Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El día de después correjido

El día de después correjido

Ratings: (0)|Views: 85 |Likes:

More info:

Published by: David Català Grimalt on Feb 16, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/27/2014

pdf

text

original

 
David Català Grimalt3erB
EL DÍA DE DESPUÉS
Por fin, la sobra había muerto y todo había acabado. Me dirigía a casa deIrene para celebrarlo y, cuando, iba a entrar a su casa, vi una nota pegadaen la puerta que decía:
Querido Ismael:Me tengo que ir a un lugar lejan. No aguanto más este sitio, me trae malosrecuerdos: la sombra, la muerte de Lazarus Jann y muchos hechos más.Seguramente me voy a cualquier lugar alejado de este sitio, pero no temas,te enviaré cartas todos los meses e incluso todas las semanas para que note olvides de mí. Aún no sé dónde iré, pero en la siguiente carta te enviaré mi dirección sin falta alguna. No me guardes rencor. He hecho lo mejor para mí y para mi familia. Algún día iré a esa isla embrujada, aunque bonita, para visitarte. Si meesperas, ese día llegará y nos volveremos a ver, pero no te aseguro que sea pronto. De Irene a Ismael.
Cuando acabé de leer la nota, me quedé parado; no me podía mover, nihablar ni hacer nada. Me había quedado boquiabierto con esa carta,no podía pensar que mi amada ya no estuviera aquí. No entendía por quéquería irse de esta isla tan bonita, ya que la sombra había muerto y podíamos estar para siempre juntos.Cuando recobré el sentido, me fui cabizbajo a mi barco y me pasénavegando por el mar todo el día. Ya anocheciendo, me fui al faro, a ver siencontraba algo que me recordara a ella, pero no hubo suerte. Me quedédormido en aquel lugar, pensando y soñando con Irene, y cuando medesperté, pensé en irme por todo el mundo a buscarla pero a los pocossegundos recapacité y volví a la realidad. Era imposible encontarla y laúnica manera de volver a verla era esperarla.A las 22’30h de la noche volví a casa y me encerré en mi cuarto y empecé aescribir una carta para enviársela cuando tuviera su dirección. Mi cartadecía así:
Querida Irene:

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->