Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
10Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Teología Vol I Tratado II Libro II La Revelación Cristiana - De Fontibus Revelationis

Teología Vol I Tratado II Libro II La Revelación Cristiana - De Fontibus Revelationis

Ratings: (0)|Views: 189 |Likes:
Published by Christifideles
SUMA DE SAGRADA TEOLOGÍA. Volumen I - Teología Fundamental - Tratado II La Revelación Cristiana - Libro II De Fontibus Revelationis. (Sacrae Theologiae Summa) 1964
SUMA DE SAGRADA TEOLOGÍA. Volumen I - Teología Fundamental - Tratado II La Revelación Cristiana - Libro II De Fontibus Revelationis. (Sacrae Theologiae Summa) 1964

More info:

Published by: Christifideles on Feb 18, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/07/2013

pdf

text

original

 
SUMA DE SAGRADA TEOLOGIA
T R A T A D O II
Sobre la revelación cristiana o la verdadera religión
 
Por el Rev. P. MIGUEL NICOLAU, S.J.
LIBRO IILAS FUENTES HISTÓRICAS PARA PROBAR EL HECHO DE LAREVELACIÓN
 
Nexo del tratado (n.186-187)Relación del libro con la introducción bíblica (n.188-189)División del libro (n.190-192)Bibliografía general (n.193-194)Importancia de la introducción bíblica (n.195)INDICE GENERALCapítulo I.- El texto del Antiguo TestamentoArtículo I.- Del texto hebreo del Antiguo testamentoArtículo II.- Versiones griegas del Antiguo TestamentoArtículo III.- La versión Vulgata del A.TArtículo IV.- La autenticidad de los libros del A.TCapítulo II.- El texto del Nuevo TestamentoArtículo I.- El texto y los manuscritos del N.TArtículo II.- Las versiones del Nuevo Testamento:versiones siriacas (n.226)Versiones latinas (n.227)La Vulgata del N.T. (n.228)Otras versiones (n.229)Las citas de los Padres (n.230).Artículo III.- Historia del texto del Nuevo TestamentoLas recensiones del texto (n.231-234)Historia del texto del Nuevo Testamento (n.235-236)Las ediciones del texto del N.T. (n.237-242)Normas racionales para la crítica textualCapítulo III.- La historicidad de los Evangelios y de los Hechos de los ApóstolesArtículo I.- Nociones previas y resumen de los adversariosArtículo II.- Los autores de los Evangelios y de los HechosTesis 16. El autor del primer evangelio es Mateo, apóstol de CristoTesis 17. Marcos! discípulo e intérprete de Pedro, es el autor del segundo evangelioTesis 18. El autor del tercer evangelio es el médico Lucas, ayuda y compañero de PabloTesis 19. Lucas evangelista es el autor del libro de los Hechos de losApóstoles
 
Tesis 20. Juan Apóstol, y no otro, debe ser reconocido como el autor del cuarto evangelio.Artículo III.- Acerca de la integridad de los Evangelios y de los Hechos de los ApóstolesTesis 21. Los evangelios y los Hechos de los Apóstoles han llegado hastanosotros íntegros e incorruptos, al menos en lo substancialArtículo IV.- Sobre la historicidad de los Evangelios y de los Hechos de los ApóstolesTesis 22. Los evangelios sinópticos reivindican para ellos con todo derechouna plena fe históricaEscolio. Cuestión sinópticaTesis 23. El libro de los Hechos delos Apóstoles es digno de fe históricaTesis 24. El cuarto evangelio goza de plena historicidad
TRATADO IILA REVELACIÓN CRISTIANA,o de la verdadera religión
 
AUT0R P. Miguel Nicolau, S.J.Profesor de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca 
 
LIBRO IILAS FUENTES HISTORICAS PARA PROBAREL HECHO DE LA REVELACIÓN
186.
 
Nexo del tratado.
Después de las nociones y disputas del libro precedente acercade la revelación en general y de su criteriología, vamos ya a comprobar el hecho mismode la revelación pública divina.Esta revelación divina se ha realizado en un triple estadio -
patriarcal,
 
mosaico, cristiano -; 
y aunque
 
procediendo cronológicamente, podríamos tratar de comprobar en primer lugar y directamente el hecho de la revelación del Antiguo Testamento, preferimos comenzar por otro camino más breve y más inmediato para nosotros, por la comprobación del hechode la revelación cristiana, es decir, de la revelación que nos trajo Jesús, el llamado Cristo.Así nos dedicamos e investigamos el hecho fundamental de la religión que:
a)
es nuestrareligión y,
b)
que ya en una primera observación aparece como revelada por Dios y con elcarácter de verdadera a cualquiera que la considere, aunque sea de pasada (cf. n.35,43).
 
