Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
6Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
LA VERDADERA HISTORIA DEL TELEFONO MOVIL O CELULAR Y 10 MANERAS DE SER RESPONSABLES CON EL.

LA VERDADERA HISTORIA DEL TELEFONO MOVIL O CELULAR Y 10 MANERAS DE SER RESPONSABLES CON EL.

Ratings:

4.75

(4)
|Views: 9,420|Likes:
Published by ivanardila
Uso éste tríptico para informar sobre la verdadera historia del teléfono móvil, del celular, y para volver a la gente responsable en su uso. Te invito a que lo imprimas y te protejas a ti y a los tuyos con un decálogo de seguridad que incluye y con una narración que puede ser verdadera.
Uso éste tríptico para informar sobre la verdadera historia del teléfono móvil, del celular, y para volver a la gente responsable en su uso. Te invito a que lo imprimas y te protejas a ti y a los tuyos con un decálogo de seguridad que incluye y con una narración que puede ser verdadera.

More info:

Published by: ivanardila on Dec 11, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

12/31/2012

pdf

text

original

 
EL NÚMERO DE LA BESTIA: 666
Baal. Mi nombre es Baal. Formoparte de las jerarqas superiores alservicio del ángel caído, del que hacetiempo quiso medir sus fuerzas con aquelque le había hecho bellísimo, tanto, quedeseó para sí mayor gloria que la que sucreador tenía. Desde ese momento, sedividió el mundo en dos. En un ladoestamos nosotros. En el otro elinnombrable y su séquito obediente yemplumado. Enmedio están ustedes, lasalmas.Sí, las almas, nuestra máscodiciada presa. Por ustedes me decidí aescribir esta carta, ya no desde el infierno,sino desde la mano de uno de nuestrosinnumerables escribanos, que con muchaobediencia y ambición se ofreció, comootros tantos, para cumplir la tarea que juntos estamos realizando. Ésteamanuense tiene la virtud de disponer deun público amplio, suficientemente grandecomo para garantizarnos ser leídos pormuchos, pues un número de varios dígitoses el que queremos alcanzar para cantaren sus mentes nuestra victoria. Sí, hemosganado. Para eso es esta carta, paracantar victoria. Bienvenidos al festejo.Gozar de la irrevocabilidad denuestro triunfo es lo que nos ha permitidodarnos el gusto de compartir con justos ypecadores los laureles que conseguimoscon bastante trabajo a lo largo de los másrecientes siglos, porque de otra manera,nuestros planes seguirían secretos, téngalopor seguro. Es una gran tentación celebrarantes de la meta, como bien saben, y lameta ya está a nuestra vista, no podíamoscallar s y evitarnos el placer deesgrimirles en la cara a los buenos unapresea tan magnífica y gloriosa. Así matamos dos jaros de un tiro: nosregodeamos gozosos en nuestra corona, yal exhibirla impunemente debilitamostodaa s las vanas fuerzas de losmenguados ejercitos de la vida y laverdad.¿Pero de qué triunfo se trata? diráun incauto. No del final, todavía no. Laguerra la ganaremos, estén ciertos. Setrata de una batalla de gran calado quehemos venido peleando desde que elhombre descubrió las ondas de radio. Alprincipio pensamos, como la mismahumanidad, que se haa hallado unmisterio benéfico que podría servirle alhombre y temimos que ayudara a unirles apesar de las distancias terráqueas. Unmundo unido siempre es contrario anuestros fines. Sin embargo, al irledescubriendo sus misterios a estenovedoso develamiento, encontramos conbastante sorpresa que con éste, igual quecon cualquier descubrimiento que lamano del hombre realiza, tambnpodíamos trocar su fin más sublime hastaconvertirlo en una s de nuestrasincontables herramientas. Y fue vuestragentil mano la que poco a poco construyóun producto acabado que terminaría pordesbancar nuestras visiones más atrevidassobre lo que se podía fabricar para llevara cabo nuestras metas más ambiciosas.Cuando Julio Verne escribió sobreun artilugio portatil capaz de comunicar alas personas unas con otras en un Parisultramoderno, fueron nuestros sirvientes losque ocultaron su texto inspirados pornuestras sutiles voces para esconder laposibilidad del que creíamos un graveobstáculo a nuestros fines divisionistas . Yahora, que es tan evidente que eseartificio es una herramienta más a nuestroservicio, nos damos cuenta de cuánto noshubiera podido ayudar haber impreso eselibelo para inspirar las mentes científicas aapresurar el paso e inventarlo con mayorantelación. Pero llegó. Hélo aquí, de unavez y para siempre. Enquistado,literalmente, en los cerebros y en lasmentes de sus esclavos voluntarios y desus promotores incondicionales: el teléfonomóvil.Sí, ya sabemos, es increíble pensarque algo tan bonito pueda provenir denuestro fogón fabril, pero es así. Honor aquien honor merece. Y créanme, noshemos ganado a pulso el reconocimientoque están a punto de otorgarnos. ¿Creíanen serio que nuestra marca de fábrica eraun sello azufroso y humeante? Al contrario,de nuestra línea de producción siempresalen artefactos cada vez más sofisticadosy llamativos, con mayores funcionalidadesy asequibles por un número creciente depersonas. Nuestro sello es la belleza. Labelleza artificial. Esa que el innombrable esincapaz de crear. Bienvenidos al infierno.Yahya Iván Ardila Anzúres
ivanardila.blogspot.comtepantzintlacaztalli.blogspot.comPídeme mi libro de saludalternativa gratuito:ivanardila@gmail.com Habla de causas y curas del cáncer, ladiabetes y otras enfermedades!!!

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
Gerardo Santoyo liked this
12690854 liked this
closingby liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->