Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Artes Marciales: El Maestro, Kata y Secretos

Artes Marciales: El Maestro, Kata y Secretos

Ratings: (0)|Views: 113|Likes:
Published by Peter
La lanza utilizada en las artes marciales japonesas, el yari, no es es una
arma-proyectil y en el campo de batalla era empuñada. como un bastón. El yari es puntiaguado para embestir, pero la hoja es tipicamente larga y con filo en ambos lados, así que el yari podía usarse para acuchillar a derecha o izquierda.
La lanza utilizada en las artes marciales japonesas, el yari, no es es una
arma-proyectil y en el campo de batalla era empuñada. como un bastón. El yari es puntiaguado para embestir, pero la hoja es tipicamente larga y con filo en ambos lados, así que el yari podía usarse para acuchillar a derecha o izquierda.

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Peter on Mar 02, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/19/2013

pdf

text

original

 
ESPADA Y PINCEL
BU: MARCIALEn Asia, desde tiempos antiguos la lanza ha sido el símbolo del guerrero. Llegando a formar partehasta de la caligrafía ideográfica, la lanza es la base de muchos kanji. Es la raíz para el kanji
bu
, elprefijo usado en un número de palabras involucradas con cosas de naturaleza marcial. Existe
bugei 
(habilidad marcial),
bushi 
( clase feudal de guerreros de la nobleza) y
buke
(una familia guerreraancestral ).Parecería lógico usar únicamente la raíz del ideograma que significa ¨ lanza ¨para denominar todo lo
militar 
pero al realizar el kanji
bu
, las pinceladas para
lanza
van acompañadas por pinceladasadicionales que significan ¨conteniendo una revuelta ¨. Todo el ideograma para lo
militar 
por tanto,habla realmente de ¨sofocar una insurrección haciendo uso del bastón ¨.Sofocar insurrecciones ha sido competencia del ejercito a través de toda nuestra civilización. Enningún lugar más que en Japón ha sido tarea de la casta de guerreros el preservar el orden. En losmejores tiempos, estos esfuerzos militares restauraban la paz y promovían la cultura en Japón. Enlos peores, reforzaban una cruel opresión y aplastaban el espíritu del pueblo. Y así los bushi, la únicabien-armada clase del antiguo Japón, eran tanto heroes para el pueblo como utensilios de lostiranos.La lanza utilizada en las artes marciales japonesas, el
yari 
, no es es unaarma-proyectil y en el campo de batalla era empuñada. como un bastón. El
yari 
es puntiaguado paraembestir, pero la hoja es tipicamente larga y con filo en ambos lados, así que el yari podía usarsepara acuchillar a derecha o izquierda. Es lógico que un arma que cortaba en direcciones opuestas, seconvirtiese en la base de tantas palabras que tienen que ver con lo marcial. Al igual que hoy endía,el guerrero feudal en la sociedad japonesa podía cortar de dos formas: para bien o para mal.KATA: FORMA, LA ARQUITECTURA DEL SIGNIFICADO/SENTIDO /INTENCIÓNEn la granja tradicional japonesa, la luz y la ventilación se obtenían al quitar la argamasa de arcillade una sección interior y exterior del muro, dejando un agujero y el enrejado de bambú expuestoEste tipo de rústica ventana, un
renji-mado
(ventana enrejada), fué incorporado dentro de laarquitectura de la ceremonia del té, y muchas cabañas de té tenían renji-mado. La luz de talesventanas es maravillosamente lograda por la cuadrícula del enrejado dejando un juego de sombras. Es un tipo de iluminación definida tanto por el patrón de sombras como por el que produce lapresencia de luz.Los patrones han aparecido también en el bugei. Estos patrones fueron llevados a su forma final aprecio de sangre, matanzas e intenso esfuerzo adquiriendo de esta manera una extensa experienciaen el combate. Estos patrones eran secuencias de combate: ataques, y contraataques, la explotaciónde debilidades en postura, armamento y armadura, la manipulación de cada faceta, mental y física,que incrementaba las posibilidades de destruir a un enemigo en un conflicto de lucha cuerpo acuerpo. Estas secuencias de combate son los
kata
del bugei y para el bugeisha, sonindispensables, ya que llevan coherencia a su estudio. Los kata son el esqueleto alrededor del cualse organiza su entrenamiento.El catecismo de los kata no es único a los bugei. Cada arte japonés emplea patronespredeterminados dados a los iniciados para emular y dominar. El practicante de té realiza un kata depreparación al té con los mismos y precisos gestos rituales que se usaban hace doscientos años. Éllo ha aprendido exactamente de su maestro, quién lo aprendió a su vez del suyo. Así es el kata delbugei. Legado por guerreros y refinado por sus sucesores los kata marciales tomaron una forma fija.El moderno bugeisha que los asimila y ejercita se introduce así en una profunda fuente deconocimiento, una pedagogía que se ha probado asi misma en el fuego de la batalla.Aquellos que carecen de conocimiento de primera mano es poco probable que acepten talrespetuosa visión del clásico kata combativo. Los interpretarán como una esteril y estúpida imitaciónrepetitiva con poca relevancia para el combate real. Para aquellos no implicados intimamente conellos, la apariencia de los kata es la de un ballet coreográfico, con patrones rigidamente impuestosdesprovistos de creatividad o espontaneidad.
 
