Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
La Urania Loring

La Urania Loring

Ratings: (0)|Views: 10 |Likes:
Published by Javier Sánchez
Artículo de Alberto Balil Illana, "La Urania Loring", en Jábega 11, 1975, pp. 32-35
Artículo de Alberto Balil Illana, "La Urania Loring", en Jábega 11, 1975, pp. 32-35

More info:

Published by: Javier Sánchez on Mar 31, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/20/2014

pdf

text

original

 
La "Urania Loring", se descubrió en Churriana en fecha imprecisa, aunque anterior a 1903 pues ya eneste año figuraba en el catálogo de las coleccionesarqueológicas de los marqueses de Casa-Loring ("Museo Loringiano"). Al pasar la hacienda de "La Concepción", y con ellael "Museo Loringiano", a otros propietarios, se inició una parcial dispersión de la colección arqueológica (1). La estatuita de Urania, en unión del mosaico de Cártama con los "Trabajos de Hércules",fue trasladada por los nuevos propietarios a Bilbao,instalándose dicha estatua en el mausoleo familiar donde según nuestras noticias permanece.La "Urania Loring" es una copia romana, o mejor unareducción, de un tipo escultórico que, sin ser por sí
32
mismo de carácter excepcional, ofrece, entre otros,un interés por tratarse de un tipo no excesivamentefrecuente, y de aparición relativamente rara en laPenínsula Ibérica. Las copias y reducciones romanas, labradas en su mayor parte sin conocimientodirecto del original griego, forman en general un grupo —y tal pudo ser el caso de la Urania Loring— frecuentemente heterogéneo de las "nueve musas", que,como sucedía en Italia, era adorno frecuente de lasbibliotecas y las villas de las clases privilegiadas romanas, aficionadas, o deseosas de ser tenidas comotales, a las letras y la cultura griega (2).Durante mucho tiempo los griegos no sintieron necesidad de "especializar" las funciones de las musas. De igual modo el número tradicional de "nueve"aunque aludieran a ello Homero y Hesiodo, sólo cobró
LA"URANIALORING"
Extracto de la Revista Jábega nº 11, año 1975. © Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (www.cedma.com)
 
valor absoluto con los mitógrafos alejandrinos. Prueba de la ausencia de una especialización por ciencias, es el que Heródoto aún dedicara cada uno desus nueve libros de historia a una de las nueve musas y no, como pensaríamos ahora, todos a Clio.Del mismo modo, hasta el s. V a. C, las musas seránexclusivamente cantoras. El cambio se producirá apartir del s. IV (3).Encontramos con frecuencia relativa, una serie detipos de musas sentadas que cabe hoy ordenar dentrode ciertos grupos, ordenación que los antiguos nosiempre tuvieron en cuenta, mezclando en un mismoconjunto de las "Nueve Musas" tipos pertenecientesa distintos grupos. Téngase en cuenta, sin embargoque la ordenación cronológica de dichos grupos,pensando siempre en los prototipos y no en las copias o reducciones, no se presenta fácil, y que hasufrido variaciones debido en su mayor parte a logratuito de algunas atribuciones que antaño se hicieran, y que se relacionan en buena parte con laserie de las nueve musas creadas por el escultor Filisco.Un primer grupo se ha relacionado con la estatuade Melpomene atribuida al escultor Tisicrates (4) ycuyo modelo sería el conjunto de las "nueve musas"del Museo de Francfort (5) y una serie, bastante amplia, de copias y réplicas (6).Un segundo grupo estaría formado por el modeloatribuido al escultor Filisco de Rodas ya citado. Estegrupo está formado por una numerosa serie de estatuas cuyos prototipos, sedentes o de pie (7), había surgido del cincel de este escultor.Puede considerarse también un grupo intermediobastante numeroso, de figuras femeninas sedentesy con el torso descubierto; pero probablemente, enestas estatuas, bastante discutidas, debe verse másrepresentaciones de ninfas que de musas (8).Respecto a los dos grupos citados, el de Filisco essin duda el más moderno (9) y también el que ofrecemayores dificultades para nosotros en lo que se refiere a la identificación de réplicas y, por tanto, aatribuciones justificadas a dicho grupo (10).El prototipo de la "Urania Loring" es, como se advirtió a principios de siglo, una de las Musas del Museo de Francfort, concretamente la que lleva el número de catálogo 116, pero hay que advertir queesta estatua de Francfort carece del atributo propiode Urania, la esfera, que se halla en cambio en la"Urania Loring" aun siendo de tamaño más reducido.Si se analiza este tipo, se advierte la presencia deuna serie de elementos como la disposición de lacabeza o la colocación de los paños en torno al cuello, que recuerdan la obra de Tesicrates, pero hayotros, como las piernas cruzadas o la colocación delos brazos que parecen relacionarla con un escultor llamado Eutíquides, también discípulo de Lisipoy que alcanzó fama universal por su plasmación deltipo de la
Tyché
de Antioquía del Orontes (11), fuente de innumerables versiones adaptadas a la representación de otras ciudades. Es curioso anotar aquíque una versión romana muy reducida y en broncede la
Tyché
de Antioquía, ha aparecido en tierras malacitanas y esperamos ocuparnos de ella en otraocasión.
33
Extracto de la Revista Jábega nº 11, año 1975. © Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (www.cedma.com)
 
