Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword or section
Like this
12Activity

Table Of Contents

0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Introduccion a La Fenomenologia Primera Parte

Introduccion a La Fenomenologia Primera Parte

Ratings: (0)|Views: 1,111 |Likes:
Published by cfrancisco01

More info:

Published by: cfrancisco01 on Feb 20, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/01/2013

pdf

text

original

 
1
Primera Parte
 1 INTRODUCCIÓN GENERAL................................................................................22 Introducción, la fenomenología, su contexto y dificultad........................................62.1 La disolución de la filosofía en teoría de la ciencia durante la segunda mitaddel siglo XIX................................................................................................................62.2 El positivismo, realismo y naturalismo (psicologismo); El historicismo........92.3 LOS PROBLEMAS DE UNA LECTURA DE HUSSERL...........................212.3.1 LOS MOTIVOS PRINCIPALES DE ESA DIFICULTAD:..................232.3.2 ESCASEZ DE PUBLICACIONES EN VIDA DE HUSSERL.............252.3.3 RELACIÓN DE LO PUBLICADO A LO INMEDIATO.....................252.3.4 LAS PERSPECTIVAS EN LA LECTURA DE HUSSERL: LAPERSPECTIVA ESTRUCTURAL Y LA PERSPECTUIVA FUNCIONAL.......252.4 EJERCICIOS PRÁCTICOS...........................................................................283 Tema 2. El nacimiento de la fenomenología en las Investigaciones lógicas (1900-1901)...............................................................................................................................293.1 Apunte biográfico: Husserl profesor en Halle (1887-1901)...........................293.2 La refutación del Psicologismo......................................................................313.3 El lema de la fenomenología: «A las cosas mismas».....................................333.4 La defensa de la racionalidad.........................................................................363.5 El descubrimiento de la vida de la conciencia: las vivencias y laintencionalidad...........................................................................................................393.6 Preguntas sobre el tema segundo....................................................................414 Tema 3. La madurez de la fenomenología en las Ideas..........................................424.1 Introducción....................................................................................................424.2 Apunte biográfico: Husserl profesor en Gotinga (1901-1916).......................434.3 Sentido general de esta etapa..........................................................................454.4 Hechos y esencias...........................................................................................504.5 La meditación fenomenológica fundamental: epojé y reducción...................614.6 La fenomenología como crítica de la razón....................................................674.7 El giro trascendental y la acusación de idealismo..........................................704.7.1 PRUDENCIA.........................................................................................704.7.2 IDEALISMO TRASCENDENTAL.......................................................714.8 Preguntas sobre el tema tercero......................................................................775 Tema 4. Desarrollo y aplicación de la fenomenología en La crisis........................785.1 Introducción....................................................................................................785.2 Apunte biográfico: Husserl profesor en Friburgo (1916-1938)......................785.3 La influencia de la Primera Guerra Mundial..................................................805.4 La quiebra de la racionalidad europea............................................................815.5 La historicidad del sujeto trascendental.........................................................835.6 El mundo de la vida........................................................................................855.7 Preguntas del tema 4.......................................................................................866 Tema 5. De la actitud natural a la actitud trascendental.........................................876.1 Introducción....................................................................................................876.2 La actitud natural: la actitud naturalista y la actitud personalista. Sobre laactitud natural entendida de un modo genérico..........................................................886.3 La epojé y la reducción trascendental.............................................................906.4 Los motivos para efectuar la reducción fenomenológica...............................986.5 Los caminos de la reducción........................................................................1026.6 Preguntas del tema 5.....................................................................................103
 
27 Tema 6. En torno a algunos malentendidos..........................................................1047.1 Introducción..................................................................................................1047.2 Reducción trascendental y reducción eidética..............................................1047.3 Reducción trascendental y reducción psicológico-fenomenológica: Laarquitectónica de la fenomenología..........................................................................1087.4 El concepto de constitución..........................................................................1257.5 Preguntas del tema 6.....................................................................................132
1 INTRODUCCIÓN GENERAL
Si pudiéramos hacer un balance de la filosofía el siglo XX, ahora que acaba determinar, tendríamos que decir que ha sido una filosofía reactiva a la del XIX, peroescindida en varias direcciones, al menos en apariencia, profundamente divergentes.Globalmente todas las filosofías representan respuestas a la profunda crisis cultural de laModernidad. Las filosofías de la sospecha, que se inauguraron en el XIX —con Marx,Nietzsche y Freud— y se terminaron de perfilar o incluso de formular en el XX,marcarán todas las corrientes filosóficas hasta la contemporaneidad.Por otra parte, las imponentes realizaciones de las ciencias y técnicas contemporáneasno podían dejar de representar, tanto en su faceta de crisis como en la de los logros, unmotivo básico para la reflexión filosófica. La epistemología necesaria para pensar esaciencia representó un punto de partida decisivo para la filosofía contemporánea. Por eso,en gran medida detrás de muchas corrientes filosóficas desde 1900 ha latido el deseo deformular una epistemología adecuada a la producción científica del siglo XX. Sobretodo como respuesta a las corrientes psicologistas que predominaban a finales del sigloXIX con la irrupción de los estudios de una psicología de matiz experimental. Toda lacorriente neopositivista y, en relación con ella, la llamada filosofía analítica está enrelación con esa teoría de la ciencia.También está íntimamente conectada con esa epistemología la fenomenología, quenace expresamente como una superación del psicologismo. La fenomenología es, portanto, una corriente del pensamiento del siglo XX, que nace como una respuesta a unaepistemología que a su fundador le parecía insuficiente para comprender el carácter delsujeto que hace ciencia en cuanto tal sujeto.Para poder transitar con cierta comodidad por la filosofía del siglo XX, tenemos quecontar, por tanto, con tres grandes continentes filosóficos, entre los cuales se daráninfluencias, mezclas y diálogos: las filosofías de la sospecha, entre ellasfundamentalmente el marxismo, la filosofía analítica y la fenomenología.La fenomenología se constituye formalmente a principios mismo del siglo y loatraviesa íntegramente hasta el final. Pero no es una filosofía que fuera definida en unprimer momento, de manera que estuviera ahí ya para ser asimilada por quien quisiera.Su definición fue lenta, tortuosa, con multitud de ramificaciones en diversos campos;escisiones, que desde la perspectiva de su fundador implicaban traiciones y abandonos;mutaciones que podían dar lugar a filosofías muy alejadas y, tal vez, más cercanas aotros continentes. De hecho, la filosofía hermenéutica que ha sido dominante en losúltimos cuarenta años es heredera de la fenomenología, pero en una herencia que encierta manera y en algunos casos pretende alejarse totalmente del punto de partida,dejando en él todas las vituallas del viaje. La hermenéutica ha pretendido muchas vecestomar la fenomenología sólo como un punto de partida que criticar y superar, contra elque definirse y, por tanto, que abandonar. Por supuesto, a veces, en esa definición, o nose ha llegado a ninguna parte o se ha entrado en otro continente filosófico, por ejemplo,en el de la sospecha, incluso en el de la no filosofía. La filosofía llamada posmoderna hasido un fruto de esa actitud, en la actualidad en uan cierta retirada. Pero lo mismo les
 
