Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Peter Standish. Los compromisos de Julio Cortázar

Peter Standish. Los compromisos de Julio Cortázar

Ratings: (0)|Views: 585|Likes:
Published by Jaume Peris Blanes

Los compromisos de Julio Cortázar Peter Standish Hispania, Vol. 80, No. 3. (Sep., 1997), pp. 465-471. Blog Desvanecidos en el aire: http://jaumeperisblanes.wordpress.com/

Kamchatka. Revista de análisis cultural: http://revistakamchatka.wordpress.com/

Los compromisos de Julio Cortázar Peter Standish Hispania, Vol. 80, No. 3. (Sep., 1997), pp. 465-471. Blog Desvanecidos en el aire: http://jaumeperisblanes.wordpress.com/

Kamchatka. Revista de análisis cultural: http://revistakamchatka.wordpress.com/

More info:

Published by: Jaume Peris Blanes on Mar 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/17/2013

pdf

text

original

 
Los compromisos de Julio Cortázar
Peter Standish
 Hispania
, Vol. 80, No. 3. (Sep., 1997), pp. 465-471.
 Hispania
is currently published by American Association of Teachers of Spanish and Portuguese.Your use of the JSTOR archive indicates your acceptance of JSTOR's Terms and Conditions of Use, available athttp://www.jstor.org/about/terms.html. JSTOR's Terms and Conditions of Use provides, in part, that unless you have obtainedprior permission, you may not download an entire issue of a journal or multiple copies of articles, and you may use content inthe JSTOR archive only for your personal, non-commercial use.Please contact the publisher regarding any further use of this work. Publisher contact information may be obtained athttp://www.jstor.org/journals/aatsp.html.Each copy of any part of a JSTOR transmission must contain the same copyright notice that appears on the screen or printedpage of such transmission.The JSTOR Archive is a trusted digital repository providing for long-term preservation and access to leading academic journals and scholarly literature from around the world. The Archive is supported by libraries, scholarly societies, publishers,and foundations. It is an initiative of JSTOR, a not-for-profit organization with a mission to help the scholarly community takeadvantage of advances in technology. For more information regarding JSTOR, please contact support@jstor.org.http://www.jstor.orgThu Oct 18 23:05:13 2007
 
Los compromisos
de
Julio Cortázar
Peter Standish
East Carolina University
Abstract:
El traslado de Cortázar a París coincidió con un creciente compromiso con sus personajes literarios,mientras que los sucesos de
1968
y la revolución cubana lo llevaron hacia un protagonismo político que noabandonó hasta su muerte. Sin embargo, el mayor compromiso del argentino fue de índole estética.
La
revolución la concebía como un proceso totalizador e incesante que afectaba tanto la literatura como la poti-ca, pero que no permitía el estancamiento de ningún régimen político.
Key
Words:
Cortázar (Julio), compromiso, revolución, estética, exilio, humor
E
 
indudable el compromiso que man-tuvo Julio Cortázar con la política deizquierdas; las declaraciones del au-tor al respecto fueron numerosas, y comodice muy acertadamente Scholz (58), susideas se resumen en su actitud frente aCuba. También es ineludible el aspecto po-tico de algunas de las obras literarias deCortázar. Sin embargo, hay otro compromi-so del autor argentino que es anterior alpolítico y por otra parte constante: merefiero a su compromiso con los criteriosestéticos. Dicho de otro modo, el compro-miso de Cortázar va mucho más allá de lomeramente político; por ello se le puededescribir como un revolucionario total.Un acercamiento histórico-biográfico aCortázar ayuda a comprender hasta quépunto se nutren de la misma fuente suscreaciones literarias y sus actividades po-ticas.
A
base de ciertas entrevistas conCortázar, así como en las declaracionespúblicas del autor, se trazará a continuaciónla evolución política del autor argentino, yparalelamente la tensión producida entrelos compromisos político y estético.Pueden distinguirse dos fases de la vidade Cortázar, la argentina y la francesa, co-rrespondiendo aquélla a las primeras cua-tro décadas de su vida. El Cortázar de losaños argentinos se revela consciente de lopolítico desde muy joven, pero de accionespolíticas relativamente limitadas. Segúndeclaraciones del propio autor, él vivió has-ta la década de los cincuenta "siempre muysolitario, metido en una especie de carreradocente, por un lado, y lecturas en bibliote-cas, por otro" (González Bermejo 12). Suconciencia política no llegaba a influir demanera significativa en sus escritos ni ensus actividades sociopolíticas. Si bien sedeclaró partidario de la causa republicanaespañola, ni a él ni a ninguno de sus amigosse les ocurrió viajar a España con el fin departicipar en la lucha; si bien se unió públi-camente a los opositores de Perón, no lle-mucho más allá de plantear-lo dice elmismo autor-una oposición de café; dejósu puesto docente en la Argentina por vo-luntad propia, aunque en todo caso era deprever que las autoridades lo iban a echar.
La
segunda fase que puede distinguirseen la vida de Cortázar comienza con su tras-lado a París a principios de los años cincuen-ta, el que constituye un mojón en su evolu-ción como escritor y figura pública: no sólocambia su actitud frente a sus personajesliterarios sino que a partir del momento enque el autor se asienta en Europa comien-za a destacarse su protagonismo en el es-cenario político, protagonismo que no iba adisminuir hasta su muerte, en 1984. Cuan-do Cortázar via aún en lakgentina, lo ques le preocupaba era la literatura y otrasmanifestaciones de cultura elitista; aGonzález-Bermejo (119) le explica que per-tenecía a un grupo de jóvenes de clase pe-queño burguesa que durante el primer pe-ríodo de Perón se sentía violada por la vul-garidad de tanto desborde popular, porque
 
