Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
16Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Cómo escuchar la música - Resumen

Cómo escuchar la música - Resumen

Ratings:

5.0

(1)
|Views: 6,457|Likes:
Published by pastor_delgado

More info:

Published by: pastor_delgado on Feb 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/13/2014

pdf

text

original

 
Resumen
 
del
 
libro:
 
Cómo escuchar la música
De
 
 Aaron
 
Copland 
 
 Alumno:
 
Pastor 
 
Delgado
 
Cano
 
CAPÍTULO
 
I:
 
Preliminares.
 
En
 
este
 
primer
 
capítulo
 
se
 
plantean
 
dos
 
preguntas
 
en
 
referencia
 
a
 
la
 
relación
 
que
 
el
 
oyente
 
tiene
 
con
 
la
 
música
 
que
 
escucha:
 
1.
¿Qué
 
es
 
lo
 
que
 
está
 
pasando?
 
2.
¿Es
 
sensible
 
a
 
ello?
 
Para
 
responder
 
estas
 
dos
 
cuestiones
 
es
 
necesario
 
desarrollar
 
la
 
capacidad
 
de
 
reconocer
 
una
 
melodía
 
específica,
 
aún
 
cuando
 
se
 
hayan
 
escuchado
 
otras
 
diferentes
 
después
 
de
 
la
 
primera
 
audición
 
de
 
la
 
misma,
 
puesto
 
que,
 
haciendo
 
una
 
analogía
 
con
 
la
 
literatura
 
y
 
en
 
específico
 
con
 
la
 
novela,
 
en
 
una
 
obra
 
musical,
 
la
 
melodía
 
es
 
lo
 
equivalente
 
a
 
la
 
trama,
 
la
 
cual
 
se
 
va
 
desenvolviendo
 
y
 
desarrollando
 
a
 
lo
 
largo
 
de
 
la
 
lectura,
 
en
 
ella
 
convergen
 
diversos
 
eventos
 
concretos
 
que
 
le
 
dan
 
su
 
forma
 
y
 
estos,
 
al
 
no
 
ser
 
abstractos,
 
son
 
asimilables
 
de
 
manera
 
rápida,
 
punto
 
en
 
el
 
cual
 
se
 
terminan
 
las
 
semejanzas
 
entre
 
una
 
novela
 
y
 
una
 
pieza
 
musical.
 
A
 
diferencia
 
de
 
una
 
obra
 
literaria,
 
la
 
música
 
es
 
efímera
 
en
 
su
 
desarrollo,
 
sus
 
elementos
 
se
 
escuchan
 
sólo
 
por
 
unos
 
segundos
 
y
 
desaparecen,
 
sustituidos
 
por
 
otros
 
que
 
a
 
su
 
vez
 
desaparecen
 
posteriormente,
 
no
 
siendo
 
así 
 
en
 
la
 
literatura,
 
donde,
 
para
 
comprender
 
la
 
trama,
 
se
 
tiene
 
el
 
apoyo
 
de
 
las
 
páginas
 
precedentes
 
para
 
recordar
 
los
 
eventos
 
acontecidos.
 
En
 
la
 
música
 
el
 
único
 
apoyo
 
que
 
se
 
tiene
 
es
 
la
 
memoria
 
auditiva,
 
misma
 
que
 
indica
 
al
 
oyente
 
lo
 
que
 
ha
 
pasado,
 
está
 
pasando
 
y
 
probablemente
 
lo
 
que
 
pasará
 
durante
 
el
 
desarrollo
 
de
 
la
 
pieza
 
musical,
 
es
 
ahí 
 
donde
 
se
 
recalca
 
la
 
importancia
 
del
 
reconocimiento
 
de
 
una
 
melodía
 
específica,
 
la
 
cual
 
será
 
guía
 
para
 
el
 
oyente
 
en
 
su
 
conocimiento
 
de
 
la
 
pieza,
 
lo
 
que
 
a
 
su
 
vez
 
aumenta
 
las
 
posibilidades
 
de
 
que
 
el
 
mismo
 
sea
 
más
 
sensible
 
al
 
fenómeno
 
musical
 
y
 
a
 
todo
 
el
 
universo
 
que
 
este
 
implica.
 
