Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword or section
Like this
1Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Capra.fritjof El.tao.de.la.Fisica

Capra.fritjof El.tao.de.la.Fisica

Ratings: (0)|Views: 166|Likes:
Published by mariolucy

More info:

Published by: mariolucy on Mar 25, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

11/22/2013

pdf

text

original

 
 EL TAO DE LA FÍSICA
FRITJOF CAPRA
Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito deque así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN
Para descargar de Internet:“ELEVEN” – Biblioteca del Nuevo TiempoRosario – ArgentinaAdherida a: Directorio Promineo:
www.promineo.gq.nu
Libros de Luz:
http://librosdeluz.tripod.com
 
 
 2
Escaneado por Germán Campos, Chile 2004Tercera edición: Marzo 2000Título original: THE TAO OF PHYSICSTraducido del inglés por Alma Alicia Martell Moreno Ilustración de la portada: Guillermo D. Elizarrarásde la versión originalde Frjtjof Capra, 1975, 1983© de la presente edición:EDITORIAL SIRIO, S.A. C/. Panaderos, 9Tel. 952 22 40 72 - 29005 MALAGAISBN: 84-7808-175-5Depósito legal: B. 12.750 - 2000Impreso en España en los talleres gráficos de Romanyá/Valls, S.A. Verdaguer, 1 08786 Capellades (Barcelona)
Dedico este libro a: 
 Ali Akbar KhanCarlos CastanedaGeoffrey ChewJohn ColtraneWerner HeisenbergKrishnamurtiLiu Hsiu Ch'iPhiroz MehtaJerry SheskoBobby SmithMaria Teuffenbach Alan Watts,
por haberme ayudado a encontrar mi camino, y a Jacqueline, que ha viajado conmigo sobre él la mayor parte del tiempo.
Esta es la primera edición en español publicada por Editorial Sirio, S.A. de la obra
El Tao de la Física,
de Fritjof Capra.Incluimos los prefacios y apéndices a la P, 2" y 3° edición en lengua inglesa, para no alterar el contenido de laversión original.Los Editores.
AGRADECIMIENTOS
El autor y los editores agradecen la autorización para reproducir las ilustraciones que figuran en las páginas si-guientes:Pág. 53: Foto Gary Elliott Burke.Págs. 108, 300 y 302: CERN, Ginebra, Suiza.Pág. 112: reproducciones de
Zazen 
por E.M. Ilooykaas y B. Schierbeck, Ornen Press, Tucson, Arizona.Págs. 114, 191: Herederos de Eliot Elisofon. Pág. 123: Gunvor Moitessier.Pág. 124:
The Evolution of the Buddha Image,
por Benjamin Rowland Jr., The Asia Society, New York.Págs. 134, 148, 244: Museo Gulbenkian de arte Oriental. Pág. 328:
Zen and Japanese Culture,
de D.T. Suzuki,con permiso de Princeton University Press.Pág.
172: Physics in the Twentieth Century 
por Victor Weiss kopf.Pág. 185: Nordisk Pressefoto, Copenhagen, Denmark. Pág. 253: Observatorios Hale, Pasadena, California.Págs. 261, 288, 299, 304 y 338: Laboratory Lawrence Berkeley, Berkeley, California.Págs. 296, 298: Laboratorio Nacional Argonne, Argonne, Illinois.Pág. 310: reproducción de
The Arts of India 
por Ajit Mookerjee, Thames & Hudson, Londres. Pág. 314: ClintonS. Bond/BBM
 
