Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Amparo contra amparo

Amparo contra amparo

Ratings: (0)|Views: 545|Likes:
Published by Chesco Do Bairro

More info:

Published by: Chesco Do Bairro on Feb 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/13/2013

pdf

text

original

 
El amparo contra amparoen la jurisprudenciaconstitucional peruana
*
Luis R. Sáenz Dávalos
S
UMARIO:
I. Introducción. II. El amparo contra amparo en el modelo jurispru-dencial precedente. III. La posición de los autores del Código Procesal Constitu-cional. IV. La posición discrepante con la fórmula recogida por el Código. V. Losamparos contra amparos tramitados durante el régimen procesal de la ley N°23506 y resueltos tras la entrada en vigencia del código procesal constitucional. VI. La ratificación jurisprudencial del régimen amparo contra amparo y los proce-sos resueltos conforme a la nueva configuración procesal. VII. Las figuras alter-nas al amparo contra amparo. VIII. La sentencia emitida en el expediente N°4853-2004-PA/TC y los nuevos criterios en el régimen amparo contra amparo. A). La necesidad de que la vulneración alegada sea evidente o manifiesta. B). Elcarácter excepcional o extraordinario. C). Habilitación contra resoluciones estima-torias. D). Procedencia respecto de reclamos sustentados en la amenaza o vulne-ración de todo tipo de derechos constitucionales. E). Habilitación en defensa dela doctrina vinculante establecida por el Tribunal Constitucional. F). Protecciónde terceros que no han participado en el proceso constitucional pero cuyos dere-chos han sido vulnerados y del recurrente que por razones extraordinarias nopudo acceder al agravio constitucional. G). Inconveniencia del amparo contraamparo en defensa de los precedentes vinculantes establecidos por el TribunalConstitucional. H). Improcedencia del amparo contra amparo contra decisionesemanadas del Tribunal Constitucional. IX. El destino del amparo contra amparo.X. Algunos problemas recientes que viene ofreciendo la casuística.
I. Introducción
Tras la puesta en vigencia del Código Procesal Constitucional en el Perú y elestablecimiento de dispositivos como el contenido en su Artículo 5°, inciso 6), dis-
237
*
El presente trabajo tiene como referente inmediato uno anterior publicado bajo el título “Losnuevos derroteros del amparo contra amparo en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional (Cambios y perspectivas a raíz de una reciente ejecutoria)” y que se encuentra contenido en: S
 ÁENZ
D
 ÁVALOS,
Luis (coordinador
 )
,
El amparo contra amparo y el recurso de agravio a favor del precedente
, Cuadernos de Análisis y Crítica a la Jurisprudencia Constitucional, Nº 3, Palestra Editores, Lima, 2007. Lo que ahorase presenta es una versión totalmente revisada y complementada con algunos aspectos novedosos que vienen presentándose en el ámbito de la casuística.
 
tinguidos y muy versados especialistas nacionales se inclinaron por afirmar que elrégimen amparo contra amparo inevitablemente había sucumbido. Actualmente sinembargo y transcurridos poco mas de tres años de la existencia de dicho cuerponormativo, puede afirmarse sin temor a equívocos que el anunciado deceso ha que-dado definitivamente desmentido.En efecto, aun cuando de una revisión preliminar de nuestro Código se espe-culaba que lo que jurisprudencialmente representaba la opción procesal descritaquedaba eliminada para siempre y que por tanto, carecía de todo sentido seguirefectuando comentarios respecto de sus alcances, ha sido el mismo Tribunal Cons-titucional, Supremo Interprete de la Constitución, el que se ha encargado de seña-lar un derrotero radicalmente distinto, en el que lejos de facturarse la supresión delcitado régimen, ha quedado éste absolutamente ratificado en su existencia y quiensabe, si hasta incentivado, bajo determinados supuestos o circunstancias.La respuesta dispensada por la jurisprudencia peruana ha permitido por otraparte y en buena cuenta, enfatizar el certero juicio que a menudo se realiza cuandose afirma que la voluntad del legislador, no es precisamente el único de los referen-tes cuando se trata de precisar el camino que en su aplicación práctica ha de seguiruna determinada norma jurídica. Siendo dicha voluntad importante no es empero vinculante, en tanto la norma adquiere vida propia e independiente, y es por tantosu puesta en ejecución la que termina reflejando, los ámbitos o escenarios por don-de aquella habrá de discurrir.Queda en todo caso por precisar que si la doctrina
amparo versus amparo
haquedado convalidada como aquí se ha dicho, los supuestos o reglas que en su mo-mento fueron utilizados para justificar su presencia, han sido sin embargo pasiblesde importantes (y en algunos casos muy notorios) cambios si nos atenemos a lo ex-puesto en la Sentencia recaída en el Expediente N° 4853-2004-PA/TC (Caso: Direc-ción Regional de Pesquería de la Libertad).El presente trabajo, intentará explicitar cuales son los derroteros o cauces queactualmente nos ofrece la doctrina
amparo contra amparo
, matizando en aquellosextremos que consideramos como importantes avances e incidiendo desde unaperspectiva no exenta crítica, en aquellos otros aspectos que de pronto y como se verá en su momento, puedan resultar opinables o susceptibles de un mayor desa-rrollo o perfeccionamiento.Por lo demás y al margen de que lo que hoy se perfila, pueda considerarse aúnembrionario, creemos que la casuística que a futuro pueda ir produciéndose, se en-cargará de definirnos mayores y más explícitos criterios a tomar en cuenta, con locual habrá de verificarse si lo que desde ahora se postula significa o no el mejor omás adecuado de los caminos a seguirse.
II. El amparo contra amparo en el modelo jurisprudencial precedente
Como bien se conoce, la doctrina amparo versus amparo nació en el Perú sinun referente normativo inmediato.
238
Luis R. Sáenz Dávalos
 
