P. 1
I DOMINGO DE PASIÓN-homilia

I DOMINGO DE PASIÓN-homilia

Ratings: (0)|Views: 568|Likes:

More info:

Published by: IGLESIA DEL SALVADOR DE TOLEDO (ESPAÑA) on Mar 23, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/03/2014

pdf

text

original

 
 
I Domingo de Pasión
SUGERENCIAS PARA LA HOMILÍA
 
IV DOMINGO DE CUARESMA
SUGERENCIAS PARA LA HOMILÍA
Forma extraordinaria del Rito Romano 
2
 
GLORIA IESU IN MARÍA!
Estimados lectores del Rincón Litúrgico:Ofrecemos a continuación una selección de textos para ayudar a prepararla liturgia del domingo según la forma extraordinaria del Rito Romano.La liturgia de este domingo nos presenta a Cristo ante la inminencia de suPasión. La Iglesia en estas dos semanas revivirá los últimos momentos dela vida de su Maestro.La Epístola (Hb 9, 11-15). Cristo con su sacrificio es el nuevoMediador de la Nueva Alianza que nos purifica de las obrasmuertas a quienes hemos sido llamados.El Evangelio (Jn 8, 46-59). A lo largo de la vida pública de nuestroSeñor, las discusiones con los judíos son abundantes y fuertes. Sucerrazón para reconocer a Jesús como el Mesías acaba siendo lacausa de su pasión.Esperamos que el material ofrecido os sirva para la preparación de lahomilía; y también para vuestra meditación y enriquecimiento espiritual.
 
FRATERNIDAD DE CRISTO SACERDOTE Y SANTA MARÍA REINA
Gloria Iesu in Maria! 
3
 
TEXTO ICATENAE AURAE
(almudi.org)
¿Quién de vosotros me argüirá de pecado? Si os digo la verdad, ¿por qué no me creéis? El quees de Dios, oye las palabras de Dios. Por eso vosotros no las oís, porque no sois de Dios". Los judíos respondieron, y le dijeron: "¿No decimos bien nosotros que tú eres samaritano, y quetienes demonio?" Jesús respondió: "Yo no tengo demonio, mas honro a mi Padre, y vosotros mehabéis deshonrado. Y yo no busco mi gloria, hay quien la busque y juzgue. En verdad, en verdad os digo, que el que guardare mi palabra no verá muerte para siempre". (vv. 48-51) Los judíos ledijeron: "Ahora conocemos que tienes al demonio. Abraham murió y los profetas: y tú dices: el que guardare mi palabra, no gustará muerte para siempre. ¿Por ventura eres tú mayor quenuestro padre Abraham, el cual murió, y los profetas, que también murieron? ¿Quién te hacesa ti mismo?" Jesús les respondió: "Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre esel que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios, y no le conocéis, mas yo leconozco; y si dijere que no le conozco, seré mentiroso como vosotros. Mas le conozco y guardosu palabra. Abraham, vuestro Padre, deseó con ansia ver mi día: le vio y se gozó". (vv. 52-56)los judíos le dijeron: "¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abraham?" Jesús les dijo: "Enverdad, en verdad os digo, que antes que Abraham fuese, yo soy". Tomaron entonces piedras para tirárselas: mas Jesús se escondió y salió del templo. (vv. 57-59)
Crisóstomo, in Ioannem, hom.53 .-
Con este raciocinio excluyó nuestro Señor a los judíos de ladescendencia de Abraham; pero como se atrevieron a mayores diciendo que su Padre eraDios, no pudo resistirlo, y los increpó diciéndoles: "Vosotros tenéis por padre el diablo".
San Agustín, in Joannem, tract. 42 .-
Al tratar de esto, debemos evitar el caer en la herejía delos maniqueos, que enseñan la existencia de cierta naturaleza del mal y que hay ciertas gentesque con sus jefes proceden de las tinieblas y que de ello toma su principio el diablo. De aquí aseguran que procede nuestra carne. Según estas creencias consideran lo que dijo el Señor:"Vosotros tenéis por padre al diablo". Ellos serían como la naturaleza del mal y procedían de lagente enemiga y de las tinieblas.
Orígenes, in Ioannem, tom. 23 .-
También parece que incurrieron en el mismo error queaquellos que enseñaban que la esencia del ojo que ve es diferente de la esencia del ojoenfermo, o que se desvía. Y así como en éstos no hay diferencia en cuanto a la esencia, puestoque no hay otra cosa que la causa que hizo enfermar al ojo, así la esencia del hombre es unamisma, tenga o no conocimiento.
San Agustín, ut sup .-
Los judíos eran hijos del diablo, porque lo imitaban, no porque hubiesennacido de él. Por esto les dice el Señor: "Y queréis cumplir los deseos de vuestro padre". Heaquí por lo que sois hijos suyos, porque deseáis lo mismo que él, y no porque hayáis nacido deél. Esta es la razón por la que me queréis matar a mí, que os digo la verdad, lo mismo que eldemonio tuvo envidia al hombre y le mató. Por esto sigue: "El fue homicida desde el principio".Y, efectivamente, cometió homicidio en el primer hombre que pudo, porque el hombre nopuede ser muerto si antes no es hecho hombre. Es verdad que el demonio no viene armado deespada con qué herir al hombre, pero sembró su palabra corrompida y con ella mató. Por

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Carlos Bolelli liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->