3ocurre a otro tipo de filosofía de la sospecha, como pueden ser la filosofíadeconstructivista desarrollada por Derrida, que arrancó de Husserl, para convirtirlo,según algunos de los intérpretes del filósofo frances, en el modelo de todo aquello quehabría que superar.Precisamente la indefinición inicial de la fenomenología, la lentitud con la que sepuso en marcha y, por tanto, la dificultad de señalar sus contornos la ha convertido enuna filosofía aparentemente sencilla y al alcance de cualquiera, pero en realidadsumamente difícil, casi podríamos decir que impenetrable para el estudioso normal.Este curso tiene el objetivo global de ofrecer al alumno una introducción general a lafenomenología de Edmund Husserl, que es el fundador del movimiento y a quien todosse refieren. En él es donde realmente se concentran las dificultades de comprensión quedespués se han trasmitido a las filosofías que lo tienen como base. Estas dificultades hanllevado a que fuera de los expertos en fenomenología el uso que de ella se hace seamínimo o nulo o profundamente distorsionado. Esta situación es especialmente grave enEspaña. El corte que en la filosófica española supuso la Guerra Civil convirtió a lafenomenología en una total desconocida. Y eso a pesar de que, aunque se crea locontrario, España había sido pionera fuera de Alemania en el conocimiento de lafenomenología, gracias a la importantísima labor exegética de Ortega y Gasset a partirde 1913.Una pregunta que conviene plantear es la de por qué es la fenomenología de Husserltan difícil, hasta el extremo de resultar prácticamente imposible hacerse con ella comoun instrumento de pensamiento filosófico, que sería el presupuesto que nos induceofrecer este curso. ¿Es que la filosofía de Husserl no se puede estudiar a partir de lalectura de alguno de sus libros básicos, sin que sea necesaria cualquier otra ayuda, comoocurriría con la mayor parte de las filosofías? Efectivamente, ese es el problema: que nopodríamos señalar ningún texto de Husserl que ofreciera la suficiente garantía de que,estudiándolo, ya su lector se ha iniciado en los elementos rudimentarios de lafenomenología. Esta es una peculiaridad de la filosofía de Husserl que en pocas otrasocurre.Naturalmente que debemos justificar esto que decimos, porque es muy fuerte y deser así, deberá haber muy poderosas razones. Vamos a señalar algunas. Primero, lafenomenología se inicia, como hemos dicho, en 1900 con el primer tomo de lasInvestigaciones lógicas, cuyo objetivo es una refutación del psicologismo, refutaciónque es fácil de entender; pero cuando se quiere construir la filosofía que de ello resultaHusserl escribe un voluminoso texto, publicado en 1901, en el que se analizan lavivencias de un sujeto que parece ser el mismo sujeto psicológico al que se refería en eltomo primero y que allí fue rechazado como el sujeto de la ciencia. Para clarificar elcarácter de ese sujeto Husserl pone en marcha después, pero muy pronto, a partir de1904, una operación profundamente complicada, —que consta de al menos dos palabrasque suelen ser citadas como equivalentes o de modo conjunto, o unas veces una y otrasotra, para significar lo mismo, la epojé y reducción fenomenológica—, de la que elpúblico tendrá la primera noticia escrita en 1913, en la segunda gran obra de Husserl,las Ideas para una fenomenología pura. Ésta ha sido la obra canónica de Husserl, que seha tomado siempre como fundamental para iniciarse en la fenomenología, pero es, sinembargo, una obra sumamente problemática. Consta, en efecto, de cuatro secciones,cuya unidad no se termina de ver con claridad; pero más allá de ese problema, en esaobra no se termina de comprender el verdadero sentido de la epojé y reducciónfenomenológicas, que parecen ser las operaciones básicas para poder entrar en lafenomenología y a cuya presentación está dedicada la sección II.

Activity (12)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
martinadan liked this
iguija6769 liked this
Desmond liked this
LA_TEMPESTAD liked this
kantgay liked this
Sofia Sanchez liked this
Angel David liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->