 
CAPÍTULO
 
II:
 
Cómo
 
escuchamos.
 
En
 
este
 
capítulo
 
se
 
exponen,
 
desde
 
el
 
punto
 
de
 
vista
 
de
 
Copland,
 
los
 
tres
 
planos
 
desde
 
los
 
que
 
se
 
escucha
 
la
 
música:
 
1.
Sensual
 
2.
Expresivo
 
3.
Puramente
 
musical
 
PLANO
 
SENSUAL
 
Escuchar
 
la
 
música
 
desde
 
este
 
plano
 
es
 
muy
 
común
 
puesto
 
que
 
no
 
requiere
 
de
 
un
 
gran
 
esfuerzo
 
por
 
parte
 
del
 
oyente
 
para
 
llevarlo
 
a
 
cabo
 
ya
 
que
 
éste
 
no
 
requiere
 
de
 
un
 
análisis
 
consciente
 
de
 
la
 
misma.
 
El
 
plano
 
sensual
 
es
 
dedicado
 
únicamente
 
a
 
disfrutar
 
la
 
música,
 
la
 
cual
 
puede
 
estar
 
presente
 
en
 
el
 
entorno
 
del
 
oyente
 
sin
 
ser
 
ésta
 
parte
 
protagónica
 
de
 
la
 
escena,
 
es
 
decir,
 
se
 
encuentra
 
en
 
segundo
 
plano
 
o
 
más
 
allá.
 
Aaron
 
Copland
 
considera
 
que
 
la
 
práctica
 
continua
 
de
 
este
 
plano
 
aleja
 
al
 
oyente
 
de
 
la
 
música,
 
pues
 
al
 
no
 
ser
 
apreciada
 
de
 
manera
 
inteligente
 
sino
 
puramente
 
sensorial,
 
se
 
le
 
resta
 
suma
 
importancia,
 
es
 
por
 
ello
 
que
 
debe
 
evitarse
 
un
 
abuso
 
de
 
esta
 
perspectiva.
 
PLANO
 
EXPRESIVO
 
El
 
plano
 
expresivo,
 
dice
 
Copland,
 
es
 
el
 
que
 
más
 
controversia
 
provoca,
 
puesto
 
que
 
una
 
misma
 
obra
 
musical
 
puede
 
tener
 
tantas
 
interpretaciones
 
de
 
su
 
significado
 
como
 
de
 
oyentes
 
en
 
una
 
sala
 
de
 
concierto.
 
Tal
 
controversia
 
a
 
llevado
 
de
 
un
 
extremo
 
a
 
otro
 
la
 
discusión
 
sobre
 
lo
 
que
 
dice
 
o
 
no
 
una
 
pieza
 
musical,
 
desde
 
aquellos
 
que
 
afirman
 
que
 
la
 
música
 
no
 
tiene
 
un
 
significado
 
en
 
sí 
 
misma,
 
que
 
su
 
valor
 
es
 
objetivo,
 
a
 
aquellos,
 
entre
 
los
 
que
 
se
 
encuentra
 
Copland,
 
que
 
se
 
inclinan
 
por
 
la
 
postura
 
que
 
afirma
 
que
 
toda
 
obra
 
musical
 
dice
 
algo,
 
aunque
 
esto
 
no
 
sea
 
expresable
 
en
 
palabras,
 
lo
 
cual
 
puede
 
generar
 
confusión,
 
mas
 
no
 
es
 
argumento
 
suficiente
 
para
 
negar
 
todo
 
significado
 
contenido
 
en
 
ella.
 
