P. 1
LA-SOCIOLOGÍA-DE-LA-CULTURA

LA-SOCIOLOGÍA-DE-LA-CULTURA

Ratings: (0)|Views: 20|Likes:
Published by Maria Phillips

More info:

Published by: Maria Phillips on Jan 30, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2012

pdf

text

original

 
 
Pierre Bourdieu
 
 
De: Pierre Bourdieu
 Néstor Garcia Canclini
Muy pocos de los principales sociólogos, los que producen un sistema original de interpretación de lasociedad, han puesto como Bourdieu, en el centro de su trabajo, las cuestiones culturales y simbólicas. Paraentender esta elección, que le ha permitido renovar la problemática teórica y el conocimiento empírico en losestudios sobre cultura, hay que tener en cuenta su peculiar inserción en el pensamiento contemporáneo.Compartió el auge estructuralista de hace dos décadas, y produjo uno de los usos más creativos del método enel homenaje a Levi-Strauss por su 60º
 
aniversario,
1
pero vio ese tipo de análisis como la “reconstrucciónobjetivista” por la que hay que pasar para acceder a interpretaciones “más completas y más complejas”
2
¿Por qué un sociólogo elige como tema de investigación la práctica de la fotografía a la asistencia a losmuseos?
 
delos procesos sociales. Encontró en la teoría marxista esa interpretación más abarcadora, pero en los mismosaños en que casi todo el marxismo francés —y buena parte del europeo— concebía su renovación intelectualcomo un esfuerzo hermenéutico y especulativo, althusseriano primero, gramsciano después, Bourdieu buscoen investigaciones empíricas la información y el estímulo para replantear el materialismo histórico. Nointentó esta renovación en las áreas declaradas estratégicas por el marxismo clásico, sino en la que laortodoxia economicista había excluido a subvalorado: el arte, la educación, la cultura. Dentro de ellos,analizo, más que las relaciones de producción, los procesos sobre los que el marxismo menos ha dicho: los elconsumo.
3
A la complejidad conceptual y expositiva de la obra de Bourdieu —y de sus colegas del Centro de SociologíaEuropea, coautores de varios textos— se agregan en español otros obstáculos. Falta traducir la mayor parte¿No hay en la vida social cuestiones más centrales, más propicias para plantearse las relacionesentre la sociología y la antropología, la articulación entre lo objetivo y lo subjetivo en el proceso deinvestigación, la manera en que se constituyen las experiencias de clase? Veremos más adelante que lo queun grupo social escoge como fotografiable revela qué es lo que ese grupo considera digno de ser solemnizado,como fija las conductas socialmente aprobadas, desde qué esquemas percibe y aprecia lo real. Los objetos,lugares y personajes seleccionados, las ocasiones para fotografiar muestran el modo en que cada sectordiferencia lo público de lo privado. Tales descubrimientos hacen patente que para el sociólogo no hay temasinsignificantes o indignos: son precisamente estos temas los que ayudan a entender cómo en cada sociedad la jerarquía de los objetos de estudio, las estrategias del prestigio científico pueden ser cómplices del ordensocial.Su manera de investigar y exponer es as cuestiones también se aparta de los hábitos académicos dominantes.¿Cuántos autores combinan reflexiones estético-filosóficas con encuestas, estadísticas y análisis etnográficos?No es frecuente que un sociólogo dedique centenares de páginas a discutir las condiciones de cientificidad desu disciplina y a la vez procure incorporar, en el centro de su discurso, descripciones casi fenomenológicas delmundo vivido, y agregue fotos, entrevistas, fragmentos de diarios y revistas. ¿La ambición filosófica deconstruir el sistema total, pero con el rigor minucioso del científico? ¿Por eso se apropia de teoríasdivergentes —Marx, Durkheim, Weber— para explicar conjuntamente el sentido social de Proust y Levi-Strauss, de Ravel y Petula Clark, del whisky y los muebles Knoll, hasta las variantes con que diversas clasesejercen el gusto gastronómico y la cosmética femenina?
1
Pierre Bourdieu, “La maison Kabyle ou le monde renversé”, en
Echanges et communications, Mélanges offerts à
 
Claude Levi-Strauss à l’ocassion de son 60éme anniversaire,
reunidos por Jean Pouillon y Pierre Maranda, La Haya,Mouton, 1970, pp. 739-758. Con pequeñas modificaciones fue reeditado, como apéndice, en el libro de PierreBourdieu,
 Le senspratique,
Paris, Minuit, 1980, pp. 441-461.
2
P. Bourdieu,
 Le senspratique,
p. 441.
3
P. Bourdieu y otros,
 
 La
 
 fotografía
 ,
un arte intermedio,
Mexico, Nueva Imagen, 1979; P. Bourdieu y Main Darbel,
 L’amour de l’art-Les musées d’art européens et leur public,
Paris, Minuit, 1969.
 
