Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
19Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LEFEBVRE-Derecho a La Ciudad

LEFEBVRE-Derecho a La Ciudad

Ratings: (0)|Views: 2,206|Likes:
Published by Ibán Díaz Parra
Extractos del libro "El derecho a la ciudad" de Henri Lefebvre
Extractos del libro "El derecho a la ciudad" de Henri Lefebvre

More info:

Published by: Ibán Díaz Parra on Jan 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, DOCX, TXT or read online from Scribd
See More
See less

08/06/2013

pdf

text

original

 
LEFEBVRE, H.
El derecho a la ciudad.
Barcelona, Península, 1969.
ESPECULACIÓN: P. 24: Sobre Atenas La gigantesca aglomeración casi informe permite a losposeedores de los centros de decisión las peores empresas políticas, sobre todo porque laeconomía de este país depende estrechamente de este circuito: especulación inmobiliaria,creación de capitales por este sistema, inversión de estos capitales en la construcción, y asisucesivamente. Es éste un circuito frágil que en cualquier instante puede romperse y quedefine un tipo de urbanización sin industrialización, o con débil industrialización pero con unarápida extensión de la aglomeración y la especulación, sobre los terrenos y los inmuebles. Elcircuito mantiene, así, una prosperidad ficticia.P. 28: El centro comercial corresponde a la pequeña y mediana ciudad medieval. Pero hoy, elvalor de cambio se impone hasta tal punto sobre el uso y el valor de uso que poco a pocosuprime este últimoEste centro, que reúne la formación y la información, las capacidades deorganización y de decisiones institucionales, aparece como proyecto en vías de realización deuna nueva centralidad, la del poder.HAUSSMANN P. 32: La lucha de clase por el espacio urbano encuentra uno de sus principalesreferentes modernos en la lucha por el parís de Haussman, que alcanza tintes épicos:Uno delos logros que dieron su sentido a la Comuna de París (1871) fue el retorno por la fuerza alcentro urbano de los obreros rechazados a los arrabales y la periferia, su reconquista de laCiudad, ese bien entre los bienes, ese valor, esa obra que les había sido arrebatada.ESTRATEGIA DE CLASES Y ESPACIO URBANO p (33):_Acceso a la propiedad de la clase obrera:De este modo, pretendían asignarles una vida cotidiana mejor que la del trabajo. De estemodo, imaginaron con el hábitat el acceso a la propiedadIdeológica y prácticamente, la sociedad se orienta hacia problemas distintos a los de laproducción. La conciencia social, poco a poco, va cesando de tomar como punto de referenciala producción, para centrarse alrededor de la cotidianidad del consumo. Con la implantaciónde suburbios se esboza un proceso, que descentra la Ciudad. El proletariado, separado de laCiudad, terminará por perder el sentido de la obra.SUBURBIOS: PABELLONES Y CONJUNTOS P. 34:_ En efecto, los suburbanos, los habitantes delas viviendas individuales suburbanas, no cesan de ser urbanos incluso si pierden conciencia deellos y se creen cercanos a la naturaleza, el sol y la vegetación. Para subrayar la paradoja,podría hablarse de urbanización desurbanizante y desurbanizada.p. 37 : La destrucción práctica y teórica (ideológica) de la ciudad no puede, por lo demás,evitar dejar un enorme vacío.p. 37-38: Los suburbios son urbanos, en una morfología disociada, imperio de la separación yla escisión entre los elementos de lo que fue creado como unidad y simultaneidad.
 
