Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
8Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
CorpoElec

CorpoElec

Ratings: (0)|Views: 1,203 |Likes:
Published by energia21

More info:

Categories:Types, Business/Law
Published by: energia21 on Apr 07, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/28/2013

pdf

text

original

 
CORPOELEC, institucionalidad fallida e inviableVíctor Poleo
Su decreto de constitución fue en 2007 y se dio plazo de tres años para que se lograra la fusión.No se pudo. Entonces se decreta una prórroga de un año, que se cumplió el 31 de diciembre de2011.¿Cómo unificar la nómina de 26 mil trabajadores?¿Cómo un
ificar los procesos medulares de generación, transmisión y distribución’?
¿Cómo unificar las cuentas, si las de Cadafe son un desastre?
 
¿Cómo unificar las culturas?
 
¿Esto es posible? ¿Por qué ese empeño en desdibujar el anterior esquema? ¿Estos cambios haninterrumpido las verdaderas prioridades del sector?
 
1 Una industria centenaria imposible de desdibujar 
 
Lo primero a indagar estriba en el por qué desdibujar en 2007, manu militari, la históricaconfiguración institucional-corporativa de la industria eléctrica venezolana. Veamos: se trata deuna configuración desarrollada a lo largo de 120 años y que inicia con capitales privados para laprestación del servicio eléctrico en Maracaibo (1888, Jaime F. Carrillo, Maracaibo Electric LightCo., 270 kW en máquinas alimentadas por leña) y Caracas (1897, Ricardo Zuloaga, Electricidadde Caracas, hidroeléctrica de 240 kW en El Encantado, rio Guaire). Eran entonces tiempos deuna Venezuela rural, carente de instituciones y una disminuida población de 2 millones dehabitantes todavía azotada por guerras civiles durante todo el siglo XIX. A comienzos del sigloXX la capacidad instalada de generación nacional alcanza a 1.200 kW (1.2 MW) y, en adición aMaracaibo y Caracas, se concentraba en otras cuatro ciudades: Valencia, Barquisimeto, SanCristóbal y Mérida. En la primera mitad del siglo XX el desarrollo del servicio eléctrico enVenezuela avanzó lentamente con el concurso de compañías privadas y algunas extranjeras enmercados aislados y de pequeñas dimensiones, ocasionalmente con la participación puntual demunicipalidades y estados. Con casi inexistentes vías de comunicación y de interconexióneléctrica el país no existía como un todo. A partir de 1920 la economía nacional acusa ladinamización de su actividad por gracia de la insurgente industria petrolera. El crecimiento de lademanda comercial e industrial se activa en las pujantes grandes ciudades y Caracas, enparticular, vió expandir su entera capacidad de generación hidroeléctrica en los ríos Guaire (ElEncantado, Los Naranjos de 2 MW y Lira de 350 kW en 1911); Mamo (Caoma, 3.2 MW, 1924;Marapa, 2.6 MW, 1931) e Izcaragua (1.6 MW, 1934) hasta alcanzar un total de 19 MW en 1944.Era entonces necesario incursionar en la generación termoeléctrica y La Electricidad de Caracasinstala en 1930 su Planta La Guaira con 4 MW y en 1933 añade 5 MW. La interconexión entre ellitoral y la ciudad capital, sin embargo, precisaba salvar distancias en montañas y establecercorredores eléctricos. Ello dio lugar, casi que por fuerza, a una Ley de Servidumbre deConductores Eléctricos dictada en Agosto de 1928 por el Congreso Nacional. Habrían detranscurrir 70 años para cuando, en 1999, se formulara la primera Ley Orgánica del ServicioEléctrico en Venezuela. Dicho de otra forma: con apenas una Ley de Servidumbre como únicomarco jurídico del Sector, los capitales privados y público coexistieron en la construcción de unrobusto sistema interconectado nacional durante la segunda mitad del siglo XX. A la muerte deJ. V. Gómez en 1935 la nación contaba con 71 MW de capacidad instalada en un dispersoconjunto de ciudades en el interior y en las grandes capitales de estados, sirviendo sólo un 30%de una población de 3.5 millones de habitantes. En el contexto de naciones de Latino Américaocupábamos uno de los más bajos índices de desarrollo eléctrico. Este mapa eléctrico de los
 
