Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Manuel del Socorro Rodríguez. La poesía entre dos canones nacionales en formación

Manuel del Socorro Rodríguez. La poesía entre dos canones nacionales en formación

Ratings: (0)|Views: 328|Likes:

More info:

Published by: Kevin Sedeño Guillén on Mar 26, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/26/2012

pdf

text

original

 
Manuel del Socorro Rodríguez (1758-1819):
La poesía hispanoamericana entre dos canones nacionales en formación:Colombia y CubaKevin Sedeño GuillénE-mail: krsedenog@unal.edu.co  Universidad Nacional de ColombiaParece existir cierto consenso entre los críticos en relación con que la poesía -en sus diversas manifestaciones- es el género más cultivado durante el períodocolonial en la Nueva Granada. Según plantea Ángel Rama, en el continente habríamás productores de poesía que consumidores, al punto de que coincidieran
ambas funciones en una misma persona, “…un circuito doblemente cerrado, pues
además de girar internamente, nacía del poder virreinal y volvía laudatoriamente a
él” (Rama, 1984: 26).
Sin embargo, los críticos coinciden a su vez en considerar,que su abordaje editorial y crítico no ha estado en relación directa con su volumen
 
2
de producción. A pesar de los cuestionamientos emitidos en torno a la calidad deesta poesía, tampoco parece haber dudas sobre la importancia de su
conocimiento para “…la historia literaria, cultural, del gusto y de la actividadintelectual en Colombia” (Cristina, 1982: 498)
.En el período que abarca del siglo XVI al principio del XIX, la poesíaneogranadina ha ido configurando un robusto canon compuesto por las
Elegías de varones ilustres de Indias 
(1589, 1847), de Juan de Castellanos (1522-
1607), “…el
primer hombre de letras en quien se conjuga la voluntad de informar con la deestructurar el relato y de hacer utiliz
ación poética del lenguaje” (499)
; el
Poema heroico 
(1666), de Hernando Domínguez Camargo (1606-1659), a propósito dequien encuentra oportunidad María Teresa Cristina para referirse a Manuel delSocorro Rodríguez, de quien dice que:
“…
a pesar de estar el gongorismo tanalejado de sus gustos y concepciones estéticas, su voz fue la única que selevantó, tras siglo y medio de silencio, en defensa del
Poema heroico 
en unavehemente apología que publicó en el
Papel Periódico Ilustrado 
(541);
El desierto prodigioso o prodigio del desierto 
(1650?, 1984), de Pedro Solís y Valenzuela(1624-1711); la poesía de sor Francisca Josefa del Castillo (1671-1742), entreotros textos y autores.Coincidiendo con el reinado en España de Carlos III (1759-1788), en lasegunda mitad del siglo XVIII americano, comienza un nuevo período conocido por
la influencia desplegada por los “virreyes ilustrados”, que se habría caracterizado
por profundas transformaciones económicas, políticas, sociales e intelectuales. LaIlustración, comprendida en el período entre 1760 y 1810, en el que habría
 
3
predominado el estilo rococó-neoclásico (Fajardo Valenzuela, 2007: 50), que no sehabía logrado introducirse en el virreinato, como tampoco la imprenta -establecidatemporalmente en la Nueva Granada en 1738-, encuentra entonces mejorescondiciones para su asimilación
: “De ahí que buena parte de la producción
intelectual relativamente copiosa de la Nueva Granada quedara inédita o se
perdiera” (
Cristina, 1982: 516). Se da inicio entonces, según el decir del historiador
Germán Posada Mejía, a “…la edad moderna de nuestra historia cultural” (
PosadaMejía, 1959: 260).De igual modo, la fracasada reforma educativa propuesta por FranciscoAntonio Moreno y Escandón, fiscal de la Real Audiencia, tiene en la creación denuevas instituciones culturales, como la Real Biblioteca de Santa Fé de Bogotá,hoy Biblioteca Nacional de Colombia, inaugurada en 1777, una nueva posibilidadpara ampliar el horizonte letrado de los criollos neogranadinos. Esta biblioteca,además de contar con gran cantidad de obras teológicas, provenientes de losfondos bibliográficos producto de la expulsión de los jesuitas de los territoriosespañoles de América, poseía colecciones completas de los clásicos griegos,latinos y españoles, ascendiendo en total a la cifra de 13.800 volúmenes. En 1778se produce la definitiva introducción de la imprenta en la Nueva Granada, en 1782se inicia la Expedición Botánica y finalizando el siglo se organizan las primerastertulias literarias, que animarían la vida intelectual y política, y se inauguraría elColiseo (1794), primer teatro permanente de la ciudad.Según María Teresa Cristina, historiadora de la literatura colombiana, elmovimiento ilustrado en la Nueva Granada dio sus mejores frutos en el tratado, el

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->