Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Dioses y Bestias

Dioses y Bestias

Ratings: (0)|Views: 1,220|Likes:
La responsabilidad comunitaria que tenemos los humanos frente al otro en conflicto con los discursos de egoísmo y progreso.
La responsabilidad comunitaria que tenemos los humanos frente al otro en conflicto con los discursos de egoísmo y progreso.

More info:

categoriesTypes, Speeches
Published by: Lutz Alexander Keferstein on Mar 17, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

03/17/2012

pdf

text

original

 
 
 
Dioses y Bestias.I. Lo humano y la humanidad.
Día con día siento la pesada carga de pertenecer a esa especie tan igual ytan distinta a las demás especies de animales que habitan esta pequeña masa detierra y agua que nosotros mismos, seres de comunicación y lenguaje, hemosllamado a través de las épocas
Geos 
,
Humus 
,
Erde 
, Pachamama, Tierra.Lo que llamé pesada carga no es otra cosa que la responsabilidad queconlleva, formalmente, la consciencia de ser, como todos ustedes, como todos loshumanos, sublime y terrible. Dentro de nosotros habitan dioses y bestias que sesuceden en la dirección de nuestra propia vida y por ende, por encontrarsenuestra existencia personal en medio de ese estado de conflicto y colaboración alque llamamos sociedad, en la transformación de la existencia de lo y los demás.Esto último, la co-actuación de mí con ustedes en el mundo en la construcción delnosotros, es la fuente, ahora material, de nuestra pesada carga. Resulta entoncesque
mi 
conflicto ontológico no es de mi exclusiva. Todos somos dioses y bestias.Ellos se alimentan y fortalecen de las propiedades que nos constituyen humanos:somos racionales, sensibles y emotivos; inteligentes e instintivos; voluptuosos yfinos; inmediatos y reflexivos; burdos y estéticos. Somos dioses y bestias en lalucha por la vida que la vida nos representa. Nuestros dioses son amantes delmundo; nuestras bestias, amantes de sí mismas. Somos, pues, todos nosotros, aveces morales, a veces egoístas.Llenos de curiosidad y angustia, los humanos miramos con frecuencia haciael pasado y el futuro en busca de un
por qué 
y un
para qué 
de nuestraambivalencia. Reconstruimos los hechos idos ya, encontrando causas, al tiempo
 
que nos complacemos especulando para encontrar un sentido por venir al sin-sentido del presente, y es entonces que encontramos o inventamos fines en elmundo.En la mirada dela bestia, la historia es producto del
principium operandi vitae 
y lo acepta justificando el
derecho de conquista 
y supervivencia al cual hanapelado, en nombre de su propia conservación, pueblos e individuos a lo largo desu vinculación con otros pueblos e individuos. La bestia es aquella parte denosotros que busca su supervivencia a costa de lo que sea. El resultado ha sidoatroz. Ya desde tiempos tan antiguos como los del sabio indio Kautilya y suArthasastra, el Estado de peces, donde el grande se come al chico, erapresentado como un evento dado y su aceptación como el primer principiopragmático de todo orden gubernamental, productivo, estético y hasta amatorio.Casi 4 mil años después, el fondo del discurso no ha cambiado tanto. Elentendimiento del paradigma científico-popular actual, comúnmente aceptado,respecto del origen de las especies y la evolución de la vida, es utilizado por eldiscurso egoísta en aras de racionalizarse en tanto que promueve la creencia deque la conservación de la vida se logra por medio de la imposición de losindividuos. El espécimen más bestial, esto es, el individuo más apto, quedaríaexpiado al actuar egoístamente, pues no hace sino obedecer a la naturaleza. Sinembargo, un discurso así sólo es una explicación con pretensiones de positivismodel hecho de que, tras millones de años de evolución pero tan sólo 5000 deEstado de peces, los humanos hemos logrado llevar nuestros hábitats natural ysocial al borde del colapso. La bestia, pues, sobrevive lo que dura su vida natural,

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->