Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Hechos

Hechos

Ratings: (0)|Views: 89 |Likes:
Published by Carpe Diem
Hechos
Hechos

More info:

Published by: Carpe Diem on Dec 06, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/29/2010

pdf

text

original

 
n los últimos números de
 Las Buenas Noticias
hemosexaminado algunos descubrimientos arqueológicos quecomprueban y aclaran nuestro entendimiento de los cua-tro evangelios. Ahora pasamos a la sección que sigue a estos li-bros en el Nuevo Testamento:los Hechos de los Apóstoles.El libro de los Hechos es simplemente la continuación de unode los evangelios. Lucas redactó su evangelio acerca de Jesu-cristo como el primer tomo de una obra en dos partes. En su pri-mer tratado,Lucas escribió acerca de la vida de Jesús,y en lasegunda parte narró la historia de las primeras décadas de laIglesia que Jesús fundó.Un comentarista bíblico explica:“Los Hechos de los Após-toles es el nombre dado a la segunda parte de una obra en dostomos cuya autoría se atribuye tradicionalmente a Lucas,uncompañero del apóstol Pablo. Originalmente,ambos tomos cir-culaban como las dos partes de una obra completa”(RichardLongenecker,
The Expositor’s Bible Commentary
[“Comenta-rio bíblico para el expositor”],1981,tomo 9,p.207).Lucas le explica a Teófilo,a quien le dedicó esta obra,el pro-pósito del primer tomo:“En el primer tratado,oh Teófilo,habléacerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a ense-ñar,hasta el día en que fue recibido arriba...(Hechos 1:1-2).La frase “el primer tratado”es
 proton logos
en el griego; se re-fiere al primer rollo de papiro de una obra más extensa,llamadaen griego
tomos
,de donde deriva nuestra palabra
tomo.
En el segundo rollo Lucas relata los hechos que sucedierondespués de que Jesús “se separó de ellos,y fue llevado arriba alcielo”(Lucas 24:51). Esta parte abarca aproximadamente los 30primeros años de la historia de la Iglesia.
Un intento por desacreditar al libro de los Hechos
Hace más de un siglo,un erudito inglés llamado WilliamRamsay se propuso demostrar que el libro de los Hechos estaballeno de errores geográficos y arqueológicos. Creía que tendríaéxito,ya que muchos estudiosos de su época,siguiendo las téc-nicas modernas de la crítica textual y la arqueología,habían en-contrado numerosos errores en otros escritos clásicos. Este emi-nente profesor de humanidades se preparó diligentemente en ar-queología y geografía antes de partir al Cercano Oriente y AsiaMenor para demostrar que el relato de Lucas acerca de las pri-meras décadas de la Iglesia era en gran parte un mito.La empresa de Ramsay no dio los resultados que esperaba.Después de un cuarto de siglo de investigación en lo que hoy co-nocemos como Turquía e Israel,y al rastrear cuidadosamentelas pisadas de los apóstoles según el libro de los Hechos,este fa-moso escéptico sacudió al mundo intelectual al anunciar que sehabía convertido al cristianismo. Confesó que este cambio radi-cal de mente y corazón se debió en gran parte a su asombro porla precisión del relato que escribió Lucas.Después de examinar los detalles históricos y geográficos dellibro de los Hechos por varias décadas,Ramsay concluyó:“Lu-cas es un historiador de primera categoría; además de que susdeclaraciones son verídicas,él posee un verdadero sentido his-tórico ... En suma,este autor debe ser clasificado junto con loshistoriadores más grandes”(
The Bearing of Recent Discoveryon the Trustworthiness of the New Testament 
[“La importanciade los descubrimientos más recientes respecto de la veracidaddel Nuevo Testamento”],1953,p.80).Ramsay continuó escribiendo varios libros acerca de los He-chos de los Apóstoles y las epístolas de Pablo. A la postre fuehecho caballero de la corte inglesa por sus contribuciones a loscampos de la arqueología y la geografía.
La tumba del rey David
En el Día de Pentecostés,cuando 120 discípulos recibieron elEspíritu de Dios y la Iglesia cristiana comenzó,miles de pere-grinos judíos se encontraban en Jerusalén con motivo de estafiesta santa (Hechos 2:1-5).En ese día y estando lleno del Espíritu Santo,el apóstol Pe-dro le dio a la muchedumbre judía un sermón inspirado porDios. Miles escucharon y se arrepintieron de sus pecados. Alhablar de la reciente resurrección de Jesús,citó uno de los sal-mos proféticos del rey David:“Porque no dejarás mi alma en elHades,ni permitirás que tu Santo vea corrupción”(Hechos2:27; Salmos 16:10).Pedro siguió:“Varones hermanos,se os puede decir libre-mente del patriarca David,que murió y fue sepultado,y
su se- pulcro está con nosotros hasta el día de hoy
(Hechos 2:29). Alestar hablando en los atrios del templo en Jerusalén,Pedro po-día señalar a poca distancia el sitio de las tumbas de los reyes deIsrael,y específicamente la de David.A pesar de que no era costumbre israelita o judía enterrar alos muertos dentro de una aldea o ciudad,la realeza era una ex-cepción. Las Escrituras relatan lo siguiente:“Y durmió Davidcon sus padres,y fue sepultado en su ciudad”(1Reyes 2:10).Posteriormente,muchos de los reyes israelitas también fueronsepultados en Jerusalén,aunque no todos en las tumbas desig-nadas para los reyes. Por ejemplo,el malvado rey Joram fue
El libro de los Hechos:El inicio de la Iglesia
 E 
El libro de los Hechos:El inicio de la Iglesia
Por Mario Seiglie
 
