Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
4Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
MANUAL ANIMADOR SOCIAL AlinskY

MANUAL ANIMADOR SOCIAL AlinskY

Ratings: (0)|Views: 96 |Likes:
Published by zapirika

More info:

Published by: zapirika on Mar 27, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/14/2013

pdf

text

original

 
 
Saul Alinsky
Manual del animador social
Una acción directa no violenta
Presentado por Jean Gouriou. Traducido del americano al francés por Odile Hellier y Jean Gouriou.Traducido del francés al castellano por
Abdessamad Lahib y Humberto García,
 miembros de
«ANDALUCÍA ACOGE»
Versión francesa, en 1976, original de:
Éditions du Seuil
 
27, rue Jacob, Paris VI
Estos materiales han sido elaborados gracias a:
INICIATIVA COMUNITARIA HORIZON
Proyecto:
INSERCIÓN SOCIAL Y LABORAL DE LOSINMIGRANTES EXTRANJEROS EN ANDALUCÍA.
Promotor:
Consejería de Trabajo y Asuntos Sociales.JUNTA DE ANDALUCÍA
Medida:
FORMACIÓN DE FORMADORES
Entidad Gestora:
ANDALUCÍA ACOGE
 
Ref.: ALINSKY.TRA / 
1
 Presentación
1. ¿Quién es ALINSKY?
 Alinsky es poco conocido en Francia
«Chicago, 22 de marzo de 1971.Durante su estancia en Estados Unidos, va Ud. a trabajar en un centro comunitario que funcionasegún los métodos de Saul Alinsky
(a Saul Alinsky type organization)...
»Para Nancy Keller, directora americana de un programa de intercambio de trabajadores sociales,esta frase era suficiente para precisar qué tipo de trabajo esperaba al animador francés al cual sedirigía. Sin embargo, no era así para el animador francés. ¿Quién conocía, en Francia, el nombre deAlinsky? Algunos iniciados, como mucho. ¿Existe un solo grupo donde se usan los métodos deAlinsky? Desde luego que no. Lo que no deja de sorprender, porque en Amsterdam, en Londres, enBerlín nos encontramos -como en Chicago-
organizers,
animadores comunitarios para los queAlinsky es un maestro que han aprendido a frecuentar en sus escuelas de trabajo social.Acerca de estos métodos anglosajones de trabajo comunitario, el animador francés podría haberconocido algunos libros, aparecidos años antes, que hablaban de Alinsky y que le daban a veces ellugar que merecía: los libros canadienses de Jacque Grand'Maison,
Vers un nouveau pouvoir,
 Montréal, 1969,
Stratégies sociales et Nouvelles Idéologies,
Montréal, 1970, y sobre todo el deJean-François Médard,
Communauté locale et Organisation communautaire aux État-Unis,
 Armand Colin, 1969, quien dedicó treinta páginas a presentar el método de
«estrategia conflictiva»
 de Alinsky en materia de organización comunitaria.Desde entonces, pocos textos han abordado estos temas. Conocemos un artículo de
 Le Monde
de1971, un artículo de
 Actuel
de 1972 y una página de
Cahiers de l'animation
de 1973.Es en su presentación de los «barrios sombríos» que inquietan a la América contemporánea dondeM. Claude Julien se refiere a Alinsky en un párrafo con un título evocador, «Les rats et les idiotspolitiques» (Las ratas y los idiotas políticos):
Entre los contestatarios comprobados, la severidad de juicio no tiene nada de excepcional. «Es unmilagro que los jóvenes no quieran volver a inventar la rueda con el pretexto de que nos ha sido legadapor una sociedad burguesa y decadente», dice Saul Alinsky, sesenta y un años, quien consagró toda suvida a los blancos pobres y a los negros. Depositó basura en la puerta de un concejal para llamar laatención sobre las insuficiencias del personal encargado de la basura. Soltó delante del Ayuntamiento deChicago ratas atrapadas en el ghetto para demostrar las carencias de los servicios de higiene.Este hijo de un sastre judío venido de Rusia llamó mucho la atención cuando en 1946 publicó su libro
 Reveille for Radicals
(Toque de diana para Radicales), que, con su reciente edición, es el mejor manualdel perfecto revolucionario. Su palabra clave es «organizar»: lo encontramos en los años 30, en plena
 
