Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Desde Ocep Una Memoria Breve de Solepsi-Colapesi

Desde Ocep Una Memoria Breve de Solepsi-Colapesi

Ratings: (0)|Views: 38|Likes:
Repaso histórico sobre la participación de la Organización Chilena de Estudiantes de Psicología, OCEP, en la conformación y evolución de la Sociedad Latinoamericana de Estudiantes de Psicología, SOLEPSI. Marzo de 2012.
Repaso histórico sobre la participación de la Organización Chilena de Estudiantes de Psicología, OCEP, en la conformación y evolución de la Sociedad Latinoamericana de Estudiantes de Psicología, SOLEPSI. Marzo de 2012.

More info:

Categories:Types, Speeches
Published by: Psicología en Chile on Mar 11, 2012
Copyright:Attribution Share Alike

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/11/2012

pdf

text

original

 
 
1
Desde OCEP: Una Memoria Crítica y Breve de SOLEPSI-COLAPESI
I. Hacia Lima-Perú
Como Organización Chilena de Estudiantes de Psicología (OCEP) participamos enla fundación de la Sociedad Latinoamericana de Estudiantes de Psicología (SOLEPSI)desarrollada en el Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Psicología (COLAEPSI,2007 Lima-Perú). La organización del COLAEPSI y la asamblea de fundación, realizó unimportante diagnóstico de nuestra realidad estudiantil, proponiendo que debíamosconverger en una organización estudiantil de psicología del continente que rompiera conla fragmentación social y estudiantil que nos aquejaba. Si bien, este empeño estudiantilreconoce el largo tiempo transcurrido sin una masiva reunión, no obstante, al mismotiempo, fue un diagnostico parcial, pues fueron muy pocos los gestos que hicimos enrecuperar los esfuerzos estudiantiles históricos por abrir este espacio, vale decir, los otrosencuentros estudiantiles latinoamericanos realizados en el continente que son lascondiciones históricas que alimentan la memoria del movimiento estudiantil, como es elcaso de congresos de la misma índole en Mendosa Argentina y Santiago de Chile en los 90´con sus logros, errores y expectativas; tampoco se realizó un estado del arte de lasorganizaciones contemporáneas que en ese entonces convergían en dicho espíritu, y que síhacían esfuerzos de congregarnos como es el caso de los congresos latinoamericanos deestudiantes de psicología en Colombia con mucha más antigüedad que SOLEPSI y queincluso vuelve a coincidir su realización con el COLAEPSI de Asunción-Paraguay 2009,realizando una mínima vinculación a través de un comunicado de los/as compañeros/asde Colombia que muy pocos conocimos.A pesar de ello, el COLAEPSI del 2007 es un acierto desde el punto de vistahistórico, pues permite la participación nunca registrada de más de 2000 estudiantes depsicología, mayoritariamente del cono sur, lo que ha implicado en la actualidad unaprimacía en participación de este parte del territorio a pesar de los esfuerzos decompañeras/os de México y Republica Dominicana por dar a conocer el trabajo en CentroAmérica. Bajo estas condiciones, y sumada la falta de organización estudiantil enpsicología en la región, se conformó la SOLEPSI a través de la asistencia de fuerzasestudiantiles muy poco organizadas -con algunas excepciones- lo que produjo la creaciónde SOLEPSI con participación de individuos que primordialmente nos unía el organizarnospor objetivos comunes y reconocer la realidad del estudiantado latinoamericano que poraños mantuvimos (y nos mantuvieron) fragmentados y atomizados.
II. La Batalla de Ideas
La organización de este congreso tenía como objetivo preliminar construir una
institucionalidad estudiantil en psicología
” 
y
“ 
conocer en qué condiciones teóricas y  prácticas nos estábamos desarrollando los estudiantes del continente
” 
.
Nosotros/as comoOCEP leímos desde la propuesta de los organizadores del congreso, que su empeño teníacomo objetivo posicionar a la disciplina en el continente, del mismo modo que la SociedadInteramericana de Psicología (SIP) lo hace con respecto a la comunidad profesional; esdecir, el horizonte propuesto, desde una mirada crítica, era reificar
el lugar de “Saber”
dela psicología como institución, ciencia y profesión
necesaria
para Latinoamérica. Bajo esteparadigma científico-oficial dominante en la organización del COLAEPSI 2007, la batalla deideas en las asambleas de la fundación generó una tensión en las siguientes fuerzas: por unlado, una forma de organización similar a las actuales instituciones como la APA, la SIP,entre otras, con miembros honorarios y con un espíritu de neutralidad científica: es decir,profundamente burocrática, plasmada de la visión tecnócrata e institucional de la
 
