

More info:

Published by: sebadetoma on Nov 14, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOC, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/07/2013

pdf

text

original

 
Es sabido que la identidad personal reside en la memoria
 
y que la anulación de esa facultad comporta la idiotez.
 
Cabe pensar lo mismo del universo. Sin una eternidad,
 
sin un espejo secreto y delicado de lo que paso por las almas,
 
la historia universal es tiempo perdido, y en ella nuestra historiapersonal -lo cual nos afantasma incómodamente.
 
-Jorge Luis Borges,
Historia de la eternidad 
.
 
Introducción
 
Se me ocurre que incluso cuando una(o) escribe una monografía, endonde puede mezclar la realidad con opiniones personales y hasta, tal vez, unapizca de ficción. Es que la escritura nos da una libertad que nos permite,hablando mal y pronto, “sacarnos las ganas”. Ahora bien, una de las preguntasque siempre andan rondando en la charla de todos los días es “¿por quéestamos como estamos?”. Ahí uno puede intentar respuestas vagas y cargadasde prejuicios como “los argentinos somos así” -léase vagos, corruptos,chantas-, “no aprendemos más”, “la culpa es de los políticos”... la lista esinterminable. Esta respuesta del sentido común, entre comillas, la pudimosobservar en el “que se vayan todos” de diciembre del 2001 que precipito lacaída del entonces presidente Fernando De la Rua. El problema es, bienmirado, que nos tendría
mos
que ir todos, porque si la política esta podrida,entonces es la sociedad la que lo esta, porque aquellos son parte de ella.Convendrá mejor analizar los motivos por los cuales desembocamos en lacrisis de legitimidad más grande de nuestra historia, que de hecho no es nueva,porque hablamos de un sistema político en el que, por sus propias debilidadesestructurales, nunca terminamos de confiar.
 
Ese es uno de los objetivos de este trabajo. El otro, obviamentecorrelacionado, intentara pensar, ya que no responder, la pregunta “¿cómollegamos hasta aquí? ¿cómo nosotros, que estábamos allá, terminamos acá?”La pregunta esta relacionada con develar el enigma de qué ocurrió con losideales “revolucionariosque empapaban a nuestra juventud durante lasdécadas del '60 y '70, más teniendo en cuenta que al actual presidente se lereconoce, peyorativa e interesadamente en algunos medios, una pertenencia aesa juventud y un heredero de esos ideales, que evidentemente, y he aquí enquid de la cuestión, ya no son los mismos.
 
Como dije al comienzo, hasta el género monográfico permite ciertalibertad, por lo que intentare analizar los hechos a partir de la experiencia de
un
militante peronista durante aquellos años, al que llamaré Manuel, y de comofue madurando su conciencia política desde el compromiso hasta cierto
 
desencantamiento mezclado con cinismo. Lo interesante, como en las mejoreshistorias de ficción, es desentrañar que paso en el medio.Debo agradecer a Manuel (que no se llama así) por prestarse a variascharlas y dos entrevistas (una fallida, gracias a mis poca habilidad manejandoel grabador) que me ayudo a “encontrarle la vuelta” a lo que a partir de ahoraintentará ser, propiamente, un ensayo.
Pirámide invertida I
 
Tanto en mis conversaciones con Manuel como consultando labibliografía acerca del tema, surgen como factores desencadenantes paraexplicar la “conciencia revolucionaria” de la juventud de aquellos años, losdistintos procesos históricos que estaban desarrollándose durante esos años.Se puede decir entonces que para llegar a lo particular, a saber, el desarrollode
una
conciencia revolucionaria, hay que comenzar por lo general: de ahí lode
 pirámide invertida
.
 
Como primer factor habrá que mencionar al fin de la segunda guerramundial, desencadenante de varios procesos que a continuación enumeraré:Europa se
bipolarizo
, Estados Unidos y la URSS se defian como las“potencias” y la declinación de Europa en cuanto a lo que había sido eraabsolutamente manifiesta. Europa quedaba partida en dos: por un lado, laoccidental, bajo hegemonía de EE.UU., y del otro lado, Europa oriental, bajoégida de la URSS. 1945 trajo también un lento y en muchos casos violentoproceso de independencia y liberación colonial. Luchas en Vietnam (todavíaIndochina), ya en 1945, donde los franceses fueron finalmente derrotados por las fuerzas de liberación; liberación de China por Mao, en 1949; Egipto, conNasser, en 1952; Argelia, en su lucha de la guerrilla libertadora entre 1958 y1964, en donde los franceses también fueron ignominiosamente vencidos; yCuba desde el desembarco en Sierra Maestra hasta la toma del poder en LaHabana, que va de 1956 a 1959, revolución realizada por Fidel Castro, el CheGuevara y otros personajes que luego cobrarían gran fama. Además estasegunda posguerra trae este nuevo elemento a la historia, tambn defundamental importancia para entender los '60, lo que luego se denominaría el
Tercer Mundo
.
 