enterrado “en la ciudad de David,perono en los sepulcros de los reyes”(2Cró-nicas 21:20).Cientos de años más tarde,durante larestauración de Jerusalén bajo Nehemías,el lugar alrededor de las tumbas de los re-yes fue reparado,“hasta delante de los se-pulcros de David...(Nehemías 3:16).Josefo,historiador judío que naciópoco después de que Pedro dio su sermónen el Día de Pentecostés,escribió queunas décadas antes Herodes el Grandehabía abierto la tumba de David para sa-quear sus tesoros,sólo para encontrar queya habían sido robados por un rey ante-rior”(
 Antigüedades de los judíos
,XVI,vii,1). De modo que la tumba de Davidaún era muy conocida cuando Josefo es-cribió su relato,décadas después del ser-món de Pedro.A.T. Robertson añade:“La tumba [deDavid] se encontraba en el monte deSion,donde estaban enterrados la mayo-ría de los reyes. Se dice que la tumba fueconvertida en ruinas durante el reinadodel emperador Adriano (117-138 d.C.)”(
Word Pictures in the New Testament 
[“Imágenes verbales del Nuevo Testa-mento”].Entre los arqueólogos no hay acuerdosi unas tumbas descubiertas hace más deun siglo en el sur de Jerusalén son las se-pulturas de los reyes de Israel; no obstan-te,el lugar concuerda con los relatos men-cionados en la Biblia y cuenta con el res-paldo de algunos arqueólogos.El director de la revista
 Biblical Ar-chaeology Review,
Hershel Shanks,men-ciona:“El lugar que ha sido propuestocomo el sitio de la tumba de David,juntocon los demás sepulcros,es precisamentedonde se esperaría encontrar el lugar deentierro mencionado en la Biblia:en laparte sur de la Ciudad de David,donde losentierros normalmente eran prohibidos.”En 1913 al 1914 un francés llamadoRaymond Weill excavó este lugar y en-contró varias tumbas que enumeró comoT1 hasta T8 ... La más espléndida deellas era la tumba T1. Es un tipo de túnellargo o cueva excavada que mide 17 me-tros de largo por casi 3 metros de anchoy más de 4 metros de alto ... El hecho deque algunas tumbas extravagantes,hastaostentosas,se encontraban precisamentedonde la Biblia dice que fueron enterra-dos los reyes de Judá,entre ellos David,indica a la mente razonable que la tumbamás impresionante (T1) bien puede ser ladel rey David”(edición de enero-febrerode 1995,p.64).La identificación de esa tumba se hacedifícil porque la zona fue extensamenteexplotada como cantera en los siglos pos-teriores,de modo que sólo quedan restosde las tumbas. Ya sea que las investigacio-nes futuras logren o no identificar la tum-ba de David,lo importante es que cuandoPedro dio su sermón en el Día de Pente-costés y se inició la Iglesia del Nuevo Tes-tamento,él pudo señalar el sitio en Jerusa-lén donde todos sabían que se encontrabaesa tumba y podían atestiguar que los res-tos de David aún estaban allí.Era obvio para todos que David no ha-bía resucitado de entre los muertos. AhoraPedro y muchos otros testigos pudieronconfirmar que fue la tumba de Jesús,no lade David,la que se había abierto y que eraJesús quien había vuelto a la vida,confir-mando así la veracidad de sus pronuncia-mientos (Mateo 12:38-40; Lucas 11:29-30). Miles de oyentes judíos no pudieronrefutar esta prueba; este hecho,entre otros,hizo que muchos reconocieran que Jesúsera el Salvador prometido (Hechos 2:41).
Gamaliel el sabio
Durante los días y semanas posterioresal sermón de Pedro,los apóstoles encara-ron una violenta oposición que desembo-có en su encarcelamiento. Las autorida-des judías querían ejecutarlos,pero unode los principales dirigentes religiosos losdefendió:“Entonces levantándose en el concilioun fariseo llamado Gamaliel,doctor de laley,venerado de todo el pueblo,mandóque sacasen fuera por un momento a losapóstoles,y luego dijo:Varones israelitas,mirad por vosotros lo que vais a hacer res-pecto a estos hombres ... Apartaos de es-tos hombres,y dejadlos; porque si esteconsejo o esta obra es de los hombres,sedesvanecerá; mas si es de Dios,no la po-dréis destruir; no seáis tal vez hallados lu-chando contra Dios. Y convinieron conél; y llamando a los apóstoles,después deazotarlos,les intimaron que no hablasenen el nombre de Jesús,y los pusieron enlibertad”(Hechos 5:34-40).Gamaliel,quien se opuso a la ejecu-ción de los apóstoles,fue maestro de Pa-blo (Hechos 22:3). También era nieto deHillel,fundador de la escuela dominantede los fariseos,una de las ramas principa-les del judaísmo.
   F  o   t  o  g  r  a   f   í  a  p  o  r   Z .   R  a   d  o  v  a  n ,   J  e  r  u  s  a   l   é  n
 Algunos arqueólogos creen que aquí,
en el extremo sur de la Ciudad de David, se encuentran los restos de las tumbas de los reyes de Judá. La tumba que se ve enla parte superior del centro de la fotografía puede ser lo que queda de la tumbadel rey David, mencionada por el apóstol Pedro en Hechos 2:29.
 