de sus libros, notoriamente la mejor síntesis teórico-empírica de su obra,
 Le sens pratique.
El otro gran textoque sistematiza muchas de sus investigaciones,
 La distinción
4
 ,
acaba de ser traducido, una década despuésde su aparición en francés, y su estructura desarticulada vuelve difícil a veces seguir el hilo conductor de suteoría social. De los otros libros disponibles en nuestra lengua,
 La fotografía,
si bien tiene gran interésmetodológico y como análisis de esa práctica, ofrece una versión parcial de la teoría bourdieuana;
El oficiode sociólogo
5
es importante epistemológicamente, pero no da cuenta de los aportes de Bourdieu y su grupo ala teoría de lo simbólico; en cuanto a
 Los estudiantes y la cultura y la reproducción,
 
además decircunscribirse al sistema escolar, presentan —sobre todo el segundo— la versión más rígidamentereproductivista de su teoría sociológica y en una prosa por momentos intransitable. Se explica lamalevolencia de aquel critico sorprendido porque, siendo este libro uno de los que mejor desmontan elelitismo de la educación francesa, su comprensión parece requerir que los lectores hayan pasado primero porla Escuela Normal Superior.
7
Nuestra introducción es también un intento de situar este libro en la perspectiva general de la obra deBourdieu, especialmente en relación con los textos teóricos y de sociología de la cultura no traducidos alespañol. Asimismo, proponemos algunas preguntas polémicas acerca de la utilización de este autor en lapráctica sociológica y antropológica de América Latina.
 
Los escasos títulos sobre sociología de la cultura publicados en español solo muestran una imagen resumida yfragmentaria del enorme trabajo teórico que Bourdieu ha cumplido en relación con el arte y otras formas deconsumo estético, sobre la religión, la ciencia, la politica, el lenguaje. Dicen muy poco de las maneras en queorganiza un material empírico denso, como discute las condiciones de obtención y exposición de los datos.
Questions de sociologie,
el libro que estamos presentando ahora en castellano bajo el título
Sociología ycultura;
reúne un conjunto de textos claves (conferencias, artículos y entrevistas) en los que el sociólogofrancés sintetiza las tesis principales de sus obras, aclara sus posiciones en relación con criticas y debatessuscitados por ellas, y habla de lo que generalmente los libros ocultan: como él dice, dan “el productoacabado”, pero “no las operaciones”. Aquí Bourdieu nos propone ingresar “en las cocinas de la ciencia”.Para cumplir mejor estos fines, con acuerdo del autor remplazamos tres capítulos de la edición francesa(“L‘art de résister aux paroles”, “Le sociologue en question” y “Le paradoxe du sociologue”) por dostextos más recientes, que elaboran de un modo más avanzado la concepción bourdieuana sobre la sociologíacomo ciencia y sobre las clases sociales:
 La clase inaugural
que dio al ingresar al Colegio de Francia el 23 deabril de 1982, y el artículo “Espacio social y génesis de las ‘clases’”, publicado por la revista
 Actes de larecherche en sciences sociales,
núm. 52-53, en junio de 1984.
8
Como muchos estudios basados en encuestas, los que Bourdieu dirigió sobre la educación francesa y sobre elpúblico de museos comienzan registrando con rigor estadístico lo que todos ya saben: la asistencia a losmuseos aumenta a medida que ascendemos de nivel económico y escolar, las posibilidades de acceso y deéxito en la escuela crecen según la posición de clase que se ocupa y las precondiciones recibidas de laformación familiar. Por supuesto,la conclusión de estos datos será obvia: “El acceso a las obras culturaleses privilegio de la
 
clase cultivada”.
 
¿Un marxismo weberiano?
9
 
4
P. Bourdieu,
 La distinction,
Paris, Minuit, 1979. La traducción fue publicada por Taurus en 1988.
5
P. Bourdieu, Jean Claude Chamboredon y Jean Claude Passeron,
El oficio de sociólogo
 .
Buenos Aires, Siglo XXI,1975.
6
P. Bourdieu y Jean Claude Passeron,
 Los estudiantes y la cultura
, Barcelona, Labor, 1967; La reproducción-Elementos para una teoría del sistema de enseñanza, Barcelona, Laia, 1977.
7
A. Prost, “Une sociologie stérile: La reproduction”.
Esprit,
diciembre de 1970, p. 861.
8
Una primera versión de este trabajo la publicamos bajo el título
 Desigualdad cultural y poder simbólico. Lasociología de Pierre Bourdieu,
México, Instituto Nacional de Antropología e Historia, Cuaderno de Trabajo núm. 1,1986.
9
Pierre Bourdieu y Alain Darbel, L ‘amour de l’art - Les musées d’art européens et leur public, p. 69.
Bourdieu usa las encuestas para elaborar una problemática que no surgede las cifras. Desde sus primeras investigaciones en Argelia, desde esos estudios sobre la escuela y el museo,trató de construir una teoría multi-determinada de las relaciones sociales. Busco información empírica parano reincidir en las especulaciones estético-filosóficas sobre el gusto ni en las afirmaciones meramente

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->