El
 
definir
 
la
 
grandeza
 
de
 
una
 
obra
 
musical
 
es
 
complejo,
 
debido
 
a
 
su
 
relación
 
con
 
aspectos
 
subjetivos
 
de
 
la
 
interpretación
 
de
 
su
 
significado,
 
pero
 
todo
 
apunta
 
a
 
que
 
la
 
importancia
 
de
 
una
 
obra
 
musical
 
radica
 
en
 
lo
 
que
 
es
 
percibido
 
por
 
el
 
oyente
 
al
 
escucharla
 
por
 
primera
 
vez
 
y
 
más
 
aún,
 
cuando
 
es
 
escuchada
 
más
 
de
 
una
 
vez.
 
Toda
 
obra
 
musical
 
que
 
en
 
su
 
discurso
 
exprese,
 
con
 
cada
 
audición,
 
un
 
mensaje
 
distinto,
 
adquirirá
 
más
 
interés
 
que
 
otra
 
que,
 
con
 
cada
 
audición,
 
exprese
 
el
 
mismo
 
mensaje,
 
ya
 
que
 
este
 
irá
 
perdiendo
 
fuerza
 
por
 
su
 
constante
 
repetición
 
y
 
la
 
ausencia
 
de
 
sorpresas
 
para
 
el
 
oyente,
 
lo
 
que
 
provocará
 
a
 
su
 
vez
 
que
 
este
 
se
 
aleje
 
de
 
la
 
obra
 
con
 
el
 
paso
 
del
 
 
tiempo,
 
mas
 
la
 
definición
 
de
 
una
 
obra
 
musical
 
y
 
de
 
su
 
significado
 
nunca
 
debe
 
ser
 
definitivo,
 
ni
 
debe
 
ser
 
una
 
interpretación
 
que
 
forzosamente
 
sea
 
aceptada
 
por
 
todos,
 
la
 
interpretación
 
está
 
sujeta
 
a
 
lo
 
que
 
individualmente
 
le
 
comunique
 
al
 
sujeto
 
que
 
la
 
escucha,
 
esta
 
misma
 
subjetividad
 
ha
 
llevado
 
a
 
dividir,
 
principalmente,
 
en
 
dos
 
grupos
 
a
 
aquellos
 
que
 
discuten
 
esta
 
cuestión,
 
unos
 
son
 
los
 
que,
 
por
 
inexperiencia,
 
tratan
 
de
 
darle
 
un
 
significado
 
en
 
concreto
 
a
 
una
 
obra
 
musical
 
y
 
otros
 
que,
 
por
 
su
 
constante
 
contacto
 
profesional
 
con
 
la
 
música,
 
se
 
ven
 
absorbidos
 
por
 
los
 
tecnicismos
 
y
 
afirman
 
que
 
el
 
significado
 
de
 
una
 
obra
 
musical
 
no
 
existe,
 
puesto
 
que
 
su
 
valor
 
se
 
encuentra
 
en
 
la
 
música
 
por
 
si
 
misma
 
y
 
en
 
sus
 
elementos
 
objetivos,
 
como
 
sus
 
notas,
 
elementos
 
teóricos
 
y
 
prácticos
 
contenidos
 
en
 
ella.
 
PLANO
 
PURAMENTE
 
MUSICAL
 
El
 
libro
 
de
 
“Cómo
 
escuchar
 
la
 
música”
 
va
 
enfocado,
 
principalmente,
 
a
 
que
 
el
 
oyente
 
desarrolle
 
su
 
habilidad
 
con
 
este
 
plano,
 
el
 
cual
 
tiene
 
como
 
función
 
la
 
apreciación
 
de
 
la
 
música
 
desde
 
un
 
punto
 
de
 
vista
 
objetivo,
 
es
 
decir,
 
percibiendo
 
los
 
elementos
 
que
 
la
 
conforman,
 
como
 
lo
 
son:
 
