Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Poemas de Hermann Hesse

Poemas de Hermann Hesse

Ratings: (0)|Views: 546 |Likes:
Published by CuaterCuyero

More info:

Published by: CuaterCuyero on Mar 12, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/24/2014

pdf

text

original

 
Poemas de HermannHesse
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Esta pequeña página contiene diversos poemas de Hermann Hesse, y aunque la poesíaescrita en una lengua extranjera pierde bastante en la traducción, creo que es bonitoleer algún poema de Hesse.
 
Por mi parte, se los dedico a la toda la gente que me ha enviado correos.
 
Como decía la traducción puede modificar bastante la forma de un poema, sirva comoejemplo estas dos traducciones del mismo poema:
 
 
(Escrito el 5 de diciembre de 1946)
 
Esbozo
 
Frío crepita el viento otoñal entre los secos juncos
 
agrisados por la tarde;
 
Aleteando, las cornejas vuelan del sauce a tierraadentro.
 
Solo, un anciano se detiene un instante en la orilla,
 
siente el viento en sus cabellos, la noche y la nieve
 
inminente; eleva su mirada de los bordes desombra hasta laluz, allí donde, entre mar y nube, cálida sonreíaaún,
 
iluminada, la cinta de una orilla lejana:
 
áureo más allá, dichoso como el sueño y la poesía.
 
Firmemente retiene en sus ojos la fulguranteimagen,
 
piensa en la patria, recuerda sus buenas épocas,
 
ve empalidecer el oro, lo ve extingirse,
 
se vuelve y, lentamente, se dirige
 
del sauce a tierra adentro.
 
Página con esbozos
 
El viento del otoño cruje con frialdad entre lassecas cañas,
 
ha envejecido con el anochecer;
 
tierra adentro, desde los sauces aletean cornejas.
 
Un viejo solitario descansa en una orilla,
 
siente el viento en su pelo, la noche y la nieve quese acercan,
 
desde la orilla en sombras mira la luz enfrente
 
donde entre nube y lago la línea de la costa máslejana
 
todavía refulge en la cálida luz:
 
un allende dorado, feliz como la poesía, como elsueño.
 
La mirada sostiene con firmeza el cuadroiluminado,
 
piensa en la patria y en los buenos años,
 
ve cómo el oro palidece y se extingue,
 
se aparta y lentamente
 
camina tierra adentro desde la salceda.
 
¿Verdad que parecen dos poemas distintos sobre el mismo tema? Por cierto, esto no esninguna crítica a los traductores.
 
Libros
(
Entre 1911 y 1918
)
 
Huida de la juventud
 (1895-1898
)
 
Ninguno de los libros de este mundo
 
te aportará la felicidad,
 
pero secretamente te devuelven
 
a ti mismo.
 
 Allí está todo lo que necesitas,
 
sol y luna y estrellas,
 
pues la luz que reclamas
 
El estío, cansado, inclina la cabeza
 
para verse surgir, amarillo, del lago.
 
Hago mi camino cansado y polvoriento
 
por las alamedas en penumbra.
 
El viento titubea y corre entre los álamos.
 
 
A mis espaldas el cielo empieza a enrojecer.
 
Delante de mí tengo el miedo de la noche.
 
Y crepúsculo. Y muerte.
 
 
habita en tu interior.
 
Ese saber que tú tanto buscaste
 
 
por bibliotecas, resplandece
 
desde todas las lágrimas,
 
puesto que es tuyo ahora.
 
Hago mi camino cansado y polvoriento
 
y detenida y dudosa queda tras de mí 
 
la juventud, que baja su cabeza hermosa
 
y que se niega a acompañarme.
 
Anochecer en aldea
(1895-1898
)
 
Enseñanza
(1919-1928
)
 
Entra el pastor con sus ovejas
 
por callejuelas silenciosas,
 
dormir desean las casuchas
 
y cabecean en la sombra.
 
Entre los muros donde estoy
 
me siento solo y extranjero
 
mi corazón apura el cáliz
 
de mi dolor con pesadumbre.
 
Donde el camino me llevó
 
siempre una lumbre daba abrigo
 
pero yo nunca conocí 
 
qué es una patria y un hogar.
 
Algo más, algo menos, mi queridomuchacho,las voces de los hombres son todas unengaño;
 
sólo somos honestos cuando niños,
 
y ya después en el sepulcro.
 
Yacemos luego junto a los que nosprecedieron,
 
sabios al fin y llenos de fría claridad,
 
y con los huesos blancos crujirhacemos la verdad,
 
y alguno mentiría, otros preferiríanuna vez más vivir.
 
Lamento
(1929-1941
)
 
El lobo estepario
 
(1919-1928
)
 
El ser no nos ha sido dado. Somos un río sólo
 
y dócilmente en toda forma confluimos:
 
tanto la noche como el día, catedral o caverna,
 
todo lo atravesamos, pues nos arrastra la sedpor existir.
 
Así llenamos forma tras forma sin descanso,
 
y ninguna llega a ser patria, ni dicha, ninecesidad,
 
siempre de viaje, huéspedes para siempre,
 
no nos llama el campo ni el arado, tampococrece el pan para nosotros.
 
Desconocemos lo que Dios piensa de loshombres.
 
Yo, lobo estepario, troto y troto,
 
la nieve cubre el mundo,
 
el cuervo aletea desde el abedul,
 
pero una liebre nunca, nunca unciervo.
 
¡Amo tanto a los ciervos!
 
¡Ah, si encontrase alguno!
 
Lo apresaría entre mis dientes y mispatas,
 
eso es lo más hermoso que imagino.
 
Para los afectivos tendría buencorazón,
 
devoraría hasta el fondo de sustiernos perniles,
 
bebería hasta hartarme de su sangre

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->