Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Aproximación al secreto encanto del neoconstitucionalismo - Daniel Florez Muñoz

Aproximación al secreto encanto del neoconstitucionalismo - Daniel Florez Muñoz

Ratings: (0)|Views: 128 |Likes:
Published by DemocraciaETC
Aproximación al secreto encanto del neoconstitucionalismo.



Elementos para un dialogo entre Política Radical y Neoconstitucionalismo en América Latina.

Daniel E. Florez Muñoz



“El terror del estado de naturaleza empuja a los individuos, llenos de miedo, a juntarse; su angustia llega al extremo; fulge de pronto la chispa de luz de la ratio y ante nosotros surge súbitamente el nuevo dios.”
— Carl Schmitt



Comenta el rabino Moses Maimonides en su “Guía de los Perplejos” (1963) cómo del Eterno no puede predicarse su positividad, ya que en nuestra condición de seres mortales y finitos sólo nos es posible llegar a los contornos del mismo a través de su negatividad, es decir, no podemos decir lo que “Dios es”, sólo podemos decir lo que “Dios no es”. Pero acaso: ¿No es éste procedimiento de “definición negativa” el mismo mecanismo retórico mediante el cual la idea de Igualdad y Libertad se realiza al interior de la historia? La pregunta se presenta como pertinente en la medida en que las conquistas o avances en la permanente lucha por la materialización de la igualdad y la libertad al interior de las comunidades políticas, puede ser entendida como el proceso mediante el cual los espacios y las realidades socialmente admitidas sin mayor polémica por las mayorías como “naturales” y “necesarias” son redefinidos y experimentados como situaciones de abierta exclusión y esclavitud por parte de sus propias víctimas (mujeres, inmigrantes, negros, etc.). Al interior de este proceso de redefinición de situaciones inicialmente admitidas por el tejido social y de lucha política como lucha por el significante, el constitucionalismo constituye una instancia que pretende garantizar “la prohibición de retorno” a situaciones o realidades ya conquistadas y pretendidamente superadas como realidades injustas. Éste puede ser visto en su propia eficacia como la “expresión viva” del índice de conquistas y victorias de las colectividades subalternas en procura de su emancipación.
Aproximación al secreto encanto del neoconstitucionalismo.



Elementos para un dialogo entre Política Radical y Neoconstitucionalismo en América Latina.

Daniel E. Florez Muñoz



“El terror del estado de naturaleza empuja a los individuos, llenos de miedo, a juntarse; su angustia llega al extremo; fulge de pronto la chispa de luz de la ratio y ante nosotros surge súbitamente el nuevo dios.”
— Carl Schmitt



Comenta el rabino Moses Maimonides en su “Guía de los Perplejos” (1963) cómo del Eterno no puede predicarse su positividad, ya que en nuestra condición de seres mortales y finitos sólo nos es posible llegar a los contornos del mismo a través de su negatividad, es decir, no podemos decir lo que “Dios es”, sólo podemos decir lo que “Dios no es”. Pero acaso: ¿No es éste procedimiento de “definición negativa” el mismo mecanismo retórico mediante el cual la idea de Igualdad y Libertad se realiza al interior de la historia? La pregunta se presenta como pertinente en la medida en que las conquistas o avances en la permanente lucha por la materialización de la igualdad y la libertad al interior de las comunidades políticas, puede ser entendida como el proceso mediante el cual los espacios y las realidades socialmente admitidas sin mayor polémica por las mayorías como “naturales” y “necesarias” son redefinidos y experimentados como situaciones de abierta exclusión y esclavitud por parte de sus propias víctimas (mujeres, inmigrantes, negros, etc.). Al interior de este proceso de redefinición de situaciones inicialmente admitidas por el tejido social y de lucha política como lucha por el significante, el constitucionalismo constituye una instancia que pretende garantizar “la prohibición de retorno” a situaciones o realidades ya conquistadas y pretendidamente superadas como realidades injustas. Éste puede ser visto en su propia eficacia como la “expresión viva” del índice de conquistas y victorias de las colectividades subalternas en procura de su emancipación.

