Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
El niño no es de porcelana y otras opiniones.

El niño no es de porcelana y otras opiniones.

Ratings: (0)|Views: 108|Likes:
Opiniones sobre la cultura de la Educación Infantil hoy, el rol de la educadora, amor institucional, canal verbal y no verbal, la programación, juego libre, tiempo para el niño, reírse con los niños, por qué ordenar los juguetes y un largo etcétera. Opiniones contundentes, disidentes, sorprendidas. Ajustadas o desajustadas.
Opiniones sobre la cultura de la Educación Infantil hoy, el rol de la educadora, amor institucional, canal verbal y no verbal, la programación, juego libre, tiempo para el niño, reírse con los niños, por qué ordenar los juguetes y un largo etcétera. Opiniones contundentes, disidentes, sorprendidas. Ajustadas o desajustadas.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Úrsula Bischofberger on Feb 28, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/27/2012

pdf

text

original

 
El niño de porcelana no lo es.
El modelo de niño vigente en la actualidad en el tramo educativo cero a tres es el "niñode porcelana". A este niño no se le pueden contar cuentos tradicionales que impresionen(como impresionan casi todos los cuentos tradicionales); no se le puede ver el paladar (para ver si tiene paladar ojival) por si llora, ¡no vaya a llorar!; no se le puede forzar, engeneral, a nada (ni a escuchar, ni a imitar, con lo que los prerrequisitos del aprendizaje pueden no estar siendo alcanzados).El niño de porcelana es el hijo de los padres de porcelana, que se molestan a la mínimay por todo.El imperio del niño de porcelana, el hecho de que todos sean niños de porcelana, haceque el trabajo de las educadoras sea de alto riesgo. ¿Qué hacer si un niño de porcelanamuerde a otro? ¿Qué hacer, por Dios, si un niño de porcelana llora cuando despide a sumadre? ¿Cómo hacer propuestas de actividad a un grupo de niños de porcelana?Las educadoras son heroínas educando al niño de porcelana.Pero deben ser conscientes de que el niño no es en absoluto de porcelana. El niño esfuerte, muy fuerte, siempre lo ha sido y así se le ha tratado. Tratándole como si fuera de porcelana lo único que se hace es ALIMENTAR UNA DOMINANCIA (rasgo de la personalidad poco en consonancia con la educación institucional) QUE VA A SER MUY NEGATIVA EN TODA SU ESCOLARIDAD.El niño NO es de porcelana. Es el adulto el que decide, el que sanciona, el que premia,el que observa con inteligencia y tiene la última palabra. Así en todos los niveleseducativos.1
 
Educadoras, y no terapeutas
Y todavía hay quien, tras nutrirse de Bernard Aucouturier, se pone a practicar comoterapeuta (¿sería mejor decir pseudoterapeuta?) en lugar de practicar el aburrido oficiode "educadora". No: sea el cursillo, curso o máster que sea, si estás contratada como educadora tienesque trabajar como educadora. No se puede hacer terapia a un niño así como así, no se le puede diagnosticar sin herramientas. No puedes convertirte en terapeuta así como así, para eso hace falta muchísima más formación.Así que, por favor: aparquemos un poco a Aucouturier. No somos terapeutas,quedémonos con los aspectos educativos en exclusiva.2
 
 No pudimos programar la nieve porque no nevó.
Una persona muy unida al mundo de la Educación Infantil me dijo: "este curso no pudimos programar la nieve porque no nevó".Insistía en la absoluta necesidad de utilizar sólo contenidos muy pegados al mundo delniño. Se quedó desconcertada cuando le sugerimos que los cuentos están muchas vecesmuy alejados pero interesan al niño.Intentó arrebatar la libertad de enseñarle al niño lo que se quiera citando a Vygotsky,Zona de Desarrollo Próximo, etcétera. Confundía conceptos psicológicos o subjetivoscon conceptos de la realidad objetiva.Cuando terminó, me acerqué a una clase y les hablé a los niños de los copos de nieve,de cómo caen despacio, de sus formas bien dibujadas en miniatura (formas enanas), decómo se deshacen en un instante en las manos... Los niños enmudecieron encantados.Por su interés deduje que el aprendizaje, en muchos casos, sí estaba siendo significativo.3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->