En la lógica de que la antigua y hoy derogada Ley N° 23506 (Ley de HabeasCorpus y Amparo) no reconoció cláusula explícita que abordara directamente eltema, la jurisprudencia se encargó de bosquejar determinados elementos de discer-nimiento que permitiesen encarar el modo de cómo resolver controversias dondese cuestionara la interposición de procesos constitucionales, contra procesos de lamisma naturaleza. La necesidad de optar por tal esquema especial, se imponía porlo demás, desde que el modelo amparo contra amparo, representaba una excepcióndentro de lo que ya de por si, resultaba una verdadera excepción (cuestionamientode decisiones jurisdiccionales lesivas a los derechos constitucionales). No todos losdías, como es evidente, se cuestionaba un proceso constitucional por aparentemen-te inconstitucional.De una concepción preliminar en la que fueron esbozadas un total de cuatroreglas (carácter excepcional, prohibición de procedencia contra decisiones emana-das del Tribunal Constitucional, incidencia sobre aspectos vinculados al debidoproceso formal y efectos específicos en su carácter restitutorio),
1
fuimos pasando auna tesis mucho más restringida en la que junto con dicha máximas, se incorpora-ron otras tres adicionales (evidencia manifiesta en la lesión al debido proceso, ne-cesidad de agotamiento de los recursos judiciales internos y prohibición de articula-ción contra sentencias constitucionales estimatorias).
2
El amparo contra amparo así configurado fue transformándose en una técnicaque siendo importante en sus alcances tutelares, no podía tampoco ser mal utiliza-da, pues lo que estaba de por medio era ni más ni menos que la trascendencia ycerteza implícitas a todo proceso constitucional. La doctrina que por entonces seocupo de dicha temática, intentó advertir de los eventuales riesgos que su distor-sión podría ocasionar si es que no era adecuadamente instrumentalizada.
3
Tambiénpor cierto y desde los escenarios jurisdiccionales, se busco que sobre la base de lasreglas preestablecidas su utilización, no respondiera sino a circunstancias de suyoexcepcionales.El hecho concreto es que si nos atenemos al referente inmediato que nos pro-
El amparo contra amparo en la jurisprudencia constitucional peruana
239
1
Esta fue la tesis manejada en la Sentencia recaída en el Expediente N° 612-1998-AA/TC (Caso:Sindicato Pesquero del Perú S.A.), la primera en la que el Tribunal Constitucional abordó tan importan-te temática.
2
 A partir de la Sentencia recaída en el Exp. N° 200-2002-AA/TC (Caso: Ministerio de Pesquería),el Colegiado optaría por considerar el amparo contra amparo una fórmula que si bien resultaba impor-tante, debía volverse mucho más restringida o excepcional. A la luz de la lógica manejada por dicha sen-tencia fueron resueltos un importante número de casos. Cfr. Exp. N° 127-2002-AA/TC (Caso: Municipa-lidad Provincial de Yungay), Exp. N° 564-2002-AA/TC (Caso: Municipalidad Provincial de Yungay),Exp. N° 2073-2003-AA/TC (Caso: Mendel Winter Zuzunaga y Samuel Winter Zuzunaga), Exp. N°2704-2004-AA/TC (Caso: Ministerio de Agricultura), Exp. N° 1465-2004-AA/TC (Caso: Procurador Pú-blico del Ministerio de Agricultura) entre otros.
3
Cfr. E
GUIGUREN
P
RAELI
, Francisco, “Las distorsiones en la utilización del amparo y su efecto enla vulneración del debido proceso: ¿Cabe un amparo contra otro amparo?” en
Estudios Constitucionales
, Ara Editores, Lima, 2002, pp. 227 y ss.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->