A partir de 1945, nace un fuerte capitalismo de desarrollo y deconsumo, una ola inversionista muy fuerte. Aparece un nuevo tipo de culturaque no reconoce antecedentes en la historia de Occidente: la cultura delconsumo, la cultura de los medios masivos desplegados a ultranza, la culturade la democratización cultural, la cultura de las nuevas necesidades, de lasnuevas demandas.
 
Detrás de la década del '60 es un capitalismo consolidado, con unacurva expansiva de desarrollo que ya a fines de los '60 se va a cerrar, va aentrar en crisis. Por un lado, un mundo comunista consolidado en el este deEuropa bajo el patrocinio de la URSS, que ya va a mostrar sus grietas.
 
Precisamente en 1968, que es el año de la revuelta estudiantil del MayoFrancés, el año emblemático de la generación de los '60, va a ser el año de lainvasión de la URSS a Checoslovaquia y la imposibilidad de liberarse de laURSS a pesar de que el proceso checoslovaco fue muy fuerte, muy popular yla represión a sangre y fuego de ese movimiento resultó infamante para todaslas izquierdas.Por otro lado, el avance sostenido y cada vez más manifiesto de lasluchas anticoloniales en África, Asia y América Latina, en el que empieza allamarse, como mencione anteriormente, Tercer Mundo, donde surgenclaramente otra vez las ideas socialistas, marxistas, las ideas de liberación, lasideas nacionalistas, las vanguardias armadas, las masas populares, en plenaactividad liberadora, y donde, un cada una de estas situaciones coloniales, vana confrontar también EE.UU. y la URSS.
 
“En los '60 los sujetos sociales, políticos e ideológicos de la protesta, de larevuelta y de la oposición, están todavía claramente constituidos: la claseobrera, el campesinado, otros sujetos que aparecen, como el estudiantado, quesurgen desde una perspectiva absolutamente nueva tratando, como se pensóen mayo del '68, de cambiar la sociedad desde el protagonismo estudiantil.Aparece por primera vez, de manera rotunda, colectiva, política, la idea de
 juventud 
, como una nueva subjetividad, con sus razones, con sus valores, consus valores históricos, con sus significados culturales. (...) Se percibeclaramente, en la protesta contestataria de los '60, que cada elemento quetiene relación con nuestra subjetividad es un poder que nos está acosando.Hay que romper con los poderes que nos acosan culturalmente, socialmente,sexualmente y biológicamente. (...)La figura que se reactualiza de maneracentral es la figura de la
revolución
. Para la juventud de los '60, la revolución,en su acabado y s clásico significado, en sus s típicas y clásicasmetodoloas para llevarla a cabo, es una figura que espresente: larevolución es posible, la revolución esta a la orden del día, la revolución -comodirían los jóvenes de los '60 en París- hay que hacerla y no hablarla.” (Casullo,1998:171)
 
Podemos dividir estas
épicas
revolucionarias en tres partes:
 
1.
 
La rebelión estudiantil política e ideológica
, en cuyo seno encontramos elparadigmático Mayo del '68, cuando un alemán judío, Daniel Cohn-Bendit, juntocon un grupo de alumnos toman la Universidad de Nanterre el 22 de marzo.Todo esto repercute en París, los estudiantes consiguen la solidaridad de nadamenos que la Universidad de la Sorbona y se atrincheran en el Barrio Latino.Hay comienza la revuelta generalizada, rompen el cerco policial y parancompletamente la ciudad. Mientras el Partido Comunista intenta por todos losmedios negociar solo un aumento de salarios y desarmar la revuelta estudiantil,estos quieren realizar la revolucn, ya que se sienten herederos de laRevolución Francesa. Aparte de este hecho en distintos lugares del mundo secuestiona el modelo de enseñanza, se cuestiona que tipo de producto producíala universidad para el sistema. En los EE.UU. hay que mencionar las protestas juveniles contra la guerra de Vietnam, que llegaron a altos grados de violencia.
 

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jime Lopez T liked this
gonzalezcanosa liked this
lq13 liked this
lq13 liked this
souto1643 liked this
Gilanor liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->