años 40s, que hoy nos luce rezagado tecnológicamente y sin las dimensiones de la interconexióna grandes voltajes que Venezuela actualmente exhibe, es equiparable al mismo mapa eléctricoque hoy se nos quiere imponer como
generación distribuida
, desiderátum de sistema eléctricomuy propio de la Cuba anclada en los años 50s y que, en un insensato salto regresivo en eltiempo, ha sido adoptado en el siglo XXI por una CORPOELEC inviable. En los diez años quesiguieron a la muerte de J. V. Gómez inicia un proceso de institucionalización de la República,expansión económica y modernización de la infraestructura. El servicio eléctrico, enconsecuencia, es privilegiado por un hecho de radical importancia histórica. En 1946 se crea laCorporación Venezolana de Fomento y se diseña el primer Plan Nacional de Electrificación conparticipación de la consultora norteamericana Burns & Roe. De la CVF nacen dos corporacionesestatales, complementarias en sus misiones, cuales son la Cia. Anónima de Administración yFomento Eléctrico (1958), cuya tarea fue electrificar el país a partir de la unificación de 20empresas eléctricas regionales, y la Comisión de Estudios para la Electrificación del Caroní (1956), devenida luego en CVG EDELCA. Cuatro décadas más tarde, finales de los años 90s,CADAFE había electrificado a un 90% de las poblaciones mayores de 5.000 habitantes y EDELCAhabía ejecutado el más formidable proyecto de hidroelectricidad en el mundo (Macaguas I, II yIII; Guri I y II, Caruachi en 20% de avance físico) con una capacidad conjunta de presas enescalera de 15.000 MW y un sistema interconectado nacional de 10.000 kilómetros de líneas detransmisión a muy altos voltajes (230 kV, 400 kV y 765 kV) que nutre de energía limpia,renovable y barata a los centros urbanos e industriales de Oriente, Occidente y Centro del país,amén de fertilizar Ciudad Guayana (800.000 habitantes) y el complejo de industrias pesadas delHierro, el Acero y el Aluminio. La hidroelectricidad del Caroní nos significa un volumen de540.000 barriles equivalentes de petróleo por día y nutre de renta a la renta petrolera, es sumejor siembra. Dicho de otra forma: sin el Caroní y si hipotéticamente generando un volumende termo-electricidad igual en magnitud (a la del Caroní), Venezuela hubiera habido de sacrificaren estos tiempos la exportación de cerca de 500.000 barriles de petróleo por día. Si algunavisión estratégica tuvimos en el siglo XX, que las hubo, la visión del Caroní califica como la mássabia. Esta visión de país es hechura de un conjunto de venezolanos excepcionales, entre ellosR. Alfonzo Ravard, R. DeLeón, R. Tellería, continuadores de iniciativas y esfuerzos de los nopocos Ricardos Zuloagas que les precedieron desde medio siglo antes. El Caroní, sin embargo,ha sido victimizado como
debilidad estratégica
por la nomenklatura revolucionaria del siglo XXI,a manera de coartada mediática para invisibilizar el éxito de su anti-planificación (en manosvitalicias de un Giordani), de su desprofesionalización (capitaneada por Alí Rodríguez) y de sudelincuencia instituida (R. Ramírez). Héctor Navarro, de quien nada que implique pensamientopropio pueda esperarse, es ahora portavoz de leyendas chuscas. Todos ellos, para quienesdestruir es sencillo como quiera que nunca trabajaron constructivamente y menos en el SectorEléctrico, son responsables política y penalmente de los daños a la Nación causados por su crisiseléctrica. Por si fuera poco, a la crisis de generación-transmisión superpusieron una crisisinstitucional cual es su personalísima creación revolucionaria de un frankestein llamadoCORPOELEC. Antes de tratar la inviabilidad de CORPOELEC, es obligante reseñar dos hechos quele preceden: el primero es la política de privatización de las estatales eléctricas (exceptoEDELCA) y el segundo es la desnacionalización de la Electricidad de Caracas.
2 Privatización de las estatales eléctricas
 
