Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more ➡
Download
Standard view
Full view
of .
Add note
Save to My Library
Sync to mobile
Look up keyword
Like this
2Activity
×
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Los Sentidos Del Sufrimiento

Los Sentidos Del Sufrimiento

Ratings: (0)|Views: 292|Likes:

More info:

Published by: Centro Médico Emmet on Apr 13, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See More
See less

06/09/2013

pdf

text

original

 
LOS SENTIDOS DELSUFRIMIENTO
Prof. Belén Altuna Lizaso
 
Para Jone, “in memoriam
Eres Tristeza que anda grávida por los pasillos blanquísimos del hos-pital. Tus pasos han sido rápidos hasta llegar al edificio. Después, en elhall, han empezado a hacerse más lentos. Esa extraña casa de pasillos ypuertas interminables es ya casi tu casa. De hecho, es ahí donde se reúnetu familia, donde se ha trasladado el hogar. Subes a la segunda planta,sección de oncología. Tus pasos son cada vez más pausados, respirashondo, te paras un momento.Por fin, la Tristeza entra en la habitación disfrazada de Alegría. Ella, casitan blanca como las sábanas que la envuelven, te hace un gesto de recono-cimiento con la mirada, tal vez un mínimo esbozo de sonrisa, que no alcan-za a ser ni una sombra de su sonrisa, la radiante. Besos y mimos. Te pregunta:–¿Qué hora es?–Las tres.–¿Del día o de la noche?–Del día.–¡Todavía! –murmura.Esa conversación se va repitiendo una y otra vez.–¿Qué hora es?–Sobre las siete. Está amaneciendo. Hoy hemos encargado un solestupendo para ti.–¡Todavía! –murmura.Ninguna de las horas del día es ya soportable. Y tú sabes que el arsenalde humor cariñoso que has intentado desplegar durante todos estos meses yani siquiera le llega. Que ha luchado mucho y que ya sólo quiere descansar.Y que lo único que puedes hacer es estar ahí, acompañándola hasta el final.
Mientras desgrano estos recuerdos, me viene a la cabeza el filó-sofo Emmanuel Lévinas. Reflexionando sobre la inutilidad del dolor(1982), afirma: “Que en su fenomenidad propia, intrínsecamente, elsufrimiento sea inútil, que sea «para nada», tal es lo mínimo que deél se puede decir”. Luego repasa algunas de las formas en las que his-tóricamente se ha ido justificando el sufrimiento, los modos en losque se ha querido ver, en ese sufrir que aparentemente parece gra-tuito, absurdo o arbitrario, una significación y un orden. Lévinas lasrechaza todas, y concluye:
mi propio sufrimiento 
no tiene un senti-do
en sí 
, no tiene un sentido para mí (a menos que yo construya oedifique ese sentido para hacerlo llevadero), el único sufrimiento quetiene sentido, un sentido
claro 
, para mí, es el
sufrimiento de los otros 
.
Los sentidos del sufrimiento 
217

You're Reading a Free Preview

Download
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->