Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La importancia del patrimonio histórico de la isla de Vieques

La importancia del patrimonio histórico de la isla de Vieques

Ratings: (0)|Views: 109|Likes:
Published by Jorge Ortiz Colom
Escrito breve informativo sobre los valores patrimoniales de la isla puertorriqueña de Vieques. Esto es para concienciar sobre la necesidad de su conservación.
Escrito breve informativo sobre los valores patrimoniales de la isla puertorriqueña de Vieques. Esto es para concienciar sobre la necesidad de su conservación.

More info:

Published by: Jorge Ortiz Colom on Mar 21, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/08/2012

pdf

text

original

 
LA IMPORTANCIA DEL PATRIMONIO CULTURALEN LA ISLA DE VIEQUES
Por Arq. Jorge Ortiz Colom Arquitecto conservacionista / ICP / Ponce, P.R.
E
L
 
PATRIMONIO
 
CONSTRUIDO
 
URBANO
 
 Y 
 
RURAL
 
de la isla de Vieques representa una época degran importancia en la economía de intercambio entre Puerto Rico y las islas vecinas. Masque otras colonias españolas Puerto Rico por su ubicación estratégica fue punto deencuentro cultural y económico entre las pequeñas islas antillanas de dominio ingles ofrancés y el mundo hispano antillano.Esto se refleja en las influencias de la arquitectura y construcción de los edificios estructuras que aun permanecen en el suelo de la Isla Nena. Algunas haciendas como laCampaña (cerca del campo de tiro en el barrio Puerto Diablo) y casas urbanas como laDelerme Anduze, ubicada a una cuadra de la plaza, muestran gran similitud con laarquitectura de las antillas francesas, y así testimonian uno de los ingredientes culturales de lacolonización de esta isla. Otras casas son mas de aspecto criollo y nos recuerdan que esta islaes ante todo una extensión de Puerto Rico.El poder del gobierno español como estabilizador de la volátil situación en que seencontraba Vieques en los primeros años del siglo xix se denota en edificaciones cívicas einstitucionales de sobrio neoclasicismo tales como los faros, el ayuntamiento y el FortínConde de Mirasol, comparables en su solidez y técnica simple de construcción demampostería a otras estructuras utilitarias y cívicas erigidas en distintos pueblos de nuestraisla grande. El fortín que por años fue sede de gobierno, cárcel y finalmente ruinaabandonada antes que el Instituto de Cultura Puertorriqueña lo rescatara para su uso comomuseo y centro de difusión y conservación de la cultura e historia viequense. Aquí la construcción militardomina el emplazamiento sobreel puerto de Isabel Segunda y eledificio de muros demampostería con techos deazotea (ladrillos planos sobre vigas de ausubo) se abre alentorno con ventanas y puertasde tabla enganchadas en vanos deladrillo. Aunque en sí es un tipode tecnología típica de laconstrucción española demediados del siglo
XIX
, su calidadde construcción esimpresionante. Los murosperimetrales rellenos con tierra, lo que la da al lugar su apelativo de “fortín”, no son grandes
 
paredes de castillo impenetrables sino más bien herramientas hechas para moldear el terrenoy preparar la plataforma para levantar el edificio a su interior.El poblado de Isabel Segundaes ante todo una colección deinfluencias diversas en unpoblado portuario isleño, concasas de galerías anchas y construcción en maderasautóctonas; aun gallardassupervivientes entre el empujede la modernidad anónimaque amenaza arroparlas. Algunas de las calles quedescienden al puerto sonanchas con pretensiones deser pequeños bulevares, enellas se concentra aun hoy mucha de la actividad comercial. La plaza de recreo no esmeramente un lugar de estar: tiene bajo sí una inmensa cisterna que era principal fuente deabasto de agua en la época previa a los acueductos modernos. Frente a este espacio sedestacan las escuelas de corte neoclásico institucional erigidas en los primeros años del sigloxx, siguiendo los elementos de diseño tradicionales, con pedimentos amplios, simetría defachada y simple distribución de espacios en salones a cada lado de sus zaguanes.Cerca de este espacio aunpermanecen las residenciasmás importantes de laciudad, algunas sobre altasbases de ladrillo, la mayoría,curiosamente, casi a nivel dela calle, mas abiertas a ladinámica de la misma. Eltecho de cuatro aguas, másresistente a la furiahuracanada, es común y similar a los vistos en otrasislas cercanas: un armazónhecho a la usanza de los delas embarcaciones quesurcaban los pasajes entreisla e isla. En otras palabras,una especie de casco debote virado al revés y puesto como cobija de familias en tierra firme. La casa Neré Delerme(sitio histórico) en la calle Benítez Guzmán 7 – sobreviviente en una vía transformada por lamodernización – permite ver con algún recato esta espectacular fabricación del techo.
2
 
La casa Delerme Anduze en el muy visible empalme de las calles Muñoz Rivera y AntonioMellado impresiona por su imponente techo con buhardilla (otro rasgo, en este caso,francoantillano) y su balcón convertido en galería para un uso comercial interior. El sistemade ménsulas que aguanta los amplios aleros, combina grandes pies de amigo de hierroatornillados a largueros demadera haciendo el conjuntoresistente a los frecuenteshuracanes de la región.Alternan estas casas conedificios comerciales sencillos,en ladrillo u hormigón, demúltiples puertas a la calle; peroalgunos de ellos techados contechos de madera a cuatro aguassimilares a los de las casas. Noes común en los edificiostradicionales viequenses laabundancia de ornamento, masbien son parcos y deleitan antetodo por su excelente calidad técnica en el uso de madera y otros materiales, y por susproporciones. Igualmente mantienen un gran diálogo con el clima marítimo y ventoso de lasmicroínsulas antillanas, recogiendo la brisa constante y, con los techos, aislando del calor y dirigiendo el aire caluroso hacia la parte alta fuera de la zona de confort de las personas.Una casa ya desaparecida en lacalle Benítez Guzmán 5, de clarainspiración inglesa y familia derecursos, tenía una volumetríacompleja de techos a cuatroaguas, buhardilla de ventilación,y adentro la aplicación de unmaterial llamado “lincrusta”,aserrín con aceite de linaza y resina moldeado en patronesornamentales en unas planchasduras. Otra casa que sí resiste esla casa Smaine en la esquina delas calles Antonio Mellado y Prudencio Quiñones. Con unabase alta hecha en ladrillo y hoy usada para comercio, los altos tienen balcón corrido, disposición criolla de sala central, paredde madera del segundo piso forrada con metal prensado imitando ladrillos, y un extensomartillo posterior que provee acceso de servicio a la residencia - hacia la calle Mellado hay una escalera curva que pasa al frente de una enorme cisterna de hierro común en casassolariegas a fines del siglo
XIX
. Esta casa presenta el techo recortado de cuatro aguas (“half-hipped roof” en Islas Vírgenes, donde abundan) permitiendo en los extremos pequeñasrejillas de ventilación.
3

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->