Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
21Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Mircea Eliade - La columna infinita

Mircea Eliade - La columna infinita

Ratings:
(0)
|Views: 333|Likes:
Obra que hace iuna reflexión acerca de la visión del escultor rumano Constantin Brancuşi
Obra que hace iuna reflexión acerca de la visión del escultor rumano Constantin Brancuşi

More info:

Published by: José Antonio Hernández García on Jan 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/04/2015

pdf

text

original

 
 
M
IRCEA
E
LIADE
 
L
A
C
OLUMNA
I
NFINITA
 
(
Coloana
 
 Nesfâ
rşitǎ 
)
 
Traducción del rumano deM
IHAELA
M
IHAILESCUY
 J
OSÉ
A
NTONIO
H
ERNÁNDEZ
G
ARCÍA
 
 
L
 A
OLUMNA
 I 
 NFINITA
 
Mircea Eliade
- 2 -
L
A
C
OLUMNA
I
NFINITA
 
A
 
I
ONEL
P
ERLEA
 
A
CTO
I
Târgu-Jiu, 1937. El patio de una casa a orillas de la ciudad. En segundo plano, a laizquierda, ocupando más de la mitad del escenario, un granero que fue transformadoen taller. Se ve la puerta abierta. Una parte del techo, a la izquierda, fue quitada parahacer lugar a la
Columna
 , que se ve inclinada y se prolonga mucho más allá de laescenografía. A la derecha, una cerca de madera con una plantas altas de girasol y una puerta. En primer plano, herramientas de jardinería y un barril. A la derecha, a lasombra de un nogal, tres sillas bajas de madera y una mesa redonda, baja también. Aunos metros del árbol se adivina el jardín. Puesta de sol de agosto. La noche se acercasin sentirla. Hacia la mitad del acto, luz de luna. Sea cual fuere su orientación, la
Columna
debe dominar toda la escenografía.
 
E
L
C
OMISARIO
:
¡Maestro! ¡No se moleste, porque se lo pido como a Dios! Es todo loque le pido: ¡córtela a la mitad, Maestro! Corte más.
E
L
P
ROFESOR
:
Corte sin preocuparse, señor Brâncu
ş
i. Seguirá estando alta, ¡hágamecaso!
E
L
C
OMISARIO
:
 
(
Con patetismo
)
 
¡Y es pecado de Dios porque se nos mueren los niños,Maestro!
B
RÂNCU
Ş
I
:
 
¿Otra vez empiezan con los niños? ¿Qué les pasa?
E
L
C
OMISARIO
:
 
(
 D
ando un paso hacia Brâncuşi
)
 
¿Qué es lo que le decía el otro día enla calle, cuando empezó a llover? ¡Se nos mueren los niños, Maestro!¡Perecen!
E
L
P
ROFESOR
:
Desaparecen, ¡se lo juro! Que se lo digan las mujeres que querían venircon nosotros, aunque tuvimos que detenerlas. Tengan paciencia
 – 
les
 
L
 A
OLUMNA
 I 
 NFINITA
 
Mircea Eliade
- 3 -
dijimos
 – 
esperen más. Dejen que el señor Comisario explique
 primero…
 
E
L
C
OMISARIO
:
 
(
 Interrumpiéndolo
)
 
¡Escúcheme, Maestro! ¡Córtela a la mitad!
B
RÂNCU
Ş
I
:
 
¡A la mitad no se puede! ¡O completa o nada! A la mitad, así, no sepuede.
E
L
C
OMISARIO
:
 
Pero se nos mueren los niños. Perecen. Nadie los puede encontrar.Como si no hubieran existido.
E
L
P
ROFESOR
:
Yo le digo cómo es, señor Brâncu
ş
i: es como si algo los atrajese, algoinvisible y que nadie sabe, algo así como un hechizo.
B
RÂNCU
Ş
I
:
 
(
Súbitamente interesado
) ¿Los atrae? ¿Dices que los atrae? Entoncesestá bien. Se lo digo yo. Está muy bien.
E
L
C
OMISARIO
:
 
Los llama hacia ella, Maestro. Se lo juro por Dios. Los atrae como unimán. ¡Como si los chupara!
B
RÂNCU
Ş
I
:
Si los atrae como un imán está bien (
volteándose bruscamente hacia elComisario
). Pero, ¿cómo lo adivinaron? ¿Cómo les pasó eso por lamente? A los niños, quiero decir. ¿Qué hacen?
E
L
C
OMISARIO
:
 
Trepan uno tras otro, suben y después ya no se les ve.
E
L
P
ROFESOR
:
Nadie los vuelve a ver. ¡Desaparecen!
B
RÂNCU
Ş
I
:
 
(
 Menea ensoñadoramente la cabeza
) Eh, sería muy hermoso que fuera
así…
pero todavía no está lista. Cuando esté lista, entera, entonces va aser hermoso.
E
L
C
OMISARIO
:
 
(
Con fervor 
)
 
¡Pero ya no regresan, Maestro!
B
RÂNCU
Ş
I
:
Cuando esté entera van a ver cómo sube. No vuelan. Cuidado: esta noes la
 M 
ǎiastrǎ 
. Esta sube, sube, sube…
Sube muy alto, hasta que ya nose ve. ¡Hasta el cielo..! ¡Que la vean entonces..!
E
L
C
OMISARIO
:
 
¡Se lo juro Maestro! Ninguno vuelve a regresar.
E
L
P
ROFESOR
:
Suben uno tras otro y ya no regresan.
B
RÂNCU
Ş
I
:
¿Pero qué quieres decir? ¿Cómo está eso de que ya no regresan?

Activity (21)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
Chico Malo liked this
1 hundred reads
ruben11977 liked this
ygmartin liked this
Gabrelius liked this
Juan Tzoc liked this
Roger Pires liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->