Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Yaganes Del Extremo Sur Americano

Los Yaganes Del Extremo Sur Americano

Ratings: (0)|Views: 260 |Likes:
Published by sancarnomad
Yaganes de Navarino (Chile): Evolución, Adaptación y Aculturación
Yaganes de Navarino (Chile): Evolución, Adaptación y Aculturación

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: sancarnomad on Mar 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/02/2014

pdf

text

original

 
LOS YAGANES DEL EXTREMO SUR AMERICANO: ADAPTACIÓN,SUPERVIVENCIA Y ACULTURACIÓN.Por : Santiago Carralero Benítez.En torno al 20000 B.P. los hielos ocupaban gran parte del extremo suramericano como consecuencia del último período glacial. Aunque la presenciadel mismo era más patente en la parte occidental, el descenso del nivel delmar había dejado al descubierto el fondo de los estrechos de Magallanes y deBeagle en el sector oriental. Las gentes del interior patagónico cruzaronprimeramente hacia la Isla Grande de Tierra de Fuego, siguiendo el ejemplo delas manadas de guanacos y ñandúes que constituían la base de susubsistencia. Allí continuaron su vida como nómadas pedestres,complementando su dieta con recursos costeros, entre los que se encontrabanel deseado león marino, si bien lo normal eran lapas y mejillones.Cuando el hielo se fue retirando de la isla de Navarino, sobre el 10.000B.P., la fauna vecina aprovechó para extenderse hacia el sur y con ello atrajo asus depredadores humanos. Éstos dejaron atrás a sus parientes, los selk´namu onas históricos, con los que siguieron unidos física y culturalmente hastaque los hielos se fundieron por completo y el mar elevó su nivel, ocupando elfondo del canal de Beagle, así como el del Estrecho de Magallanes, quedandoasí definidos dos grupos humanos caracterizados por la dispar interpretaciónque ambos hacían del nomadismo. Mientras que para los Selk´nam u onas dela Isla Grande el guanaco continuó siendo su animal-totém, para los reciénllegados a Navarino, los yámanas o yaganes históricos, el lobo marinosustituyó a aquel. Ésta fue la primera y crucial adaptación de los yaganes, latransformación de unos cazadores pedestres en cazadores acuáticos. A partirde entonces yaganes y onas tomaron conciencia de su pertenencia a gruposdistintos y pasaron de ser hermanos a mantener una prudente distancia.Como en la conformación de la mayoría de los pueblos, peroespecialmente entre los nómadas, el elemento físico marcó desde el principio elcarácter de sus habitantes. Para gentes acostumbradas a vivir a expensas deun recurso siempre en movimiento, la naturaleza no sólo constituía elverdadero hogar, sino que su conocimiento se hacía imprescindible para saliradelante. Éste se ponía a prueba especialmente cuando escaseaba la caza y seantojaba indispensable la recolección de frutos silvestres, de hongos y raíces.El nómada era, y sigue siéndo en gran medida, hijo de su entorno.Navarino no es, como su vecina del norte, una isla grande y en granparte llana. Sus dimensiones son reducidas, tanto más cuanto que el territoriocarece de llanuras, estándo dominado por una hilera de agudos picachos, losDientes de Navarino, que dejan caer suavemente sus contrafuertes hasta elmar. El clima es algo más húmedo que en la Isla Grande, pero además laimpermeabilidad y dureza del suelo volcánico en Navarino impiden laabsorción del agua y la penetración de las raíces de los árboles. El resultadoes una alta humedad superficial, lo que crea una vegetación omnipresentepero de escaso desarrollo reticular. En la vertiente norte el musgo de tonosamarillos, verdes y rojizos ocupa el fondo de los valles por donde otroradescendieran glaciares displicentes.En las laderas un bosque de fagáceas,lenga y coihue como especies principales, forma un apretado dosel deintrincado follaje, ya que el desarrollo vertical se ve limitado por el escasoenraizamiento y todo se desarrolla a escasos metros del suelo. Una zona depáramos lacustres invade la vertiente norte. La existencia de pastos dondepuedan alimentarse especies como el guanaco o el huemul se ciñe a las planascimas de mediana altitud. Así, La falta de pastos y el relieve abrupto en elinterior forzaron a los yaganes a asentarse en la costa, de suave trazado yrecursos más variados, dando la espalda al bosque, hogar de sus parientes los
 
