Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
1Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Noticias Uruguayas Domingo 8 de Abril de 2012

Noticias Uruguayas Domingo 8 de Abril de 2012

Ratings: (0)|Views: 61 |Likes:
Published by Alberto Cabrera
CUBA: Octubre de 1962: la mayor crisis de la era nuclear//Informes, testimonios y pruebas SOBRE LAS BALAS DE GOMA//LOS MARINES DESEMBARCARON EN EL CHACO //MUJICA y la JUEZA MOTA //La Teología de la Liberación//Constituyente divide al FA
CUBA: Octubre de 1962: la mayor crisis de la era nuclear//Informes, testimonios y pruebas SOBRE LAS BALAS DE GOMA//LOS MARINES DESEMBARCARON EN EL CHACO //MUJICA y la JUEZA MOTA //La Teología de la Liberación//Constituyente divide al FA

More info:

Published by: Alberto Cabrera on Apr 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/22/2013

pdf

text

original

 
La Crisis de Octubre de1962
Se cumplirán 50 años de laCrisis de Octubre de 1962 (paralos cubanos), Crisis del Caribe(para los soviéticos) o Crisis delos Misiles (para losnorteamericanos). Resultó laprimera vez, y afortunadamente laúltima hasta ahora, en que lahumanidad se vio al borde de la guerratermonuclear.Para muchos cubanos de hoy, esa es una historiareferencial, pero no lo suficientemente conocida.Granma inicia hoy la publicación de variosmateriales periodísticos que abordarán el recuento
 
histórico y el análisis de aquellos días en que elpueblo cubano sostuvo una actitud tan firme y dignaque se recordará siempre como una página gloriosade la resistencia.
 
Ruben G. Jiménez Gómez, teniente coronel (r) de las FAR y fundadorde las Tropas Coheteriles, es autor del libro Octubre de 1962: la mayorcrisis de la era nuclear, donde lleva al lector, de una manera sencilla,a importantes pormenores de aquellos acontecimientos.
 
Octubre de 1962: la mayor crisis de la era
 
nuclear
 
Surge una idea audaz e inesperada
 
RUBÉN G. JIMÉNEZ GÓMEZ (*)
 
En una ocasión, Anastas Mikoyan, primer vice Primer Ministro de la URSS,refiriéndose al apoyo de la dirigencia soviética a la Revolución Cubana, expresó quelos comunistas de la vieja guardia llevaban muchos años esperando que otro paíshiciera una revolución socialista por generación espontánea, entoncesinesperadamente Cuba la realizó sin que interviniera "la mano de Moscú" para nada,por lo que todos estaban como niños con un juguete nuevo... Puede ser que no lodijera con esas palabras textuales, peroeste era el sentido.
FIDEL Y NIKITA JRUSCHOV.
Nikita Jruschov no fue indiferente ante lanueva Cuba y su joven líderrevolucionario. El Primer Ministro de laURSS recibía por distintas vías unaamplia información sobre la situaciónexistente alrededor de Cuba y estabaconvencido de que después de laderrota de Playa Girón los EstadosUnidos organizarían de nuevo lainvasión, apostando solamente a lavictoria en esta ocasión.
 
ENTRE TEMORES EINTERROGANTES
 
No se han fijado con exactitud elmomento, las circunstancias y ni siquierael lugar en que el líder soviético tomó sucélebre decisión, pero una serie deindicios y publicaciones apuntan a queesto sucedió en abril de 1962. En susmemorias, publicadas entre los años1990 y 1995 por la revista
Cuestiones de historia
, Jruschov plantea que estaba
 
seguro de que una nueva acción sería organizada con grandes fuerzas; inclusopensaba que si utilizaban de nuevo a los contrarrevolucionarios, con ellos irían lastropas estadounidenses, pero con el uniforme de los cubanos. Luego, mientras seaclaraba quiénes habían actuado en realidad, ya el asunto habría concluido. Podríanhaber distintas variantes de agresión, incluyendo la invasión directa por los EstadosUnidos o una autoagresión en la Base Naval de Guantánamo. Qué sentido tendríadespués tratar de aclarar quién tenía la razón, si ya no existiría Fidel y en La Habanase habría instalado un nuevo Batista para hablar en nombre del pueblo cubano; elasunto ya habría concluido. Solo quedaría hacer una condena de carácter moral,mas cuando algo se decide por la fuerza de las armas la moral es desechada.Había que hacer algo extra por la seguridad de Cuba, ¿pero qué? ¿con algunadeclaración o advertencia? Pero eso no hubiera causado un gran efecto en losagresores si no llegaran a sentir tras esa advertencia una fuerza real. Habría queemprender una acción de importancia. ¿Cómo salvar a Cuba teniendo en cuenta laubicación geográfica de la URSS, su lejanía con respecto a Cuba y la cercanía deesta a los Estados Unidos? La situación era difícil.Ahora bien, ¿eran fundados estos temores del líder soviético? Si creemos a RobertMcNamara, secretario de Defensa en el gabinete de Kennedy, resulta que no. Éldeclaró que nunca hubo el propósito de invadir a Cuba y lo hizo en dos ocasiones,en las reuniones celebradas entre norteamericanos, soviéticos y cubanos en 1987 y1992 para analizar los acontecimientos. Mas Pierre Salinger, uno de loscolaboradores íntimos de Kennedy, escribió en el periódico International HeraldTribune: "Tengo gran respeto por el señor McNamara, pero su insistencia en que losEstados Unidos nunca intentaron invadir a Cuba hace caso omiso de los hechos"
(1)
 ...Indudablemente, los hechos pregonaban una agresión, y por aquellos días sedesarrollaba a plena marcha la Operación Mangosta, cuyo objetivo final era lainvasión de Cuba. Según el calendario aprobado, entre abril y julio se fortalecería laactividad clandestina en la Isla; en correspondencia con esto, se incrementó lainfiltración de grupos de espías y especialistas para crear las condiciones quepermitieran unificar las organizaciones contrarrevolucionarias que actuaban en elpaís, entrenar a los integrantes de las bandas, las que eran más de setenta enaquellos momentos en las regiones montañosas, y recibir los cientos de toneladasde armas, municiones y explosivos que ya se estaban introduciendo por las costaspara preparar el levantamiento popular que se planeaba. Se incrementabanrápidamente las actividades terroristas y de sabotaje; para tener una idea de laintensidad que alcanzaron, baste señalar que en solo catorce meses, desde laaprobación de la Operación por el presidente Kennedy en noviembre de 1961 hastaenero de 1963, se realizaron 5 780 acciones contra Cuba, de las cuales 716 fueronsabotajes de envergadura contra grandes objetivos económicos
(2)
. Es decir, unastrece diarias, dos de ellas de primera importancia. En esa época los acontecimientosse desarrollaban intensamente, y cada noche los cubanos se iban a la cama con laincertidumbre de lo que podría pasar al día siguiente.Se calcula que los primeros planes de contingencia contra Cuba, que el Presidentehabía solicitado a la Junta de Jefes de Estados Mayores, fueron presentados a suaprobación a principios de abril de 1962, pues el día 10 Kennedy ratificó al cabecillacontrarrevolucionario Miró Cardona la disposición de su Gobierno de resolver elproblema cubano por medio de las armas. En correspondencia con esto, secomenzaron el adiestramiento de las posibles fuerzas participantes y la preparaciónde los estados mayores para dirigir grandes operaciones de desembarco aéreo y

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->