Welcome to Scribd, the world's digital library. Read, publish, and share books and documents. See more
Download
Standard view
Full view
of .
Look up keyword
Like this
3Activity
0 of .
Results for:
No results containing your search query
P. 1
Neurotóxicos medioambientales (I). Pesticidas: efectos adversos en el sistema nervioso fetal y posnatal.

Neurotóxicos medioambientales (I). Pesticidas: efectos adversos en el sistema nervioso fetal y posnatal.

Ratings: (0)|Views: 556|Likes:
Published by Disiciencia
Acta Pediatr Esp. 2005; 63: 140-149
J.A. Ortega García, J. Ferrís i Tortajada, A. Canovas Conesa1, E. Apolinar Valiente, E. Crehuá Gaudiza,
J. García i Castell2, M. Carmona Calvo3
Acta Pediatr Esp. 2005; 63: 140-149
J.A. Ortega García, J. Ferrís i Tortajada, A. Canovas Conesa1, E. Apolinar Valiente, E. Crehuá Gaudiza,
J. García i Castell2, M. Carmona Calvo3

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Disiciencia on Apr 19, 2012
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/02/2014

pdf

text

original

 
PEDIÁTRICA
(Acta Pediatr Esp. 2005; 63: 140-149) 
REVISIÓN
140
6
Resumen
Introducción: 
Los pediatras diagnosticamos, cada vez, más pa-cientes con enfermedades neurológicas (cognitivas, conductua-les, motoras, sensoriales y malformativas). Determinar sus cau-sas es, con frecuencia, extremadamente difícil. Los trastornosdel aprendizaje, conducta y desarrollo en los niños son el resul-tado de complejas interacciones entre factores ambientales (fí-sicos, químicos, biológicos, psicológicos y sociales) y genéticosdurante los periodos vulnerables del desarrollo.
Material y métodos: 
Revisión bibliográfica sistemática sobrelos efectos de los pesticidas y otras sustancias tóxicas para elsistema nervioso en desarrollo. Búsqueda en las bases de da-tos Medline, Science Citation Index y Embase de los últimosdiez años sobre los trabajos observacionales de exposición abajas dosis en humanos y de experimentación en animales.
Resultados: 
1) Los neurotóxicos son una amenaza real paralos niños y,aveces, sus efectos adversos aparecen con expo-siciones a niveles actualmente aceptados como seguros; 2)sólo unos pocos han sido ampliamente estudiados, mientrasque sobre la mayoría se ha efectuado una investigación míni-ma; y 3) los principales efectos neurotóxicos derivados de laexposiciónfetal y durante los primeros años de vida a los pes-ticidas son la presencia de hiperactividad, pérdida de vitalidad,alteraciones de la coordinación y de la memoria, disminuciónde la capacidad de dibujar,retraso en el desarrollo neurológi-co, desórdenes conductuales y alteraciones motoras.
Conclusiones: 
1) Los neurotóxicos pueden alterar el de-sarrollo y funciones del cerebro de manera específica y de for-mapermanente; 2) la mayoría de pesticidas son especial-mente neurotóxicos durante los periodos fetal y neonatal;3) los pediatras debemos efectuar recomendaciones sobre labúsqueda de alternativas, minimización y eliminación del usode pesticidas en el entorno infantil; y 4) debemos exigir estu-dios detallados sobre la neurotoxicidad de los pesticidas an-tes de que se les otorgue la licencia para su uso comercial.
