Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
EL CUERPO COMO ORIGEN DE LOS CAMBIOS: reapropiación de los sistemas de representación.

EL CUERPO COMO ORIGEN DE LOS CAMBIOS: reapropiación de los sistemas de representación.

Ratings: (0)|Views: 409|Likes:
Actas del VIII Congreso Internacional de Fenomenología: Cuerpo y Alteridad
Actas del VIII Congreso Internacional de Fenomenología: Cuerpo y Alteridad

More info:

Categories:Types, Research, Genealogy
Published by: Eurídice Cabañes Martínez on Apr 05, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

09/17/2013

pdf

text

original

 
Eurídice Cabañes Martínez (Universidad de Valencia,euridicecm@yahoo.es).Olaya Álvarez Valcárcel (UNED,oalval@alumni.uv.es).
EL CUERPO COMO ORIGEN DE LOS CAMBIOS:
reapropiación de los sistemas de representación
.
1.
Formas de represión sobre el cuerpo: acentuar y prohibir.
MetafísicaNietzschepulsiónmetáforaPsicologíaFreudtabúsublimaciónHistoriaFoucaultdisciplinaSaber/poderLa representación es la estrategia de nuestra cultura para pensar unafementida separación entre la mente y el cuerpo cuyo origen son ciertasconcepciones teológicas, que abrigan la justificación de determinadossistemas políticos bajo cierto sistema de conocimiento, el científico. Sumedio es la negación de la historia de la metáfora, es decir, dar por cerradoy ahistórico el vínculo entre el signo y el significado:
«…los circuitos de la comunicación son los soportes de unaacumulación y de una centralización del saber; el juego de los signosdefine los anclajes del poder; la hermosa totalidad del individuo no estáamputada, reprimida, alterada por nuestro orden social, sino que elindividuo se halla en él cuidadosamente fabricado, de acuerdo con toda unatáctica de las fuerzas y de los cuerpos»
1
.
La rehabilitación de la filosofía clásica tras el medievo tenía una voluntadholística que fue barrida por la necesidad de especificación y acumulacióndel método científico. En concreto, la separación cuerpo-mente tiene por finservir de base metafísica a los objetivos del capitalismo clásico:
«La disciplina es el procedimiento técnico unitario por el cual lafuerza del cuerpo está con el menor gasto reducida como fuerza “política”,
1
Foucault, M:
Vigilar y castigar
, Argentina, Siglo XXI, 2000, p220
1
 
y maximizada como fuerza útil. El crecimiento de una economía capitalistaha exigido la modalidad específica del poder disciplinario, cuyas formulasgenerales, los procedimientos de sumisión de las fuerzas y de los cuerpos,la “anatomía política” en una palabra, pueden ser puestos en acción através de los regímenes políticos, de los aparatos o de las instituciones muydiversas»
2
En el Discurso del Método, Descartes enuncia la necesidad de unabase metafísica para justificar la nueva ciencia, que tiene por fin elmejoramiento de las condiciones materiales de la sociedad, las cualesdeberían ser condición para el progreso moral. En su desarrollo, esto suponeuna separación jerárquica que desarrollará, desde la separación cuerpomente (referida al yo), la de naturaleza cultura (referida a la sociedad en laépoca de la ciencia social), cuya misión es traducir el dominio de laconcupiscencia (corporeidad) del deseo en la moral religiosa al dominio dela razón sobre la sensibilidad. La crítica a la Ilustración desenmascara lametasica de la represn, mostrando que el cuerpo no es carente designificado; la física encubre los sistemas de dominación sobre el cuerpo:
 «Gracias a las técnicas de vigilancia, la “física” del poder, eldominio sobre el cuerpo se efectúa de acuerdo con las leyes de la óptica yde la mecánica, de acuerdo con todo un juego de espacios, de líneas, depantallas, de haces, de grados, y sin recurrir en principio al menos, alexceso, a la fuerza, a la violencia. Poder que es en apariencia tanto menos“corporal” cuanto que es más sabiamente “físico”»
3
. 
La objetivación del sujeto en los discursos científicos impone unaidentidad social. La locura es objetivada con la psiquiatría, el loco seconvierte en un ejemplar de una especie, un caso de estudio, pierde su
22
Foucault, M:
Vigilar y castigar
, Argentina, Siglo XXI, 2000 , p224
33
Foucault, M:
Vigilar y castigar
, Argentina, Siglo XXI, 2000 , p182
2
 
particularidad y, como ya hemos visto, la objetivación es el paso definitivohacia el silencio.El trabajo del historiador crítico propuesto por Foucault implica unaradical crítica a la teoría del sujeto propia de la filosofía occidental, pues lahistoria continua, lineal, progresiva, no es sino el correlato necesario de lafunción constituyente del sujeto; es la historia dialéctica en la que la razónartística, de talante holista, es el polo subversivo y reprimido. La razóncientífica tiene rentabilidad socio-política y se presenta como normalidad.La obra de Foucault muestra que desde las leyes lógicas de regulación deldiscurso se genera un paradigma de comportamiento humano, que cobra surealidad en instituciones cotidianas como la escuela, la locura, la familia,mediante técnicas disciplinarias. El discurso normativo apaga la diversidad,se descompromete de la idea humanista originaria del desarrollo de todas laspotencialidades del ser humano y lo descompone: la razón ordenadora sepretende capaz de reestructurar los fragmentos del sujeto, para lo quealgunos de ellos, aquellos que ponen mayor fuerza en el individuo que en lautilidad social, como el sentimiento, el deseo, la creatividad, la invención,son intencionalmente olvidados.La ida de Foucault de la coacción parte del psicoanálisis, no comoterapia clínica, pero sí como cosmovisión del sujeto escindido en que serealizan y contraponen las fuerzas del individuo y la sociedad, el yo y losobjetos. Todo sujeto está socialmente constituido. La filosofía freudiananace en el entorno de la razón especulativa científica, pero termina porcomprender que el yo es una economía del deseo, no una moral verdadera,pues en el conflicto intrínseco en la relación individuo-sociedad trata denegarse la animalidad e individualidad en pos de la conciliación social. Lapromesa de felicidad se supedita a los deberes hacia el grupo. Lo sagrado ylo prohibido son los dulos desde los que se genera la totalidad3

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->