Solo desde la perspectiva interna del bugeisha se revela la verdadera naturaleza del kata. ElImplicado en él, se dá cuenta que el kata proporciona desafíos en aplicación técnica, ensincronización y en distancia, que requerirán una vida para explorar por completo. Lo que al extrañole parece ser un esclavizado aprendizaje para formas robóticas es para el enterado un método deinstrucción que le permite alcanzar su potencial único.La práctica del kata lleva al bugeisha a encuentros que le abren oportunidades para la creatividad yautoexpresión individual inimaginables para aquellos que no han seguido el Camino. Dentro de laestructura de la forma.... una libertad infinita espera. A través de la imitación la timidez quedasubyugada y el verdadero ¨ yo ¨se descubre. Es algo propio que marca cada kata con sus propias einimitables cualidades.Una ventana enrejada con rayos de sol penetrandola, este es el pictograma kanji para kata. El nopracticante ve solo la luz que deja pasar el renji-mado, para su punto de vista y mirando haciadentro desde el exterior, piensa que restringe la entrada de luz a la cabaña de té. Las texturas ysutilezas son destapadas a aquellos que han entrado en los huecos de la habitación . Los kataigualmente son una forma muy especial de iluminación, para que pueda brillar una luz dentro de losespacios ocupados por el alma humana.SHI: EL MAESTRONadie, sin importar la preparación puede viajar muy lejos sin la guía del maestro, él esindispensable. Incluso así, de los muchos que se plantean buscarle, solo unos pocos comenzarán labúsqueda y menos aún poseerán la persistencia para continuar hasta que encuentren a dichomaestro.Pero y una vez en su presencia ¿ cúantos intrépidos quedarán para aprender de él ?La figura del maestro se entreteje en la imaginación. Retratos de él como taciturno guru, como sabiosabelotodo, como excéntrico asceta, se equivocan en la mayoría de casos. Cuando no estáentrenando o enseñando, el maestro es más probable que sea un garrulo y el primero en admitir quehay vacíos en su conocimiento.Más que ser un ermitaño, es más parecido a un contable, granjero o conductor de trenes. Sea cúalsea su personalidad, el maestro del bugei se caracteriza por algunos rasgos inevitables.Él ha atravesado el Camino, ha explorado su ruta principal y muchos caminos secundarios, él poseelas habilidades y el deseo necesarios para llevar a la siguiente generación por el mismo camino.En tales artes como el bugei, el papel del profesor no se puede subestimar. Los Caminos marcialesno se transmiten a través de instrucción escrita. Tus compañeros no te pueden ayudar, ellos tambiénestán aprendiendo y muchas veces entrenan sin supervisión.El maestro es la única fuente deenseñanza, sin él, el alumno tropieza ciegamente.Un callejón sin salida, un retorcido sendero al lado es confundido con el Camino, peor aún, unprecipicio llama y el alumno, sin instrucción.....está perdido.Solo con la guía del maestro hayesperanza de seguir el Camino correctamente.Varios términos en japonés hacen mención a un maestro o a un alumno aventajado:
shihan, shisho,doshi,renshi,kyoshi, hanshi 
.
Shi,
su elemento común está basado no en algúnconcepto pedagógico, como uno podría sospechar que es. Su derivación es, en cambio, topográfico.El radical para shi es el de ¨colina¨ y golpes adicionales del pincel son los de ¨una planta quecrece¨. Una ¨colina con árboles en la cima ¨se convierte en una metáfora lógica para un profesor si,como con muchas palabras japonesas, consideramos la herencia marcial de Japón. Para observar sustropas en la batalla , el comandante tomaba posición sobre una cima. La ventaja de la altura eraimperativa para conseguir una visión extensa en despliegue y estrategia.Pero como esto también lesituaba como posible objetivo, el sagaz general, si era posible elegía un cima arbolada.Ocultos por el fondo arbolado, podía observar y dirigir sin atraer la atención.El maestro mira y enseña desde una perspectiva similar. Su caracter, completamente templado porel proceso del Camino, está desprovisto de las inseguridades que hacen el ego impaciente eintranquilo.Él no tiene pretensión, su humildad y su modestía reflejan una personalidad de tal fuerzaque no se ve ningún artificio en él. La personalidad del maestro le sirve bien en su papel comoprofesor. Él lleva la instrucción calladamente, se queda en un segundo plano de alguna manera,incluso cuando él es el centro de todo el entrenamiento.Él es el general en la cima de la colina.El sútil método del maestro para impartir instrucción será entendido por solo una minoría deaquellos que llegan para entrenar junto a él. Estos pocos le mirarán, de la misma forma que unsoldado mira a su líder para determinar el curso de la batalla. De esta forma, el maestro aseguraque solo los discípulos más perseverantes y astutos

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->