Los hallazgos arqueológicos han con-firmado el nombre de familia de Gamaliel.En una tumba encontrada en las catacum-bas de Bet-Shearim,cerca del mar de Ga-lilea,en la sección llamada la Tumba delos Patriarcas,una de las sepulturas tieneuna inscripción en hebreo y griego quedice:“Esta [tumba] es la del rabino Ga-maliel”. El Gamaliel mencionado en laBiblia fue el primero de una ilustre familiarabínica que tuvo ese nombre. Esta tumbaparece ser de uno de sus descendientes.El historiador Josefo y algunas obrastalmúdicas también mencionan a Gama-liel como un hombre manso y brillante.William Barclay agrega:“Fue un hombrebondadoso que tenía mucha más toleran-cia que sus colegas. Era,por ejemplo,unode los pocos fariseos que no considerabanla cultura griega como pecaminosa. Fueuno de los pocos a quienes se les habíaotorgado el título ‘rabán’[gran rabino]. Lagente lo llamaba ‘la hermosura de la ley’.Cuando murió,dijeron:‘Desde que falle-ció el rabán Gamaliel no ha habido másreverencia hacia la ley...’”(
The DailyStudy Bible Commentary
[“Comentariobíblico de estudio diario”].Así podemos comprobar que otro per-sonaje bíblico ha sido confirmado porfuentes no bíblicas.
Simón el Mago
A medida que el evangelio se extendíaa los alrededores de Israel,el apóstol Pe-dro pasó a Samaria para predicar la pala-bra de Dios. Allí conoció a un mago lla-mado Simón,quien fue bautizado peromás tarde fue rechazado por Pedro y Juancuando intentó sobornarlos para alcanzarun puesto de poder e influencia en la Igle-sia (Hechos 8:18-24).En las Escrituras no se vuelve a men-cionar directamente a este oscuro perso-naje,conocido en la historia como Simónel Mago. Sin embargo,algunos docu-mentos escritos aproximadamente un si-glo después de la muerte de Simón rela-tan sus actividades luego de ser repudia-do por los apóstoles.Justino (el mártir),dirigiéndose a losromanos,escribió:“Había un samaritanollamado Simón,nativo de la aldea de Git-to,que durante el reinado de Claudio Cé-sar [41-54 d.C.],y en Roma,vuestra ciu-dad real,efectuó grandes hazañas mila-grosas por medio del diablo que operabaen él. Fue considerado un dios,y comodios vosotros lo honrasteis al erigirle unaestatua a orillas del río Tíber,entre dospuentes,que llevaba la siguiente inscrip-ción en el idioma de los romanos:‘Simo-ni Deo Sancto[A Simón el dios santo].Y casi todos los samaritanos,y unoscuantos incluso de otras naciones,loadoran...(
The Ante-Nicene Fathers,
“The First Apology of Justin”[“Los pa-dres antenicenos”,“La primera apologíade Justino”],p.171).En 1574 unos excavadores encontraronen una isla en el río Tíber un fragmento demármol que llevaba la inscripción “Semo-ni Sanco Deu Fidio”. Algunos lo interpre-tan como una referencia a un dios sabino,Semo Sancus,pero es más probable quesea parte de la estatua dedicada a Simón elMago mencionada por Justino.En una glosa,los editores de la obra
 Ante-Nicene Fathers
