Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword or section
Like this
6Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
44355486 Miranda Lee Serie Tres Maridos Ricos 03 Luna de Miel de Un Rio

44355486 Miranda Lee Serie Tres Maridos Ricos 03 Luna de Miel de Un Rio

Ratings: (0)|Views: 364 |Likes:
Published by camilitamatilda

More info:

Published by: camilitamatilda on Apr 06, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/09/2013

pdf

text

original

 
Luna de miel de unLuna de miel de un millonariomillonario
Miranda Lee
3º Tres Maridos ricos
Luna de miel de un millonario (2010)Título Original: The billionaire's bride of innocence (2009)Serie:
3º Tres maridos ricos
Editorial:
Harlequin
IbéricaSello / Colección:Bianca Miniserie 39Género: ContemporáneoProtagonistas: James Logan y Megan
 Argumento:
Se busca mujer… para tener un hijo. James Logan sabía que había llegado el momento de tomar esposa y tener un heredero. Megan era la mujer perfecta para sus planes. Tímida y sin experiencia, rápidamente sehabía dejado seducir por el peligroso encanto del magnatede la industria publicitaria de Sidney. Se caestandoembarazada. Nada s acabar la luna de miel Megan perdió al niño y además se le cayó la venda de los ojos:estaba atrapada en un matrimonio de conveniencia.  James esperaba que concibiera pronto otro hijo. Debería
 
Miranda Lee – Luna de miel de un millonario – 3º Tres Maridos ricos
haber pedido el divorcio, pero tenía que enfrentarse a laincómoda verdad: se había enamorado de su despiadadomarido.
Nº Páginas 2—123
 
Miranda Lee – Luna de miel de un millonario – 3º Tres maridos ricos
Prólogo
Megan yacía en la dura y estrecha cama de hospital, esperando yrezando para que la inyección que le había dado el médico surtiera prontosu efecto. No podría soportar seguir despierta durante mucho tiempo. Nopodría soportar el dolor de su pérdida ni un solo minuto más.Apenas el a anterior haa sido tan feliz, desps de que laecografía le hubiese confirmado que James y ella iban a ser padres de unniño… Se había sentido como en la luna. Y James también.Los calambres habían empezado muy temprano por la mañana. Yluego había seguido la hemorragia. James se había apresurado a llevarla alhospital, y los médicos habían hecho todo lo posible. Pero nada habíapodido salvar al bebé.Con las lágrimas anegando sus ojos una vez más, se llevó un puño alos labios temblorosos para reprimir un sollozo. No quería que nadie laoyera llorar. No quería escuchar más palabras de consuelo, o de piedad.Lo único que quería era olvidar. Así que se mordió los nudillos y soportó sudolor en atormentado silencio.El tiempo parecía arrastrarse. Y lo mismo su corazón.Finalmente, el sedante obró su efecto y se quedó dormida. No vio asu marido entrar en la habitación poco después. No vio su expresiónconsternada mientras lo contemplaba. Con un suspiro. James le apartótiernamente el cabello de la cara y se inclinó para besarla en la mejilla.Luego, sacudiendo la cabeza, se irguió y abandonó la habitación.Paun buen rato antes de que Megan se despertara. Todaapermaneció con los ojos cerrados; sentía la cabeza densa, pesada. Podíaescuchar voces en la habitación: voces masculinas… que paulatinamentefue reconociendo como las de los dos grandes amigos de su marido.—James lleva demasiado tiempo ahí fuera hablando con el médico —dijo Hugh con tono irritable.Hugh Parkinson era hijo único y heredero de una gran fortuna.Aunque tenía reputación de playboy. Megan siempre le había encontradoespecialmente dulce. Como padrino de su boda, su discurso había sidomaravilloso.—Probablemente estará preocupado por la salud de Megan —repusoRussell. Russell McCain era uno de los s importantes promotoresinmobiliarios de Sidney.Los tres eran amigos desde su época estudiantil. Y, aunque teníanmuy poco en común aparte de su riqueza y su pasión por el golf, suamistad había permanecido incólume. Megan a veces envidiaba el afectoincondicional que se profesaban. Ella nunca había sido una chica muysociable; era más bien tímida e introvertida.
 Nº Páginas 3-123

Activity (6)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads
pureceylon liked this
Lina Hernandez liked this
tere_suka liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->