More info:

Categories:Types, Research, Law
Published by: DemocraciaETC on Feb 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2013

pdf

 
  Aproximación al secreto encanto del
 
neoconstitucionalismo.
Elementos para un dialogo entre Política Radical y Neoconstitucionalismo en América Latina.
Daniel E. Florez Muñoz
1
 
“El terror del estado denaturaleza empuja a losindividuos, llenos de miedo, a juntarse; su angustia llega al extremo; fulge de pronto la chispade luz de la ratio y ante nosotrossurge súbitamente el nuevo dios.” 
— Carl Schmitt
 
Comenta el rabino Moses Maimonides en su “
Guía de los Perplejos
” (1963) cómo del Eterno no puede predicarse su positividad, ya que en nuestra condición de seres mortales y finitos sólo nos esposible llegar a los contornos del mismo a través de su
negatividad 
, esdecir, no podemos decir lo que “Dios es”, sólo podemos decir lo que“Dios no es”. Pero acaso: ¿No es éste procedimiento de “definiciónnegativa” el mismo mecanismo retórico mediante el cual la idea deIgualdad y Libertad se realiza al interior de la historia? La pregunta sepresenta como pertinente en la medida en que las conquistas o avancesen la permanente lucha por la materialización de la igualdad y lalibertad al interior de las comunidades políticas, puede ser entendidacomo el proceso mediante el cual los espacios y las realidadessocialmente admitidas sin mayor polémica por las mayorías como“naturales” y “necesarias” son redefinidos y experimentados como

1
Escritor cartagenero. Adscrito al programa de Derecho, Fundación Universitaria Unicolombo.
 
situaciones de abierta exclusión y esclavitud por parte de sus propias víctimas (mujeres, inmigrantes, negros, etc.). Al interior de este procesode redefinición de situaciones inicialmente admitidas por el tejido social y de lucha política como lucha por el significante, el constitucionalismoconstituye una instancia que pretende garantizar “la prohibición deretorno” a situaciones o realidades ya conquistadas y pretendidamentesuperadas como realidades injustas. Éste puede ser visto en su propiaeficacia como la “expresión viva” del índice de conquistas y victorias delas colectividades subalternas en procura de su emancipación.En ese sentido, la dinámica o desarrollo del constitucionalismoresponde a la lógica de la hegemonía expuesta por Antonio Gramsci(1971) y conceptualizada recientemente por Ernesto Laclau y ChantalMouffe (1987), en la medida en que el elemento catalizador del cambiosiempre responde al retorno de una dimensión social originalmenteexcluida que vuelve únicamente a re-significar la totalidadconstitucional y de esta forma excluye a su paso una dimensión socialdistinta. Por tal razón, el constitucionalismo, al igual que lademocracia, no puede existir más que como objeto en permanenterealización. El horizonte de conquistas por alcanzar se expande deforma proporcional a la búsqueda de las mismas, en virtud, que lagarantía efectiva de los derechos de unos, siempre supondrá los límitesde los derechos de otros, quienes en su momento emprenderán lasiempre legítima lucha por ampliar el espectro de sus libertades. Por talrazón, el constitucionalismo hace énfasis en las maneras en que operael poder para formar nuestra comprensión cotidiana de las relacionespolíticas y para orquestar la manera en las que consentimos(reproducimos) esas relaciones sociales tácitas y disimuladas al interiordel cual se asienta el poder (Foucault, 2007). El poder –en tanto objeto y efecto del constitucionalismo- no es estable ni estático, sino que esreconstruido en diversas coyunturas dentro de la vida cotidiana;constituye nuestra tenue comprensión de sentido común y estácómodamente instalado en el lugar de las aspiraciones y valoresprevalecientes de una cultura (Häberle, 2002). Más aún, latransformación constitucional no ocurre simplemente por unaconcentración masiva a favor de una causa, sino precisamente a travésde las formas en que las relaciones sociales cotidianas son re-articuladasabriendo nuevos marcos conceptuales provenientes de los resultados dealgunas prácticas etiquetadas como anómalas o subversivas, en virtudque se encuentran agenciadas por quienes se proyectan a la totalidadsocial como los portadores de una exigencia concreta de reivindicación y de una memoria presa del sufrimiento de la injusticia.Sin embargo, no todas las circunstancias incluidas al interior deltexto constitucional son el efecto de las luchas de sectores subalternosque han logrado identificarse al interior de realidades victimizantes y 
 