Palabras clave
Exposición prenatal, contaminantes medioambientales, into-xicaciones del sistema nervioso, síndromes de neurotoxicidad,salud medioambiental pediátrica
Abstract
Title: 
Environmental neurotoxins. Pesticides: adverse effectson the fetal and postnatal nervous system.
Introduction: 
Pediatricians are diagnosing a growing num-ber of patients with neurological disorders (cognitive, beha-vioral, motor,sensory and malformative). It is often extremelydifficult to determine their causes. Learning, behavioral anddevelopmental disabilities in children are clearly the result ofcomplex interactions between environmental factors (physical,chemical, biological, psychological and social) and genetic fac-tors occurring during the vulnerable periods of development.
Material and methods: 
Asystematic literature search wascarried out to explore the effects of pesticides and other subs-tances that are toxic to the developing nervous system. Thesearch was carried out in Medline, the Science Citation Indexand Embase and involved observational studies on low-doseexposure in humans and on animal experimentation over thepast 10 years.
Results: 
1) Neurotoxins are a real threat to children and theadverse effects sometimes appear after exposure to levels cu-rrently considered safe; 2) a few have been extensively stu-died, while research on the majority has been minimal; and 3)the major neurotoxic effects derived from the exposure to pes-ticides of fetuses and children during the first few years of li-fe are hyperactivity,loss of vitality,changes in coordinationand memory performance, diminished ability to draw,delayedneurological development and behavioral and motor disorders.Conclusions: 1) Neurotoxins can affect the development andfunctions of the brain in a specific and permanent manner; 2)the majority of pesticides are especially neurotoxic during thefetal and neonatal periods; 3) pediatricians should offer re-commendations aimed at the search for alternatives and theminimization and elimination of the use of pesticides in chil-dren’senvironments; and 4) we should demand detailed stu-dies on the neurotoxicity of pesticides before their manufac-turers are granted licenses for their commercial use.
Keywords
Prenatal exposure, environmental pollutants, nervous systempoisonings, neurotoxicity syndromes, environmental health
Correspondencia:
J.A. Ortega García. PEHSU-Valencia. Hospital (Planta 11) Materno Infantil «La Fe». Avda. Campanar,21. 46009 Valencia. ortega@pehsu.org
Neurotóxicos medioambientales (I). Pesticidas: efectosadversos en el sistema nervioso fetal y posnatal
J.A. Ortega García, J. Ferrís i Tortajada, A. Canovas Conesa
1
,E. Apolinar Valiente, E. Crehuá Gaudiza,J. García i Castell
2
,M. Carmona Calvo
3
Paediatric Environmental Health Speciality Unit Valencia (PEHSU-Valencia). Hospital Materno Infantil Universitario «La Fe». Valencia.
1
Facultad de Química. Universidad de Valencia.
Servicio de Anatomía Patológica. Hospital de Sagunto. Valencia.
Servicio de Gestión Medioambiental. Hospital Clínico «San Carlos». Madrid 
Estudio con el soporte de FIS PI/041931
 