466
HISPANIA
80
SEPTEMBER
1997
los gritos de los altoparlantes que desde lasesquinas proclamaban las virtudes de Perón"se intercalaban con el último concierto deAlban Berg que estábamos escuchando." APrego (127-28) le confiesa que era"acentuadamente indiferente a las coyuntu-ras políticas," que se sentía "antiperonistapero nunca [se integró] a grupos políticos
.
.
que pudieran tratar de llegar a hacer unaespecie de práctica del antiperonismo." Enesa misma entrevista (130) habla de cómollegó a entender más tarde, después de ha-berse arraigado voluntariamente en Fran-cia, que durante aquellos años argentinosesa preocupación estética había sido tanpredominante que estaba dispuesto en susescritos hasta a sacrificar un poco de valorhumano en aras de una perfección formalo de un mecanismo fantástico.Habida cuenta de la importancia de loscriterios estéticos para el Cortázar de losaños argentinos, y aunque el autor no pre-tenda que haya ninguna intención políticaen los cuentos publicados en
Bestiario
(1951) y
Final del juego
(1956), hay variosque sí pueden leerse como alegorías políti-cas. "Casa tomada," el cuento que dio elprimer impulso a su fama como escritor, seha interpretado como alusión a diversostemas, como son el incesto y la decadenciade un anquilosado orden burgués1 Otrosejemplos de cuentos que han recibido inter-pretaciones políticas serían "La banda" y"Las Ménade~."~aya como muestra el ú1-timo de los cuentos mencionados, en el queel narrador asiste a un concierto y observacon ojos de entomólogo el comportamien-to de un público cuya adulación es alenta-da por el maestro hasta que desemboca enun clímax violento y extático, como en unavariación moderna sobre la historia míticade las Ménades. El narrador del cuento, lle-vado a medias por la histeria general, pasade un tono claramente irónico a otro entreburlón y asqueado. El único miembro delpúblico con el que el narrador siente ciertaempatía, un ciego escéptico, acaba perdidoy pisoteado en el suelo; pero el narrador alverlo lo observa sin compasión, como si seestuviera refugiando en el "pasotismo."Cabe una interpretación del cuento segúnla cual es una advertencia acerca de los pe-ligros de la credulidad popular, el fanatismopolítico y la inacción de los que saben man-tener cierta distancia repecto a lo que ocu-rre en la sociedad (más explícitamente, siaceptamos la interpretación alegórica, anteel auge del peronismo)
.
El sacrificio de los valores humanos delque Cortázar se declara culpable (Prego130) no significa sin embargo que en loscuentos publicados durante esta época ar-gentina de los años cincuenta no haya per-sonajes muy humanos. Prueba de ello sonDelia en "Circe," Celina en "Las puertas delcielo," así como los niños de "Los venenos,"para citar algunos. Pero, según Cortázar, seproduce un cambio de equilibrio con la pu-blicación de "El perseguidor," cuento quepasó a formar parte de
Las armas secretas
(1958) y que es un estudio de un personajemarginado que alcanza a expresarse pormedio de las libres formas del jazz. Dichocambio coincide con el traslado del autor aParís:
Hasta ese momento mi literatura se había servido unpoco de los personajes, los personajes estaban ahípara que se cumpliera un acto fantástico, una tramafantástica. Los personajes no me interesaban dema-siado, yo no estaba enamorado de mis personajes, conuna que otra excepción relativa. En "El perseguidor"es fácil darse cuenta de que la figura de Johnny Cartery la de su antagonista fraternal, Bruno, han tratado deser vistas por el autor como si e1 fuera ellos en algunamedida. El autor trata ahí de estar lo más cerca posi-ble de su piel, de su carne, de su pensamiento. (Prego
130)
París fue para Cortázar su "camino de Da-masco, la gran sacudida existencial" que lollevó a escribir
Rayuela
en un acto que fue--lo dice el mismo Cortázar-"el perexorcismo" (González Bermejo 12-13). Alproceso que se inicia en el plano privadocon las dos obras recién mencionadas, a esanueva conciencia de una humanidad humi-llada, ofendida, alienada, se incorpora en elplano político la influencia de la revolucióncubana, de tal modo que una serie de fenó-menos-por ejemplo la guerra del Vietnamy los abusos económicos-que hasta enton-ces a Cortázar le habían provocado "unaespecie de indignación meramente intelec-

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->