las
 
melodías,
 
ritmos,
 
armonía,
 
timbre
 
y
 
forma,
 
de
 
los
 
cuales,
 
los
 
dos
 
primeros
 
elementos
 
son
 
los
 
más
 
fácilmente
 
perceptibles
 
y
 
más
 
comúnmente
 
conocidos,
 
los
 
demás
 
son
 
el
 
resultado
 
de
 
un
 
análisis
 
cada
 
vez
 
más
 
profundo
 
de
 
las
 
obras
 
musicales,
 
lo
 
cual
 
va
 
exigiendo
 
a
 
su
 
vez
 
un
 
mayor
 
esfuerzo
 
por
 
parte
 
del
 
oyente,
 
es
 
por
 
ello
 
que
 
generalmente
 
este
 
plano
 
es
 
puesto
 
de
 
lado
 
por
 
escuchas
 
aficionados
 
y
 
excesivamente
 
explotado
 
por
 
parte
 
de
 
los
 
profesionales,
 
mas
 
lo
 
ideal
 
sería
 
encontrar
 
un
 
punto
 
de
 
equilibrio
 
en
 
el
 
que
 
los
 
dos
 
planos
 
anteriores,
 
el
 
sensual
 
y
 
el
 
expresivo,
 
convivan
 
con
 
el
 
puramente
 
musical,
 
sin
 
que
 
este
 
interfiera
 
en
 
la
 
percepción
 
de
 
los
 
otros,
 
se
 
realiza
 
así 
 
una
 
nueva
 
analogía,
 
la
 
música
 
debería
 
ser
 
escuchada
 
en
 
los
 
tres
 
planos
 
a
 
la
 
vez,
 
así 
 
como
 
en
 
el
 
teatro
 
los
 
tres
 
son
 
percibidos
 
al
 
mismo
 
tiempo,
 
es
 
decir,
 
son
 
apreciados
 
los
 
vestuarios
 
y
 
el
 
maquillaje
 
de
 
los
 
actores,
 
 junto
 
con
 
el
 
ambiente
 
del
 
lugar,
 
mismo
 
que
 
propicia
 
un
 
ambiente
 
adecuado
 
para
 
el
 
disfrute
 
de
 
la
 
obra
 
teatral,
 
esto
 
representaría
 
al
 
plano
 
sensual,
 
a
 
su
 
vez,
 
el
 
espectador
 
es
 
llevado
 
de
 
una
 
emoción
 
a
 
otra
 
lo
 
cual
 
representaría
 
el
 
plano
 
expresivo,
 
que
 
al
 
mismo
 
tiempo
 
se
 
encuentra
 
en
 
función
 
de
 
la
 
trama,
 
la
 
cual
 
contiene
 
diversos
 
personajes,
 
cada
 
uno
 
con
 
una
 
psicología
 
distinta,
 
esta
 
armada
 
intelectualmente
 
por
 
el
 
escritor
 
de
 
la
 
obra,
 
en
 
base
 
a
 
su
 
conocimiento
 
objetivo
 
del
 
comportamiento
 
humano,
 
esto
 
representaría
 
el
 
plano
 
puramente
 
musical,
 
es
 
así 
 
que
 
en
 
la
 
música
 
los
 
tres
 
planos
 
están
 
presentes,
 
mas
 
es
 
condición
 
del
 
espectador
 
estar
 
consciente
 
o
 
no
 
de
 
uno
 
u
 
otro
 
de
 
ellos,
 
de
 
acuerdo
 
a
 
su
 
preparación
 
previa
 
a
 
la
 
audición
 
de
 
una
 
obra
 
musical,
 
lo
 
cual
 
se
 
verá
 
reflejado
 
en
 
el
 
disfrute
 
que,
 
de
 
parte
 
del
 
escucha,
 
se
 
tenga
 
de
 
la
 
obra,
 
que
 
a
 
su
 
vez
 
se
 
encuentra
 
en
 
función
 
de
 
lo
 
que
 
se
 
pueda
 
entender
 
y
 
sentir
 
por
 
ella.
 

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->