Introducción
Los pediatras diagnosticamos, cada vez, más pacientes con en-fermedades neurológicas (cognitivas, conductuales, motoras,sensoriales y malformativas). Los trastornos del aprendizaje,conducta y desarrollo en los niños son claramente el resultadode complejas interacciones entre factores ambientales (físicos,químicos, biológicos, psicológicos y sociales) y genéticos du-rante los periodos vulnerables del desarrollo
1
.Adiferencia delos adultos, la exposición a sustancias químicas neurotóxicasdurante las ventanas de vulnerabilidad en periodos críticos dela organogénesis e histogénesis del sistema nervioso (SN) pue-de hacer que el niño sufra una alteración de la función cerebralde por vida o bien que aparezca durante su etapa adulta
2
.LaUnión Europea insta a los países miembros en su reciente es-trategia sobre medioambiente y salud infantil (SCALE) a formargrupos de especialistas y a mejorar el conocimiento entre losfactores medioambientales y los trastornos neurológicos de lainfancia
3
.Los neurotóxicos pueden alterar el desarrollo y funciones delSN de manera específica y de forma permanente. Unos pocoshan sido ampliamente estudiados (plomo, mercurio; algunasdrogas como alcohol, nicotina, cocaína, opiodes), mientras quesobre la mayoría se ha efectuado una investigación mínima.Aunque no se trate en este trabajo, hay que destacar que el neu-rotóxico más importante para el cerebro en desarrollo (fetal einfantil) en nuestro planeta es la pobreza. La hambruna y la des-nutrición alteran la mielinización y crecimiento del SN, espe-cialmente desde el tercer trimestre del embarazo hasta los pri-meros años de vida. Es la causa más importante de deterioroneurológico en la infancia de nuestro planeta.En esta revisión, primera de una serie sobre los neurotóxi-cos pediátricos, se divulgan aspectos generales y los efectosadversos de los pesticidas sobre el SN fetal y posnatal. Asi-mismo, se comentan las recomendaciones preventivas paraevitar riesgos innecesarios.
Naturaleza del problema
El número de niños afectados por deficiencias del neurodesa-rrollo es importante y parece incrementarse:Sólo los problemas del aprendizaje pueden estar afectan-do, aproximadamente, a entre un 5 y 10% de los niños esco-larizados
4, 5
.El número de niños en programas de educación especialclasificados con problemas del aprendizaje aumentó en un191%, entre 1977 y 1994, en los países occidentales
6
.El déficit de atención con hiperactividad, de acuerdo conestimaciones conservadoras, afecta a entre el 3 y 6% de losniños en edad escolar,aunque evidencias recientes sugierenque la prevalencia podría alcanzar el 17%
7
.La incidencia de autismo puede alcanzar el 2 por cada1.000 niños
8
enalgunas comunidades, y la tendencia es a in-crementarse
9
.Cerca del 1% de todos los niños sufren retraso mental
10
.Estas cifras sugieren un problema de proporciones epidé-micas. La carga que estos trastornos suponen en los niñosafectados, familias y comunidades es enorme: dificultadeseconómicas, emocionales, incremento de suicidio, abuso desustancias, desempleo y dificultades académicas.Surgen una variedad de explicaciones en respuesta a estastendencias. Podrían ser producto de una mejor detección y re-gistro, aumento en la comunicación de los casos, o resultadode una demanda de una sociedad tecnológicamente más avan-zada que intenta adelantar habilidades más complejas a eda-des más tempranas. A pesar de que hay pocas dudas acercade las influencias genéticas en las enfermedades y desórde-nes neurológicos, para una vasta mayoría de ellos no existeevidencia de que los factores genéticos sean la causa predo-minante; no obstante, tenemos la certeza de que complejasinteracciones entre factores genéticos y ambientales tienenun rol extremadamente importante.Nuestros niños viven hoy en un mundo probablemente muydistinto al que nosotros hubiésemos deseado. Más de 100.000sustancias químicas se encuentran actualmente en el circuitocomercial
11
.La mayoría de ellas comparten nuestro mundodesde la Segunda Guerra Mundial, y lo que es más importan-te, cada año se incorporan de 2.000 a 3.000 nuevas sustan-cias. El grado en que estas exposiciones interrumpen el desa-rrollo humano y la vida silvestre es un tema de considerableimportancia y preocupación. En la tabla 1 se exponen las prin-cipales sustancias neurotóxicas
12
.La información detallada so-bre el potencial neurotóxico de la mayoría de estas sustanciases desconocida, y está virtualmente ausente. Para las escasassustancias con datos de neurotoxicidad (<0,4% del total), seemplean tests animales para predecir los riesgos de exposiciónhumana
13
(figura 1). Además, para la mayoría de sustanciasquímicas, incluyendo los resultados en animales, no dispone-mos de datos de exposición a mezclas de compuestos que ca-racterizan los sinergismos e interacciones del mundo real.Debido a todas estas limitaciones, comprender las causasde una deficiencia neurológica de un niño concreto es ex-traordinariamente difícil. Esto sucede cuando la mayoría delas investigaciones que identifican los factores de riesgo, co-mo por ejemplo niveles elevados de plomo, se basan en estu-dios epidemiológicos más que en estudios individuales. Sinembargo, podemos concluir con certeza que, en una poblacióndada, la exposición durante el desarrollo a niveles altos deplomo dañará las funciones cognitivas y la conducta, pero nun-ca podremos definir el grado de afectación neurológica en unniño determinado por exposición a plomo. Esto se debe a quetanto la función cognitiva como el comportamiento son el re-sultado de complejas interacciones entre factores genéticos ymedioambientales (físicos, químicos, biológicos y sociales).
(Acta Pediatr Esp. 2005; 63: 140-149) 
141
8
 