 
2
psicología propio de los discursos, programas y prácticas científico-dominantes de launiversidades latinoamericanas; y por otro lado de las fuerzas, una mirada que enfatizó ellugar social y político de la psicología institucional y la crítica a su historia y ejercicio, paradar paso a una psicología distinta, a la altura de los procesos sociales de lucha de lospueblos latinoamericanos.Como OCEP, empapados de la revolución pingüina (Lucha por eliminar laEducación Capitalista-Neoliberal de Pinochet) recién vivida en el 2006, propusimosconjuntamente con algunos/as estudiantes participes de Ecuador, Colombia y México, ycon la apertura y compromiso de las/os compañeros/as del Perú, cambios en la forma deorganización y en el espíritu de la SOLEPSI que inicialmente se proponía, llegando a ungran consenso con todos/as las/os compañeros/as de los países participes. Estos cambiosse plasmaron con la creación de la Asamblea Latinoamericana de Estudiantes dePsicología, que debía ser un espacio fundamental del desarrollo político-democrático de laSOLEPSI, además de un necesario espíritu crítico de la SOLEPSI que se posicionará alservicio de la sociedad y su transformación. Si bien, logramos que esos ejes formaran partede la fundación se SOLEPSI, no obstante, la autocrítica necesaria que debemos asumir esque fue imposible llevar a la praxis dicho espíritu, por la inexperiencia política, por ladificultad de comunicación posterior al congreso, y por la marcada despolitización de lapsicología latinoamericana, claramente propiciada por las dictaduras militares vividas, porsus efectos traumáticos y destructivos para nuestros pueblos y universidades críticas, y lapenetración de la psicología norteamericana oficial e institucional y la influencia de lasvisiones mas moderadas Eurocéntricas deslegitimadoras de las ideologías críticasradicales que se desarrollaron en nuestro continente, cuestión que nos sitúa aún en unaposición minoritaria en la región -con algunos tibios pero crecientes embriones de cambiohasta la fecha-. Esto se ve claramente en uno de los principios que apresuradamente estasociedad estudiantil ha promovido:
su posición neutral frente a las problemáticas socialesque afectan a los países de
Latinoamérica” 
.
Esta posición positivista y tecnócrata por unlado, y relativista de la formación ético-política del trabajo de los sujetos de la psicologíapor el otro, se fue profundizando y no cuestionando con el tiempo en la propia sociedadestudiantil; pero, debemos precisar que su espíritu no corresponde al consenso inicial quese presentó en las asambleas fundacionales del 2007, por lo cual, el empeño de visionesdisidentes se mantiene muy vigente.En el 2009, en el COLAEPSI de Asunción-Paraguay, no pudimos avanzar en lacrítica a esta versión hegemónica, tanto de la disciplina como de la sociedad. Los cambiosgeneracionales, la centralización en la creación de estatutos y el empeño más estético quepolítico de la continuación de los COLAEPSIS, profundizaron una sociedad estudiantil
“ 
 productora de eventos de consumo de ponencias, y un empeño academizador del encuentroestudiantil 
” 
, continuando la despolitización de la organización estudiantil en psicología ysus posibles discusiones históricas sobre las acciones de la disciplina en el continente. Estodegeneró en que no lográramos acuerdos en dar un salto cualitativo sobre el horizonte deesta SOLEPSI, que cada vez más se parecía a una marca comercial, que legitimaexplícitamente a la
clase académica desvinculada de la realidad social
y no a unaverdadera fuerza político-social que se levanta desde el movimiento estudiantil y desde elmovimiento social, hacia la psicología.El 2011 en el COLAEPSI de Quito-Ecuador, se ven aires de cambio, y por cierto, laexperiencia no en vano, se acumula y multiplica. El levantamiento estudiantilLatinoamericano en Colombia y en Chile, los levantamientos de los pueblos indígenas yoriginarios, los/as indignadas/os del mundo en contra de neoliberalismo, más la evidenciasistemática sobre las desigualdades y las injusticias que en nuestra región latina vivimos adiario, movilizaron las ideas hacia recuperar una organización estudiantil a la altura de losactuales procesos sociales de lucha de los pueblos, que recuperé la identidad histórica ycultural que desarrollamos desde nuestro propio continente, y que profundiceradicalmente el cuestionamiento hacia nuestra propia formación y supuesto
Saber
. Estopermitió la consigna de, ¡Refundar a la SOLEPSI!, cuestión que actualmente se esta

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->