Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
TRABAJO DE ESPAÑOL

TRABAJO DE ESPAÑOL

Ratings: (0)|Views: 20|Likes:
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

E. N. P. PLANTEL No. 2

³ERASMO CASTELLANOS QUINTO´

TRABAJO DE ESPAÑOL

ALUMNOS

CHÁVEZ IBARRA SERGIO KEVIN

GRUPO:

407

PROFESORA:

MENDOZA MARTÍNEZ MARÍA ELENA

1. ¿Cuál era el panorama del cine en los años 20¶s?
R= En los años veinte las películas estadounidenses comenzaron a tener una sofisticación y una suavidad de estilo que sintetizaba lo que se había aprendido de la experiencia. Los majestuosos westerns románticos, como El caballo de hierro (19
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

E. N. P. PLANTEL No. 2

³ERASMO CASTELLANOS QUINTO´

TRABAJO DE ESPAÑOL

ALUMNOS

CHÁVEZ IBARRA SERGIO KEVIN

GRUPO:

407

PROFESORA:

MENDOZA MARTÍNEZ MARÍA ELENA

1. ¿Cuál era el panorama del cine en los años 20¶s?
R= En los años veinte las películas estadounidenses comenzaron a tener una sofisticación y una suavidad de estilo que sintetizaba lo que se había aprendido de la experiencia. Los majestuosos westerns románticos, como El caballo de hierro (19

More info:

Published by: Chávez Ibarra Sergio Kevin on Feb 11, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2012

pdf

text

original

 
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICOE. N. P. PLANTEL No. 2³ERASMO CASTELLANOS QUINTO´
TRABAJO DE ESPAÑOL
 ALUMNOS
CHÁVEZ IBARRA SERGIO KEVIN
GRUPO: 407PROFESORA: MENDOZA MARTÍNEZ MARÍA ELENA
 
 1. ¿Cuál era el panorama del cine en los años 20¶s?
R= En los años veinte las películas estadounidenses comenzaron a tener unasofisticación y una suavidad de estilo que sintetizaba lo que se había aprendidode la experiencia. Los majestuosos westerns románticos, como El caballo dehierro (1924), de John Ford, mostraban la economía y maestría narrativas quemarcarían la trayectoria de los directores clásicos Frank Capra, William Wyler oGeorge Stevens. Mientras, Cecil B. De Mille trataba de enmascarar el erotismode sus primeras comedias sexuales, como El señorito Primavera (1921), tras lafachada bíblica de espectáculos como Los diez mandamientos (1923) o El reyde reyes (1927) en los que de hecho aparecían orgías y escenas de baño conel menor pretexto.Dos de los directores más populares de la época, Ernst Lubitsch y Erich vonStroheim, alemán el primero y austriaco el segundo, revelaron sus sofisticadosy diferentes comportamientos en la pantalla con sus primeras obras enHollywood. El primero abandonó los espectáculos que había dirigido en su paíspara hacer comedias ligeras, románticas, caracterizadas por la sencillez de susdecorados, elegancia de su técnica y encanto personal. En Los peligros del flirt(1924) o La locura del charlestón (1926) manejó con tanta habilidad el temasexual que lograba al mismo tiempo mostrarlo plenamente y resultar aceptablepara los censores. El trabajo de Von Stroheim, por su parte, más duro y máseuropeo en su tono, es de una riqueza extravagante e incluso en ocasionesmelancólico, como en Esposas frívolas (1922), en la que contrasta la inocenciaestadounidense con la decadencia europea. Su obra maestra sobre la codiciaen la sociedad estadounidense, Avaricia (1923), fue reducida por los ejecutivosdel estudio de diez a dos horas. La mayoría de lo cortado entonces se haperdido, pero incluso en su forma abreviada es considerada como una de lasobras maestras del realismo cinematográfico.Las películas cómicas conocieron una época dorada en los años veinte. AChaplin se unieron otros dos cómicos, Harold Lloyd y Buster Keaton, a lacabeza del género, ambos continuadores de la tradición de las películascómicas de payasadas, de una sola bobina. Durante este periodo, cada uno deestos cómicos dispuso del tiempo y del apoyo económico necesario paradesarrollar su estilo personal. Keaton nunca sonreía, y en películas como Elmoderno Sherlock Holmes (1924), dirigida por él, hizo contrastar su gestoimpasible con los gags visuales basados en sus increíbles facultades físicas.Harold Lloyd era un cómico temerario que jugaba a menudo con la ley de lagravedad desde grandes alturas. Encarnaba al chico ingenuo típicamenteestadounidense, como en El estudiante novato (1925), de Sam Taylor y FredNewmeyer, en el que interpreta al personaje débil que demuestra su valentía.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->