Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
16Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
FEMINISMO POLICÍACO, FEMINISMO FASCISTA.

FEMINISMO POLICÍACO, FEMINISMO FASCISTA.

Ratings:

1.0

(1)
|Views: 1,243|Likes:
Published by karlosluckas
En la jornada del 29-M a mi amigo D le abrió la cabeza la policía. El recuerdo de su rostro, ensangrentado pero valeroso y sereno, me persigue. Mi amiga C cuenta en un informe la situación de los detenidos en su ciudad en esa fecha, lo duro que es el encarcelamiento. En total, el 29-M hubo unos 200 detenidos y unos 80 heridos, media docena graves. Ese día se vio a mujeres policías ejerciendo la violencia, en particular en Barcelona, donde las féminas de los Mossos son singularmente violentas, como integrantes de un cuerpo represivo que acumula no pocas denuncias por torturas. Golpean con las porras a otras mujeres y a otros hombres pues no son sexistas.
En la jornada del 29-M a mi amigo D le abrió la cabeza la policía. El recuerdo de su rostro, ensangrentado pero valeroso y sereno, me persigue. Mi amiga C cuenta en un informe la situación de los detenidos en su ciudad en esa fecha, lo duro que es el encarcelamiento. En total, el 29-M hubo unos 200 detenidos y unos 80 heridos, media docena graves. Ese día se vio a mujeres policías ejerciendo la violencia, en particular en Barcelona, donde las féminas de los Mossos son singularmente violentas, como integrantes de un cuerpo represivo que acumula no pocas denuncias por torturas. Golpean con las porras a otras mujeres y a otros hombres pues no son sexistas.

More info:

Categories:Types, Reviews, Book
Published by: karlosluckas on Apr 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/28/2014

pdf

text

original

 
FEMINISMO POLICIACO,FEMINISMO FASCISTA
En la jornada del 29-M a mi amigo D le abrió la cabeza la policía.El recuerdo de su rostro, ensangrentado pero valeroso y sereno, mepersigue. Mi amiga C cuenta en un informe la situación de los detenidosen su ciudad en esa fecha, lo duro que es el encarcelamiento. En total,el 29-M hubo unos 200 detenidos y unos 80 heridos, media docenagraves. Ese día se vio a mujeres policías ejerciendo la violencia, enparticular en Barcelona, donde las féminas de los Mossos sonsingularmente violentas, como integrantes de un cuerpo represivo queacumula no pocas denuncias por torturas. Golpean con las porras aotras mujeres y a otros hombres pues no son sexistas.Mujeres (policías) que atacan a mujeres (huelguistas) el 29-M: asíse realiza la famosa “solidaridad femenina” y, por supuesto, todo estodemuestra que “la mujer es una clase social explotada y oprimida por elhombre”, como dice Lidia Falcón, que convivió muy amigablemente conla Sección Femenina de Falange Española bajo el franquismo y queluego se hizo feminista androfóbica, policiaca, militarista yexterminacionista, hasta hoy, cuando exige encarcelar a cientos demiles de varones. Las ideas de esta señora han ido del fascismo(falangista) al fascismo (feminista): está donde estaba
1
.A mi amigo E, ya hace años, unos policías, entre ellos una mujerpolicía, le detuvieron en una manifestación y le “maltrataron” despuésen los calabozos, aunque pudo ponerles una denuncia e incluso ganó el juicio. Yo mismo tuve un desafortunado incidente con una mujer policíaen una acción de protesta por cuestiones medioambientales. Estaagente, de formidable envergadura física, fue la más bravucona ymatasiete de todo el contingente policial enviado a reprimirnos. Meintimidó a mí, a los periodistas que cubrían la noticia y a todos lospresentes, sin discriminar entre mujeres y varones. Lo hablé con unaamiga inglesa, V, y me explicó que en su país era corriente que lasféminas policías fueras las más agresivas, a menudo más que suscolegas varones. La loa feminista de la policía está dando sus frutos.
1
Un dato bien sabroso es que en “España” la biblia del feminismo neo-machista y feminicida porexcelencia, “
El segundo sexo
” de Simone de Beauvoir fue editado dos veces bajo el franquismo porgrupos de mujeres adscritos a la Sección Femenina, porque veían en tan repulsivo librito, que es ademásun canto exaltado al capitalismo, la confirmación de sus ideas. En esos despeñaderos anduvieron variasde las que luego se presentaron como feministas, no sólo la citada.
 