La configuración institucional-corporativa del Sector Eléctrico venezolano, una centenariaentente público-privada, llega entonces al siglo XXI con muchísimos más éxitos que susfocalizados fracasos, entre los cuales destaca la corrupción e ineficiencia corporativa de laCADAFE desde mediados de los años 80s en adelante. Son éstos los años de modelosexperimentales en la Inglaterra de Thatcher conocidos como
desregulación de los servicios públicos,
desregulación inspirada en la libre competencia de mercados (Adam Smith), entre ellosel servicio eléctrico, y que fueran adoptados acríticamente en algunos países latinoamericanos,notablemente en Argentina con también notables resultados adversos, al igual que ocurriría porigual en la Inglaterra contemporánea. La permitida corrupción en CADAFE, al igual que lainducida crisis eléctrica del siglo XXI, conllevan intencionalidad y la intencionalidad no podía serotra que de las clases políticas. Así entonces, en aras de erradicar la corrupción en CADAFE elEjecutivo alentó la privatización regionalizada de sus filiales y tal tarea le es confiada al Fondo deInversiones de Venezuela (1974), detentador de las mayorías accionarias en CADAFE, ENELVEN yENELBAR. En Octubre de 1998 es privatizado el Sistema Eléctrico de Nueva Esparta, pero enDiciembre 1998 ocurre un cambio de gobierno. Detuvimos de inmediato los procesos deprivatización en la agenda del FIV para 1999 (Monagas-Delta Amacuro, ENELVEN y ENELBAR,Centro, etc.). La razón es casi de sentido común y económico: sin Ley Eléctrica mal podrían laNación y los capitales privados, nacionales e internacionales, comprometerse en un modelofinanciero que diera sustentabilidad a las nuevas inversiones, inversiones por demás cuantiosashabida cuenta que duplican cada 15 años en economías no saturadas eléctricamente.Infelizmente para Venezuela, el Ejecutivo había vetado invertir en las empresas estatales a serprivatizadas, un proceso que por torpezas e intereses criollos se extendió por más de un lustro yasí, en un mientras tanto de la política, llegamos en 1999 a una desinversión acumulada de$5.000 millones en CADAFE, ENELVEN y ENELBAR. Mal podría Venezuela, más aún, desregularen ausencia de regulación jurídico-institucional que aún no tenía. Una vez más, la nomenklaturarevolucionaria del siglo XXI invoca recurrentemente este desacierto histórico como causaexhaustiva de la crisis eléctrica en el siglo XXI, no importando que ya en Diciembre 1999hubiéramos consagrado en la primera Ley Eléctrica un consensuado modelo económico, planesde transición para la expansión de la generación termoeléctrica y capitales estatales suficientespara salvar este hito.
3 Desnacionalización de la Electricidad de Caracas
 En Mayo 2000, a escasos meses de la promulgación de la Ley Eléctrica, y contraviniéndola, elEjecutivo desnacionalizó la Electricidad de Caracas. Una vez más, la nomenklaturarevolucionaria falsifica la historia endosando a los accionistas de la EDC la culpabilidad de ladesnacionalización. La historia es otra y explica muy bien el actual estado de cosas enCORPOELEC con referencia a las crecientes fallas eléctricas en la Capital. Miraflores favoreció lacompra de la Electricidad de Caracas por la empresa norte-americana AES, empresa financierade incierto capital y vinculada al Departamento de Estado. En Mayo 2000, Dennis Bakke,presidente de AES Corporation, entraba a Miraflores de la mano de Alí Rodríguez Araque,entonces al frente del Ministerio de Energía y Minas (MEM), y declaró al salir que el
 Jefe deGobierno será neutro
(sic) ante la desnacionalización de la C.A. Electricidad de Caracas (EDC enadelante), siendo
su compra-venta un negocio entre capitales privados
(sic).Fundada por un grupo de venezolanos liderizados por Ricardo Zuloaga, la EDC era entonces laempresa venezolana de mayor tradición histórica en Venezuela, pionera en la ingeniería de

Activity (8)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 hundred reads
1 thousand reads
Jhoel Eduardo liked this
energia21 liked this

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->