Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Un Suicidio Muy Particular

Un Suicidio Muy Particular

Ratings: (0)|Views: 3,454|Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Eduardo B. M. Allegri on Mar 22, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/22/2012

pdf

text

original

 
Un suicidio muy particular
Por Miguel Domingo Aragón
(*)
Con pocas excepciones, la muerte de Leopoldo Lugones se data el 19 de febrero de 1938. Esafecha ha sido oficializada, si se puede decir así. Sin embargo, se produjo el día anterior. Sucadáver fue hallado por la mañana del 19, pero había muerto antes de medianoche.Ahora bien: ese día 18 de febrero de 1938 se cumplía un año del suicidio de HoracioQuiroga. La coincidencia ha dado lugar a cierta conjetura relacionada con el viaje de ambos alas misiones jesuíticas en 1903. Estando allí, habrían resuelto quedarse para siempre en laselva. Lugones, más sensato, volvió cuando hubo terminado su trabajo, mientras Quiroga, fielal presunto compromiso, plantaba su vida entre la fronda que los había fascinado. Laexplicación tendría su misterio si Quiroga no hubiese vuelto a Buenos Aires. Pero volvió:volvió definitivamente, siguió escribiendo, reanudó su relación con Lugones, en quienreconocía autoridad personal e intelectual.Es que la parquedad con que el suicida daba cuenta de su acto, lo sorpresivo de éste, laausencia aparente de motivos inmediatos suscitó un enigma que todos quisieron descifrar.Todavía nadie ha dado con la respuesta. El padre Leonardo Castellani enumera siete motivosque se adujeron para explicarlo.
Siete hipótesis
1.Grandes disgustos familiares. Castellani no quiso tocar ese tema porque vivíanentonces la mujer y el hijo de Lugones. De todos modos, -en el mero hecho delsuicidio está implícito el desamor por la mujer y por el hijo-, no es necesario conocer algún conflicto especial. Por otra parte, tan poco eran ambos en la vida de él, que nola iba a abandonar por los problemas de ellos.2.Precariedad de recursos monetarios. No era para tanto. Lugones tenía un sueldo como para vivir decorosamente y se ayudaba con el trabajo periodístico. Era sobrio en susgastos. Había sido siempre pobre, con pobreza heredada, pero nunca había padecidola miseria.3.Una explosión nerviosa, por surmenage. No lo notaron los amigos que lo vieron poesos días, aunque sí recuerdan que lo encontraron cambiado y nervioso.4.La indiferencia de la Iglesia ante su conversión. Es cierto que pudo sentirse conderecho a un banquete de hijo pródigo, pero también lo es que no le interesaban loshombres notorios de la Iglesia, quienes más bien retardaron su conversión.5.El despecho porque Uriburu no lo hubiera nombrado ministro de Instrucción Pública.Si fuera por eso, se hubiera matado siete años antes.6.El estado de nuestra patria en tiempos de Justo. Sin embargo, esa época habíasuscitado las mejores reacciones argentinas que Lugones hubiera podido ver en todasu vida.1

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->