[“Los padres ante-nicenos”] explican:“Generalmente sesupone que Justino estuvo equivocado alpensar que la estatua fue erigida en honora Simón el Mago. Esta suposición sebasa en que en el año 1574 se encontró enla isla en el Tíber una pieza de mármolque llevaba la inscripción ‘Semoni SancoDeo’,etc.,que probablemente era la basede la estatua dedicada al dios sabinoSemo Sancus. Se supone que Justino erróal pensar que esta inscripción se refería alpersonaje que él había mencionado ante-riormente.”Siempre nos ha parecido que tal supo-sición es una base muy frágil para recha-zar una declaración tan precisa como laque hizo Justino,una afirmación que difí-cilmente se hubiera atrevido a hacer enuna apología dirigida a Roma,donde todoel mundo podía averiguar si lo que él de-cía era verdad. Si,como se supone,Justi-no hubiera cometido un error,fácilmentese habría descubierto,y otros escritores nohabrían repetido tan frecuentemente el re-lato como lo han hecho”(
ibídem
).Sea que la base de la estatua se referíao no a Simón el Mago,lo que sí se puedeconfirmar es que en la literatura del se-gundo y el tercer siglo se le mencionacomo un personaje histórico.
Pablo en Damasco
Después de que la predicación delevangelio llegó a Samaria,pasó hacia Da-masco,donde hubo una dramática con-versión:la de Saulo,quien se convirtió enel apóstol Pablo. Después de su conver-sión,Dios le dijo:“Levántate y entra en laciudad,y se te dirá lo que debes hacer”(Hechos 9:6).Al llegar Pablo a Damasco,Jesús le ha-bló en una visión a Ananías,uno de losdiscípulos que vivía en esa ciudad:“Y elSeñor le dijo:Levántate,y vé a la calleque se llama Derecha,y busca en casa deJudas a uno llamado Saulo,de Tarso; por-que he aquí,él ora”(v.11).La calle llamada Derecha era una de lasavenidas principales de Damasco. Unaautoridad menciona:“La calle llamadaDerecha era una avenida que iba de orien-te a occidente y que sigue siendo una delas vías más importantes de Damasco,el
 Derb el-Mustaqim.
A lado y lado de laavenida había pórticos con columnas y encada extremo había unas puertas impo-nentes ... Es probable que la calle fueramuy conocida en la antigüedad ... Las di-recciones dadas incluyeron tanto el nom-bre de la calle como la casa donde Saulose podía encontrar”(
The Expositor’s Bi-ble Commentary
[“Comentario bíblicopara el expositor”],1981,tomo 9,p.373).Cuando los judíos persiguieron a Sauloen Damasco,sus amigos lo bajaron en unacanasta por el muro de la ciudad (Hechos9:25). Los arqueólogos han descubiertoalgunas secciones de este antiguo muro,construido por los romanos. Relata JohnMcRay:“Se ha hallado parte del muro ro-mano a unos 330 metros al sur de la Puer-ta Oriental (Bab Sharqui) debajo de la Ca-pilla y Ventana de San Pablo. Debajo de lapuerta otomana actual,esta pequeña capi-lla fue edificada por los católicos griegosencima de una puerta del período romano.La tradición la asocia con el lugar pordonde Pablo se escapó en una canasta quefue bajada por una ventana en el muro(2Corintios 11:33)(
 Archaeology and 

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->