Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Basquiat

Basquiat

Ratings: (0)|Views: 573 |Likes:
Published by fergarcia67
Basquiat
Basquiat

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: fergarcia67 on Mar 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/24/2013

pdf

text

original

 
El pitor de la calle 
viva
25.032012
49
viva
25.032012
48
Arte 
Basquiat.
Una muestratrae a Buenos Aires alúltimo mito románticodel arte. El pintor negroque vivió rápido y seapagó muy pronto.
TexTo:
Fernando García(fegarcia@clarin.com)
-Mi garage-
Retrato de Jean MichelBasquiat en su taller deNueva York.
 
viva
25.032012
50
viva
25.032012
51
Q
uién era ese chico mo-reno que se distrae ensu pasada de disc joc-key para ver a DebbieHarry, cantante deBlondie, aquella Ma-rilyn
new wave
, en supaso elino por un lotderruido? Con ese pequeño cameo en un video clip, en la hora cero del video clip,Jean Michel Basquiat coló su imagen enla retina de la generación MTV. En unabrir y cerrar de ojos el extra de Blondie(en una de las primeras canciones popque usuructuaba la técnica vocal del rap:
 Rapture
 ) sería: a) pareja de la aspirante aestrella Madonna; b) ahijado artístico de Andy Warhol; c) primer y posiblementeúnico pintor negro de los Estados Uni-dos con éxito. En “d”, acaso, se podríaagregar: última oportunidad del artistacomo un héroe romántico, antes de quearquetipos contemporáneos como Je Koons y Damien Hirst clavaran la espada vengadora del cinismo conceptual sobrela tierra.Jean Michel Basquiat era un pocohaitiano (padre) y otro poco portorri-queño (madre), mezcla que terminadando Brooklyn al ondo, y una bio-graía pintoresca de esas que incluyenpárraos como “Cinco añas atrás, notenía un lugar donde vivir. Pasaba delcolchón de un amigo al de otro. No te-nía dinero para comprar los mínimosmateriales de pintura. Ahora, a los 24,está pintando obras que van de diez a veinticinco mil dólares”. Como habíaescrito Cathleen McGuigan en el
 NewYork Times
en 1985, en un artículo quecaptó el
 zeitgeist 
de la época:
 New Art, New Money
(nuevo arte, nuevo dine-ro). Ahora, veinticuatro años despuésde su muerte, las ciras de
un
Basquiatson otras. El 13 de octubre de 2011 undibujo sin título de 1982 se vendió en705.150 dólares. La próxima obra suyaque en mayo sale a subasta en Christie’stiene una base de entre 9 y 12 millonesde dólares. Su récord en subastas, entanto, es de 2007 cuando en un rematede Sotheby’s triplicó su techo y llegó arozar los 15 millones de dólares. A esa leyenda y éxito de mercado la veremos en la muestra
 Bye Bye Ame-rican Pie
que aterriza en Malba este jueves. Basquiat es el único pintor (elnegro del arte contemporáneo) en unrecorrido cuyo contenido se podría re-sumir en el tópico “la decadencia delImperio Americano”. Americano porestadounidense, claro. Su pintura, quees tesoro de la revolución estética delhip hop, puesta como una alarma o unbrote capaz de advertir la distopia.En el caso de Basquiat, dice desdeLondres Philipp Larratt-Smith, cura-dor de esta muestra, “la raza es la raja-dura más grande en la historia de Es-tados Unidos. Que haya un presidentenegro en unciones no altera este he-cho central. Basquiat asumió su iden-tidad negra y su obra está repleta dereerencias a la historia, los deportesy la música negras. Su trabajo hablaba,inevitablemente, de la posición de losnegros en Estados Unidos. Esa, creoyo, es una de las razones por la cual to-maba drogas. Debió haber sido duroser Basquiat. Ahí estaba, la cosa másnovedosa del mundo del arte y, mien-tras, los taxis de Nueva York no se dete-nían ante él porque era un negro”.Con Basquiat que, como una es-trella de rock o hip hop vivió y muriódemasiado pronto para dejar un cadá- ver hermoso, las dimensiones