Welcome to Scribd. Sign in or start your free trial to enjoy unlimited e-books, audiobooks & documents.Find out more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
2Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Ultimos Dias en Alzheimer

Ultimos Dias en Alzheimer

Ratings: (0)|Views: 301|Likes:
Published by terapianeural1

More info:

Published by: terapianeural1 on Apr 14, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/21/2014

pdf

text

original

 
geriatrianet.com
Revista Electrónica de Geriatría y Gerontoloa
http:/ / www.geriatrianet.com 
LA ULTIMA ETAPA DEL ENFERMO DE ALZHEIMER: MORIR BIEN
Autor:
 
Bátiz Jacinto 
Jefe de la Unidad de Cuidados PaliativosHOSPITAL SAN JUAN DE DIOS (Santurce/Vizcaya)
Correspondencia: 
Jacinto Bátiz CanteraUnidad de Cuidados PaliativosHospital San Juan de DiosAvd. Murrieta, 7048980 Santurce-Vizcaya. España jbatiz@hsjd.es 
 
geriatrianet.com
vol.5, nº1, año 2003
 
La última etapa del enfermo de Alzheimer: MORIR BIEN Batís J.
http:/ / www.geriatrianet.com
 
2
Resumen
La enfermedad de Alzheimer tiene un comienzo, esto lo saben muy bien lafamilia de los enfermos, sus cuidadores, pero también tiene un final. Un final enel que aún hay mucho que hacer por el enfermo y por su familia. Esto también loconocemos los profesionales de la salud que atendemos a estos enfermos en elfinal de sus vidas. No debemos olvidar que el enfermo continua siendo unapersona, incluso en esta etapa final. No es un vegetal, es una persona con unaforma distinta de vivir.Llegó la última etapa. El enfermo va a morir en breve. Después de haberlecuidado con exquisitez durante toda su enfermedad es muy importante queayudemos a que muera bien. El resultado final de morir no podemos modificarlo,pero el cómo morir sí lo podemos modificar. No debemos ni alargar ni acortar elproceso de morir; lo que tenemos que hacer es facilitar que este proceso seatambién confortable como lo hemos intentado durante todo el proceso de suenfermedad. Morir bien es morir acompañado, con los síntomas molestoscontrolados.
Palabras clave:
Enfermo de Alzheimer. Morir bien. Cuidadores.Sin duda alguna todos deseamos morir bien, aunque lo que no deseamoses morir, pero no debemos olvidar que, a pesar de estar mejorando la vida yestar dando a las personas más márgenes de elección, hoy por hoy morimostodos, y muchos no mueren bien. Morir bien, al igual que vivir bien, requiere unacierta planificación en lo material y en lo emocional.El gran reto que se nos plantea hoy es el concepto de morir bien comopuede ser el detectar el dolor total del moribundo (dolor físico, dolor emocional,familiar, social y espiritual) para que podamos responder a él de una maneraeficiente y eficaz. Cuando hablamos de dolor físico nos estamos refiriendotambién a todos los demás síntomas físicos que deterioran la calidad de vida yque van a entorpecer la experiencia del morir.Un niño preguntaba:
“¿Morirse duele?”.
Tal vez no se pueda respondercon la categoría de nuestra experiencia personal, porque nosotros aún no noshemos muerto, pero sí podemos afirmar que en los casos de enfermedad graveexisten médicos y demás profesionales de la salud muy hábiles y muy buenosmedicamentos para suprimir o controlar el dolor, que hacen que las personaspuedan morirse tranquilas en su domicilio o en un hospital y que nos permiten alos familiares y amigos que les queremos, acompañarles hasta su final.Para poder conseguir que el enfermo de Alzheimer, cuando llegue a suúltima etapa, pueda MORIR BIEN tendremos que tener muy en cuenta todassus necesidades; es preciso que pensemos en él y no en nosotros; tal vez enocasiones deseamos evitar “nuestro” sufrimiento sin pensar qué es lo que puedeprovocar “su” sufrimiento.
 
geriatrianet.com
vol.5, nº1, año 2003
 
La última etapa del enfermo de Alzheimer: MORIR BIEN Batís J.
http:/ / www.geriatrianet.com
 
3
 La manera de morir de cada persona dependerá fundamentalmente devarios elementos: de la personalidad del propio enfermo, del tipo de enfermedadterminal y de la calidad de la asistencia médica, así como de la ayuda humanaque reciba durante el proceso de morir. Es sobre este último elemento sobre elque vamos a poder influir tanto los profesionales de la salud como loscuidadores que vamos a cuidar en esta última etapa al enfermo de Alzheimer.La enfermedad de Alzheimer tiene un comienzo, dura un tiempo, esto losaben muy bien la familia de los enfermos, sus cuidadores, pero también tieneun final. Un final en el que aún hay mucho que hacer por el enfermo y por sufamilia. Esto también lo conocemos los profesionales de la salud que atendemosa estos enfermos. Por todo esto, no debemos olvidar que el enfermo continúasiendo una persona, incluso en esta etapa final. No son vegetales, no sonobjetos, son personas con una forma distinta de vivir. La doctora CecilySaunders nos lo recuerda cuando dice:
“Tu importas por ser tu; tu importas hasta el último momento y haremos todo lo posible no solo por ayudarte a morir mejor, sino a vivir hasta el final”.
 Los Cuidados Paliativos como ejercicio profesional en la fase final de estaenfermedad no pretenden “dejar de hacer”, sino intentan modificar la forma deacontecer el proceso de morir, favoreciendo que este proceso se produzca sinsufrimiento.Los médicos clínicos que estamos junto al enfermo comprendemos quelos seres humanos mueren, que necesitan ser atendidos y consolados en elmomento de morir, y aliviados del dolor, del sufrimiento. Nos percatamos que elmorir es parte de la vida, que la muerte debe ser aceptada y que entonces escuando nos preguntamos: ¿cuál es la mejor manera de tratar a un enfermo queva a morir?. El doctor Martinez Lage declaraba recientemente al Diario Médico:
“…si un médico busca la mejor calidad de muerte, la consecución de este fin está en los Cuidados Paliativos bien administrados…”.
La Medicina Paliativapuede hacer que los enfermos tengan una buena y tranquila muerte cuando noha sido posible curar su enfermedad y progresa hacia una etapa finalacompañada de gran sufrimiento. Es este un momento adecuado para sugerirque todos los médicos debieran estar formados para saber administrar todo tipode remedios paliativos y de alivio del dolor y del sufrimiento en su fase terminal.Cuidar en el final de la vida de un enfermo de Alzheimer es una tareadifícil, diría yo que heroica, pero necesaria para el enfermo porque en esta fasefinal tiene también muchas necesidades que nosotros podemos aliviar. Es unmomento muy importante para el familiar, para el cuidador, que necesitademostrarse a sí mismo que ha hecho todo lo que ha podido hasta el final.Cuando la situación del enfermo se acerca a su final, la familianuevamente se siente desbordada por una sintomatología que aunque se haproducido anteriormente, esta vez no cede al tratamiento, o al contrario, se

Activity (2)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->