2
Se nos dice que la policía está para “proteger al ciudadano” perono se nos dice quién protege al “ciudadano” de la policía. En efecto,cada año se ponen en “España” unas dos denuncias diarias a loscuerpos policiales por “malos tratos”, torturas, cifra que quizá no sea niel 10% de los casos realmente acaecidos, pues la gente tiene pánico adenunciar a la policía por “malos tratos” ya que se pueden encontrarcon más, mucho más, de lo mismo.Durante años en el País Vasco ha sido todavía peor, gracias a jueces progresistas, feministas y de izquierda, como Garzón, queamparaban tales espantosas prácticas, al cien por cien franquistas. Unabuena parte de las personas víctimas de lo que eufemísticamente sedenominan “malos tratos policiales” pero que otros simplementecalifican de “torturas”, son mujeres. A menudo mujeres (detenidas) son“objeto de malos tratos” por mujeres (policías), lo que es compresiblepues más o menos el 20% de los integrantes de los cuerpos represivosresultan ser féminas, porcentaje que crece año tras año, por lo quepronto se aproximará al 50%.Así las cosas tomo “
Madrid 15m
”, nº 1, marzo 2012, periódico del15-M en Madrid, y encuentro dos artículos “de género” firmados porgrupos feministas en los cuales se hace una defensa acalorada de la Leyde Violencia de Género, norma legal copiada de las leyes de excepcióndel franquismo. Se presentan a los cuerpos policiales como“protectores” de la mujer y se llama a las féminas a cooperar con lapolicía, denunciando a los reales o supuestos “maltratadores”, o sea, selas exhorta a hacerse confidentes, chivatas y colaboradoras de loscuerpos represivos.Según el feminismo, la misma policía que ha sembrado el miedoen las calles para salvaguardar al capitalismo el 29-M y ha reprimido amujeres huelguistas y manifestantes, es la que “protege” a las féminasde los hombres (los textos citados son tan extremistas en su androfobiaque ni siquiera diferencian entre hombre maltratadores, una ínfimaminoría, ni el 0,0001%, y hombres en general). Es más, anima a lasmujeres a cooperar con la policía, a hacerse uña y carne con ella, aaplaudirla y jalearla como su “protectora”.¿A qué suena esto? Obviamente a extrema derecha. Hasta que elEstado lanzó a finales de los años 90 del siglo XX su aviesa campañacontra “la violencia de género”, la única fuerza política que se atrevía adefender en público a la policía eran los grupos fascistas y neo-nazis.Para ellos, dado el rechazo universal que concita entre nosotros la idea
 
3
fascista, su única posibilidad de llegar al poder es con una intervenciónmilitar-policial, como en 1936, con un golpe de Estado. Ahora al coro dela jauría de la extrema derecha se ha sumado el feminismo.A éste nada le importa las dos denuncias diarias por torturas, nilo que ha sucedido el 29-M. Es más, supongo que dado su odiopatológico a los hombres comunes, que va unido a su amor exaltado porlos hombres policías, entraría en éxtasis y estallaría de placer de habervisto el rostro de D ensangrentado. Su meta es un Estado policialperfecto, con cárceles repletas y campos de concentración a rebosar, enlos cuales los varones, esos seres perversos que viven, todos ellos, paraexplotar, maltratar, violar y asesinar a las mujeres, reciban sumerecido. No las detiene la fácil observación de que todo Estado policial,se monte con el pretexto que se monte, es un Estado fascista. Los y lasfeministas, al exigir a gritos la implantación del Estado policial,manifiestan ser eso, nazis de nuevo tipo.La cosmovisión feminista es extremismo derechista actualizado.Por ejemplo, la fe en que los grandes problemas sociales tienen unasolución represiva y que basta con ir incrementando la represión pararesolverlos es franquismo en su estado más puro. Pretender solucionarel muy real y muy grave problema de la violencia masculina contra lasmujeres por medio de una ley de excepción, la de Violencia de Género,es una enormidad propia de Franco, pues cuanto más dramáticos ygraves son los problemas concretos de la vida social menos valen lassoluciones exclusivamente policiales, represivas, carcelarias.La experiencia muestra que en estas graves cuestiones hay querealizar profundas transformaciones sociales, en la calidad de laspersonas y en los sistemas de ideas prevalecientes, para alcanzarsoluciones: esta es la respuesta no-fascista.Ya nadie puede negar, tras 7 años de aplicación, que la Ley deViolencia de Género ha sido un fracaso en la meta que se proponeverbalmente, erradicar la “violencia de género”. En efecto, a pesar deque se ocultan las estadísticas (el actual Estado feminista,neopatriarcal, neomachista y feminicida, sigue considerando a lasmujeres como menores de edad y les escamotea los datos), sabemos quedesde su entrada en vigor el porcentaje de mujeres asesinadas se haincrementado en, aproximadamente, un 50%.La respuesta feminista a esto es la propia de su mentalidadderechista extrema; más policía, más cárceles, más denuncias, más

Activity (16)

You've already reviewed this. Edit your review.
marthaelisarq reviewed this
Rated 1/5
Malo
1 thousand reads
1 hundred reads
Elcaminodehierro liked this
Juan Alves liked this
Anxo Dopico liked this

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->