 3
 Probablemente, una verdad muy general en la historia del pensamiento humano la constituya el hecho de quelos más fructíferos descubrimientos tienen lugar en aquellos puntos en los que se encuentran dos líneas depensamiento distintas. Estas líneas pueden tener sus raíces en sectores muy diferentes de la cultura humana,en diferentes épocas, en diferentes entornos culturales o en diferentes tradiciones religiosas. Por ello, si talencuentro sucede, es decir, si entre dichas líneas de pensamiento se da, al menos, una relación que posibilitecualquier interacción verdadera, podemos entonces estar seguros que de allí surgirán nuevos e interesantesdescubrimientos.
Werner Heisenberg 
PREFACIO A LA SEGUNDA EDICIÓN
Este libro fue publicado por primera vez hace siete años y tuvo su origen en una experiencia que, comodescribo en el segundo prefacio, data ya de más de diez años. Por ello, me parece apropiado decir aquíalgunas palabras a los lectores de esta nueva edición sobre las muchas cosas que durante estos años hansucedido -al libro, a la física y a mí mismo.Cuando descubrí los paralelismos existentes entre la visión del mundo de los físicos y la de los místicos -paralelismos ya insinuados antes pero nunca explorados a fondo tuve la sensación de que simplemente estabadescubriendo algo que era totalmente obvio y que en el futuro sería del dominio público. Algunas veces,mientras escribía
El Tao de la Física 
incluso sentí que el libro estaba siendo escrito a través de mí, más quepor mí. Los acontecimientos posteriores confirmaron estas sensaciones. El libro fue recibido con granentusiasmo en Inglaterra y en Estados Unidos. Pese a haber tenido una publicidad promocional mínima, sudifusión fue muy rápida y hasta el día de hoy se han efectuado al menos doce ediciones en diferentes países.Como era de esperar, la reacción de la comunidad científica fue mucho más cautelosa, pero también en estecampo el interés por las extensas implicaciones de la física actual es creciente. La aversión de los científicosmodernos a aceptar las profundas similitudes existentes entre sus conceptos y los de los místicos no es unasorpresa, dado que el misticismo - al menos en Occidente- ha sido tradicionalmente relacionado -de maneratotalmente equivocada- con cosas vagas, misteriosas y en absoluto científicas. Afortunadamente esta actitudestá cambiando. A medida que el pensamiento oriental ha comenzado a interesar a un número de personascada vez mayor y al haber dejado de ser considerada la meditación como algo ridículo o sospechoso, elmisticismo está empezando a ser tornado en serio, incluso dentro de la comunidad científica.El éxito del
Tao de la Física 
tuvo un fuerte impacto en mi vida. Durante los últimos años he viajado mucho, hedado conferencias ante neófitos y ante profesionales y he discutido las implicaciones de la "nueva física" conhombres y mujeres de todos los estratos. Estas discusiones me ayudaron enormemente a comprender elamplio contexto cultural del interés que el misticismo oriental ha despertado en Occidente durante los últimosveinte años. Ahora veo ese interés como parte de una tendencia mucho más amplia, que trata de contrarrestar el profundo desequilibrio existente en nuestra cultura, en nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, ennuestros valores y actitudes y en nuestras estructuras políticas y sociales. La terminología china del
ying 
y el
yang 
me pareció muy adecuada para describir este desequilibrio cultural. Nuestra cultura ha favorecido losvalores y actitudes
yang 
o masculinas y ha descuidado sus contrapartes
ying 
o femeninas, que le soncomplementarias. Hemos favorecido la autoeliminación a costa de la integración, el análisis sobre la síntesis, elconocimiento racional sobre la sabiduría intuitiva, la ciencia sobre la religión, la competencia sobre lacooperación, la expansión sobre la conservación y así sucesivamente. Este desarrollo parcial ha alcanzado yaun punto alarmante, ha llegado a constituir una crisis que presenta dimensiones sociales, ecológicas, morales yespirituales.No obstante, al mismo tiempo, estamos siendo testigos del inicio de un tremendo movimiento evolucionario,que parece ilustrar el antiguo refrán chino que dice: "Cuando el yang ha alcanzado su punto culminante,retrocede dejando paso al ying". Las décadas de los años 60 y 70 generaron toda una serie de movimientossociales que parecían converger en una misma dirección. La creciente preocupación por la ecología, el intensointerés por el misticismo, el surgimiento de la conciencia feminista y el redescubrimiento de los enfoquesholísticos sobre la salud y la curación, son todas manifestaciones de una misma tendencia evolucionaria.Todas ellas vienen a contrarrestar el excesivo énfasis puesto en lo racional, en las actitudes y los valoresmasculinos y tratan de recuperar el equilibrio entre los aspectos masculino y femenino de la naturalezahumana. Así, la conciencia de la profunda armonía existente entre la visión del mundo de la física y la delmisticismo oriental, aparece ahora como parte integral de una transformación cultural mucho más amplia, quenos lleva a una nueva visión de la realidad, visión que requerirá un cambio fundamental en nuestrospensamientos, en nuestras percepciones y nuestros valores. En mi segundo libro
El Punto Crucial 
exploro losdiversos aspectos y las implicaciones de esta transformación cultural.El hecho de que los cambios que están teniendo lugar en nuestro sistema de valores va a afectar a muchas denuestras ciencias puede resultar sorprendente para quienes creen en una ciencia objetiva, totalmenteindependiente de cualquier valor. Sin embargo, ello constituye una de las más importantes implicaciones de lanueva física. Las aportaciones de Heisenberg a la teoría cuántica, que trato con detalle en este libro evidencian

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->