D
EMOCRACIA 
E
T
U
C
 ARA 
.
COM
 
 A 
PROXIMACIÓN AL
S
ECRETO
E
NCANTO
D
EL
EOCONSTITUCIONALISMO
3
 A 
PROXIMACIÓN AL
S
ECRETO
E
NCANTO
D
EL
N
EOCONSTITUCIONALISMO
3
 
han salido airosos de su denuncia, logrando redefinir –y por tantoampliar- el espectro de garantías. Existe otro tipo deconstitucionalismo asociado con los contextos propios de la periferia y semi-periferia del Sistema Mundo
2
, que por razones de ordenestructural es proclive a entenderse de forma independiente del sentidode las luchas sociales al interior del cual se desarrolla. Esta visión delconstitucionalismo en determinados casos –como en Colombia– seencuentra asociado, más que con victorias obtenidas, con promesas porcumplir. La Constitución, en ese sentido, poco o nada tiene que ver conuna conquista colectiva, la misma se asemeja más a una caritativapromesa de redención que marca el rumbo de las luchas sociales y ponelos limites necesarios a la imaginación política; el texto constitucionalmás que la expresión positiva de las luchas sociales se constituye en unapresunta poética del futuro en cuyo lenguaje recoge los parámetros queconfigurarán el mejor de los mundos posibles. Es entonces cuando seescucha decir el famoso argumento propio del constitucionalismoprogramático
3
: “Todo estará bien si logramos materializar laConstitución Política”.La lucha por la fijación del sentido de los textos constitucionaleses la lucha que finalmente determina su contenido real y especifico(García, 1993 ; Sanín, 2009). Circular alrededor del derechoconstitucional, asediarlo, describir la contingencia del significado, sumanipulación ideológica, es, de facto, la creación de una multiplicidadde constituciones; es reconocer la Carta Magna como uno de loslugares al interior del cual se fraguan las luchas políticas másimportantes de la vida en comunidad.Esta promesa constitucional viene determinada por lostrasplantes de categorías constitucionales provenientes de los países delcentro del sistema mundo, al interior de los cuales, en buena medida,las mismas responden a un nivel de desarrollo contestatario queposibilita las condiciones políticas que permiten elevar a jurídicas esetipo de garantías. En el momento en que estas garantías son extraídasde su contexto de origen y son “trasplantadas” en contextos cuyo

2
En relación al concepto de sistema mundo y su relación con las jerarquías de conocimiento y modelos decolonización, ver: Mignolo, 2000; Dussel, 1992.
3
Por constitucionalismo programático entendemos el modelo constitucional que niega la FuerzaNormativa de la Constitución y, sin embargo, reconoce en ella un Contenido Normativo (tanto derechoscomo principios ideológicos). Este modelo se encuentra asociado al constitucionalismo de los paísessocialistas antes de la caída del Muro de Berlín (1989), en los cuales operaban Constituciones densas enderechos y proclamas ideológicas pero que no contaban con los instrumentos jurídicos e institucionalespara materializarlos. En ese orden de ideas, resultaba impensable que un juez invalidara determinado acto jurídico del Comité Central del Partido Comunista por contrariar el texto constitucional. Es unconstitucionalismo eminentemente Programático y no un simple límite al poder político, en la medida enque sugería de forma expresa un modelo de sociedad ideal matizada por proclamas y declaraciones decontenido material. Evidentemente no es el caso del constitucionalismo actual en Colombia, donde laconstitución cuenta con instrumentos y mecanismos como la Tutela, entre otras, destinadas a materializarlas garantías constitucionales.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->