Omitimos, pues, otras religiones que se jactan de verdaderas, y con razón lo hacemos
por criterios negativos,
pues
las religiones paganas 
contradicen la Teodicea; igualmente lareligión
mahometana 
que defiende el fatalismo que induce a la guerra sagrada y a otrosmales.... no está de acuerdo con la religión natural y contradice la Ética. Por fin, sedemostrará que la misma religión
 judía,
de la que la cristiana toma su origen, ha perdidosu valor cuando se prueba que la cristiana es exclusiva.
187.
Pero, para comprobar un hecho histórico,
el conocer las fuentes 
es algo previo eimportantísimo y reconocerlas como genuinas, no espúreas; íntegras, no corruptas;fidedignas, no falsas. De donde será necesario tratar de las fuentes históricas paracomprobar el hecho de la revelación, como dice el título de este libro.
Sobre esta materia dice León XIII: «Pero porque el divino e infalible magisterio de la Iglesia sefundamenta también en la autoridad de la Sagrada Escritura,
por lo tanto la fe al menos humana,en ella debe ser afirmada 
y reivindicada
en primer lugar,
fundaméntense sobre una base segura yclara estos libros, como los más aprobados testigos de la antigüedad, la divinidad de Cristo elSeñor, su legación, la institución de la Iglesia jerárquica, el primado conferido a Pedro y a sussucesores».
1
 
188.
 
Relación del libro con la introducción bíblica.
Puesto que las fuentes históricaspara probar el hecho de la revelación se contienen de un modo especial en los mismosestudios bíblicos y, por lo tanto, es costumbre tratar copiosamente sobre ellas en lasdisciplinas bíblicas, y concretamente en la
Introducción bíblica general,
parecería ahorasuficiente prescindir de ese tratado y remitir al lector a esas disciplinas bíblicas. Porque noparece necesario comenzar ahora a demostrar lo que se deduce científicamente en otrostratados científicos, porque brota con todo rigor científico admitir y utilizar las conclusionesque han sido aprobadas en otra parte y en otras disciplinas.Sin embargo, nos ha sido oportuno proponer ahora los principales capítulos tomados de laIntroducción bíblica, con el fin de estudiar lo más conveniente
para una conexión compacta y demostración lógica de las materias de la apologética, no 
con el deseo dehacer un tratado pleno y exhaustivo, sino en cuanto sea suficiente para un fin apologético.
189.
No es raro encontrarse tratados sobre materias bíblicas que no sólo se estudian a la luz deldogma y del magisterio de la Iglesia, sino incluso con argumentos intrínsecamente dogmáticos.Tal modo de proceder, ciertamente es legítimo, más aún, es obligado para el católico y para elteólogo exegeta. Pero
en un tratado apologético 
no se puede argumentar desde las fuentesdogmáticas mismas. De donde, para evitar las confusiones que suelen nacer de la mezcla deargumentos dogmáticos con los meramente históricos, y además, con la excesiva abundancia conque a veces se proponen algunas materias particulares que no parecen necesarias para laApologética, nosotros vamos a tratar estas materias de modo que procurando la perspicuidad y labrevedad convenientes, las expondremos sólida y sintéticamente, omitidas las largas cuestioneshistóricas y críticas que resultarían difíciles para los novicios en Teología y obscurecerían eltratado.
190.
 
División del libro.
Se llama
fuente 
a aquello que contiene o de donde se extrae onace o se forma algo (una doctrina, un suceso...)
Fuentes históricas 
son las que sirven a la historia y a ella se refieren. Ahora tratamos delas fuentes históricas para
probar el hecho histórico de la revelación divina.
Las fuentes que contienen la revelación son 
aquéllas de las que se extrae (o se toma) la mismarevelación cristiana objetivamente considerada, o sea, la doctrina revelada. Son la Tradición y laSagradas Escritura, como se demostrará y se tratará de ellas en su lugar correspondiente.

Activity (10)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
metaisaak liked this
moimunan liked this
moimunan liked this
welisboa liked this
lezione27 liked this
Dayana Villa liked this
izarro liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->