Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Save to My Library
Look up keyword
Like this
0Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
PROLOGO A EL CAUTIVO, GONZALO ROJAS

PROLOGO A EL CAUTIVO, GONZALO ROJAS

Ratings: (0)|Views: 12 |Likes:
Published by JuanaPuga

More info:

Published by: JuanaPuga on Apr 08, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/08/2012

pdf

text

original

 
PROLOGO A EL CAUTIVOGonzalo Rojas
Déjenme decir en diez minutos que la poesía de esta Juana de Chileque acabo de leer es un rehallazgo. Un reencuentro con la Palabra quemás amé: la marginal y la libérrima, la que dice y no alcanza, la deldistanciamiento que a la vez es relámpago, el neuma ígneo de lo neutro.Lo neutro (ni lo alto ni lo bajo, ni lo claro ni lo oscuro): el zumbido delenigma. Ahí estas cinco líneas que se me dan como clave:
Sobre la mesa hojasque no fueron escritasBlancas flores marchitasen un vaso sin aguaLa imagen de una silla
 No hay análisis quirúrgico que descifre el ejercicio visionario. Parael que tenga oreja para oír y ojo de asombro el golpe del sin-sentido delMundo está ahí. El descrédito de la famosa realidad que pareceevaporarse lo mismo que la liturgia de la sintaxis tradicional. ¿Nuncahabrá de entenderse que hay que leer la red entera para captar laurdimbre? Por otra parte, no es mío entrar en la espesura teórica en esteinstante de encantamiento aunque me sé por afinidad de temple y delenguaje las estrategias del balbuceo. De ahí que partiera justo por estetexto.Ahora, de los otros cuarenta o más, será el lector quien diga, comosiempre. El sí y el no, las preferencias, los desdenes. Que apunten ydisparen. Lo sucio en este caso es el murmullo murmurante y el rencor,la pestilencia seca del rencor.Pero nadie podrá negar la transparencia y la contención quediscurren por lo hondo de estas páginas parcas cuya vivacidad y lozaníarecuerdan de repente la centella aforística del gran Antonio Porchia a
quien nuestra escritora desconoce: “La poesía se hace no sabiéndola

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->