Habida cuenta de lo expuesto, parece lícito atribuir el prototipo al período llamado del "Primer helenismo", hacia el 320-280 a. C, puesto que nada se observa que haga suponer una vinculación de aquél conuna hipotética reelaboración clasicista de un tiponacido en el ámbito de la "escuela de Lisipo". Sinduda, al igual que sucedió con el tipo de la
tyché
de Antioquía del Orontes, es probable, puesto que seprestaba a ello, que este tipo escultórico no fuerade uso exclusivo para representaciones de Urania,sino que se adaptara a otros, dentro del ámbito decoincidencia con un tipo ideal y común de representación de la divinidad (13). De lo dicho puede ser prueba tanto las de Francfort, como otras que vamosa citar a continuación. Aparte las dos citadas, "Lo-ring" y Francfort núm. 116, conocemos las siguientesversiones de este tipo: una estatua en Broadslans(14), otra en Ince-Blundell Hall (15) una en el Museo de las Termas de Diocleciano (16), la conservada en los almacenes de los Museos Vaticanos (17),otra en Villa Pamphili en Roma (18), otra en la mismalocalidad en Villa Borghese (19) y algunas adaptaciones de Delos (20) y Homs (21), así como el yacitado relieve de Halicarnaso conservado en el MuseoBritánico. No conocemos por ahora otras versioneshalladas en la Península Ibérica que respondan altipo de "Urania" aquí estudiado, pero es posibleque existan, puesto que las representaciones escultóricas de musas no son excesivamente raras. Enningún caso parece tratarse de imágenes de cultosino de esculturas ornamentales destinadas a la decoración de lugares o ambientes adecuados.
Alberto BALILNOTAS
(1) Agradezco a D. Pedro Rodríguez-Oliva la noticia de que, en contra de lo que se suponía, algunas piezas se conservan aún enla hacienda de "La Concepción".(2) BECATTI,
Arte e gusto negli scrittori latini,
1951, 93 ss.(3) WEGNER,
Enciclopedia deii'arte antica classica,
s.v. "Muse".(4) Cfr. THIEME-BECKER, s.v.,
RE,
s.v.
Enciclopedia dell'arte antica,
s.v. Para la estatua de Melpomene, cfr. JOHNSON,
Corinth,
IX,núm. 14. Para el ejemplar que perteneció a la colección Wesmacott, hoy en el Museo Británico véase
Rep.
Stal., I, 264. Un tercer ejemplar, entonces en el comercio de antigüedades fue dado a conocer por LIPPOLD,
Röm. Mllt.,
XXXIII, 1918, 89.(5) El primer estudio es el de KUSEL,
Die Frankfurte Musen,
1917. Fue revisado a poco por LIPPOLD,
Röm. Milt.,
cit. 64 ss., quienincluyó los resultados en
Kopien und Umbildungen griechischer Statuen,
1923, 31 ss. y 171. En este trabajo las posiciones deLippold son aún muy próximas a las de Amelung de las cuales se aparta en
Griechische Plastik,
1950, 295.(6) P. e.
Rep. Stat., IV, 179. 181, 6. Corinth, IX,
cit., núm.
13.
34
Extracto de la Revista Jábega nº 11, año 1975. © Centro de Ediciones de la Diputación de Málaga (www.cedma.com)

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->