selk´nam, que empezaría a transformarse para aquellos en un lugarmisterioso. De nuevo el medio físico jugaba su papel determinante en laconformación de un grupo humano.El litoral marino se reveló desde el principio como una despensa bienabastecida. Continuó la recolección de mejillones y lapas, además de frutossilvestres, que siempre estaban ahí, suministrando lo mínimo necesario parasobrevivir, a la espera de hallar algo mejor. La tentación tomaba cuerpo en lascolonias de lobos marinos que se aposentaban en los salientes rocosos. Elproblema era acercarse sin ser visto y asestar el golpe definitivo en el momentoadecuado. No debía ser una tarea fácil, pues estos animales se mostrabanespecialmente desconfiados y peligrosos en el medio terrestre. La irregularidaden la caza terrestre de los lobos marinos empujó a los yámanas al marirremisiblemente. La piel impermeable del lobo marino servía además comobote para emprender las primeras partidas de caza. El éxito de este método lesanimó a desafiar las bravas aguas de esta región. El lobo marino se convertiríaen una fuente de recursos irreemplazable, y gracias a él los yámanascomenzaron a extenderse por las islas cercanas creando su propio mundo.El bote de piel de león marino, que hacía aguas por las costuras, fuesustituido por el de corteza de madera, más seguro, aunque tampocoimpermeable del todo. La isla de Hoste fue ocupada por los inalumáala y losilalumáala, mientras que las Wollaston acogían a los intrépidos yekusimaala,quienes zurcaban los mares del mismísimo cabo de Hornos. El "país de los yámanas" quedó así constituido, con los wakimaála en las islas de Picton,Lenox y Navarino oriental y los wakimaála en la parte occidental. Más allá seextendían los kaweskar o alacalufes, quienes hablaban otra lengua perohabían sufrido un proceso similar al de los yámanas en el dédalo de islas queconforman el litoral sur de Chile. Al norte de éstos aún merodeaban loschonos. Yámanas, kaweskar y chonos hablaban distinto lenguaje pero vivíandel mismo modo y tenían un concepto parecido de la naturaleza. Había de serasí, puesto que era la naturaleza la que los había preparado a subsistir en estemedio singular, donde reinaban sin oposición viento, frío y humedad.En el siglo XVI piratas y colonizadores se adentraron en esta regióndesconocida. Los intentos fallidos de establecer colonias por parte de losespañoles pusieron en evidencia la validez de la economía nómada en aquellastierras y el fracaso del sistema de fuertes. Fue una primera batalla ganada porlos nómadas de forma contundente frente a los sedentarios. Pero el desarrolloposterior de los acontecimientos que la era Moderna trajo a estos lares tuvo unsigno bien distinto. El hombre europeo se dedicó a esquilmar la fuente de lariqueza de los indios cuando no pudo usurpar directamente sus tierras. Losprimeros en sufrir estos atropellos fueron los indios de tierra adentro.En las pampas y la Patagonia, mientras los españoles iniciaban supolítica expansionista agresiva, sus caballos daban un ejemplo de convivenciapacífica con los indígenas. Rápidamente se esparcieron por los dilatadoshorizontes con sus nuevos dueños, quienes vieron la gran ventaja de contarcon los caballos en unos espacios tan vastos y a la hora de perseguir susasustadizas presas habituales. Como después ocurriría en las grandesllanuras de Norteamérica, la adopción del caballo constituyó un hito en lahistoria de los nativos que se tradujo en un incremento notable de lamovilidad y el nomadismo, quedando conformados los tres tipos deeconomía nómada imperantes en el extremo sur americano. Mientras que en elcontinente los Aónikenk, rama meridional de los tehuelches, se volvieronconsumados jinetes, en la Isla Grande de Tierra de Fuego los selk´nam u onascontinuaron su forma de vida particular como nómadas pedestres,ejemplificando en el presente la primera etapa adaptativa del indígena
 