entrela obra y el mito se borran. ¿Qué ueprimero? ¿Un gran pintor o una estu-penda leyenda? Enrico Navarra, ungalerista rancés que vende Basquiatdesde 1989 y escribió la monograíamás completa sobre el artista dice: “Entodos estos años escuché demasiadosobre el mito de Basquiat. Algunoscreen que como artista debe su triunoal enómeno, pero olvidan que es pre-cisamente la pintura la que le otorgóesa dimensión mítica. Otros han escri-to que recibió toda esa atención sólopor ser negro. Pero si ser negro hicieralas cosas más áciles, incluyendo la en-trada a museos y el entusiasmo de loscoleccionistas, hubiéramos sabido deesto mucho tiempo antes”.Larratt-Smith tiene otra visión so-bre la dimensión mítica de Basquiat.“En los ‘80, el mundo del arte estabahambriento por una gura así. El cul-tivó su propio status de mito comouna compensación por el desdén y elrechazo racista que parte del establis-hment hacía de su obra. No quiso serla mascota de una galería ni un payasopara el mundo blanco del arte.”Las paredes de Manhattan ueronel primer soporte de la obra y ‘leyendaBasquiat’. Entonces llevaba el rigu-roso
mohawk
punk en el pelo y conel alias de SAMO (por
same old shit:
 siempre la misma mierda) sorpren-día con rases escritas en marcadorque oscilaban entre el anarquismode rigor de entonces y una inten-ción oscura, inexplicable, poéti-ca. Keith Harring, el otro gran pintoramericano de los ‘80 (barrido por elHIV), lo descubrió en la Escuela de Artes Visuales. SAMO (¡nosotros tu- vimos Sumo!) dio la cara en un progra-ma de culto llamado
TV Party
(el videoestá colgado en You Tube) donde res-pondió con desdén las preguntas de latrasnochada audiencia.Un día Manhattan apareció brotadade un grati: “SAMO is dead” (SAMOha muerto). Basquiat mataba su pro-pio invento para engendrar a la bestiaen ciernes: el pintor negro. Hoy podría verse también la obra de SAMO comoun anticipo de Banksy, el inglés anó-nimo que dio la vuelta al mundo consus gratis anticorporativos (y al cualla estética de
The Wall 2012
le debemucho). La dierencia es que Banksyparece empecinado en que se validesu acción como mercancía artísticamientras que Basquiat abandonó lasparedes a su suerte. “Basquiat no seconsideraba a sí mismo un artista delgrati. Las otograías que se tomaronde sus intervenciones tienen un mero valor documental, aunque hay que de-cir que existe un pequeño mercado entorno a ellas”, otorga Navarra.En
 La Palabra Pintada
, su memo-rable ensayo sobre la ricción entre labohemia y la burguesía del arte, Tom Wole explicaba la importancia unda-mental del cenáculo. De las reunionesen el Cedarn Tavern, explicaba Wole,surgió la plataorma de lanzamientodel expresionismo abstracto con Jack-son Pollock a la cabeza.Para los años de Basquiat y el “neoexpresionismo” el cenáculo se habíacorrido al restaurante Mr Chow, enla calle 57 este. “Cuando Jean MichelBasquiat entra en Mr Chow, los mozoslo estejan como a un habitué. Antesde que se convirtiera en un suceso, losdueños, Michael y Tina Chow, com-praban sus obras y le pidieron que pin-tase sus retratos. Pasa mucho tiem-po en el restaurante. Una noche, porejemplo, estaba cenando cerca de labarra con un pequeño grupo de gente.Mientras Andy Warhol charlaba conNick Rhodes, la estrella británica deDuran Duran, Basquiat lo hacía conKeith Harring.”Esta descripción del
 New York Ti-mes
también es un cuadro de Basquiat.El elemento central en la composición vendría a ser Warhol, que ocupa en laescena el lugar que la teoría del arte ha-bía tenido para Pollock, y sus sedicio-
 
-black& white
-
Warhol junto a Bas-quiat en la muestra de1985. Abajo, el afiche.

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Alex Ferreira liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->