P34: El Estado no puede ya contentarse con reglamentar las parcelaciones y la construcciónde complejos de pabellones, con luchar, mal contra la especulación inmobiliaria. A través deurbanismos interpuestos, toma a su cargo la construcción de alojamientos. Se inicia el periodode los nuevos barrios autosuficientes y de las nuevas ciudades. >>new townsp. 35: Podría decirse que la función pública asume lo que hasta entonces entraba en unaeconomía de mercado. Sin duda. Pero no por ello el alojamiento se convierte en un serviciopúblico., las iniciativa de los organismos públicos y semipúblicos no han sido guiadas por unaconcepción urbanística, sino, simplemente, por el propósito de proporcionar el mayor númeroposible de alojamientos lo más rápidamente posible y al menor costo. Los nuevos conjuntosautosuficientes estarán marcados por su carácter funcional y abstracto. Hasta ese punto hallevado la burocracia de Estado a su forma pura el concepto de hábitat.El gran conjunto realiza el concepto de hábitat, como dirían algunos filósofos, excluyendo elhabitar: la plasticidad del espacio, el modelamiento de este espacio, la apropiación de suscondiciones de existencia por los grupos e individuos.p. 36: Una sola ley rige este crecimiento urbano y no urbano a la vez: la especulación delsuelo. Los intersticios dejados por este crecimiento sin vacíos han sido colmados por losgrandes conjuntos. A la especulación del suelo, mal combatida, se añadió la especulación depisos cuando éstos eran objeto de copropiedad. De este modo se aseguraba dentro del valorde cambio la entrada del alojamiento en la riqueza mobiliaria y del suelo urbano, una vezdesaparecidas las restricciones.Si se define la realidad urbana por la dependencia respecto al centro, los núcleos periféricosson urbanos. Si se define el orden urbano por una relación perceptible (legible) entrecentralidad y periferia, los núcleos periféricos están desurbanizadosp. 36-37: De este modo, el orden urbano se descompone en dos tiempos: pabellones yconjuntosCada sector se define (en y a través de la conciencia de los habitantes) por relaciónal otro, por su contrariedad al otroEn el seno de la oposición, las gentes de los grandesconjuntos se instalan en la lógica del hábitat y las gentes de los pabellones en lo imaginario delhábitat>> pabellones serían viviendas unifamiliares suburbanas y conjuntos haría referencia alos polígonos funcionalistas.PERIODOS DE LA CIUDAD P. 38:Distingue tres periodos:1.La industrialización asalta la ciudad transformándola. La economía industrial niega lo socialurbano.2. La urbanización se extiende y la sociedad urbana se generaliza. La ciudad se haceindispensable.3. Se reencuentra o se reinventa la realidad urbana, restituyendo su centralidad. A ladescomposición de los centros lo sustituye ahora el centro de decisión.
 
V
ALOR DE USO Y
V
ALOR DE CAMBIO P. 45:
V
alor de uso: la ciudad y la vida urbana, el tiempo urbano.
V
alor de cambio: los espacios comprados y vendidos, la consumición de productos, bienes,lugares y signos.SINECISMO P. 46:Sobre la ciudad antigua: Esta ciudad generalmente resulta de un sinecismo, es decir de lareunión de varios pueblos o tribus establecidos sobre un territorio. Esta unidad permite eldesarrollo de la división del trabajo y de la propiedad mobiliaria (dinero) sin destruir, noobstante, la propiedad colectiva, o mejor aún, comunitaria del sueloLa ciudad vincula sus elementos asociados a la forma de propiedad comunal de losciudadanos activos, que se oponen a los esclavos Es la democracia de la no libertad.FUNCIONALISMO P. 60: El funcionalismo reduce así la sociedad urbana a la ejecución dealgunas funciones previstas y prescritas sobre el terreno por la arquitectura. Semejantearquitecto se considera hombre de síntesis, pensado y practicante. Cree y quiere crear lasrelaciones humanas definiéndolas, concibiendo su marco y su ambientación.HISTORIA P. 65: La ciudad tiene una historia; es obra de una historia, es decir de personas ygrupos muy determinados que realizan esta obra en condiciones históricas.FETICHISMO Y ESPECTACULO P. 82: Sobre el fetichismo de la relación formal significante-significado y su relación con la ideología del consumo: El fetichismo no suprime el consumode espectáculos puros, sin actividad, sin participación, sin obra ni producto, sino que se añadea ésta, y se superpone como una sobredeterminación. Ello permite que la publicidad de bienesde consumo se convierta en el principal bien de consumo y tienda a incorporarse al arte, laliteratura, la poesía, y a suplantarlas utilizándolas como retóricas. De este modo, se convierteen la ideología misma de esta sociedad; cada objeto, cada bien se desdobla en una realidad yuna imagen, que a su vez constituye parte esencial del consumo. Se consumen signos al igualque objetos: signos de felicidad, de satisfacción, de poder, de riqueza, de ciencia, detecnología, etc.El signo se compra y se vende; el lenguaje se convierte en valor de cambio. Por consiguiente, el que concibe a la ciudad y a la realidad urbana como sistema de signos,implícitamente entrega éstas al consumo como objetos integralmente consumibles: comovalor de cambio en estado puro. Esta teoría, al cambiar los lugares en signos y valores, lopráctico sensible en significaciones formales, cambia también a aquel que percibe éstos enpuro consumidor de signos.LA SOCIEDAD URBANA P. 91 Anticipa aquí la hipótesis de la renovación urbana, expresadagráficamente en la línea de izquierda a derecha, eje que va desde el cero de urbanización al100% de urbanización, en el cual el mundo rural deja de existir, todo gira en torno al centrourbano, está supeditado al mismo y existe en base a su relación con este.

Activity (19)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
MAITEGUZMAN liked this
MAITEGUZMAN liked this
MAITEGUZMAN liked this
enekolorente liked this
Carolina Giraldo liked this
Froylán Rascón liked this
No Mary liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->