americano en el extremo sur, otrora generalizada. Nuestros yámanas, juntocon kaweskar y chonos representaban la versión acuática del nómada. Demanera que el nomadismo no era una opción cerrada a la evolución en modoalguno. Elementos cruciales habían sido introducidos tanto en el norte comoen el sur. Ambos se aplicaron al ámbito del desplazamiento logrando, con elcaballo o la canoa, un mejor acceso a los tradicionales recursos alimenticios,aprovechables también en otros aspectos como la vivienda o el vestido. Sinembargo, tal evolución no implicaría la asunción de elementos socialescomplejos y las comunidades continuaron gozando de una libre autonomía,por cuanto lo contrario hubiera afectado al equilibrio entre hombres yrecursos humanos y naturaleza. En esto los recién llegados, los hombres demundo moderno, era expertos. Adalides de la sociedad compleja noentendieron que este aparente primitivismo encerraba siglos de sabiduría yaplicaron una visión rentista de la vida que a la postre desembocaría en laparcelación con fines ganaderos del ingente territorio tehuelche, relegando alos pocos supervivientes aónikenk, los que no fueron abatidos por las balas,las enfermedades o el alcohol, en reservas de desesperanza.El aislamiento de que gozaban yámanas, chonos y kaweskar les sirviópara retrasar la inevitable visita. Los más cercanos al contacto con loscolonizadores, los chonos fueron los primeros en desaparecer y lo hicierontotalmente, exceptuando sus huesos, que probablemente son los que reposanen las numerosas cavernas del archipiélago de las Guaitecas. Kaweskar yYámanas tuvieron la imagen más completa del hombre moderno a través delos barcos loberos que empezaron a frecuentar las aguas de los canalesaustrales. En el caso de los yaganes, parece demostrado que el aumento de laflota de barcos loberos fue directamente proporcional al acusado descenso deestos pinnípedos. Sin duda constituyó una dura experiencia para estos indios,que habían desarrollado una tecnología específica para la caza de lobosmarinos y para su aprovechamiento. Frente a la caza indiscriminada eindustrial de los loberos, ellos sólo cazaban lo necesario para sobrevivir y deuna manera directa y expuesta. Si al principio utilizaron arpones de unapieza, después desarrollaron el tipo de cabeza desmontable, que eliminabamucho del riesgo de mantener arponeado al animal junto la barca. Gracias alos leones marinos, los yámanas obtenían grasa, carne ycuero en cantidades apreciables. Desaparecido de las aguas su sustentobásico, los yámanas se adaptaron nuevamente y la tradición ona en laelaboración de rucas, o viviendas provisionales, unida a su invención decanoas cada vez mejores apoyaron su éxito en la supervivencia a la vez queconstituían las mejores repuestas al problema de unas condiciones de vidacambiantes. La canoa de corteza de árbol fue sustituida por la de troncoexcavado, que ofrecía una mayor estanqueidad, aunque también mayorinestabilidad y menor maniobrabilidad, pero su aparición en los maresaustrales no hizo sino constatar la escasez de animales para cazar en marabierto. La solución pasó entonces por una intensificación y diversificación enla obtención de recursos marinos de costa, así como la búsqueda de nuevosalimentos de entre la fauna del interior. Los desplazamientos innatos a la vidanómada de los yámanas continuaron, pero ahora las actividades se centrabanen la costa y en aguas poco profundas. Tales desplazamientos conseguían laregeneración natural en aquellos parajes a los que los yamanas solían regresarpor sus condiciones óptimas. El último de tales parajes es conocidoprecisamente por el nombre que parece simbolizar esta etapa final en suadaptación alimenticia: bahía Mejillones. En este lugar solitario reposan losrestos de los últimos yámanas que compartieron esta forma de vida con suscongéneres y con los extranjeros que llegaron para interesarse por su cultura.

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->