Debemos aprender de la información disponible de carácterpoblacional, prevenir exposiciones a neurotóxicos siempre quesea posible, y aceptar los límites de nuestra capacidad paraasignar causas a individuos. Los pediatras no podemos igno-rar las evidencias de la influencia de los neurotóxicos quími-cos en la epidemia de problemas del neurodesarrollo en la in-fancia. Tenemos el deber moral y científico de velar,cuidar ytutelar la salud de los niños y adoptar medidas preventivas so-bre las exposiciones ambientales de riesgo en cada una denuestras consultas. Somos los profesionales sanitarios «cen-tinelas» y vigilantes ante las agresiones ambientales de la in-fancia.
Desarrollo del sistema nervioso
El desarrollo del SN
14-16
comienza en las primeras semanas degestación y consiste en una serie de procesos que ocurren conuna secuencia predeterminada y dependen uno del otro, por loque la interferencia en uno de ellos puede también afectar alas fases posteriores. Esto explicaría la importancia del perio-do y duración
(timing) 
de exposición en la organogénesis e his-togénesis cerebral y que se puede expresar con lesiones mástardías, incluso de la vida adulta
14, 15
.Una vez que las neuronas alcanzan sus destinos, forman si-napsis y crean complejos circuitos interconectados que sonmodulados y consolidados por los mecanismos de apoptosisneuronal. Esta actividad continúa a lo largo de la infancia y laadolescencia. La secuencia de desarrollo es diferente para ca-daregión del SN y está genéticamente programada. Incluyelas siguientes fases: división-proliferación, migración, dife-renciación, sinaptogénesis, apoptosis y mielinización. Di-versos estudios realizados con algunos neurotóxicos reve-lan múltiples mecanismos para afectar el desarrollo normaldel sistema nervioso fetal: alteraciones en los niveles deneurotransmisores u otros compuestos neurotróficos, y da-
Neurotóxicos medioambientales (I). Pesticidas: efectos adversos en el sistema nervioso fetal y posnatal.
J.A.Ortega, et al.
142
9
Principales sustancias neurotóxicas
AcetonaB-CloroprenoSales de oroResinas de plimetacrilatoAcetonitriloÓxidos de cromoHexanoSubproductos de la combustiónAcrilamidaCresol2,5-Hexanediona1-PropanolAdriamicinaCiclohexanonaPlomo y productos con plomoPropilenglicolHidrocarburos alifáticosAlcohol diacetonaIsoforanoPiretroidesAlkanosO-diclorobencenoGrasas al litioRicinoPolímeros de alquilestirenoDiclorodifluorometanoManganesoSelenioAluminio1,2-DicloroetanoMercurio y compuestos con mercurioLacaAmonioDiclorometanoMetanolEstirenoAcetato N-amiloDiclorotetrafluoroetanoNitrito de metiloTabacoAnilinaDiciclopentadieno1-metil-4-fenil-1,2,3,6- TetracloroetilenoSulfuro de antimonioDiclorodifeniltricloroetano (DDT)tetrahidropiridina (MPTP)ToluenoHidrocarburos aromáticosDimetilaminonitrilo1-nitrofenil-3-3(-3-piridilmetil) ureaTriclorobencenoBencenoDinitrobencenoÓxidos nitrososTriclorofluorometanoButanolDifenilamina6-OH-dopaminaTricloroetilenoButilacetato TintesOrganofosforadosTricresilfosfatoCadmioErgotaminaOubainTriethylin; trimethytinMonóxido de carbonoEtanolOzoceritaÓxidosdetungstenoTetracloruro de carbonoAcetato etílicoPoliclorobifenilos (PCB)TrementinaClordaneEtilenglicolDestilados del petróleoVincristinaHidrocarburos cloradosAminoácidos excitadoresAceite de pinoCloruro de viniloClorobencenoFormaldehídoPolibromados (PBDE)XilenoGlicerol
       T       A       B       L       A      1
0102030405060708090100<10% Test «completo».No incluye el cribado sobrelos efectos del cerebro endesarrolloPorcentaje de productos evaluados Toxicidad agudaCiclo ambientalEcotoxicidadMutagénico Toxicidad crónica Toxicidad reproductivaCribado completoDatos sobre el riesgo de los 3.000 productos químicoscon producción >1 millón de kilos/año en EE.UU. y la UE
Figura 1.
Cribado toxicológico. Sólo el 0,4% de las sustancias producidas en mayor cantidad están evaluadas sobre los riesgos toxicológicos en el cerebro en desarrollo 
21

Activity (3)

You've already reviewed this. Edit your review.
1 thousand reads
1 hundred reads

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->