Presentación 
Ref.: ALINSKY.TRA / 
2
 
crisis, «organizando» a los proletarios del barrio de los mataderos, en Chicago; lo encontramos conCésar Chávez, en California, «organizando» a los temporeros mejicanos explotados de maneravergonzante. No son sueños. Desconfía de las ideologías extranjeras, de los ídolos como "Che" Guevarao Mao, y en general de cualquier romanticismo. «Hay que ser políticamente idiota para decir que elpoder está en el cañón del fusil cuando es el adversario quien tiene todos los fusiles.» Acerca de los jóvenes, siempre a la búsqueda de un líder carismático: «no buscan una revolución, sino una revelación.
1
»
 
 Actuel
, para un público totalmente distinto, presenta también a Alinsky bajo el título «Pour quigrogne un vieux» (por qué gruñe un viejo):
Saul Alinsky no tiene realmente el aspecto de un contestatario. Sesenta y tres años, poco pelo, corto yblanco, los ojos cubiertos por gafas oscuras, una triste corbata y chaqueta color neutro: a primera vista,se le podría tomar por un político turbio si no fuera porque el carácter licencioso poco común de sulenguaje puede hacer palidecer de envidia a un cuerpo de guardia en vena de soltar tacos. Este agitadorprofesional organiza los barrios pobres sobre la base de las colectividades de vivienda y lascomunidades. Reformista, activo, no se conforma con las palabras: desde hace treinta años, siembra larebelión en todas las grandes ciudades de Estados Unidos.Nacido en Chicago en 1909 en un barrio de chabolas, descubre su vocación de mal pensado a la edadde siete años: «Yo era el tipo de chaval que jamás habría pensado en pisar un césped hasta el día en queleí el letrero:
Prohibido pisar el césped 
. Desde entonces, sistemáticamente me he revolcado en él."La gran crisis de los años treinta le revela sus capacidades como organizador: « Yo era estudiante dearqueología. Ésta me apasionaba. Pero la pasión abre el apetito, y yo tenía mucha hambre. Reuní a todoslos hambrientos de la Universidad en una asamblea general para pasarles el método que habíaexperimentado para comer sin pagar. Establecí una lista de todos los snacks de Chicago y repartí mistropas por barrios...»En Chicago, lo aprende todo con Al Capone, prepara una tesis de criminología sobre el célebregangster, se codea con Frank Nitti y se implica en la Mafia durante dos años. «Era una empresa deutilidad pública, observa, no sin humor. Capone suministraba a la gente aquello que demandaban. Porotra parte, él no creó la corrupción. Sólo se aprovechaba de ella.»Después de haberse consagrado a la delincuencia juvenil, Alinsky recolecta fondos para las BrigadasInternacionales durante la guerra de España, y se reúne con John Lewis para fundar el C.I.O., el mayorsindicato obrero americano. «Sin embargo siempre sentí que mi papel estaba fuera del movimientosindical.»En 1940, a los treinta y un años, decide organizar el barrio más miserable de Chicago: «Back of theYards estaba lleno de parados, enfermos y obreros mal pagados que vivían en chabolas asquerosas, conlo justo de comida y ropa para no morir. Era el reino del odio. Polacos, Eslavos, Alemanes, Negros,Mejicanos que se detestaban. Los grupos fascistas de los alrededores se aprovechaban de esta división.»Alinsky se integra en la vida del barrio, busca alianzas. «El 95% de la gente era católica, conté con ello.Si hubiera hecho un llamamiento a la caridad cristiana, los curas me hubieran bendecido con seguridad.Yo les hablé de sus intereses: "Lo que cuenta para sus fieles, es la mantequilla que ponen en su rebanadade pan. Si continuáis preocupados solamente por la pureza de sus almas, van a afiliarse todos al partidocomunista y eso será vuestro fin. Os hace falta combatir a los comunistas en su propio terreno."»Con la ayuda de la Iglesia local, logra movilizar al barrio, por otra parte utiliza todos los medios a sualcance: el boicot a las tiendas, la huelga contra los patronos, negarse a pagar los alquileres, el
sit-in,
etc.«Soliviantamos a los políticos unos contra otros. Al principio, no dio resultado. Después la presión fuetan fuerte que tuvieron que ceder: los alquileres se redujeron, los servicios municipales fueronreorganizados, los préstamos otorgados, los precios y los salarios reequilibrados, etc."»Su regla de conducta es inmutable: la autodeterminación del pueblo, organizar a la gente paraayudarles sin obligarles jamás. Una vez que se han obtenido las primeras victorias, el pueblo debecontinuar solo. Alinsky no se queda más de tres años en el mismo sitio: «Hay que impregnarse de lacomunidad, respetarla, ayudarla, y luego marcharse
2
1
 
Le Monde
, 31 de Enero - 1 Febrero, 1971.
2
 
Actuel
, nº 24, 1972.

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->